noticias04

Católicos y musulmanes escenifican en Malta su posición común contra el matrimonio entre personas del mismo sexo

Pueden discrepar hasta la muerte en otros temas, pero cuando se trata de oponerse a los derechos de gays y lesbianas los cleros católico y musulmán son uña y carne. Una prueba es lo ocurrido en Malta, donde el arzobispo católico Paul Cremona no ha dudado en asistir a un seminario sobre “la identidad y el papel de la familia en un mundo globalizado desde una perspectiva cristiano-musulmana” organizado por la World Islamic Call Society…

El arzobispo Cremona ha aprovechado el foro cristiano-musulmán para manifestar que, de acuerdo a la tradición cristiana, el matrimonio es una unión exclusiva entre un hombre y una mujer. Cremona ha defendido además la importancia de mantener el modelo tradicional de familia, alertando de la catástrofe que según él supone la pérdida de los valores tradicionales. “La destrucción de la familia trae problemas al estado, incluso problemas económicos”.

En prácticamente idénticos términos se han expresado los líderes musulmanes asistentes al seminario. Ammar Hreba ha expresado que, de acuerdo a la tradición islámicam el matrimonio se basa en launión entre hombre y mujer. “Si dejamos que la familia se colapse, gracias a las directrices negativas que trasmiten los medios de comunicación, vamos camino de la catástrofe y la destrucción. El matrimonio entre personas del mismo sexo, por ejemplo, destruye la forma como la familia ha existido desde Adán y Eva”, ha expresado.

Malta, miembro de pleno derecho de la Unión Europea, es uno de los países más fervorosamente católicos del mundo. El catolicismo sigue siendo la religión oficial del estado, aunque la libertad de culto está garantizada. La figura del arzobispo de Malta es, por tanto, una de las más importantes del pequeño país mediterráneo.

En Malta, las relaciones homosexuales están permitidas desde 1973 y la edad de consentimiento es la misma que para las relaciones heterosexuales (los 18 años). Con motivo de su ingreso en la Unión Europea, Malta se vió obligada a legislar contra de la discriminación laboral de los homosexuales en el trabajo. No hay reconocimiento alguno (ni se espera) de las parejas del mismo sexo, ni leyes que regulen la modificación registral de las personas transexuales. Según la informaciónque suministra la ILGA, sin embargo, sí es posible la inseminación artificial de las lesbianas.

Fuente: http://www.dosmanzanas.com/2010/06/catolicos-y-musulmanes-escenifican-en-malta-su-posicion-comun-contra-el-matrimonio-entre-personas-del-mismo-sexo.html