CONSUMO DE CARNE EN EL TIEMPO FINAL




El Pueblo Adventista es el único que tiene un mensaje integral:

 

  • Espiritual - Mensaje de Perdón Pecados y salvación eterna
  • Físico - Mensaje de Salud para el cuerpo
  • Mental - Mensaje de Salud para la mente

 

Dentro del mensaje de Reforma de Salud, el no consumo de carne es uno de los varios tópicos tales como:

 

  • Temperancia
  • Régimen alimenticio Saludable
  • Abstinencia de café, tabaco, alcohol, drogas, etc.

 

ADVERTENCIA:

 

Cuando en el contexto de este tema se habla de carne, se incluye la de cualquier animal terrestre, acuático y volátil (aves e insectos).

 

 

ESTE TEMA ESTÁ AGRUPADO EN 5 SECCIONES:

 

 

·      SUSTENTO BÍBLICO

·      SUSTENTO DEL EP

·      CITAS DE NOTICIAS CIENTÍFICAS

·      RESPUESTAS A OBJECIONES EN CUANTO AL CONSUMO DE CARNE

·      CONCLUSIÓN

 

SUSTENTO BÍBLICO



 

La siguiente cita es una declaración de Jesús.    Cuando esta declaración fue hecha, Jesús se estaba refiriendo al AT, el cuál era lo único que conformaba la Biblia en este momento.

 

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;” Juan 5:39

 

Todo lo que está en las Sagradas Escrituras, tiene un propósito definido.   Nada del contenido de la Biblia es superfluo.   Tanto los relatos y declaraciones positivas como negativas tienen un propósito definido: dar a conocer al hombre su situación y la oportunidad de Dios.

 

En cada relato, en todas las situaciones presentadas, en cada actitud descrita, Dios tiene el propósito de presentarnos el carácter que tenemos que desarrollar, las situaciones que enfrentaremos y las decisiones que deberemos tomar y la consecuencia de ellas.

 

"Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza." (Romanos 15: 4)

 

El libro de Daniel es un libro escatológico, es decir, declara hechos para el tiempo del fin.   Además de presentar a Jesús como Salvador y Gobernador, anuncia dos cosas:

 

  • Los acontecimientos futuros para el tiempo del fin,
  • Presenta cuál deberá ser el carácter, conducta, hábitos y actitudes de los hijos de Dios que vivan en el tiempo del fin.

 

Recuerde, cada declaración y suceso en la Biblia tiene un propósito.    Por lo tanto, en el contexto escatológico de Daniel la siguiente cita, no es de inclusión casuística, tiene un propósito específico, contiene una enseñanza y el plan de Dios para sus hijos en el tiempo del fin.

 

“Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber”

Daniel 1:12

 

En el contexto escatológico de Daniel, Dios manifiesta su voluntad que sus hijos que vivan en el tiempo del fin, efectúen reformas alimenticias, como un medio de preparar tanto sus cuerpos como sus mentes para tener una mejor comunión con Dios y una clara compresión de su voluntad, su palabra y un correcto discernimiento de la verdad.

 

El libro de Daniel en su totalidad estaba sellado (Daniel 12:4), no solamente el contenido simbólico, sino la correcta aplicación de las historias también estaban selladas.     Así como es importante conocer la interpretación de los sucesos finales, también es vital entender que por medio de las historias contenidas, se especifica el carácter, hábitos y actitudes de los hijos de Dios en el tiempo del fin.

 

Conforme a la comprensión integral, del Pueblo Adventista del Séptimo Día, del mensaje del evangelio, la salvación incluye los aspectos humanos y su interacción:

 

  • Cuerpo.   Somos responsables ante Dios por el cuidado de nuestro cuerpo físico.
  • Mente.     Dios espera y nos hace responsables por desarrollar una correcta disciplina  y salud mentales.
  • Espiritualidad.   La acción de las áreas física, mental y su interacción otros seres humanos y toda la creación, bajo la dirección de la voluntad de Dios, como resultado de una comunión permanente entre la criatura y el Creador.

 

Por lo tanto, Dios espera que hagamos reformas en todas las áreas.    Cuando hablamos que es necesario que tengamos una madura y correcta espiritualidad, se debe entender que lo que eso significa es que la comunión diaria y continua que tengamos con Dios se traduzca en cambios de carácter, es decir, con qué me alimento, cómo y en qué pienso, que hablo, que hago, que me gusta, que me disgusta.      Espiritualidad es vivir a Dios en nuestras vidas en lo que hago rutinaria y diariamente, tanto verticalmente (mi relación con Dios), como horizontalmente, con mis congéneres, y  con migo mismo.

 

“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.”

(1 Corintios 10:31)

 

El concepto de que existe un propósito definido en cada declaración de las Sagradas Escrituras está declarado en:

 

“Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.” (1 Corintios 10: 11)

 

En el concepto de la cita anterior, debemos entender que el estilo de alimentación de Daniel, Ananías, Misael y Azarias, inspirado a ellos por Dios, en la corte Babilónica también tiene una aplicación escatológica, y que éste suceso no es casuístico sino deliberadamente intencional por parte de Dios, tal como se ha expuesto.

 

Dios desea que tengamos un desarrollo integralmente armonioso, tanto físico, como mental:

 

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”

(3 Juan 1:2)

 

Por ello, entendemos que Dios también tiene derecho de manifestar su voluntad en cuanto a la regulación de la alimentación de nuestro cuerpo físico.

 

El Pueblo Adventista del Séptimo Día, ha llegado a la comprensión, desde hace 150 años, que existe una relación inseparable entre el cuerpo y la mente.    La salud mental depende de la salud física y la salud física depende de la salud mental.   La cita de Décimo Junio Juvenal (55-138 d.C) “mens sana in corpore sano” es una realidad que también debe ser: “corpore sano in mens sana”.

 

No podemos justificar ni explicar la conducta de Dios.    Aunque es cierto que Dios mismo mandó comer de la carne de los sacrificios a los sacerdotes, y que el mismo Dios, Jesús, en su cuerpo ya glorificado, por razón de sus resurrección, comió carne, no es un justificativo para seguirlo haciendo ni mucho menos una contradicción con un régimen alimenticio reformado en el cuál, hoy, los hijos de Dios no incluyan carne.   Dios ha colocado, en Daniel capítulo 1, el modelo alimenticio que deben seguir sus hijos del tiempo del fin.

