La Manía.

Según Guislain y nuestro Giné y Partagas


Tema II. Psicoaptología y fenomenología de los trastornos afectivos: La Manía.

 

volver a página principal

Según Giné y Partagas:

Tratado teórico-práctico de Freno-patología”. Madrid. 1.876.

            Capítulo XXI: Estudio de las formas de alineación mental.

-Orden 1º: LOCURAS.

Características del grupo:

Estado emocional dominante. Sin decadencia ni pérdida de facultades mentales.

Exageración, depresión o desorden frenopático,  curable, mientras no haya demencia, ni lesiones vasculares o cerebrales.

-Géneros: 1º La manía, 2º la melancolía, 3º Monomanía, 4º Éxtasis y 5º locuras patogénicas.

 

                       La Manía:

Vesania,...Sobrexcitación de todas las facultades psíquicas, pudiendo predominar las intelectuales, las afectivas o las “volitivas”.


Sinonimia: La Manía –del griego- furor o cólera, o de luna, o de yo deliro,

hiperfrenia de Guislain,

hiperkinesis de Bergmann,

vecordia maníaca, insania universal o polimanía.

 

Etiología: frecuente. 1/5 parte de la población manicomios.

 

            -Primavera y verano estaciones más propicias, los fuertes fríos de Diciembre y Enero influencia comparable a la de los ardores caniculares.

            -Juventud y virilidad  -de 20 a 35 años- Rara antes de los 20, disminuye de los 35 a 50.

            -Sexo: Medio rural, más hombres. Lo contrario en grandes centros urbanos. (cita a Esquirol y Calmeil, y estadísticas de Charenton. Los datos de Marcé en la Bicetre y Salitreria (orates del Sena). (a raiz de Ý PGP, Ý más hombres que en época Esquirol).

 

-Influjo hereditario: predisposición individual. (cita a Grainger Aeward, 51/100 herencia).

-Vicios de conformación del cráneo, enf. constitucionales.

-La histeria, la epilepsia y corea.

- Enf. hígado y digestivo, vermes pulmón y corazón: manías deuteropáticas.

 

-Profesiones: militares (intemperancias en paz, privaciones en guerra)

-Grandes ciudades: libertinaje y excesos venéreos, alcohol y pasiones más vivas.

-Un trabajo mental hasta la fatiga del cerebro:

-Más influjo por las penas, pasiones contrariadas, orgullo, ambición, exaltación mística, decepciones, quebrantos de fortuna,...,emociones de índole afectiva.

-Sacudidas políticas, revoluciones y calamidades públicas, no aumento, sino tinte delirante específico.

-Traumatismos craneales, insolaciones (soldados y labradores).

-La menstruación, más el embarazo y puerperio.

(Marcé, 44 casos de locura puerperal, 29 manías).

 

 

Disfrutemos de este excelente texto.

¿por qué leer los clásicos en psiquiatría?.

 

Sintomatología:  (La manía Según Giné y Partagas)

 

-puede estallar súbitamente, y sin antecedentes sintomatológicos.

-período prodrómico:

 

-Fenómenos precursores remotos en infancia (niños coléricos, veleidosos, mudables)

-Adolescentes con viveza y travesura de ingenio, sin retentiva.

Explicación fisiológica:  Alt. en tálamo óptico) (Alt. asociación ideas, sin orden) (anomalías funcionales) y congestiones fisiológicas del cerebro, hiperemias, cerebros ruborizables,: cefalalgias, ensueños, travesuras, inaplicación, inconstancia, y falta de aprovechamiento).

 

-La anamnesis, síntomas depresivos (tristeza, abatimiento físico y moral, pensamientos siniestros, con pérdida apetito, saburra, dispepsia, estreñimiento).

-Aplanamiento funcional,.., expansión, agitación: invasión y período de ascenso de la manía.

 

-Deseos impulsivos de moverse, andando, agitado, rompiendo.

-La sensibilidad (antes estupor), ahora: excitabilidad extrema: la vista, colores,  los sonidos, lo táctil, un dolor, una impresión gestual: actividad inusitada.

-Las ideas sobreabundan: proliferan en tumulto, sin hilación lógica, recuerdos vivos, actuales y objetivos (reminiscencias).

