ABORTOS PROVOCADOS EN REPUBLICA DOMINICANA  


 

 

 

 

 

ABORTOS PROVOCADOS EN REPUBLICA DOMINICANA

 

 

Dr. Jose A. Llibre Tello

Sonografista

 

 

 

          Los abortos están prohibidos por ley en Republica Dominicana. Es un hecho con el que hay que convivir hasta que se cambie la ley.

Por esa razón los abortos provocados ilegalmente están a la orden del dia.Esto vive de espaldas a una realidad social que muestra que la practica ilegal de los abortos es algo que incide violentamente en el bienestar de una parte importante de la sociedad dominicana.

Muchos factores inciden sobre este hecho. Por un lado debido a la dominación determinante del poder factico de la Iglesia Católica que  presiona directamente para que esto se mantenga aún en contra de la corriente universal de aprobar el aborto bajo reglamentaciones legales que amparen un derecho y sobre todo que se realice bajo condiciones sanitarias adecuadas para prevenir las consecuencias derivadas de una practica ilegal que conlleva casi siempre unas condiciones higienico-sanitarias inadecuadas, con consecuencias fisicas mutilantes e incluso letales para las pacientes que se someten a ello bajo circunstancias apremiantes .

          Los hospitales publicos y las clinicas privadas reciben a diario cientos de pacientes que han iniciado un proceso abortivo provocado por las mismas pacientes, sobre todo con la toma de  misoprostol, el llamado comercialmente Cytotec , que es un análogo de las prostaglandinas, el cual se expende libremente en cualquier farmacia e incluso en colmados, si es tomado inadecuadamente , tanto en el tiempo como en la cantidad o la via de introduccion al organismo , produce un dolor en bajo vientre y la aparición de un sangrado de baja intensidad y eventualmente provocan el aborto, esto a despecho de las consecuencias que podría acarrear tanto a la madre como al producto, pues está demostrada la posibilidad de malformaciones fetales que puede producir ese medicamento en caso de que fracase como abortivo y prosiga el embarazo no deseado .

Hemos presenciado resultados diversos e irregulares en varias embarazadas que lo han tomado. En el caso típico, algunas horas después de ser ingerido, la mujer entra en trabajo de parto y expulsa el feto, pero después de eso las contracciones se vuelven difícil de controlar. Los dolores abdominales son intensos, mucho más fuertes que cuando sucede un aborto natural; y la mujer puede sangrar tanto y en tal cantidad, que está casi siempre obligada a ir luego a un hospital. En algunas mujeres su ingestión no provoca ningún efecto, ni siquiera la expulsión del feto, en otras sólo provoca la expulsión del feto. En la mayoría de los casos, sin embargo, la expulsión del feto es seguida de hemorragias que aumentan violentamente con el paso del tiempo.

Restos del feto o de la placenta pueden haber sido retenidos dentro del útero durante todo este tiempo y haber provocado una infección local. A veces, el remedio produce que se desprenda la placenta, con la consecuente muerte del bebé, sin que el bebé sea expulsado. La embarazada piensa que no sucedió nada, no procura un médico, pero en realidad está reteniendo el aborto.

 

          Los hospitales y clinicas reciben ademas otros casos en los cuales un medico de forma clandestina, realizó, con pobres resultados, un proceso abortivo incompleto, lo cual conlleva la presencia de sangrados , dolores, infecciones y por supuesto, un severo trauma psicologico para la paciente, personalmente hemos visto bastantes casos en los cuales se han realizado uno o mas legrados y se han tomado varios comprimidos de Cytotec y el producto aun esta intacto ( vivo ) .

 

          Está demostrado hasta la saciedad que en los paises donde se ha aprobado el aborto, éste, realizado de forma legal, disminuye las secuelas tanto psicologicas como fisicas de las pacientes que se someten al procedimiento y sobre todo disminuyen drasticamente las muertes por estas causas.

 

En la encuesta demografica y de salud  (ENDESA 2002 ) se  encontró que en los cinco años previos ( 1997-2002 ) el 44 % de los embarazos eran no deseados.

