La pradera

La vegetación es la resultante de la acción de los factores ambientales sobre el conjunto de vegetales que habitan un área. A su vez la presencia de algunas especies es consecuencia de condiciones ambientales creadas en parte por la propia vegetación.

Las unidades que se definen en un área al tratar de describir la vegetación, son fisonómicas, el hábito de las especies con dominancia aparente es el que determina su denominación.

            En el Uruguay la vegetación predominante es la pradera (campos), con la presencia de bosques en galería a lo largo de los cursos de agua o en lugares protegidos de las serranías, ocupan menos del 3% de la superficie (del Puerto, 1969).

 Campos

             Por el efecto del pastoreo los campos tienden a estar formados por vegetación herbácea, con predominancia de gramíneas, y escasa proporción de matorrales o arbustos. La verdadera vegetación clímax en los campos uruguayos sería la pradera pastoreada por herbívoros autóctonos. Con la desaparición de éstos y la introducción del ganado y los alambrados, seguramente cambió la apariencia de la pradera por diferencias en las modalidades de pastoreo y pisoteo, pero la composición de la flora uruguaya, con neta predominancia de familias y especies campestres, nos indica que la pradera siempre fue la vegetación dominante (Marchesi, 2005).

            Los campos se ven diferentes según la floración de las especies de gramíneas en distintas épocas del año, ocurriendo una dominancia aparente estacional.

            En sus estudios de campos naturales, Rosengurtt (1944) define distintos campos en base al sustrato, topografía o uso agronómico. No hay una clasificación de campos en base a su composición florística. Este autor, define, además, otras comunidades herbáceas no campestres (bañados, arenales).

(Gracias por la información: Flora y vegetación del Uruguay, Eduardo Marchesi, 2013) 





La importancia de las praderas. 
Material extraido de la página web http://www.somosamigosdelatierra.org/.

Lo económico y lo ecológico son centros de interés fundamental.

Desde el punto de vista económico porque constituye la base fundamental de la producción ganadera (carne, leche, lana y cuero) para lo cual es determinante la pradera natural.

Desde el punto de vista ecológico las praderas proveen otros servicios o beneficios a la sociedad, a los cuales generalmente los economistas no le asignan un "valor monetario" y tal vez por esa razón en general son olvidados o ignorados.

Estos beneficios son llamados "servicios ecosistémicos". La pradera natural contribuye a mantener la composición atmosférica, secuestrando carbono, absorbiendo metano y reduciendo las emisiones de óxido nitroso.

Las praderas secuestran en el suelo grandes cantidades de carbono en forma de materia orgánica. En un suelo de pradera pueden acumularse en los primeros 20 cm. del perfil más de 50 toneladas de carbono orgánico por hectárea. Su transformación en tierras agrícolas provoca un aumento en las emisiones de dióxido de carbono.


El enriquecimiento de CO2 atmosférico tiene importantes efectos sobre el clima ya que junto con otros gases, como el metano y el óxido nitroso, generan el "efecto invernadero" .

La presencia de la pradera también mantiene la biodiversidad vegetal y animal. La vegetación natural controla el intercambio de energía entre la superficie y la atmósfera, regulando el clima local y regional y asegurando la conservación de los acuíferos.

Asimismo la pradera disminuye las pérdidas de suelo por erosión y contribuye al ciclo de nutrientes en el suelo.


MATERIAL ACCESORIO.

LA PRADERA EN EL URUGUAY

Vídeo de YouTube


Comments