SGE 21



La norma SGE 21, Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable, es una norma europea que establece los requisitos que debe cumplir una organización para integrar en su estrategia y gestión la Responsabilidad Social.

Forética, propietaria de la norma SGE 21, tiene su origen en un grupo de personas que se cuestionan de qué manera pueden poner en valor una cultura de empresa basada en la responsabilidad de todas las personas que la forman, frente al conjunto de la sociedad y el entorno. 

SGE 21 es una herramienta que pone a disposición de las organizaciones una sistemática enfocada a la integración voluntaria de sus preocupaciones sociales y medioambientales en las operaciones comerciales y en las relaciones con sus grupos de interés. Permite, de manera voluntaria, auditar procesos y alcanzar una certificación en Gestión Ética y Responsabilidad Social, siendo además la implantación de un sistema de gestión de la RSE según la SGE 21 perfectamente integrable con otros sistemas de gestión ya desarrollados en la organización.

Estructura

La norma está compuesta por seis capítulos. Los cinco primeros explican los antecedentes y los aspectos generales, siendo el capítulo seis el que desarrolla los requisitos certificables de la norma y en el que se basará la implantación como la auditoría del sistema de gestión.

El capítulo seis se desglosa a su vez en nueve áreas de gestión, que establecen los requisitos que debe cumplir la organización para ser considerada ética y socialmente responsable. A grandes rasgos podemos destacar:
  1. Alta DirecciónPretende impulsar el cambio organizativo mediante la elaboración de un plan de responsabilidad.
  2. Clientes. El objetivo es velar por la honestidad de la relación comercial y garantizar las características del producto o servicio, velando por la satisfacción del cliente y la incorporación de criterios de Responsabilidad Social.
  3. Proveedores. Considerar unos criterios de compras responsables de evaluación y selección de proveedores, así como fomentar buenas prácticas entre sus proveedores.
  4. Personas que integran la organización. Incorporar aspectos como la igualdad, conciliación, salud y seguridad laboral, formación, etc., de cara a lograr un entorno de trabajo de calidad que favorezca la motivación, la retención de talento y el bienestar de las personas.
  5. Entorno social. Conocer y evaluar los impactos positivos y negativos que la organización genera en su entorno social.
  6. Entorno ambiental. El compromiso de prevención de la contaminación y la gestión de los impactos ambientales asociados a la actividad son algunos de los ejemplos.
  7. Inversores. Buen gobierno y transparencia financiera de la organización.
  8. Competencia. Fomento de la competencia leal y el establecimiento de alianzas entre organizaciones competidoras.
  9. Administraciones Públicas. Creación de vías de colaboración entre la organización y la administración.

Áreas de gestión de la norma SGE 21

6.1. Alta Dirección
6.1.1. Cumplimiento de la legislación y normativa
6.1.2. Política de Gestión Ética y Responsabilidad Social
6.1.3. Código de Conducta
6.1.4. Comité de Gestión Ética y Responsabilidad Social
6.1.5. Responsable de Gestión Ética / Responsabilidad Social
6.1.6. Objetivos e indicadores
6.1.7. Diálogo con los grupos de interés
6.1.8. Seguridad de la información
6.1.9. Política anticorrupción
6.1.10. Seguimiento y evaluación
6.1.11. Revisión por la Dirección y mejora continua
6.1.12. Informe de Responsabilidad Social y comunicación
6.2. Clientes
6.2.1. Investigación, desarrollo e innovación responsable
6.2.2. Principios de calidad
6.2.3. Buenas prácticas en las relaciones comerciales
6.2.4. Seguridad del producto o servicio
6.2.5. Accesibilidad
6.2.6. Publicidad responsable
6.3. Proveedores
6.3.1. Compras responsables
6.3.2. Sistema de diagnóstico y evaluación
6.3.3. Fomento de buenas prácticas, medidas de apoyo y mejora
6.4. Personas que integran la organización
6.4.1. Derechos Humanos
6.4.2. Gestión de la diversidad
6.4.3. Igualdad de oportunidades y no discriminación
6.4.4. Conciliación de la vida personal, familiar y laboral
6.4.5. Seguridad y salud laboral
6.4.6. Descripción del puesto de trabajo
6.4.7. Formación y fomento de la empleabilidad
6.4.8. Seguimiento del clima laboral
6.4.9. Reestructuración responsable
6.4.10. Canal de resolución de conflictos
6.5. Entorno social
6.5.1. Evaluación y seguimiento de impactos
6.5.2. Transparencia con el entorno
6.5.3. Acción social
6.6. Entorno ambiental
6.6.1. Prevención de la contaminación y estrategia frente al cambio climático
6.6.2. Identificación de actividades e impactos
6.6.3. Programa de gestión ambiental
6.6.4. Plan de riesgos
6.6.5. Comunicación ambiental
6.7. Inversores
6.7.1. Buen Gobierno
6.7.2. Transparencia de la información
6.8. Competencia
6.8.1. Competencia leal
6.8.2. Cooperación y alianzas
6.9. Administraciones públicas
6.9.1. Colaboración con las Administraciones