 

 

Segun datos extraidos del estudio del Instituto Guttmacher ( 1994 ), en ese año en Republica Dominicana, se produjeron 82,500 abortos que representaron el 30 % de todos los embarazos. De cada 100 embarazos 28 terminaban en abortos provocados y 20 de ellos en nacimientos no deseados, los que sumados representan 48 % de embarazos no deseados en contraposicion con 52 % de embarazos deseados.

 

          Los red de hospitales de Salud Publica, los de la Seguridad Social y el Hospital de las Fuerzas Armadas realizaron 26,438 abortos durante el año 2004. En el 2005 se calculó que en el pais se producen unos 100,000 abortos cada año. La Maternidad La Altagracia y el Materno Infantil de lo Minas realizaron o finalizaron 11,000 abortos provocados durante el año 2006.

          En una encuesta entre estudiantes universitarios de la Universidad Autonoma de Santo Domingo, entre 577 de ellas, se encontró que el 39.1 % de ellas abortó durante el año 2006.

          Todas estas cifras, aunque incompletas por razones obvias, muestran una radiografia de un gran problema social, al cual se le da la espalda y no se enfrenta adecuadamente, haciendo socialmente, lo que se hace con muchas realidades: ocultar sus implicaciones y facilitar la presencia de abortos realizados de forma oculta, clandestina, con lo cual se favorecen intereses obscuros, se mantiene la falsa social y produce pingues beneficios a quienes se dedican a realizarlos de manera ilegal.

          La penalización es una ley tan regresiva que los poderes facticos la han aprobado incluso con un acapite que penaliza la asistencia medica aún en casos de que peligre la vida de la madre, en cuyo caso, se prefiere que mueran ambos -madre e hijo- y no que se realice el aborto que salvaría a la madre de las garras de la muerte.

          En nuestro estudio que abarca un periodo de 21 años, se analiza la incidencia de abortos provocados en una amplia población de pacientes que fueron sometidas a exploraciones pelvicas sonograficas por diferentes motivos y que conllevan una gran gama de diagnosticos diferentes. Se hace constar que debido a lo sensitivo del tema, el diagnostico es puramente subjetivo y se basa fundamentalmente en la confianza acerca de la veracidad de las respuestas a un interrogatorio, nuestra impresión personal es que tenemos alto grado de confiabilidad en los datos ya que fueron obtenidos personalmente y nos esmeramos en crear un ambiente de confianza que propicia el que las respuestas-aún en casos sensitivos-sean ciertas .

          Sobre un total de 22,338 pacientes estudiadas encontramos que 20,787  o sea el 89,06 % nunca ha tenido abortos provocados y 1,546 ( 6.92 % ) pacientes si los han tenido.

         

 

 

 

 

 

El primer lugar en abortos provocados está entre las pacientes de  30 años que representan por si solas noventa ( 90 ) abortos o sea el 5.82 % de todos los abortos provocados , el segundo lugar están las pacientes de 29 años que fueron 88 pacientes o el 5.69 %, el tercer lugar lo ocupan las pacientes de 24 años con 84 abortos o sea el 5.43 %.

 

Entre las adolescentes desde los 15 a los 19 años de edad 66 pacientes o sea el 4.26 %  han tenido de uno ( 1 ) a dos  ( 2 )  abortos provocados, ninguna tuvo mas de tres ( 3 ) abortos .

 

Si vemos los abortos provocados de las adolescentes, éstas solo representan el 4.26 % ( 66 casos )de los abortos provocados, lo que preocupa a la sociedad es que es una etapa de la vida en que predomina el desconocimiento de los metodos anticonceptivos y ademas sus cuerpos se consideran no “ maduros “ para la gestación , menos aún para los abortos provocados de forma clandestina, lo cual conlleva gran riesgo para futuras maternidades o en el peor de los casos esterilidad e incluso muerte durante el procedimiento.




