Muffins de leche condensada y chocolate blanco con moras

Ingredientes:


* 370 gramos de leche condensada

* 50 gramos de mantequilla

* 75 gramos de chocolate blanco

* 4 huevos

* Un sobre completo de gaseosillas (los dos sobres, el blanco y el azul)

* 250 gramos de harina para repostería (creo que con 200 quedarán más húmedos)

* 50 gramos de perlas de chocolate blanco (o chocolate blanco en trozos)

* 150 gramos de moras 


Elaboración:


1. En un bol apto para el microondas ponemos la mantequilla y la derretimos en el microondas. 


2. Le añadimos el chocolate blanco troceado, removemos y volvemos a meter en el microondas en tandas de 10 segundos hasta que esté derretido. Hacedlo en tandas cortas porque el chocolate se quema facilmente en el microondas.


Movedlo en cada tanda porque igual no hace falta meterlo en el microondas más y se acaba de derretir con el calor de la mantequilla.


Yo he necesitado 20 segundos nada más, pero depende de cada microondas.


3. En un bol amplio ponemos la leche condensada y vamos añadiendo los huevos de uno en uno. No incoporamos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado o parecerá que la masa se corta y costará un montón que quede homogénea.


4. Añadimos la mantequilla con el chocolate blanco y mezclamos hasta integrar.


5. Ponemos el sobre de gaseosillas y mezclamos (veremos que la masa esponja)


6. Por último incorporamos la harina y batimos lo justo para que la masa quede lisa y sin grumos. Como son muffins no queremos añadir aire a la masa.


7. Tapamos el bol y lo dejamos en el frigorífico al menos una hora. Este paso nos vendrá muy bien para que tengan un bonito copete. Si no podemos horneamos directamente que no pasa nada.


8. En un bol ponemos las moras y añadimos una cucharadita de harina. Removemos para que queden bien enharinadas y que no se vayan al fondo de cada muffin. Yo he usado moras congeladas, sin descongelar previamente, ya que se destrozarían al mezclarlas. Es un truco que aprendí de mi amiga Maribel del blog Bruni´s boulangerie.


9. Añadimos las moras y las gotas de chocolate a la masa y con ayuda de una espátula repartimos bien.


10. En nuestra bandeja para muffins ponemos las cápsulas que hayamos elegido. A mí me gusta usar la bandeja aunque las cápsulas sean rígidas.


11. Con ayuda de una cuchara para helados llenamos nuestras cápsulas sin llegar hasta el borde.


12. Introducimos en el horno previamente calentado a 210º C y horneamos durante diez minutos. Pasado este tiempo bajamos la temperatura a 180º C y seguimos horneando hasta que la masa esté cuajada. Lo comprobamos pinchando con un palillo de madera en el centro.


Los míos tardaron unos 25 minutos en estar listos pero dependerá del tamaño de las cápsulas elegidas.


13. Cuando estén horneados dejamos reposar dentro del horno unos minutos con la puerta entreabierta evitando así que el copete se pueda bajar.


14. Sacamos la bandeja y desmoldamos los muffins dejando sobre una rejilla para que se enfríen por completo!


ą
Cuca Perez,
16 may. 2017 9:44
Comments