 

Muchos tienen un concepto equivocado, por razón del método de conocimiento y educación  progresivo de Dios, en cuanto a que Dios se equivocó en el pasado en sus declaraciones, a tal punto que algunas leyes Divinas se atribuyen a autoría de Moisés y no de Dios, para tratar de “entender o justificar” a Dios en asuntos que parecen ser contradictorios.

 

El siguiente es un claro ejemplo de la manera progresiva que Dios trata con sus criaturas pecadoras, nos lleva de lo básico a lo complejo, del pecado a la santidad, de la ignorancia al conocimiento, de la simpleza a la sabiduría.    En el AT, Dios y no Moisés como equivocadamente por conveniencia muchos argumentan,

 

Un paralelismo de crecimiento en conocimiento y obediencia:

 

“Estas son las leyes que les propondrás.”

(Éxodo 21:1)

 

“ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,”

Éxodo 21:24)

 

Dios estableció la Ley del Talión en el AT, y en el NT Dios “cambia” lo dicho con anterioridad:

 

“Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.

Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;” (Mateo 5: 38-39)

 

Si aceptamos que Dios no cambia ni se equivoca, debemos entender el “cambio” en la Ley del Talión, como un crecimiento en actitud y carácter que Dios espera en sus hijos.

 

“Más la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.”  (Proverbios 4:18)

 

Dios nos lleva de la mano, paso a paso, de la ignorancia a la luz del conocimiento.

 

La primera dieta alimenticia establecida por Dios, en el Edén es en base a semillas y frutas:

 

“Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.” (Génesis 1:29)

 

“Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.”

(Génesis 2:9)

 

Con razón de la entrada del pecado, Dios hace el primer cambio en la dieta alimenticia, introduciendo las plantas del campo como parte de la alimentación humana:

 

“Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.” (Génesis 3:18)

 

Luego del diluvio universal, Dios cambia por 2da vez la dieta alimenticia para el hombre:

 

“Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo.” (Génesis 9:3)

 

¿Por qué Dios cambió la dieta alimenticia humana?

 

La razón:

 

24 porque no pusieron por obra mis decretos, sino que desecharon mis estatutos y profanaron mis días de reposo, y tras los ídolos de sus padres se les fueron los ojos.

25 Por eso yo también les di estatutos que no eran buenos, y decretos por los cuales no podrían vivir. (Ezequiel 20)

 

No fue por razón que no hubiera suficiente alimento en una tierra arrasada y deformada por la inundación, Dios pudo haber hecho descender pan del cielo.   La razón fue el ser humano, nuestra negativa a seguir la voluntad de Dios, a lo cual, por tolerancia, Dios permite, a causa de la necedad humana, a permitir el consumo de carne, no sin especificar cuáles carnes eran las menos perjudiciales (Levíticos 11), aun sabiendo que esto sería en detrimento de la salud y longevidad de los necios humanos.

 

Pero Dios habiendo pasado por alto esta necedad humana, nos da hoy el conocimiento apropiado para formar hábitos saludables en el área alimenticia, para que ello también redunde en una mejora de salud y aumento de capacidades intelectuales.

 

Cuando cualquiera que sea, intente afirmar o sugerir que lo dicho por Dios por intermedio de sus profetas es negociable o refutable, es preferible aceptar la declaración de Josafat:

 

“…Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén.  Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados.”

2 Crónicas 20:20

 

Es discutible lo dicho por cualquier teólogo, pero lo expresado por Dios en la Biblia o por medio de sus profetas no es para ser discutido, sino aceptado y obedecido.

 

Muchos hay que argumentan que las frutas y legumbres están contaminadas de diversas bacterias y elementos químicos perjudiciales para la salud.   Pero quienes dicen esto para justificar el comer carne, olvidan que si los alimentos vegetales tienen este grado de contaminación, mayor es la contaminación de enfermedades y elementos perjudiciales que se encuentran en la carne de los animales que se consumen.

 

Obedezcamos a Dios y dejemos a Él las consecuencias.

 

 

¿COMER CARNE DE ANIMALES ES PECADO?  ENCONTRAREMOS LA RESPUESTA EN ESTE TEMA.

 

Muchos, también tienen un concepto equivocado acerca de qué es carne.   Muchos consideran que carne es solo la carne roja, y equivocadamente excluyen cualquier otro ser vivo como el pescado, mariscos, aves e insectos.   Realmente, deberíamos abstenernos de todo lo que no está en la 2da dieta.

 

Los chinos y los instructores militares en sobre vivencia tienen un dicho: “Todo lo que se mueve se come”  ¿De veras comería usted de todo?

 

 

SUSTENTO DEL ESPÍRITU DE PROFECÍA



 

A continuación, sin comentarios, una serie de citas del Espíritu de Profecía, respecto al tema:

 

Eventos de los Últimos Días

 

6. Estilo de Vida y Actividades del Remanente

Volved a la dieta original

 

“Dios está tratando de conducirnos de vuelta, paso a paso, a su designio original, a saber, que el hombre debiera subsistir en base a los productos naturales de la tierra.  El consumo de carne con el tiempo será eliminado entre aquellos que están esperando la venida del Señor; la carne dejará de formar parte de su dieta. Debiéramos mantener este objetivo en vista y tratar de trabajar firmemente en esa dirección.”-CH 450 (1890).

 

Debieran verse mayores reformas entre el pueblo que pretende aguardar la pronta aparición de Cristo.  La reforma de salud tiene que hacer entre nuestro pueblo una obra que todavía no ha sido hecha.  Hay quienes deberían despertar respecto al peligro del consumo de carne, que todavía consumen la carne de animales, arriesgando así la salud física, mental y espiritual.  Muchos que ahora están sólo medio convertidos sobre el asunto del consumo de carne, saldrán del pueblo de Dios para no caminar más con ellos.-RH Mayo 27, 1902.

 

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio

 

Sección XXIII Las Carnes

 

El Régimen a base de Carne – Un Resultado del Pecado

Después del diluvio la gente comía mayormente alimentos de origen animal.  …  Y permitió que la raza longeva comiera alimentos de origen animal para abreviar su existencia pecaminosa. Pronto después del diluvio la raza humana comenzó  a decrecer en tamaño y en longevidad.

