Melancolía delirante. Según H. Ey

Tema I. Psicoaptología y fenomenología de la Melancolía.

 

volver a página principal

la MELANCOLÍA DELIRANTE. 

 

    Henry Ey, P.Bernad-CH.Brisset. Tratado de psiquiatria. 8ª ed. Ed. Toray. Masson. 1.978.

    Seglas (J.). Délire de négation. Masson ed., París, 1.897.

    Seglas (J.). Leçons cliniques sur les maladies mentales et nervroses. Asselin et Houzeau ed., París.

 

     ¿cómo describir fenomenologicamente el delirio depresivo?.

            Recurrimos a los clásicos.

            veamos las Ideas delirantes melancólicas, según Seglas.

 

    a) una tonalidad afectiva penosa.

    b) son monótonas y repetitivas.

    c) pobres en contenido ideico, y ricas en contenido emotivo y afectivo.

    d) pasivas, aceptadas con inercia o desespero,

“desgracia como una abrumadora fatalidad”

    e) son divergentes o centrífugas, se extienden al ambiente y a los que le rodean.

    f) delirios referidos al pasado (remordimientos, recriminación), o al futuro (“desgracias venideras”).

 

 

            Experiencias delirantes de la angustia melancólica.

            El enfermo melancólico vive una angustia tormentosa: 

            “el médico que visita al enfermo es tenido por un juez o un policía”

            “las voces del cuarto vecino son alusiones a su culpabilidad”.

 

            Las ilusiones son muy frecuentes, las alucinaciones “verdaderas” son escasas.

 

 

Los temas delirantes en la melancolía. 

a)      Ideas de culpabilidad: Ideas de “falta”, de “mancha”, de “pecado”.

Sentimiento de indignidad, remordimiento, (autoacusación).

La espera de un castigo (ideas de expiación, de condenación).

 

b)     Ideas de desgracia, de ruina: un infortunio, una fatalidad. 

    La ruina económica, la muerte de un familiar, una sequía, un terremoto, un incendio, ...,

c)     Ideas hipocondríacas, de trasformación y de negación corporal: alteración y degradación del cuerpo. 

   “los intestinos destruidos, el corazón helado, el cerebro licuado, o atrofiado”.


d)     Ideas de influencia, de dominación y de posesión: “demonopatía” y “zoopatía”.

 

e)     Ideas de negación: (la culminación de lo anterior): la negación del mundo, del cuerpo, de la vida o de la muerte.

El síndrome de Cotard (de  negación, de condenación y de inmortalidad).