 

-Alucinaciones o ilusiones en uno o varios sentidos.

-La atención inestable, insostenible, de una impresión a otra.

-La imaginación, rica en materiales, bríos insólitos: entendimientos prosaicos se elevan súbitamente a las elevadas cumbres de la poesía.

-Concebir proyectos, trazar planes, hacer prodigiosos inventos y resolver problemas hasta el presente vedados a los humanos cálculos.

-Si es libre de acciones: gasta capital, compras ruinosas, compromisos y contratos que vuelcan su fortuna.

 

 

Sintomatología:  (La manía Según Giné y Partagas)

(sigue)

-Conversación: flujo de palabras, habla sólo, vocifera, grita o insulta, su fantasía le crea uno o más interlocutores. Superabundancia, exaltación y extravagancia de conceptos.

 

-En otros casos: pseudo-incoherencia

(los aparatos silogísticos no pueden expresar tal acumulo de ideas.

-La locuacidad homogénea e incoherente, es un síntoma característico de las manías. (múltiple y viva excitación de las células intelectuales).

 

 

-Fisonomía animada, mímica, fonética, vigor, agilidad, extrema fuerza muscular.(endeblez de carnes) (corrientes centrípetas, de circunvalación cerebrales a cuerpos estriados).

-Voz ronca, locuacidad, vociferación.

-Irritación funcional de centros motores, automatismo peligroso (no sólo explicable por la hiperestesia intelectual).

 

-Sobreexcitación del sentido genésico: más común en la mujer. La vista de un hombre, el ruido de sus pasos, su voz, dan lugar a paroxismos eróticos, acciones y palabras obscenas, impropias del sujeto.

-Furor erótico que lleva al onanismo desenfrenado, de funestas consecuencias. (pag 237).

-Excitación vida vegetativa: pulso, temperatura, sequedad y después sudoración profusa,  fetidez (Hedor de ratones de Guislain)

 

 

-El furor, según Marcé, más o menos pasajero, un episodio aislado.

(Provocado por palabra dura, una amenaza, (muy asociado a las alucinaciones).

Tto: La dulzura, la quietud, cierta libertad, junto con privación de estímulos y aislamiento, preservan al paciente de los arrebatos del delirio.

El frenópata debe reconocer los signos premonitorios del furor maniacocita de Calmeil pag. 364).

 

Sintomatología:  (La manía Según Giné y Partagas)

(sigue)

 

-Segundo período o de estado: duración variable.

Característico: enflaquecimiento, depresión del semblante, remisiones y exacerbaciones según: impresiones físicas (calor, frío muy intensos) y morales: la reclusión, las ataduras, la contrariedad. (más en períodos menstruales).

 

Tercer período o de declinación de la manía: cuatro maneras diferentes.

a). Intervalos lúcidos, recobra la razón, más largos y más cabales progresivamente.

b). Gradual rebaja de agitación e incoherencia de ideas

c). Nueva aparición del orden y lógica en conceptos, persistiendo sobrexcitación intelectual hasta la convalecencia.

d). Por la reaparición de la calma, persistiendo aun, por tiempo, la incoherencia de ideas.

 

 

Convalecencia:

 Poseído de la noción de su estado actual, y del anterior, fatiga y quebrantamiento general, reaparecen las neuralgias, las jaquecas.

 

Marcha: tres tipos:

a). Continuo:

b). Remitente: alternativas más o menos acentuadas de calma y exacerbación.

c) La manía intermitente: intervalos lúcidos completos y con accesos con o sin orden cronológico. Tipos: cada 2 o tres días (calenturas palúdicas), semanales, mensuales, trimestrales, anuales, bienales, etc,. Determinación espontánea, estacional, o por emociones, trastornos orgánicos. Terminación súbita, y sin fenómenos críticos, perfecta lucidez intelectual.

 

Terminaciones:

-Por curación: restableciéndose la razón

-Tránsito al estado crónico: prolongación indefinida del período de estado. Manía crónica, pocas curaciones, estado de demencia. (pag. 202).

-Transformación de la manía en melancolía: locura de doble forma o circular.

-Transformación en monomanía o manía parcial: delirio circunscrito a un determinado orden de ideas, sin exaltación frénica.