 

El Ministerio de Curación

 

La Carne Considerada como Alimento

 

La carne no fue nunca el mejor alimento; pero su uso es hoy día doblemente inconveniente, ya que el número de los casos de enfermedad aumenta cada vez más entre los animales.  Los que comen carne y sus derivados no saben lo que ingieren.  Muchas veces si hubieran visto los animales vivos y conocieran la calidad de su carne, la rechazarían con repugnancia.  Continuamente sucede que la gente coma carne llena de gérmenes de tuberculosis y cáncer.  Así se propagan estas enfermedades y otras también graves.

 

Sección XIII – Importancia Fundamental de Desarrollo Físico

Cap 60. Conocimiento y Obediencia de las Leyes de la Vida

Muchos no están dispuestos a estudiar las leyes de la salud.

 

Muchos no están dispuestos a realizar un esfuerzo necesario para obtener un conocimiento de las leyes de la vida y de los medios sencillos que se deben emplear para la restauración de la salud.  No se colocan en la debida relación con la vida.  Cuando la enfermedad es el resultado de su transgresión de las leyes naturales, no procuran corregir sus errores y luego piden la bendición de Dios (Christian Temperance and Bible Hygiene, págs. 112, 113).

 

Debiéramos educarnos no sólo para vivir en armonía con las leyes de la salud, sino para enseñar a otros el camino mejor.

 

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio

 

Sección I Razones de la Reforma

Penalidad de la ignorancia

 

11.* Dios ha establecido leyes que gobiernan nuestra constitución, y estas leyes que él ha implantado en nuestro ser son divinas, y para cada transgresión existe una penalidad, que ha de cumplirse tarde o temprano. La mayor parte de las enfermedades que han hecho sufrir y que están haciendo padecer a la humanidad, han sido creadas por los hombres debido a la ignorancia de las leyes básicas que rigen su propio organismo.

 

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio

 

Sección I Razones de la Reforma

La responsabilidad por la luz

 

13*. En el tiempo en que brilló sobre nosotros la luz de la reforma pro salud, y desde ese tiempo en adelante, la pregunta siempre presente ha sido ésta: "¿Estoy yo practicando la verdadera temperancia en todas las cosas?" "¿Es tal mi régimen alimenticio que me pondrá en una posición en la cual pueda realizar la mayor suma de bien?" Si no podemos contestar estas preguntas en forma positiva, aparecemos condenados delante de Dios, porque él nos tendrá por responsables de la luz que ha brillado sobre nuestro sendero.  Dios nos ha tolerado durante el tiempo de nuestra ignorancia, pero tan pronto como la luz brilla sobre nosotros, él nos exige que cambiemos nuestros hábitos destructores de la salud, y que nos coloquemos, en la debida relación con las leyes físicas.

 

Una ofrenda despreciable

 

19*. Debe obtenerse conocimiento con respecto a cómo comer, beber y vestirse como para preservar la salud.  La enfermedad es causada por la violación de las leyes de la salud; es el resultado de infringir las leyes de la naturaleza. Nuestro primer deber, un deber que tenemos para con Dios, hacia nosotros mismos y con nuestros semejantes, es obedecer las leyes de Dios, que incluyen las leyes de la salud.  …  Y cuando la muerte prematura es el resultado de nuestra violación de la ley natural, acarreamos dolor y sufrimiento a los demás; privamos a nuestros vecinos de la ayuda que debiéramos darles mientras vivimos; despojamos a nuestras familias del bienestar y la ayuda que debiéramos darles, y privamos a Dios del servicio que él reclama de nosotros para hacer progresar su gloria. ¿No somos, pues, transgresores de la ley de Dios y en el peor sentido?

 

El porqué de la luz de la reforma pro salud

 

20*. El Señor ha permitido que su luz brillara sobre nosotros en estos últimos días, para que la oscuridad y las tinieblas que se han estado juntando en las pasadas generaciones debido a una complacencia pecaminosa, pudieran ser en cierto grado despejadas, y para que el tren de los males que han resultado debido a la intemperancia en él comer y en el beber, pudiera ser disminuido.

 

La reforma pro salud y la oración por el enfermo

 

27*. ..Si después de habérsele dado tanta luz, el pueblo de Dios continúa fomentando sus malas costumbres y sigue complaciendo sus apetitos en oposición a la reforma, sufrirá las consecuencias inevitables de la transgresión.  Dios no salvará milagrosamente de las consecuencias de sus faltas a aquellos que están resueltos a satisfacer a toda costa su apetito pervertido. Les advirtió: "En dolor seréis sepultados" (Isa. 50: 11).

Los presuntuosos que dicen: "El Señor me ha sanado; no tengo necesidad de restringir mi alimentación; puedo comer y beber según me plazca", necesitarán muy pronto, en su cuerpo y en su alma, el poder sanador de Dios.  El hecho de que el Señor os haya curado misericordiosamente no es una razón para pensar que podéis seguir las prácticas del mundo.  Obedeced a la orden que Cristo daba después de sus curaciones: "Vete, y no peques más" (Juan 8:11). El apetito no debe ser vuestro dios.

 

Vi que la razón por la cual Dios no escuchó más plenamente las oraciones de sus siervos en favor de los enfermos que hay entre nosotros, es que él no podía ser glorificado al hacer tal cosa mientras estuviéramos violando las leyes de la salud. También vi que él ha dispuesto que la reforma pro salud y el Instituto de Salud prepararan el camino para que la oración de fe fuera plenamente contestada.  La fe y las buenas obras deben ir mano a mano para aliviar a los afligidos que se hallan entre nosotros, a fin de hacerlos idóneos para glorificar a Dios aquí y salvarlos a la venida de Cristo. 29

 

29*. Muchos han esperado que Dios los preservara la enfermedad meramente  porque le pidieron que lo hiciera. Pero Dios no escuchó sus oraciones, porque su fe no se perfeccionó por medio de las obras.  Dios no obrará un milagro para preservar de la enfermedad a aquellos que no se cuidan a sí mismos, sino que están continuamente violando las leyes de la salud, y que no hacen ningún esfuerzo para prevenir la enfermedad. Cuando hacemos todo lo que está de nuestra parte para tener salud, entonces podemos esperar que sigan benditos resultados, y podernos pedir a Dios con fe que bendiga nuestros esfuerzos para la preservación de la salud.  El entonces contestará nuestra oración, si su nombre puede ser glorificado por ello. Pero entiendan todos que tienen una obra que hacer.  Dios no obrará de una manera milagrosa para preservar la salud de personas que están siguiendo una conducta que los lleva con seguridad a la enfermedad, por su descuido y falta de atención de las leyes de la salud.