 



 

Entre los 20-24 años vemos que hay  doscientos setenta y seis (276 ) abortos o sea el 17.85 % de todos los abortos provocados

 

 

 

 

 

 

Entre los 25-29 años vemos que hay trescientos ochenta y seis abortos ( 386 ) o sea el 25.21 % de todos los abortos

 

 

 

 







Entre los 30-34 años hay trescientos treinta y tres abortos ( 333 ), lo que representa el 21.75 % de los abortos provocados,

 

 

 

Entre los 35-39 años hay doscientos diez y siete ( 217 ) abortos o el 14.17 % de los abortos

 








Entre los 40-44 años tenemos ciento treinta y tres ( 133 ) abortos, o sea el  8.60 % de los abortos

 

 

 

 

 

                Entre los 45-49 años hay setenta y cuatro ( 74 ) abortos provocados o el 4.83 % de los abortos provocados,

 

 

 

Por cantidad de abortos provocados en relacion a las edades tenemos que entre los 15-19 años hay cincuenta y cinco pacientes ( 55 ) con solo un aborto , 84.16 % y once pacientes ( 11 ) tienen dos ( 2 ) abortos, 16.66 %

          En la gama de edades entre los 20-24 años, tenemos que doscientos diez y ocho ( 218 ) tienen un solo aborto provocado ( 79.77 % ), con  cincuenta y siete ( 57 ) con dos o mas abortos ( 20.85 %

 

          Entre las pacientes de 25-29 años hay 256 pacientes con un aborto provocado o el equivalente al ( 66.98 % ) de los abortos, mientras que ciento veinte ( 120 ) tienen dos o mas abortos ( 31.39 % )

 

 

                Entre los 30-34 años tenemos que doscientos diez y seis ( 216 ) pacientes abortaron , lo que representa el 65.51 % de los abortos en esa gama de  edades , mientras  que ciento seis ( 106 ) tuvieron dos  o  mas  abortos        ( 32.15 % )

Entre los 35-39 años tenemos que ciento veinte y siete ( 127 ) pacientes abortaron , lo que representa el 60.76 % de los abortos en esa gama de  edades , mientras  que ochenta y dos ( 82 ) tuvieron dos  o  mas  abortos  ( 39.23 % )

 

 

Entre los 40-44 años tenemos que ciento veinte y cuatro ( 124 ) pacientes abortaron , lo que representa el 71.77 % de los abortos en esa gama de  edades , mientras  que treinta y cinco ( 35 ) tuvieron dos  o  mas  abortos ( 28.22 % )

 


Entre los 45-49 años tenemos que cuarenta y un ( 41 ) pacientes abortaron , lo que representa el 57.74 % de los abortos en esa gama de  edades , mientras  que treinta ( 30 ) tuvieron dos  o  mas  abortos        ( 42.25 % )

 

 

CONCLUSION

 

            El aborto provocado representa un drama social  con una espiral de ascenso vertiginoso independientemente de los medios anticonceptivos puestos a disposicion de las pacientes. Creemos que, junto a otros muchos, que deben acentuarse los programas preventivos del embarazo no deseado y propugnarse por una legislación que ampare la legalidad del aborto cuando cumpla con los requisitos que la ley marque como pautas para su inclusion como una practica legal. No nos creemos con la autoridad adecuada para decir cuales deben ser los parametros de esa ley futura, pero si esperamos que represente el deseo y la necesidad que la sociedad requiere para estas situaciones y que sirva para disminuir hasta minimos, la practica ilegal de los abortos y por igual, el aborto por la libre, pues ambas modalidades representan un peligro para la salud fisica y espiritual de miles de pacientes dominicanas, muchas de ellas en plena edad fértil.

            Nuestra casuistica personal creemos que aporta un poco de luz en cuanto a la frecuencia de los abortos provocados y su incidencia según la edad de las pacientes vistas por nosotros a lo largo de muchos años de ejercicio profesional

 

                                                                                        Santo Domingo, Republica Dominicana, 

 Periodo del estudio 1985-2006