-Por la muerte: raro. Agotamiento nervioso en grandes maníacos, flegmasia pulmonar o intestinal.

 

 

Sintomatología: (La manía Según Giné y Partagas)

(sigue)

 

Diagnóstico:  Diag. dif con otras vesanias como la melancolía, la monomanía y la demencia.

En la manía:

-Hábito exterior: arrogancia, excitación, agitación, vigor.

-Voz alta, sonora o ronca. Habla mucho, lenguaje atrevido, o grita, blasfema, aúlla, etc.

-Intensidad en las voliciones: huir, comprar, repudiar, derribar la casa, etc.

-Propende a acusar, dice que le persiguen, que le quieren matar, etc.

 

-Culpa a los demás, sin remordimientos.

-Lenguaje: pronombre “YO”, en sentido enfático y de aprobación.

-Anda con paso firme y cabeza erguida.

-Si le amenazan acepta el reto, se defiende, lucha y resiste con fuerza.

-Es crédulo, pero olvidadizo.

 

-Funciones orgánicas: digestión, circulación y respiración: excitación.

Apetito exigente, pecho dilatado con amplitud y pulso vigoroso.

Sudoración. Deposiciones albinas frecuentes.

-Explicación fisio-patológica: proceso hiperémico.

 

 

 

En la melancolía:

-Temor, recelo, arrepentimiento, debilidad, vacilación, humildad etc.

-Voz baja, inaudible, o mutismo.

-Parco, luctuoso, quejumbroso.

-Voluntad: abulia, sin fuerza para querer.

 

-Se acusa a sí mismo, hablan, aluden de una falta, de un error que cometió, un pecado, un crimen, se culpa y se arrepiente.

-Sólo habla de sí mismo para acusarse y culpabilizarse.

-Anda vacilando, busca soledad, rehuye provocaciones, nunca toma la ofensiva. 

-No discute la opinión de otros, pero no da  asentimiento sino a su propio delirio.

 

Funciones orgánicas

-Anoretico, respiración corta, rara y ansiosa, pulso débil y frecuente, temperatura baja.

 -Piel seca, estreñimiento, secreciones escasas, salvo orina abundante (defecto salino).

 

 

 

La manía Según Giné y Partagas

Especies o formas de la manía. Cuadro nosológico:

 

-Fenomenología de los diferentes tipos frenopáticos de la sobrexcitación frénica.

 

-Según marcha e intensidad de los síntomas.

-La naturaleza del delirio

-El tipo de delirio

-Su etiología.

 

 

-La manía simple, franca, primitiva o idiopática.

-Manía intelectual.

-Manía exaltada.

-Manía incoherente.

 

 

-La manía mixta, híbrida o constitucional.

-La manía razonadora. Manía sin delirio de Pinel

Según Compagne; tres tipos:

            -el orgulloso: orgullosos, irritables, pendencieros, gran autoestima.

            -el egoísta: ariscos, exigentes, intolerantes, susceptibles sin igual.

            -el envidioso: (Dr. Linas). 

 

 

-La manía impulsiva.

-Las manías sintomáticas o locuras patogénicas. (Secundarias).

 

 

La manía Según Giné y Partagas

Tratamiento: Indicaciones.

 

  1. Afianzar la seguridad del enfermo, para que no pueda inferirse daño ni causarlo a otros.
  2. Rodearle de condiciones de calma y tranquilidad, que moderen su exaltación frénica.
  3. Dirigir la hiperemia cerebral hacia intestino o tegumentos.

Eméticos, purgantes, baños fríos y calientes.

Moderadas emisiones sanguíneas locales, raramente generales.

  1. Calmar la sobre-excitación del sistema nervioso mediante hipnóticos y neurasténicos.
  2. En la enfermedad adelantada, excitar la actividad funcional de la inteligencia, de la sensibilidad moral y sistema muscular.

 

  1. Atender a los aparatos de la vida trófica.
  2. No olvidar las causas de las enfermedades.
  3. No olvidar que la naturaleza, por sí sola, frecuentemente, basta para curar la manía.

 

 

 

Plan terapéutico para la manía.

-El aislamiento y la secuestración.