 

Una cuestión de primordial importancia

 

41*. ..El asunto de la conservación de la salud tiene una importancia capital.  Al estudiar esta cuestión en el temor de Dios, aprenderemos que, para nuestro mejor desarrollo físico y espiritual, conviene que nos atengamos a un régimen alimenticio sencillo.  Estudiemos con paciencia esta cuestión.  Para obrar atinadamente en este sentido, necesitamos conocimientos y discernimiento.  Las leyes de la naturaleza existen, no para ser resistidas, sino acatadas.

 

Los que han recibido instrucciones acerca de los peligros del consumo de carne, té, café y alimentos demasiado condimentados o malsanos, y quieran hacer un pacto con Dios por sacrificio, no continuarán satisfaciendo sus apetitos con alimentos que saben son malsanos. Dios pide que los apetitos sean purificados y que se renuncie a las cosas que no son buenas.  Esta obra debe ser hecha antes que su pueblo pueda estar delante de él como un pueblo perfecto.

 

42* El pueblo remanente de Dios debe ser un pueblo convertido.  La presentación de este mensaje debe tener por resultado la conversión y santificación de las almas. El poder del Espíritu de Dios debe hacerse sentir en este movimiento.  Poseemos un mensaje maravilloso y definido; tiene una importancia capital para quien lo recibe, y debe ser proclamado con fuerte voz.  Debemos creer con una fe firme y permanente que este mensaje irá cobrando siempre mayor importancia hasta la consumación de los tiempos.

Algunos profesos cristianos aceptan ciertas porciones de los Testimonios como un mensaje de Dios, pero rechazan las que condenan sus costumbres favoritas. Tales personas trabajan para su mengua y la de la iglesia.  Es de todo punto esencial que andemos en la luz mientras la tenemos.  Los que diciendo creer en la reforma pro salud, niegan sus principios en la vida diaria, causan perjuicio a su alma y producen una impresión desfavorable en la mente de los creyentes y de los no creyentes.

 

 

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio

 

Sección II  El Régimen Alimenticio y la Espiritualidad

La intemperancia como Pecado

 

49*. La transgresión de la ley física es la transgresión de la ley de Dios. Nuestro Creador es Jesucristo.  El es el autor de nuestro ser.  El ha creado la estructura humana.  Es el autor de las leyes físicas, así como es el autor de la ley moral. Y el ser humano que es descuidado en los hábitos y las prácticas que conciernen a su vida y a su salud física, peca contra Dios. Muchos que profesan amar a Jesucristo no manifiestan la debida reverencia y el debido respeto hacia Aquel que dio su vida  para salvarnos de la muerte eterna.  El no es reverenciado, o respetado, o reconocido.  Esto se manifiesta en el perjuicio que ellos infieren a su propio cuerpo al violar las leyes de su ser.

 

50*.Una transgresión constante de las leyes de la naturaleza es una transgresión constante de la ley de Dios.  El peso actual del sufrimiento y la angustia que vemos por doquiera, la actual deformidad, decrepitud, enfermedad e imbecilidad que hoy en día inundan el mundo, en comparación de lo que podría ser y de lo que Dios se propuso que fuera, hacen de este mundo un leprosario; y la actual generación es débil en potencia mental, moral y física.  Toda esta miseria se ha acumulado de generación en generación debido a que los hombres caídos quieren violar la ley de Dios.  Pecados de la mayor magnitud se cometen por medio de la complacencia del apetito pervertido.

 

La ignorancia voluntaria aumenta el pecado

 

51*“Es un deber saber cómo preservar el cuerpo en la mejor condición posible de salud, y es un deber sagrado vivir de acuerdo con la luz que Dios misericordiosamente ha dado. Si cerramos nuestros ojos a la luz por temor a ver nuestros errores, que no estamos dispuestos a abandonar, nuestros pecados no resultan disminuidos, sino aumentados.  Si uno se aparta de la luz en un caso, será descuidado en otro.  Es tan pecaminoso violar las leyes de nuestro ser como violar uno de los Diez Mandamientos, porque no podemos hacer ni una cosa ni la otra sin quebrantar la ley de Dios.”

 

“Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.” (1 Juan 3:4)

 

Consejos sobre el Régimen alimenticio

 

Sección III La Reforma Pro Salud y el Mensaje del Tercer Angel

Como la Mano para el Cuerpo

PARA PREPARAR A UN PUEBLO

 

“Los hombres y las mujeres no pueden violar la ley natural, complaciendo un apetito depravado y pasiones concupiscentes, sin violar la ley de Dios. Por lo tanto, el Señor ha permitido que sobre nosotros resplandezca la luz de la reforma pro salud, para que veamos el pecado que cometemos al violar las leyes que él estableció en nuestro ser.  Todos nuestros goces o sufrimientos pueden atribuirse a la obediencia o transgresión de la ley natural.”

 

Consejos sobre el Régimen Alimenticio

 

Sección IV Lo Hábitos de Alimentación Inconvenientes Como Causa de enfermedad

Leyes violadas: Naturales y espirituales 197.

 

“A muchos de los afligidos que eran sanados, Cristo dijo: "No peques más, porque no te venga alguna cosa peor"   (Juan 5: 14). Así enseñó que la enfermedad es resultado de la violación de las leyes de Dios, tanto naturales como espirituales. El mucho sufrimiento que impera en este mundo no existiría si los hombres viviesen en armonía con el plan del creador.

 

Estas lecciones son para nosotros. Hay condiciones que deben observar todos los que quieran conservar la salud. Todos deben aprender cuáles son esas condiciones. Al Señor no le agrada que se ignoren sus leyes, naturales o espirituales. Hemos de colaborar con Dios para devolver la salud al cuerpo tanto como al alma.”

