noticias15

Un aliado para musulmanes con otra orientación sexual

Entrevista respondida en su totalidad por Salim B, Gay Muslim, Miembro de AMHO para EL MUNDO

por Beatriz G. Portalatín | Madrid para EL MUNDO

Dar apoyo y asesoramiento a las personas con una orientación sexual distinta a la heterosexual y cuya religión es la musulmana. La recién creada Associació de Musulmans Homosexuals LGTB, es decir, Asociación de Musulmanes Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (AMHO) en Cataluña quiere ser el referente para un colectivo que, hasta la fecha, no contaba con ninguna representación similar.

"En este momento sentimos un gran alivio y nuestra fe está más fuerte que nunca, hemos visto la luz. Ahora nos toca afrontar cómo llevamos nuestro DHIN (camino)", asegura optimista a ELMUNDO.es su secretario general, Abdel Jahil Zam Zam.

La presentación de dicha asociación tuvo lugar el pasado 26 de septiembre en Barcelona, en la Fundació Enllaç y fue presentado por el reconocido periodista Xavier Juclá. AMHO se convierte así en "la única asociación de similares características en el contexto catalán, español e hispano-parlante".

"Hemos estado callados cinco años como AMHO, pero desde el comienzo de la humanidad como LGTB musulmanes, el miedo que siente cada persona es interno, porque ser musulmán es una sumisión completa hacia Alá y, si te aceptas a ti mismo como eres, los demás te comprenderán y te aceptarán a ti también", afirma Zam. Por ello, la asociación, tal como explica, nació de una misma inquietud que todos compartían, de la fe inmensa en Alá y de la convicción de que "Él nos creó a todos por igual" ya que "creen ciegamente en el amor de Alá hacia ellos".

De este modo, define AMHO como un grupo confidencial de ayuda emocional, donde se tiene una plena conciencia de que ser gay y musulmán es visto por muchos como contradictorio. Pero "nada de eso es cierto cuando se trata de una fe como la que tenemos en Alá", manifiesta. Por ello, está seguro de que un LGBT cuando se da cuenta de su fe, "ve puro amor hacia Alá, todo parece mágico", dice Zam. Recalca además, que el Islam es comprensión, compasión y 'amor puro'.

Cada vez, más

Con la presentación de esta nueva asociación, reconocen que sobre todo, "están muy contentos" por este paso que han dado, y espera y desea que después de esta "salida a la palestra" muchos musulmanes LGTB se animen a colaborar con ellos (con AMHO).

Actualmente, son ocho personas pero, confían en que después de esta aparición en escena sean cada vez más. "Esperamos que muchos LGTB, que ahora mismo están sufriendo y pasándolo mal, vean una esperanza de un mundo mejor para ellos", asevera Zam.

Asegura a su vez, que la asociación preserva la identidad de los miembros de la asociación por su "seguridad personal". "Es y seguirá siendo política unánime de la asociación mantener el absoluto anonimato de quiénes son las personas que la componen". Cuenta que a él le llevó cuatro años aceptarse como homosexual pero, que hay que dar a las demás personas el tiempo que ellas consideren oportuno.

La historia de Salim B, un estudiante joven marroquí, puede no distar mucho de cualquier otra en su misma situación. Reconoce a través del correo electrónico que ha sido un camino "de continuos golpes, dolor y miedo" en el que llegó incluso a sentirse culpable por ser quien era. Pero cuando lo asimiló, se aceptó y superó su baja autoestima, empezó a mirar la vida con ilusión y sobre todo con positividad. "Ahora puedo decir que estoy muy orgulloso y satisfecho con lo que he conseguido, rompiendo esquemas continuamente con mucha fuerza y garra y finalmente puedo decir que soy feliz", asegura convencido.

En su caso personal, su familia fue un pilar fundamental pero, reconoce que al principio fue un impacto. "Mi familia ha sido mi principal apoyo moral en todo esto aunque al principio fue un shock pero, cuando se trata del amor de una madre o de un padre, todo parece mejor. Te quitas esa mochila tan pesada que pensabas que ibas a cargar con ella el resto de tu vida", afirma el joven.

Al igual que Zam, él también pretende que sean muchos más los que salgan a la luz. "Espero que esos que aún permanecen escondidos, que intenten enfrentarse a sus demonios y que digan, hasta aquí hemos llegado, es hora de luchar", concluye Salim.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/10/30/noticias/1351615872.html