(Ver: F. Leuret. El tratamiento moral de la locura.1.840)

-Tratamiento precoz, al inicio de la fase.

-Precaver al enfermo contra el posible daño en la agitación y exaltación:

 

-Sustraerle al trato social, que renazca la tranquilidad y la calma.

-Habitación: Largas horas al aire libre, espacioso, en  libertad.

-Si delirio de acción muy violento, medidas de sujeción:

Si agitación  excesiva y una amenaza (para él y los otros), sujeción física (cinturón con guanteletes, camisa de fuerza o las trabas), y reclusión celular en cuarto acolchado.

-Baños tibios, paños mojados o irrigación continua en cabeza.

-Duchas frías, más bien un efecto moral que una acción física.

(Efecto moral, como medio de represión, causar una sorpresa, una impresión de terror.)

 

La hidroterapia. (Ejemplo de Clínica Nueva Belén, y asilo de San Atanasio).

Sangría general. Rarísimas ocasiones, en la forma congestiva y con pulso pleno.

Emisiones locales derivativas: en ano, vulva, maléolos.

Los revulsivos cutáneos, para formas crónicas y de demencia. (cita Dr. Linas).

El más utilizado, el vejigatorio en la nuca.

 

 

La manía Según Giné y Partagas

Tratamientos farmacológicos:

 

Los eméticos y purgantes: El áloes, la escamonea, la goma gutta, la podolina, etc.

El opio: Foville y Legrand du Sale, a dosis altas y tóxicas. Muy indicado en el alcoholismo.

La morfina: Según Guislain. Método hipodérmico. (cita a Krafft-Elwing, asilo de Ilaneau)

 

Clorhidrato de papaverina. (cita a Leidesorf, Austria).

La digital. En tintura, 1 o 2 grs/día.

El arsénico, muy útil (ver pag 277). Dr. Lisle.

 

Los bromuros de potasio y de  alcanfor. Si predomina el eretismo y manía epiléptica.

El ciano-bromuro de amoniaco. (pag 277). Bastante eficaz.

Hidrato de cloral. 2-6 mrsd/día. Excelente sedante del delirio maníaco. Acción breve.

El sulfato de quinina. En la manía intermitente, excelente resultados.

 

 

 

El tratamiento moral.

(Ver: F. Leuret. El tratamiento moral de la locura.1.840. Ed. AEN. 2.001.)

 

            -En la fase de agitación y excitación intelectual: inútiles los razonamientos y los consejos.

            -La intimidación puede surtir excelentes resultados. Con mucha prudencia y especial tino.

 

-Llevar a cavo la represión sin manifestar saña, ni crueldad, ni aspereza.

-Hacer sentir el peso de la autoridad (como un juez).

            -Restablecida la calma: el enfermo debe pasar a la sección de tranquilos.

 

Momento de obrar con la terapia moral, “de estimularle en el trabajo, de prodigarle todo género de consuelos, haciéndole entrever un porvenir de bienandanza y de satisfacciones.

 

 

Apéndice:

Formas clínica de exaltación maniforme, asociadas al trastorno control impulsos, patología impulsiva, descritas siguiendo la obra de Guislain.

 

 

  A) Las  Monomanías impulsivas:   NOSOLÓGICA DE LA AGRESIVIDAD  Y CONTROL IMPULSOS.

Concepto de “monomanía impulsiva o instintiva” definida – según Gine y Partagas-  como: “una locura de forma paroxística, cuyo síntoma predominante es una idea fija, que impele al enfermo, a pesar suyo, a obrar o hablar en contra de los que prescribe la moral, o a cometer actos extravagantes, nocivos, de violencia o crueldad, conservando el discernimiento y la conciencia de lo que hace”.

Se cita la obra de Pedro Mata sobre Medicina legal y su Tratado sobre la libertad moral.

 Las variedades de la “monomanía instintiva” son:

       -Monomanía impulsiva homicida.

       -Monomanía impulsiva suicida.

       -Monomanía impulsiva de la borrachez o dipsomanía.

       -Monomanía incendiaria o piromanía.

       -Kleptomanía o monomanía del robo.