 

 

Consejos sobre el Régimen alimenticio

 

Sección VIII El Dominio del Apetito

Los Días de Noe y los Nuestros

 

“Los habitantes del mundo antediluviano eran intemperantes en el comer y beber.  Querían tener carne, aunque Dios en ese tiempo no le había dado al hombre permiso para consumir alimentos animales.  Comieron y bebieron hasta que la complacencia de su apetito depravado no conoció límites, y entonces se corrompieron tanto que Dios no los pudo soportar más.  Su copa de iniquidad se llenó, y el Señor limpió a la tierra de esta contaminación  moral por tiempo del diluvio.”

 

Consejos sobre el Régimen alimenticio

 

Sección XI Los Extremos en el Régimen Alimenticio

Deben evitarse ambos extremos

 

“Hay muchos ahora bajo la sombra de la muerte que se habían preparado para hacer una obra en favor del Maestro, pero que no han sentido la responsabilidad sagrada de observar las leyes de la salud.  Las leyes del organismo físico son a la verdad las leyes de Dios; pero este hecho parece haber sido olvidado.”

 

Consejos sobre el Régimen alimenticio

 

Sección XXIII Las Carnes (Continuación de “Las Proteinas”)

Llamados a establecer un régimen sin carne en nuestras primeras instituciones médicas (1884).

 

“Se hace un daño real al organismo al comer constantemente carne.  No hay para ello otra excusa que el apetito depravado y pervertido.  Ud. preguntará: ¿Eliminaría Ud. completamente el consumo de carne?  Contesto: Con el tiempo llegaría a eso, pero no estamos preparados para dar este paso precisamente ahora.  Con el tiempo se descartará del todo el consumo de carne. La carne de animales no compondrá más una parte de nuestro régimen;  miraremos las carnicerías con disgusto...

 

La principal objeción que tienen los médicos y ayudantes del Instituto de Salud para descartar un régimen a base de carne es que ellos mismos quieren carne, y entonces arguyen que deben tenerla.  Por lo tanto, estimulan su empleo. Pero Dios no quiere que los que vienen al Instituto de Salud sean educados para subsistir, a base de un régimen con carne.  Mediante disertaciones y por medio del ejemplo, educad en otra dirección.  Esto exigirá gran habilidad en la preparación  de alimentos sanos.  Se requerirá más trabajo, y sin embargó gradualmente debe ir haciéndose, Úsese menos carne.  Hágase que los que cocinan y los que llevan las  responsabilidades, eduquen su gusto y sus hábitos de comer, de acuerdo con las leyes de salud.”

 

 

Consejos sobre la salud

 

E instrucciones para los Obreros Médicos Misioneros

Sección I La Necesidad del Mundo

La violación de la ley física

El Pueblo de Dios debe mantenerse puro

 

“La reforma de la salud es uno de los aspectos de la gran obra destinada a preparar un pueblo para la venida del Señor. Se encuentra tan estrechamente unida con el mensaje del tercer ángel como lo está la mano con el cuerpo. Los seres humanos han considerado livianamente la ley de los Diez Mandamientos; sin embargo el Señor no vendrá a castigar a los transgresores de su ley sin enviarles primero un mensaje de amonestación. Los hombres y las mujeres no pueden violar las leyes naturales mediante la complacencia de sus apetitos depravados y pasiones carnales, sin violar la ley de Dios. Por eso él ha permitido que brille sobre nosotros la reforma de la salud para que podamos comprender la pecaminosidad de quebrantar las leyes que él mismo ha establecido en nuestro propio ser.”

 

Deseado de Todas Las Gentes Cap 86 Id Doctrinad a Todas Las Naciones.

 

“A muchos de los afligidos que eran sanados, Cristo dijo: 764 "No peques más, porque no te venga alguna cosa peor." Así enseñó que la enfermedad es resultado de la violación de las leyes de Dios, tanto natural como espiritual. El mucho sufrimiento que impera en este mundo no existiría si los hombres viviesen en armonía con el plan del Creador. Cristo había sido guía y maestro del antiguo Israel, y le enseñó que la salud es la recompensa de la obediencia a las leyes de Dios. El gran Médico que sanó a los enfermos en Palestina había hablado a su pueblo desde la columna de nube, diciéndole lo que debía hacer y lo que Dios haría por ellos. "Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios --dijo,--  e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los Egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu Sanador." Cristo dio a Israel instrucciones definidas acerca de sus hábitos de vida y le aseguró: "Quitará Jehová de ti toda enfermedad." Cuando el pueblo cumplió estas condiciones, se le cumplió la promesa. "No hubo en sus tribus enfermo."”


CITAS DE NOTICIAS CIENTÍFICAS



 

Evidencia actual en contra del consumo de carne (Noticias – notas científicas relacionadas con el consumo de Carne.):

 

1/julio/2009 

 

http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/07/090701_cancer_vegetariano_men.shtml

 

Los vegetarianos tienen menos cáncer

BBC Ciencia

 

La gente vegetariana tiene menos probabilidades que los que comen carne de desarrollar varios tipos de cáncer, revela un amplio estudio.

 

La investigación, en la que participaron más de 60.000 personas, descubrió que los que siguen una dieta vegetariana tienden a desarrollar mucho menos cáncer en la sangre, vejiga y estómago.

 

 

 

24/marzo/2009

 

http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/03/090324_1007_carne_roja_ciencia_amab.shtml 

 

Carne roja aumenta riesgo de muerte

 

BBC Ciencia

La carne roja puede ser alta en grasas saturadas. 

 

Científicos tienen nueva evidencia que sugiere que comer carne roja y procesada en exceso produce daños a la salud.

 

Los expertos encontraron que la gente que consume altas cantidades de carne roja tenían un mayor riesgo de morir por diferentes causas en un período de diez años.

En comparación, un mayor consumo de carne blanca estuvo asociada con una leve reducción del riesgo de muerte durante el mismo período.

Más de 500.000 personas tomaron parte en el estudio llevado a cabo en Estados Unidos y que apareció publicado en Archives of Internal Medicine.

Se necesita una importante reducción en la ingesta total de carne

 

Cáncer

 

Los científicos indicaron que los compuestos que causan cáncer se forman durante la cocción de la carne a altas temperaturas.

 

17/marzo/2009

 

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7947000/7947258.stm

Vegetarianos tienen "menos cáncer"

 

Redacción BBC Mundo Casi un tercio de los adultos en el estudio eran vegetarianos.

 

Una dieta vegetariana puede servir para prevenir el cáncer, según un estudio de científicos británicos.

