noticias02

Un nuevo país con democracia y justicia pero no para gays y lesbianas

El presidente de Sudán del Sur, región que podría independizarse en 2011, dice que en la nueva nación habría lugar para "todos". Menos para los homosexuales.

El presidente de la región autónoma de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, ha dicho que no apoyaría una declaración unilateral para independizarse de Sudán y se ha mostrado, en cambio, favorable al referendo que se celebraría en enero de 2011, y en el cuál se decidiría la suerte de esta ¿nueva? nación africana.

En declaraciones a Radio Netherlands, Kiir Mayardit prometió que, en caso de obtener la independencia, apoyará los esfuerzos para que Sudán del Sur sea un país democrático, igualitario y justo.

Kiir Mayardit, sin embargo, dijo que las personas homosexuales no serán aceptadas en el nuevo país. “Es que no está en nuestra esencia (..) no existe y si alguien quiere importarlo (sic) a Sudán, será condenado”.

Como se ve, algo se le escapó a Kiir Mayardit en sus definiciones de “democrático”, “igualitario” y “justo”.