noticias10

Los gays musulmanes de la UE reivindican sus derechos

El Corán no condena la homosexualidad, recuerdan

Ludovic-Mohamed Zahed & Qiyaam Jantjies Zahed, just married

El pasado 14 de diciembre de 2011 tuvo lugar la charla-debate “Musulmanes lgtb”, organizada por FELGTB y COGAM, donde se presentó esta realidad que, cada vez con mayor presencia, se encuentra en nuestra sociedad.

En esta charla se hizo un recorrido por el islam, sus tradiciones y creencias en torno a la moral sexual, abordando el concepto de diversidad sexual desde una visión inclusiva y desmintiendo los fundamentalismos existentes en torno a las relaciones homosexuales y la transexualidad. Además, se denunció la situación de exclusión que están viviendo muchas personas musulmanas lgtb incluso en los países occidentales y cómo se tienen que enfrentar a ello.

La presentación estuvo a cargo de dos invitados: Ludovic L. Mohammed Zahed, presidente de la Asociación de Homosexuales Musulmanes de Francia, y Muhsin Hendricks, imán y activista de los Derechos Humanos sobre género e identidad sexual en el Islam.

“En muchos países con tradición islámica, las personas lgtb son perseguidas y castigadas, al igual que ocurre en otros países de tradición cristiana. La discriminación de género y por orientación sexual no depende de la religión, sino que más bien son las culturas las que juzgan y determinan los comportamientos sexuales. Utilizar a Dios y manipular los Textos Sagrados para condenar la diversidad sexual es un intento de coartar la libertad personal por meros prejuicios humanos”, afirmó Juan Antonio Férriz, coordinador del área de Asuntos Religiosos de FELGTB.

El Corán no habla explícitamente de la homosexualidad. Ningún verso del libro sagrado del islam enfrenta las relaciones entre personas del mismo sexo con la fe. "Pero algunas interpretaciones fundamentalistas asocian la homosexualidad con la violación, la pedofilia y demás abusos vividos en Sodoma", explica Ludovic L. Mohamed Zahed, presidente de la Asociación de Homosexuales Musulmanes de Francia, de visita ayer en Madrid.

Este colectivo insiste en que la homosexualidad no está reñida con el Corán, por eso no sólo denuncia "la criminalización" de las relaciones homosexuales en el mundo árabe, sino que reclama "su inclusión" en el islam.

A Zahed, que nació en Algeria y creció en Francia, le costó casi diez años entender que "la espiritualidad va más allá de la orientación sexual". Se interesó por el islam a los 12 años, a los 18 salió del armario y un año después resultó infectado de VIH. "No fue fácil, al principio incluso rechacé la religión, pero finalmente conseguí entender que la fe y la homosexualidad no eran incompatibles", cuenta ahora, con 33 años.

Lo más difícil para los gays en el mundo árabe es, según Zahed, salir del armario. "La sexualidad es el mayor tabú en la familia. Puedes acostarte con hombres, no pasa nada, está bien, pero no hables de ello", cuenta. Este activista tiene la esperanza de que la Primavera Árabe abra el camino para la erradicación de prejuicios homófobos.

La homosexualidad es un tema tabú en el mundo islámico, que es considerada un delito y está prohibida en la mayoría de países bajo esta religión, siendo especialmente duro en Arabia Saudí o Irán.

Los países como Argelia o Marruecos también ven a las personas de tendencia homosexual como personas que cometen un delito, cinco Estados musulmanes condenan a los homosexuales a muerte.

Según ha publicado El País, en España estos prejuicios continúan existiendo y, en muchos casos, los inmigrantes también niegan su identidad sexual y se la ocultan a sus familias.

La comunidad musulmana está comenzando a hacerse oír, reivindican la compatibilidad entre el Corán y la realidad homosexual ya que tanto el Corán como el Hadiz contienen condenas expresas de los actos sexuales entre personas del mismo sexo.

La presidenta de la Unión de Mujeres Musulmanas de España (UMME), Laure Rodríguez, ha comentado para el diario El País que: “Existe una lesbofobia y una homofobia generalizada dentro de las comunidades musulmanas en nuestro país”.

El proceso de “salir del armario” para un gay musulmán es especialmente difícil, coautor del Estudio sociológico y jurídico sobre homosexualidad y mundo islámico (Cogam, 2007), “La característica fundamental de los homosexuales musulmanes es que viven en dos mundos muy diferenciados: por un lado, sus familias, que no saben nada, y, por otro, con sus amistades. Son redes que jamás se tocan ni se mezclan”.

En países como Francia, la Asociación de Homosexuales de Francia lleva dos años luchando por defender los derechos del colectivo gay musulmán, “No tenemos que renunciar a ser musulmanes por ser homosexuales”, explica su fundador, Ludovic L. Mohamed Zahed, de 34 años.

El imán Ludovic-Mohamed Zahed, portavoz del grupo de Homosexuales Musulmanes de Francia (HM2F) y su compañero Qiyaam Jantjies Zahed, los musulmanes dos musulmanes, en presencia de sus familias y sus amigos, se casaron en Sudáfrica en agosto de 2011). "Celebrar esta fiesta religiosa es un símbolo de llamada a las autoridades religiosas . Es importante predicar con el ejemplo, para decir que es posible ser gay y musulmán y para luchar contra esta doble discriminación ".

Fuentes: http://www.cascaraamarga.es/sociedad/56-sociedad/1567-el-armario-del-gay-musulman-se-encuentra-enclaustrado.html

http://www.webislam.com/articulos/65764-musulmanes_lgtb_conferencia_en_madrid.html

http://www.dosmanzanas.com/2011/12/charla-coloquio-%E2%80%9Cmusulmanes-lgtb%E2%80%9D-ignorads-y-discriminads.html

http://www.gaymaroc.net/2012/10/bel-exemple-de-tolerance-sur-lequel.html