Ventajas de SGE 21:

  • Flexibilidad adaptabilidad a las necesidades de cada organización, desde micro-pymes hasta multinacionales, de cualquier sector de actividad.
  • Aporta rigor a la gestión de la organización, incorporando los principios de la Responsabilidad Social de los actuales marcos de referencia.
  • Es fácilmente integrable con otros sistemas de gestión, como los sistemas de gestión de calidad, medio ambiente o prevención de riesgos laborales de la organización. SGE 21 participa del enfoque de ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001, etc., permitiendo auditorías conjuntas.
  • Obtención de indicadores, facilitando la generación de información para establecer indicadores de Responsabilidad Social del cuadro de mando integral de la organización, así como para la elaboración de memorias de sostenibilidad.
  • Concienciación y cambio organizacional, facilitando la incorporación de una cultura responsable en sus equipos y contribuyendo a la mejora de la reputación a nivel interno y externo como compañías responsables, innovadoras y sostenibles.
  • Generador de confianza, siendo reconocida por parte de las organizaciones que la utilizan y las instituciones que apoyan su difusión.
  • Contribuye a la credibilidad, al permitir una auditoría por tercera parte independiente, certificable, como una garantía ante las partes interesadas.

Implantación de SGE 21

Liderazgo

Aunque la incorporación de la RSE es voluntaria, debe partir de un compromiso real de la Alta Dirección para integrar las políticas en este ámbito, liderando un proceso de interiorización de la RSE en la organización e implicando a las personas y demás grupos de interés para la adopción de una cultura ética y socialmente responsable de manera transversal en su actividad y estructura corporativa. El éxito dependerá de la claridad en las directrices para orientar el camino hacia la excelencia empresarial, de la delegación de funciones, de la integración de los equipos de personas y del seguimiento a los resultados obtenidos. Por esta razón, la Alta Dirección debe supervisar múltiples elementos:
  • Cumplimiento de la legislación
  • Definición de una política de RSE
  • Desarrollo de un Código de Conducta
  • Creación y dinamización de un Comité de RSE
  • Designación de un responsable de RSE
  • Establecimiento de un Plan de RSE

Gestión

Los retos en materia de RSE a los que se enfrentan las sociedades actuales llevan a las organizaciones a demandar herramientas que les permitan asegurar un alineamiento entre la gestión y los valores de la organización. Ser capaces de atender estas demandas de la sociedad y el medio ambiente, en términos de creatividad e innovación y con eficacia implica ya a todo tipo de organizaciones. El desarrollo de un sistema de gestión que integre las variables económicas, sociales y ambientales de la actividad empresarial, permite dar respuesta a elementos como:
  • Ética y Buen Gobierno
  • Medio Ambiente
  • Comunidad
  • Lugar de trabajo
  • Mercado
Todo sistema de gestión está enfocado a la mejora continua, existiendo herramientas en la organización que la garantizan, como la realización de auditorías internas o el proceso de revisión del sistema por la dirección.

