articulos03

Respuesta a Tariq Ramadán

Tariq Ramadan

El 29 de mayo de 2009 el conocido estudioso islámico Tariq Ramadán publicó un artículo titulado “Islam y homosexualidad” en el que argumentaba que “todas las principales religiones y movimientos espirituales del mundo, desde las visiones mayoritarias en el hinduismo, el budismo y el judaísmo, hasta el cristianismo y el islam, condenan y prohíben la homosexualidad.” Jack Fertig, miembro de MPV (Muslim for Progressive Values), redactó la siguiente respuesta:

La manera en que la homosexualidad y el islam se posicionan enfrentados crea una falsa dicotomía y no hace favor alguno ni a las personas LGTB ni a los musulmanes. Una de las facetas más interesantes de este tema es el número de personas que, siendo “defensores de la tradición” y como tales habiendo sido anti gay, de repente deciden incluir a los homosexuales en su defensa de la cultura occidental. Nadie necesita “amigos” como estos.

El hermano Tariq habla de unos cuantos temas, confundiendo la idea principal. Sin embargo, una de las bellezas del islam es que reconoce que todos aportamos nuestro bagaje cultural, prejuicios y falta de información a cualquier argumento y que debemos escuchar las diferentes opiniones con respeto.

La palabra “homosexualidad” y las maneras de entenderla tienen una historia peculiar. El término se acuñó en 1868 por motivos políticos y rápidamente encontró un lugar en la medicina. Sabemos que a lo largo de toda la historia ha habido sexo entre personas del mismo sexo, que existe en todas las culturas humanas y que se puede encontrar en cientos de especies animales. Hay un corpus de pruebas científicas cada vez mayor que avalan el hecho de que la atracción hacia el mismo sexo es innata, de que posee un importante componente genético. Al igual que ser diestro o zurdo, o de la variación del color de ojos o la altura, la homosexualidad forma parte de una seria de variaciones normales. No obstante, la manera en que se entiende la sexualidad varía enormemente en las diferentes culturas.

El hermano Tariq hace una firme declaración de la universalidad del rechazo religioso de la homosexualidad, pero de hecho las religiones que aceptan el amor entre personas del mismo sexo cada vez son más: unitarios, cuáqueros y un número imparable de denominaciones protestantes aceptan a sus miembros LGTB y contemplan el matrimonio homosexual. En las denominaciones más grandes –luteranos, anglicanos y presbiterianos– el tema ha sido controversial precisamente porque el amor entre personas del mismo sexo ha ido ganando tanta aceptación. Ciertamente no puedo decir qué aceptan “la mayoría de rabinos”, pero las ramas reformistas y conservadoras del judaísmo aceptan la homosexualidad. No es rara la existencia de rabinos y rabinas homosexuales y su participación en consejos de rabinos. Un número pequeño pero creciente de grupos de musulmanes también comienzan a aceptar la homosexualidad.

En el Islam las condenas de la homosexualidad se basan en la historia de Lot (Sodoma y Gomorra), que trata sobre la violación de hombres. Esto es común en cárceles, y lo vemos generalmente en situaciones en que hombres heterosexuales atacan a hombres que ellos consideran gays. Yo he conocido personalmente a hombres que habían sido salvajemente atacados y sometidos a violaciones en grupo de esta manera. Hay también historias de tales abusos por parte de la policía egipcia, así como también de la iraní. Esto no tiene nada que ver con hombres que aman a hombres y mujeres que aman a mujeres.

La afirmación del hermano Tariq de que “ahora los musulmanes son llamados a condenar el Corán y a aceptar y promover la homosexualidad para así poder entrar en el mundo moderno” es una exageración en toda regla. Hay personas como Geert Wilders que nos insisten en rechazar o revisar el Corán, lo cual obviamente es imposible. Algunos individuos hacen peticiones imposibles sólo para buscar problemas. Esto no tiene nada que ver con la homosexualidad, aunque haya quien haga uso de ella y la explote. La homosexualidad no se puede promover más que el hecho de tener ojos azules o de medir metro noventa. La gente puede experimentar y “tontear” de la misma manera que puedes ponerse lentillas de colores o tacones, pero en el fondo sigues siendo quien eres. La heterosexualidad sí que se promueve y en muchos casos es incluso obligatoria, pero nuestra naturaleza acaba saliendo a la luz, y los homosexuales que se han visto forzados a contraer matrimonio heterosexual por presiones familiares y culturales viven infelices en matrimonios sin amor y a menudo llevan vidas dobles y engañan a sus cónyuges. No sólo los homosexuales se ven privados de relaciones satisfactorias basadas en el amor, sino también sus cónyuges heterosexuales. Los homosexuales bien saben que la orientación sexual no se puede promover. Sólo queda aceptar, o bien rechazar, que existen personas con orientaciones sexuales diferentes y que todos, independientemente de su orientación, merecen derechos iguales a los demás.

El hermano Tariq habla sobre la situación de los musulmanes que viven en países occidentales. Los musulmanes que vivimos en sociedades plurales, o como parte de una minoría, estamos obligados a respetar las leyes y costumbres de los países en los que vivimos. Debemos usar nuestra voz en aquellos países democráticos en los que somos parte del diálogo de cambio sobre la homosexualidad.

Políticamente nos interesa promover la aceptación de la diversidad. Nuestra religión nos dice “vive y deja vivir”. El hermano Tariq está en lo cierto cuando afirma que “no hay ambigüedad, sino que está claro que los musulmanes europeos tienen el derecho de expresar sus convicciones al mismo tiempo que respetan la humanidad y los derechos de los individuos. Si queremos ser consistentes, debemos respetar esta actitud de fe y apertura.”

Esto es exactamente aquello por lo que los activistas LGTB luchan... ni más, ni menos.

Jack Fertig, miembro de MPV (Muslim for Progressive Values)

Artículo original: http://mpvusa.org/index.php?option=com_content&view=article&id=138:response-to-tariq-ramadan&catid=38:gay-rights&Itemid=15