TERMINOLOGÍA BÁSICA
DE LA ESTRUCTURA
DE LA MÚSICA 
SWING

A medida que hemos ido reflexionando sobre la interpretación de la música y la musicalidad nos hemos encontrado con la necesidad de nombrar y definir algunos elementos de la música que bailamos. Cuando hemos buscado información sobre la terminología nos hemos dado cuenta de que hay una cierta confusión, que no hay un amplio consenso en este terreno. Incluso nos hemos dado cuenta de que los músicos llaman algunas cosas de manera diferente que los bailarines y, cuando hemos ido a preguntar a los expertos, tanto musicales como de lindy hop, no hemos podido obtener una respuesta unánime.

Esto nos ha llevado a tener que decidirnos por la que nos ha parecido la mejor nomenclatura, aunque somos conscientes de que no hemos sido capaces de resolver todas las dudas que teníamos.


Como denominamos cada componente?


1) El elemento básico es la pulsación; el latido de la música (beat, en inglés). Cada uno de los puntos del gráfico corresponden a un latido. Puedes profundizar en la identificación de la pulsación a partir de la propuesta que hacemos en este mismo web.

2) Los latidos se organizan en grupos. Cada uno de estos grups se denomina compás (bar, en inglés). En el caso de la música swing, los compases esán formados por 4 pulsaciones. 

3) Desde el punto de vista expresivo, 4 pulsaciones (un compás) es un espacio de tiempo demasiado corto para expresar ideas musicales. Por ello, la unidad básica en la música swing está compuesta de dos compases. Ya que esto representa ocho pulsaciones, le llamamos un ocho (eight count, en inglés). Así, un ocho está compuesto por ocho pulsaciones, que equivalen a dos compases.

4) Los ochos no contienen ideas musicales completas, con un inicio y un final. Necesitamos unos cuantos ochos para poder cerrar totalmente una idea básica. Este conjunto de ochos que forman una idea básica la llamamos frase. En inglés, aunque también se denomina phrase, tiene más aceptación denominar la idea musical completa como section. Pero, atendiendo que las canciones pueden tener seccione que nos son frases (por ejemplo la introducción o un interludio), pensamos que es mejor hablar de frases.
Por norma general (veremos más abajo como no siempre es así), en la música que bailamos, las frases están formadas por cuatro ochos, tal como muestra la figura adyacente. En este caso cada frase contiene 8 compases, que equivalen a 32 pulsaciones.

5) En una misma canción se suelen utilizar dos o más frases diferentes que se repetirán a lo largo de la canción en un orden determinado; a veces con pequeñas variaciones. En la música swing esta estructura de las diferentes frases, con su orden específico, le llamamos chorus.
La estructura más habitual de los chorus de la música que bailamos suele seguir el esquema AABA. Esto nos indica que esta pieza tiene dos tipos de frases, la A y la B (si deseas saber por qué las nombramos así visita ¿Qué es una sección?). Estas son claramente diferentes (con una melodía y una base armónica normalmente contrastada). Los músicos repiten primero dos veces la frase A, después tocan la B -que rompe la monotonía de la pieza- y terminan repitiendo nuevamente la frase A. En este caso, un chorus tiene 4 frases, que equivalen a 16 ochos, 32 compases o 128 pulsaciones.

Ya que un chorus todavía es demasiado poca música, las piezas casi siempre incluyen más de uno. Así, la estructura habitual de una canción de las que solemos bailar, que dura alrededor de tres minutos, suele estar formada por 3 o 4 chorus. Una posible organización de la pieza podría ser:
  • introducción
  • un primer chorus (arreglo original)
  • un segundo chorus (solos)
  • un tercer chorus (arreglo original)
  • final

Como puedes suponer, hay muchas variaciones posibles y podemos tener chorus de diferentes longitudes y tipos (por ejemplo ABABBB, ABAB...). Incluso pueden existir tres o más frases diferentes y formar estructuras tipo AABACAABA. Puedes escuchar un ejemplo y tratar de identificar la estructura AABBAACCD. Curiosamente esta pieza, como ocurre en otros, cada orquesta la interpreta a su manera y combina las distintas frases a su gusto. Así, si escuchas otras versiones seguramente seguirá un esquema diferente. 

La cosa se ​​complica, además, porque muchas piezas incorporan interludios entre los chorus para facilitar el enlace o reforzar alguna idea musical. Hay muy diferentes tipos y variaciones de interludios, pero normalmente consisten en uno o dos ochos en medio de las frases que sirven de enlace (por eso hay gente que también los llama secciones de enlace) o para diferenciar mejor un chorus de otro.



ATENCIÓN

A menudo la música que bailamos está basada en el blues. Es más, algunas músicas que bailamos y que consideramos swing, realmente, desde el punto de vista de su estructura, son blues (por ejemplo Alright, Okay, You Win, Route 66Going to ChicagoRoll Em Pete Hey! Ba Ba Re Bop). En este tipo de música la estructura es muy simple, con una progresión armónica también muy sencilla. La idea musical completa (el chorus) se suele expresar en tan solo 6 ochos (12 compases, que equivalen a 48 pulsaciones), que se repetirá las veces que haga falta. Al tratarse de 6 ochos nos podria parecer que estamos hablando de una primera frase y que, a continuación, se sucederán otras de distintas. Pero resulta que no hay más frases: estos 6 ochos expresan tota la idea musical (el chorus). Por ello lo tenemos que nombrar blues chorus. Dicho de otra forma, las ideas musicales completes (els chorus), en la estructura de bluessuelen expresarse en una sola frase y, por tanto, en estas piezas el chorus equivale a una frase.

De hecho, la estructura del blues chorus es tan estandarizada que muchas de las canciones que la siguen tienen una base armónica idéntica. Comienzan con una nota o un tono diferente, la letra cuenta otra historia pero los músicos tocan exactamente la misma progresión de acordes. Esto se puede ver muy bien en la canción Alright, Ok, You Win/Everyday I have the Blues, interpretada en directo por Barbara Morrison. Son dos canciones que tienen estructura de blues chorus y que las tocan pegadas, como si fueran una sola. La melodía es diferente, la letra también pero los músicos están tocando exactamente lo mismo todo el rato.

Al compararlo con el chorus de las otras formas musicales te puede generar cierta confusión. Pero si entiendes que un chorus no es un conjunto de frases sino la idea musical completa, el chorus será más largo (más frases tendrá) cuanto más larga sea la idea musical completa que se quiera expresar. Así el chorus tiene una longitud y estructura muy diferente en la estructura de blues (una única frase de 6 ochos) y en la mayoría de las otras canciones de música swing (que normalmente tienen 4 frases de 4 ochos cada una).


Mira, si quieres, estos vídeos donde hemos intentado señalar cada uno de los elementos que hemos nombrado hasta ahora.

La primera pieza sigue la forma AABA.




  • Ahora escucha, si quieres, esta otra pieza que está basada en la estructura de blues.




  • Te recordamos que estas dos no son las únicas estructuras posibles, sólo son las más habituales. Si deseas profundizar en las diferentes estructuras de la música swing, puedes visitar la sección Reconocer la estructura de una canción.

    Para poder llegar a conclusiones sobre cuál es la mejor forma de nombrar cada cosa, hemos consultado diferentes fuentes, incluso diferentes bailarines de todo el mundo. No siempre hemos encontrado un acuerdo completo en todas las cosas y, como consecuencia, hemos acabado adoptando la terminología que nos ha parecido más aceptada y más coherente. Es posible que tú lo llames de otra manera. Si este es el caso, nos gustará saber tu opinión.