La investigación analizó los casos de 52.700 hombres y mujeres y constató que quienes no comen carne padecieron mucho menos cáncer en general que los demás

 

2/septiembre/2005

 

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_4207000/4207878.stm

 

Restos humanos tras la "vaca loca"

 

Científicos británicos aseguran que el alimento para ganado contaminado con restos humanos pudo haber sido la causa de los primeros casos de la "enfermedad de la vaca loca".

Gran Bretaña importó cientos de miles de toneladas de huesos enteros y pulverizados y de partes de cadáveres desde el sur de Asia en los años 60 y 70 para hacer fertilizantes y harina de hueso.

Los animales podrían haber comido alimento contaminado con restos humanos. La controvertida teoría, publicada en la revista científica The Lancet, sostiene que entre ellos pudo haber huesos humanos contaminados con alguna enfermedad similar a la Encefalopatía Espongiforme Bovina (BSE, por sus siglas en inglés), que causa la "vaca loca".

El profesor Alan Colchester, autor de la publicación, señala que en la India, siguiendo los rituales hindúes, miles de personas depositan los cadáveres de sus seres queridos en un río, preferiblemente el Ganges.

 


 

RESPUESTAS DEL ESPIRITU DE PROFECIA
A ALGUNAS EXCUSAS QUE SE OYEN CON FRECUENCIA
PARA USAR ALIMENTOS DE CARNE



 

 

  • ·         No Usamos Más Carne, pero Sí Pescado, que es Algo Diferente

 

"En muchos puntos los peces se contaminan con las inmundicias de que se alimentan y llegan a ser causa de enfermedades. Tal es en especial el caso de los peces que tienen acceso a las aguas de albañal de las grandes ciudades. Los peces que se alimentan de lo que arrojan las alcantarillas pueden trasladarse a aguas distantes, y ser pescados donde el agua es pura y fresca. Al servir de alimento llevan la enfermedad y la muerte a quienes ni siquiera sospechan el peligro" Ministerio de Curación, pág. 242.

 

"La maldición del Señor está sobre la tierra, sobre el hombre, sobre las bestias y sobre los peces del mar; y a medida que la transgresión llega a ser casi universal, se permitirá que la maldición se haga tan amplia y tan profunda como la transgresión. Se contraen enfermedades por el uso de la carne. La carne enferma de estos cadáveres se vende en los mercados, y el seguro resultado es enfermedad entre los hombres" CSRA, pág. 493, párrafo 722.

 

  • Si Rehúso Comer Carne de Animales Limpios que un Amigo me Ofrece, Puedo Ofenderlo y Perder su Amistad. Y así Perdería una Valiosa Oportunidad para Ganarlo a la Verdad.

 

“¿Podemos tener confianza en ministros que, sentados en mesas donde se sirve carne, se unen con los demás para comerla?..." CSRA, pág. 481, párrafo 716.

 

"Alístense nuestros ministros y colportores bajo el estandarte de la estricta temperancia. Nunca se avergüencen de decir: 'No gracias, no como carne. Tengo escrúpulos de conciencia contra el comer carne de animales muertos'" CSRA, pág. 482, párrafo 717.

 

"...los ministros son tentados a comer demasiado, y alimentos que son perjudiciales... El ministro debe declinar está bien intencionada pero imprudente hospitalidad, aún a riesgo de una aparente falta de cortesía. Y el pueblo debe tener un grado suficiente de verdadera bondad como para no obligarlo a una alternativa semejante. Los hermanos yerran cuando tientan al pastor con alimentos malsanos. De esta manera se han perdido talentos preciosos para la causa de Dios" CSRA, pág. 64, párrafo 74.

 

  • Sólo Usamos Carne cuando Salimos o Cuando Viajamos

 

"Los que no han sido convertidos a la reforma pro salud y nunca la han adoptado, no pueden ser jueces de sus beneficios. Los que se apartan ocasionalmente para gratificar su gusto y comer un pavo engordado y otras carnes, pervierten su apetito, y no son las personas indicadas para juzgar los beneficios del sistema de la reforma pro salud. Están gobernadas por el gusto, y no por los principios" CSRA, pág. 478, párrafo 710.

 

  • Uso un Poco de Carne Ocasionalmente para que mis Miembros no me Llamen Fanático o Extremista.

 

"Nuestros ministros deben familiarizarse con esta cuestión. No deben ignorarla, ni tampoco debe ser puesta a un lado por quienes se llaman extremistas. Descubran ellos qué es lo que constituye la verdadera reforma pro salud, y enséñese sus principios, tanto por precepto como por un ejemplo silencioso y consecuente" CSRA, pág. 542, 543, párrafo 780.

 

ü  Seguramente Dios no Considera como un Pecado el Hecho de que un Obrero Use Carne

 

"El Señor ha dado a su pueblo un mensaje con respecto a la reforma pro salud... El se desagrada cuando sus siervos actúan en oposición al mensaje referente a este punto, que él les ha dado para que den a los demás... Esto se considera como un pecado a la vista de Dios" CSRA, págs. 43, 44, párrafo. 43.

 

  • Cuando Dejo de Usar Carne me Siento muy Débil

 

"Cuando una persona cambia de un régimen carnívoro estimulante a un régimen de frutas y verduras, siempre tendrá al principio una sensación de debilidad y falta de vitalidad, y muchos insisten en que esto es un argumento en favor de la necesidad de consumir carne. Pero este resultado es precisamente el argumento que debe usarse para descartar un régimen a base de carne" CSRA, pág. 344, párrafo 434.

 

"La debilidad resultante del abandono de un régimen a base de carne pronto será vencida, y los métodos deben entender que no deben convertir el estímulo producido por el consumo de carne en algo esencial para la salud y la fuerza. Todos los que la abandonen inteligentemente, después que se acostumbren al cambio, tendrán salud en sus tendones y en sus músculos" CSRA, pág. 345, párrafo. 434.

 

"Es un error suponer que la fuerza muscular depende de consumir alimento animal, pues sin él las necesidades del organismo pueden satisfacerse mejor y es posible gozar de salud más robusta... Si la carne hubiera sido de uso indispensable para dar salud y fuerza, se la habría incluido en la alimentación indicada al hombre desde el principio" MC, pág. 243.