 

 

B) Patología de la voluntad: locuras instintivas, Giné y Partagas

 “abulia, hiperbulia y heteroabulias o caprichos frenopáticos”

delirios de acción: las “locuras instintivas” y los “impulsos irresistibles”

(delirio de las ideas vs. delirio de los actos).

 

Según las Lecciones de Guislain, se describen los tipos donde se revela el impulso instintivo.

 

1º. Los mordedores: “Desgarran con los dientes los vestidos,.... Raro como síntoma aislado”. Acompaña a la manía y melancolía. (en ropas ajenas).

2º. Los deshilachadores y cortadores. Convertir en hilas los vestidos. “Con tijeras, todo lo cortan y recortan”. Síntoma transitorio de la manía, melancolía, el delirio y demencia.

3º. Los mutiladores. Autolesiones (quemaduras, amputaciones, golpes,...) o heteroagresiones: “impulso irresistible a mutilar seres vivos, animales,...”

4º. Los suicidas. Cuatro formas nosográficas:

         a).el suicidio franco: “impulsión irresistible y ciega a matarse”

         b).monomanía suicida: acto secundario a un “acceso de cólera”.

         c).melancolía suicida: causado por “tristeza y penas morbosas”.

         d).delirio con suicidio: secundario a ideas delirantes, sin instinto suicida primario.

5º . Los homicidas:

         -unos, dominados por el delirio y en la hiperfrenia más exaltada.

         -otros se mantienen tranquilos en indiferentes antes y después del homicidio.

         -otros, matan obedeciendo una voz imperativa. Para cumplir un destino providencial.

6º. Los necrófilos. “Desenterrar, mutilar y de mil maneras profanar cadáveres”. Más frecuente de lo que se cree. (cita a Guislain).

7º. Los incendiarios y pirómanos. “Irresistible deseo de incendiar”. “ Raras veces se presenta de forma aislada o como alineación parcial.”

8º. Los contradictores y desobedientes. “locura de oposición”. Describe conductas de negación y oposición típicas.

9º. Los locos mudos. Mutismo frenopático. “precedido de un período de incubación melancólica y puede ser seguido de una manía de oposición”.

“por obstinación, no habla por que no quiere”.

 Distinguirlo del mutismo del estupor melancólico, de los “estáticos” (equivalente catatónico), del mutismo febril (fiebre tifoidea).

 

10º. Los ayunadores: sitofobia frenopática, variedad de manía de oposición. Alternancia de sitofobia con voracidad. Frecuente evolución mortal. Frecuente hidrofobia.

11º. La escatofagia. (Coprofagía). Ingesta y manipulación de excrementos. Alt. del olfato y gusto. Propio de demencia y manía crónica, mal pronóstico.

12º. Los mamarracheros. “llenan las paredes del asilo de figuras grotescas e inscripciones extravagantes”. (cita caso clínico).

13.º Los cleptómanos. “Apoderarse de lo ajeno, no para poseerlo y usarlo, sino por mero capricho”. No confundir con la manía del robo secundaria a ideas delirantes. “No en melancólicos ni estáticos”.

14º. Los colectores. “Aficionados a recoger cualquier objeto por vulgar que sea” (sin aparente motivo). Y los “maniacos coleccionadores”  que clasifican ordenadamente los objetos que recogen atribuyéndoles gran valor.

15º. Los escarbadores o talpomaniacos. Escarbar la tierra y practicas hoyos. (¿Pica?).

16º. Los habladores: comprende a los oradores, declamadores, los dialoguistas y los monologuistas.  (cita de Fowille).

17º. Chilladores, ladradores, mayadores. Vocingleria frenopatía  que acompaña a la zoantropíaFormas epidémicas antiguas  y manía crónica.

18º. Los gesticuladores. Dominados por un automatismo fantástico: muecas, gestos y carantoñas. ¿Inicio de la demencia?.

.

En este grupo de pacientes, encontramos la los “maniacos” del siglo XIX, y XX.

¡ya no se hacen clasificaciones así¡

¡¡esto es psicopatología clásica¡. ¡¡ no superada en nuestros paupérrimos y anodinos, simples, “planos”, y banales textos de psicopatología actual.¡¡

 

¿Por qué leer a los clásicos en psiquiatría?.