Comunicación

El papel de la comunicación en un sistema de RSE implica establecer un diálogo permanente y participativo entre la organización y sus grupos de interés, promocionando la gestión ética, la sensibilización acerca de la importancia de la RSE. Las organizaciones pueden poner en práctica esta comunicación a través de mecanismos como:
  • Desarrollo de una memoria/informe de RSE/sostenibilidad
  • Establecimiento de principios y prácticas de publicidad responsable
  • Mantenimiento de canales de comunicación con las comunidades
  • Comunicación y transparencia en los principales indicadores ambientales

Diálogo

El diálogo con los grupos de interés es un requisito para la gestión de la responsabilidad social que debe permear todos los procesos y las instancias de la organización. Para hacer frente a este reto, las organizaciones deben desarrollar un modelo de relación y diálogo con los grupos de interés.

Comunidad

La gestión ética y socialmente responsable significa que la organización es consciente de su afección a la comunidad de su entorno inmediato y establece mecanismos de comunicación para conocer y medir ese impacto, y tratar de reducirlo o compensarlo:
  • Evaluación y seguimiento de los impactos de la organización en el entorno en el que opera
  • Desarrollo de actividades de acción social

Mercado

Generar beneficio es la responsabilidad básica de cualquier organización para garantizar su existencia. La relación entre el desarrollo económico y la responsabilidad social de una organización es la razón por la cual las empresas deben realizar la búsqueda de su rentabilidad y crecimiento económico bajo un equilibrio entre el cumplimiento de sus obligaciones legales y su gestión ética empresarial.
  • Relación con los clientes
    • Desarrollo de proyectos de I+D+i responsable
    • Aseguramiento de la calidad en los procesos y productos/servicios
    • Establecimiento de buenas prácticas en las relaciones comerciales
    • Seguridad del producto o servicio
    • Garantizar la accesibilidad
  • Relación con los proveedores
    • Definición de unos criterios de compras responsables para la valoración de proveedores
    • Establecimiento de un sistema de homologación de proveedores
    • Contribución al fomento de las buenas prácticas de RSE en la cadena de sumistro
  • Relación con la competencia
    • Mantenimiento de actitudes de competencia leal
    • Fomento de la cooperación y alianzas para el desarrollo de la RSE
  • Relación con las administraciones públicas
    • Colaboración con las administraciones públicas para el fomento de la RSE

Lugar de trabajo

La gestión de las personas es una de las más delicadas de la organización. Las personas que integran la organización constituyen la vía más importante de información al entorno próximo acerca de la Gestión Ética y Socialmente Responsable que se viene desarrollando, al transmitir a proveedores, clientes y a sus relaciones en general, la confianza que proporciona el saberse integrado en una estructura que se gestiona éticamente. Elementos que la organización puede gestionar son:
  • Cumplimiento de los derechos humanos
  • Promoción de la igualdad de oportunidades y la no discriminación
  • Gestión de la diversidad
  • Establecimiento de políticas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar
  • Fomento de la salud y seguridad laboral
  • Desarrollo profesional y comunicación interna
  • Compatibilidad entre los objetivos de la organización y los de desarrollo individual y profesional de las personas.
  • Mantenimiento de planes de formación y fomento de la empleabilidad
  • Seguimiento del clima laboral
  • Definición de medidas de reestructuración responsable
  • Establecimiento de un canal de resolución de conflictos

Medio ambiente

Gestionar de manera responsable el impacto ambiental permitirá a las empresas contribuir al desarrollo sostenible local, mejorar su reputación frente a la sostenibilidad de sus acciones y mantener buenas relaciones con los grupos de interés que promuevan la conservación del medio ambiente.
  • Política de prevención de la contaminación
  • Desarrollo de estrategias contra al cambio climático
  • Identificación de las actividades e impactos ambientales
  • Desarrollo de un programa de gestión ambiental
  • Establecimiento de un plan de riesgos ambientales

Ética y buen gobierno

SGE 21 brinda herramientas a las tres dimensiones de la sostenibilidad (social, ambiental, económica) para facilitar su gestión:
  • Desarrollo y mantenimiento de una política anticorrupción
  • Cumplimiento de los principios de seguridad de la información
  • Definición de un Código de Buen Gobierno o Protocolo de Relaciones con Inversores
  • Transparencia de la información económica de la organización
Comments