 

"A menudo, al dejar de consumir carne, se experimenta una sensación de debilidad y falta de vigor. Muchos insisten en que esto prueba que la carne es esencial, pero se la echa de menos porque es un alimento estimulante que enardece la sangre y excita los nervios. A algunos les es tan difícil dejar de comer carne como a los borrachos renunciar al trago; y sin embargo se beneficiarían con el cambio" MC, pág. 243.

Estudie también el testimonio personal de la Sra. White que se registra en Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, págs. 578, 579.

 

  • Como Carne porque mi Médico, que de Paso es Adventista, me lo Recetó

 

"No se emplea a los médicos para que prescriban a los pacientes un régimen a base de carne, porque ésta es la clase de alimentación que los ha enfermado" CSRA, pág. 347, párrafo 438.

 

"Especialmente si el médico no ha sido correcto en sus prácticas dietéticas, si no ha restringido su apetito a un menú sencillo y sano, descartando en gran medida el uso de la carne de animales muertos - si le gusta la carne- ha educado y cultivado un gusto por el alimento malsano. Como sus ideas son estrechas, él educará y disciplinará con mucha facilidad el gusto y el apetito de sus pacientes para que amen las cosas que él ama, en lugar de darles los sanos principios de la reforma pro salud. prescribirá para los pacientes carne, cuando es el peor régimen que puedan tener; estimula, pero no da fuerza" CSRA, pág. 538, párrafo 774.

 

"Se me ha instruido que los médicos que usan carne y la prescriben, no deben ser empleados en nuestras instituciones, porque decididamente dejan de enseñar a los enfermos a descartar lo que los enferma. el médico que usa carne y la prescribe no razona de causa a efecto, y en lugar de actuar como un restaurador, induce al paciente por su propio ejemplo a complacer el apetito pervertido" SCRA, pág. 342, párrafo 433.

 

  • Cristo Comió Carne y la Sirvió a sus Discípulos, aún Después de su Resurrección.

 

Para entender esta excusa y refutarla correctamente debe dividirse los hábitos de la dieta de los hombres en tres períodos:

 

·         De la Creación al Diluvio.

 

·         Del Diluvio al Movimiento Adventista.

 

·         Desde el tiempo del mensaje de la reforma pro salud hasta el fin del tiempo.

 

 

De la Creación al Diluvio

 

"Para saber cuáles son los mejores comestibles tenemos que estudiar el plan original de Dios para la alimentación del hombre. El que creó al hombre y comprende sus necesidades indicó a Adán Cuál era su alimento. 'He aquí -dijo- que os he dado toda hierba que da simiente..., y todo árbol en que hay fruto de árbol que da simiente, seros ha para comer' (Génesis 1:29). Al salir del Edén para ganarse el sustento labrando la tierra bajo el peso de la maldición del pecado, el hombre recibió permiso para comer también 'hierbas del campo'" (Génesis 3:18). Ministerio de Curación, pág. 227, 228.

 

"Dios dio a nuestros primeros padres los alimentos que él se propuso que debía comer la raza humana. Era contrario a su plan quitar la vida de ninguna criatura. No debía haber muerte en el Edén. Los frutos de los árboles del jardín, constituían el alimento que requerían las necesidades del hombre" CSRA, pág. 95, párrafo 112.

 

Del Diluvio al Movimiento Adventista

 

"Dios no dio al hombre permiso para consumir alimentos animales hasta después del diluvio. Todo aquello a base de lo cual el hombre pudiera subsistir había sido destruido, y por lo tanto el Señor, a causa de la necesidad humana, dio a Noé permiso para comer de los animales limpios que había llevado consigo en el arca. Pero el alimento animal no era el artículo de consumo más saludable para el hombre" CSRA, pág. 445, párrafo 639.

 

"La gente que vivió antes del diluvio comía alimentos de origen animal y gratificaba su apetito hasta que se colmó la copa de la iniquidad, y Dios limpió la tierra de su contaminación moral mediante el diluvio...

 

"Después del diluvio la gente comía mayormente alimentos de origen animal. Dios vio que las costumbres del hombre se habían corrompido, y que él estaba dispuesto a exaltarse a sí mismo en forma orgullosa contra su Creador y a seguir los dictámenes de su propio corazón. Y permitió que la raza longeva comiera alimentos de origen animal para abreviar su existencia pecaminosa. Pronto después del diluvio la raza humana comenzó a decrecer en tamaño y en longevidad" CSRA, pág. 445, 446, párrafo 648.

 

Las diez generaciones antediluvianas alcanzaron un promedio de vida de 900 años.

 

Las primeras diez generaciones postdiluvianas vivieron un promedio de 313 años.

 

"El régimen señalado al hombre al principio no incluía ningún alimento de origen animal. Hasta después del diluvio cuando toda vegetación desapareció de la tierra, no recibió el hombre permiso para comer carne" Ministerio de Curación, pág. 240.

Desde el Tiempo del Mensaje de la Reforma Pro Salud Hasta el Fin

 

"Una y otra vez se me mostró que Dios está tratando de guiarnos de vuelta, paso a paso, a su plan original: que el hombre subsista a base de productos naturales de la tierra" CSRA, pág. 453, 454, párrafo 648.

 

"Las hortalizas, las legumbres, las frutas y los cereales deben constituir nuestro régimen alimenticio. Ni un gramo de carne debiera entrar en nuestro estómago. El consumo de carne es antinatural. Hemos de regresar al propósito original que Dios tenía en la creación del hombre" CSRA, pág. 454, párrafo 649.

 

"¿No es tiempo ya de que todos prescindan de consumir carne? ¿Cómo pueden seguir haciendo uso de un alimento cuyo efecto es tan pernicioso para el alma y el cuerpo los que se esfuerzan por llevar una vida pura, refinada y santa, para gozar de la compañía de los ángeles celestiales?...Vuelvan más bien al alimento sano y delicioso que fue dado al hombre en el principio" CSRA, pág. 454, párrafo 650.

 

"Los que esperan la venida del Señor, con el tiempo eliminarán el consumo de carne; la carne dejará de formar parte de su régimen" CSRA, pág. 454, párrafo 651.

