La Puerta

 

"Para la entrada del atrio habrá una cortina de 20 codos, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de bordador. Tendrá cuatro columnas con cuatro bases.” (Ex. 27:16.)

“La cortina de la entrada al atrio fue obra de bordador, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido. Su longitud de 20 codos y su altura de cinco codos, igual que las cortinas del atrio.” (Ex. 38:18.)

en el centro del atrio delante del tabernáculo se encontraba la puerta al lado oriental, medía 20 codos de ancha por 5 de alta y aquí encontramos el primer significado para nuestros días:

 

Veinte es el resultado de la suma 10 + 10. El numero diez es de profundo significado para nosotros.

·         Numero mínimo de justos para salvar a Sodoma -Gn. 18:32

·         El mínimo grupo sobre el cual se ponía un juez –Ex. 18:21

·         Numero de mandamientos –Nm. 14:22

·         Numero de días en que Daniel fue probado –Dn. 1:12

·         Numero de minas que repartió el Señor entre sus siervos –Lc. 19 :13

La puerta en su anchura nos indica la gran justicia, misericordia y liberación que hay en Dios.

 

Cinco es el número que representa al ser humano.

  • “cinco de vosotros” –Lv 26:8
  • cinco vírgenes prudentes y cinco fatuas –Mt 25:2

la puerta en sus medidas nos expresa la gran justicia, misericordia y liberación de Dios y estas son para el hombre.

 

La puerta tenía cuatro columnas las cuales nos expresan la segunda verdad para nuestros días.

Cuatro es el número que representa al mundo, la tierra.

  • Isaías 43:5-6
  • Zacarías 4:6-7
  • Apocalipsis 7:1
  • Números 2

La justicia de Dios y su liberación son para todos los hombres en la tierra, para el no hay castas. “Las lecciones de Cristo establecen un fundamento para una religión en la que no hay castas: donde judíos y gentiles, libres y siervos están unidos en una hermandad común, iguales delante de Dios porque son todos ramas de la Vid viviente.  Creen en Cristo como su salvador personal” (Youth's Instructor, 16-8-1894).

 

Una columna es un Sostén, ayuda y apoyo, las cuatro representan los cuatro Evangelios los cuales sostienen, ayudan y apoyan la gran verdad de la justicia de Cristo; también representan la iglesia de Dios en toda la tierra (numero 4) “que es la iglesia del Dios vivo, columna y baluarte de la verdad.” (1 Tim 3:15 up.)

"Al que venza, lo haré columna en el Santuario de mi Dios, y nunca más saldrá fuera.  Escribiré sobre él el Nombre de mi Dios- el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo enviada por mi Dios-, y mi nuevo Nombre.” (Apoc. 3:6)

En el evangelio y en la iglesia fiel encontramos la puerta a Dios.

 

Las columnas forman tres espacios que nos indican una linda verdad.

Tres es el número de la divinidad, de la plenitud de Dios.

  • 1 Juan 5:7
  • Números 35:14-Salmo 90:1

Los espacios nos indican que en la salvación del hombre toda la divinidad está empeñada, eran tres.

 

El pecador solo podía entrar por el espacio del medio, lo que nos indica que la única entrada al cielo es Jesús. “Yo Soy la puerta.  El que entre por medio de mí, será salvo.  Entrará, saldrá, y hallará pastos.” (Juan 10:9)

 

Era una cortina cuyo material lo constituían el lino de colores blanco, azul, púrpura y carmesí dándonos a conocer la verdad del amor de Dios; cuando el pecador entraba lo primero que veía eran los colores de la puerta los cuales, representan el pecado “Entonces venid y razonemos —dice el Eterno—. Aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos. Aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” (Isaías 1:18); “La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, adornada de oro, piedras preciosas y perlas.  Y en su mano tenía una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación.” (Apoc. 17:4).

 

Pero al salir el pecador solo veía el color blanco de la puerta por el otro lado, que le indicaba que estaba perdonado.

El pecador entra contaminado (colores) y sale justificado (blanco).

 

Estaba al lado oriental del tabernáculo; el que desidia entrar debía darle la espalda al sol, entre los paganos el dios principal era el sol (Mitra, Aurora, Marduk, Baal, Ra, Osiris, Samas).

La verdad que aquí se sugiere es evidente y profunda. “En seguida me llevó al atrio interior del templo del Señor. Y a la entrada del Santuario del Eterno, entre la entrada y el altar, había unos 25 varones, de espaldas hacia el Santuario y sus rostros hacia el oriente, postrados adorando el sol.” (Eze. 8:16), la persona que desidia seguir a Dios debía darle la espalda al sol (dioses paganos) y la que no debía darle la espalda a Dios.

El pecador debe darle la espalda a los ídolos para alcanzar la justicia de Cristo.

 

Ahora estudiemos el Atrio

Ver El Atrio