articulos08

Tothom Bear Blog: Religión y Homosexualidad

Por Fernando Querejeta,

Licenciado en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid

Que las relaciones entre religión y homosexualidad no son fáciles es algo que no se le escapa a nadie. A día de hoy las autoridades religiosas de las distintas confesiones –salvo honrosas excepciones que veremos después- rechazan de plano la homosexualidad y, por tanto, los derechos de las personas LGTB. Por parte de la jerarquía católica, por ejemplo, los ataques verbales y las declaraciones gravemente homofóbicas están a la orden del día y las vemos cada dos por tres en las noticias. En el mundo islámico la situación es aún peor, y son varios los países de esa confesión que condenan penalmente la homosexualidad, en algunos casos incluso con la muerte. Hace poco publicamos en este mismo blog unas declaraciones de Mahmud Ahmanideyad, presidente de la República Islámica de Irán, ante la CNN sobre este tema. Esto son sólo algunos ejemplos, la homofobia religiosa y sus causas es un tema largo y complejo y el propósito de este artículo no es tanto éste, sino centrarnos en las personas LGTB cuya necesidad de abrazar la fe, a pesar de ver y vivir en sus propias carnes el rechazo de las distintas jerarquías religiosas, es tan fuerte e importante para ellas que necesitan compatibilizar ambos aspectos de su vida, fe y homosexualidad.

Visto desde fuera siempre ha parecido que estas personas LGTB creyentes -que, dicho sea de paso, no sólo han sufrido el rechazo y la incomprensión de las distintas confesiones por su orientación sexual o identidad de género, sino también el rechazo y la incomprensión del resto de la comunidad homo y transexual por ser creyentes-, sólo tenían dos caminos posibles: o negar su sexualidad y afectividad, encerrándose en el más profundo de los armarios para poder vivir su fe sin ser rechazadas por su comunidad religiosa, pero con las contradicciones y problemas internos que eso implica, o por el contrario abandonar su religión, su fe y su iglesia y vivir su homosexualidad sin culpa, sin la opresión del pecado o del haram. Tarea ésta última, que algunas de estas personas podían llevar bien, pero que en otros casos se hacía totalmente cuesta arriba, pues el vacío espiritual que se les crea les resulta difícil de llevar. Pero poco a poco, en las distintas confesiones va surgiendo una tercera vía: luchar porque los estamentos religiosos vayan aceptando y respetando la diversidad de orientación sexual e identidad de género de la sociedad actual. En algunas confesiones cristianas protestantes, como diversos grupos episcopalianos de EEUU o la iglesia luterana, es ya mucho el camino andado; son varias ya las iglesias episcopaliana ques han ordenado obispos homo y transexuales; en el caso de los luteranos suecos se ha llegado a aprobar el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo. En otras confesiones protestantes también se han ido produciendo signos aperturistas en este sentido.

En nuestro país, mayoritariamente católico y con una Conferencia Episcopal que funciona como auténtica correa de transmisión del Vaticano y que, un día sí y otro también, nos “regala” alguna que otra declaración a cual más homófoba y grotesca, la situación es evidentemente distinta a la de Suecia o EEUU. Pero son varios los grupos españoles que intentan luchar contra este estado de cosas. En Madrid está CRISMHOM, Cristianos de Madrid Homosexuales. En Cataluña, las personas LGTB cristianas cuentan con ACGIL (Associació de Cristians i Cristianes Gais i Lesbianes), una de las múltiples asociaciones federadas en la Coordinadora Gai, Lesbiana, Transexual i Bisexual de Catalunya. También puede ser interesante para las cristianas y los cristianos LGTB la web Cristianos Gays. Por lo que se refiere al Islam, recientemente ha surgido AMHO (Asociación de Musulmanes Homosexuales), cuyos fines son, entre otros, abrir la sociedad a la realidad de las personas LGTB musulmanas y crearles un espacio de ayuda emocional.

Desde Tothom Bear Blog apoyamos el respeto a la diversidad sexual y la igualdad de las personas LGTB en todas las instituciones y en todos los ámbitos. Esperamos por ello que las personas LGTB que se vean en la necesidad de compatibilizar personalmente sus creencias religiosas y su orientación sexual o identidad de género encuentren en este tipo de asociaciones el espacio que necesitan y buscan, y que desde ellas puedan poner su grano de arena en la lucha por la igualdad de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en un ámbito de la sociedad, como es el religioso, especialmente hostil a dicha igualdad.

Fuente: http://xaviergasco09.blogspot.com.es/2012/10/religion-y-homosexualidad.html?spref=fb