 

"Los que han recibido instrucciones acerca de los peligros del consumo de carne, té, café y alimentos demasiado condimentados o malsanos, y quieran hacer un pacto con Dios por sacrificio, no continuarán satisfaciendo sus apetitos con alimentos que saben son malsanos. Dios pide que los apetitos sean purificados y que se renuncie a las cosas que no son buenas. Esta obra debe ser hecha antes que se su pueblo pueda estar delante de él como un pueblo perfecto" CSRA, pág. 455, párrafo 653.


"Hay personas que debieran estar despiertas ante el peligro de comer carne, pero que continúan consumiendo carne de animales, poniendo en peligro la salud física, mental y espiritual. Muchos que están hoy solamente medio convertidos respecto al consumo de carne abandonarán al pueblo de Dios para no andar más con él" CSRA, pág. 456, párrafo 655.

 

"Al señalar el alimento para el hombre en el Edén, el Señor demostró cuál era el mejor régimen alimenticio; en la elección que hizo para Israel enseñó la misma lección. Sacó a los israelitas de Egipto, y emprendió la tarea de educarlos para que fueran su pueblo... Les suministró el alimento más adecuado para este propósito, no la carne, sino el maná 'el pan del cielo'. Pero a causa de su descontento y de sus murmuraciones acerca de las ollas de carne de Egipto les fue concedido alimento animal, y esto únicamente por poco tiempo. Su consumo trajo enfermedades y muerte para miles. Sin embargo, nunca aceptaron de buen grado la restricción de tener que alimentarse sin carne. Esto siguió siendo causa de descontento y murmuración, en público y en privado, de modo que nunca revistió carácter permanente" CSRA, pág. 446, 447, párrafo 641.

 

"Y él les dio lo que pidieron; mas envió flaqueza en sus almas" (almos 106:15).

 

"Y estas cosas les acontecieron en figura, y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado" (1 Cor. 10:11).

 

"...el Señor no proveyó para su pueblo alimentos a base de carne en el desierto, porque sabía que el uso de ese régimen crearía enfermedad e insubordinación" CSRA, pág. 448, párrafo 642.

 

La Biblia contiene dos ejemplos de hombres sobresalientes que fueron (o llegaron a ser) vegetarianos. Ambos representan al pueblo Adventistas en su trabajo y en sus hábitos.

 

ELIAS

 

"Los que han de preparar el camino para la segunda venida de Cristo, son representados por el fiel Elías... El gran tema de la reforma ha de ser agitado, y la mente del público ha de ser despertada. La temperancia en todas las cosas ha de ser relacionada con el mensaje" CSRA, pág. 84, párrafo 98.

"He aquí, yo os envío a Elías el profeta, antes que venga el día de Jehová grande y terrible" (Malaquías 5:15).

 

JUAN EL BAUTISTA

 

"Juan el Bautista salió con el espíritu y el poder de Elías, para preparar el camino del Señor... Él fue un representante de los que viven en estos últimos días, a quienes Dios ha confiado verdades sagradas para presentar delante del pueblo con el propósito de preparar el camino para la segunda aparición de Cristo. Juan era un reformador. El ángel Gabriel, directamente del cielo, dio un discurso sobre la reforma pro salud al padre y a la madre de Juan... Su régimen alimenticio, puramente vegetal..., era un reproche de la complacencia del apetito y la glotonería que prevalecía por doquier. Los que han de preparar el camino para la segunda venida de Cristo, son representados por el fiel Elías, así como Juan vino con el espíritu de Elías para preparar el camino para la primera venida de Cristo" CSRA, pág. 83, 84, párrafo 98.

 

  • Aunque yo Creo en el Espíritu de Profecía, hay Algunas Declaraciones de la Sra. White que no se Aplican a Nuestros Tiempos y mi Condición.

 

"Existen algunos cristianos profesos que aceptan ciertas porciones de los testimonios como mensaje de Dios, mientras que rechazan a aquellas porciones que condenan sus gustos favoritos. Tales personas se están oponiendo a su propio beneficio y al beneficio de la Iglesia. Es esencial que caminemos en la luz mientras la tenemos. Los que pretenden creer en la reforma pro salud, y sin embargo andan en oposición a sus principios en la práctica de la vida diaria, están hiriendo sus propias almas, y dejando malas impresiones sobre la mente de creyentes e incrédulo" Testimony Treasures, pág. 355.

 

  • Cuando la Ciencia Pruebe que Comer Carne es Perjudicial, Entonces, lo Creeré.

 

"La incredulidad hallará siempre disculpas para dudar, y destruiré por sus raciocinios las pruebas más positivas" El Deseado de Todas las Gentes, pág. 350.

 

"La palabra de Dios, hablada por medio de sus siervos, es recibida por muchos con interrogantes y temor. Y muchos posponen su obediencia a los consejos y amonestaciones dadas, esperando que toda la sombra de incertidumbre desaparezca de sus mentes. La incredulidad que demanda un conocimiento perfecto nunca va a ceder a la evidencia que Dios se dignó a dar. Él requiere de su pueblo fe que se apoye en el peso de evidencias, no sobre conocimiento perfecto..." 3 Testimonies, pág. 258.

 

"Los que no responden cuando el Señor los llama, sino que esperan evidencias más seguras, y oportunidades más favorables, continuarán en tinieblas, porque la luz será retirada" 3 Testimonies, pág. 258.

 

 

CONCLUSIÓN

 

 

No es, ni nunca ha sido el propósito de Dios, que el ser humano se alimente a base de carne de ninguna clase de animal.   Tan dañino es consumir carne, como ser vegetariano sin serlo saludablemente, al no substituir apropiadamente la carne.

 

En el tiempo del fin, los hijos de Dios le obedecerán también en todos los aspectos de la actividad humana, incluyendo los hábitos alimenticios, al excluir la carne de la dieta alimenticia.

 

“y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.” (Santiago 4:17)

 

Las leyes relativas a la salud, son también leyes divinas, porque las estableció Dios:

 

“Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.” (1 Juan 3:4)

 

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;” (Hechos 17:30)

 

15 "Mira, hoy pongo ante ti la vida y la felicidad, la muerte y la desgracia.

 

19 "Al cielo y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, de que os he puesto la vida y la muerte, la bendición y la maldición.  Elige la vida, para que vivas, tú y tus descendientes. (Deuteronomio 30:15,19)  NRV 1990

 

 

Dios los Bendiga

Jair Ochoa

www.reformaadventista.es.tl

 

 

Comments