El Altar de los sacrificios

 

Para presentarme ante la presencia de Dios
Muebles del atrio y el lugar santo

 

El altar de los sacrificios

"Harás también un altar cuadrado, de madera de acacia, de cinco codos de lado (2,25 mts), y de tres codos de altura.

"Le harás cuernos en sus cuatro esquinas, que serán parte del mismo altar. Y lo cubrirás de bronce.

"Le harás también ceniceros, paletas, tazones, garfios y braseros.  Harás todos sus utensilios de bronce.

"Y le harás un enrejado de bronce, obra de rejilla, y sobre el enrejado harás cuatro anillos de bronce en sus cuatro esquinas.

"Y pondrás el enrejado dentro del altar, que llegue hasta el medio del altar.

"Harás también varas para el altar, varas de madera de acacia, que cubrirás de bronce.

"Y sus varas pasarán por los anillos a los dos lados del altar, cuando tenga que ser transportado.

"De tablas lo harás, hueco. De la manera que te fue mostrado en el monte, así lo harás". (Ex.27:1-8)

 

El primer mueble que se encontraba después de atravesar la puerta era el altar de los sacrificios. En el camino a la presencia de Dios aquí encontramos el primer paso:

Media 5 x 5 x 3 dándonos a entender una gran verdad en sus medidas.

 

El número 3 nos indica que allí se realizaba una obra divina y el 5 representa al ser humano, es decir; que allí se realizaba una obra divina en favor del ser humano.

 

Como primer paso el pecador debía acercarse a Dios y obtener el perdón de los pecados y no había otra forma sino mediante el sacrificio aceptado por fe, esto nos indica que el hombre solo puede amistarse con Dios únicamente mediante el sacrificio de Cristo, aceptándolo por fe. “Sólo por los méritos de Jesús son perdonadas nuestras transgresiones.  Los que creen que no necesitan la sangre de Cristo, y que pueden obtener el favor de Dios por sus propias obras sin que medie la divina gracia, están cometiendo el mismo error que Caín.  Si no aceptan la sangre purificadora, están bajo condenación.  No hay otro medio por el cual puedan ser librados del dominio del pecado.” (P.P. Pág. 60)

 

Estaba colocado  sobre la tierra, indicándonos que era asequible para todos los hombres. Cuando el humo del sacrificio subía al cielo, nos indicaba que también estaba conectado al cielo.

El altar es símbolo de la cruz, donde la tierra y el cielo se unen, amistando al hombre con Dios.

 

Era cuadrado mostrándonos que la salvación del hombre es igual para todos, en Dios “no hay diferencia”. Sus cuatro lados nos indican que la salvación de Dios es para todos los hombres en la tierra.

 

De madera de acacia y bronce, enseñándonos que la humanidad perfecta de Cristo (madera) se combinó con la resistencia y poder de Dios (bronce) venciendo a Satanás en la cruz.

 

En sus cuatro esquinas sobresalían cuatro cuernos, estos son símbolo de poder. (1 Sam. 2:1; Salm. 75:10) dándonos a entender que los hombres de todo el mundo  (4) pueden refugiarse en Jesús, si así lo hacen tendrán el poder (cuernos) de Dios para ser salvos.

 

El altar es el primer paso para llegar a la presencia de Dios, el hombre no tiene que hacer nada , no tiene que guardar días, no tiene que ser bueno lo único que debe hacer es llegar a cristo y por fe, aceptar el sacrificio hecho por él en el calvario, Jesús le recibe tal como es.

Miremos el Tema siguiente 

El Lavacro