Ciudad de Fray Bentos

El nombre Fray Bentos tiene un orígen en la cartografía europea de la primera mitad de l siglo XV y desde allí en adelante. Se considera un elemento si documentación que el nombre podría provenir de un fraile de apellido Ventos, un religioso ermitaño que se instaló en la zona denominada hoy como "Caracoles", sobre el río Uruguay, a unos 15 kilómetros al sur de la actual ciudad con ese nombre. La denominación geográfica en la cartografía desde la mitad del 1600, induce a pensar que para tener importancia y ser reconocido como lugar geográfico, debería haber tenido varias décadas de uso.

Se cuenta entre los antecedentes documentados: en 1692, un viaje por el Río de la Plata y sus afluentes, hecha por el Capitán Manuel de Ibarbelz, siguiendo órdenes del entonces Gobernador de Buenos Aires, Don Agustín de Robles, da cuenta en su diario y anotaciones cartográficas sobre las "barrancas de Fray Bentos", además de otras observaciones detalladas de la geografía inconfundible de los alrededores de la ciudad de Fray Bentos.

En otro ámbito de investigación, el historiador uruguayo Ariosto Fernández, haciendo referencia a la "Carta Española del Río de la Plata, Uruguay y Paraná" (época de Felipe V, 1703), realizada por el Capitán de Ingenieros Gregorio Gómez.

Otra documentación que menciona el nombre Fray Bentos es el mapa "De las Misiones de la Compañía de Jesús en los ríos Paraná y Uruguay", delineado por un sacerdote jesuita de nombre Joseph Quiroga y Méndez, en 1749. Este mapa fue posteriormente publicado por Franceschelli en el año 1753 en Italia. El mapa refiere a cursos de agua y menciona "Fray Bentos" como uno de ellos, así como el "Lechiguana" que sería en actualmente nombrado como Yaguareté.

La zona tiene un antecedente documentado de presencia aborígen desde 1300 años antes del presente, con presumible origen de los grupos migratorios del delta del río Paraná. También se han hallado evidencias de sitios de la época prehispánica inmediata a la llegada del español, con ocupaciones por los indios tupí guaraníes, en una migración fluvial por el río Uruguay.
La población de Fray Bentos.
Desde 1852 cuando se derrocó al gobierno de Juan Manuel de Rosas en Buenos Aires, el río Uruguay se abrió a la navegación y se fomentó la exportación por vías acuáticas. En 1855 el puerto de la ciudad de Gualeguaychú no daba abasto con el comercio existente, además de tener dificultades con el calado que no permitía el ingreso de embarcaciones de regular tamaño, obligando a las mismas a recalar en el "atracadero de Fray Bentos", sobre la costa oriental. En la otra orilla, las barrancas ofrecían un excelente puerto natural, pero no había allí ningún centro poblado.

El Dr. Isidoro de María, vicecónsul oriental en la ciudad de Gualeguaychú, comenzó a alentar la radicación de personas en la orilla uruguaya y a despertar el interés de inversores en una zona que prometía mucho futuro. Por entonces, 1857, un hombre de negocios radicado en la ciudad de Gualeguaychú, el vasco-francés José Hargain, decidió instalar una hostería en la orilla de Fray Bentos, tarea que llevó adelante no sin antes solicitar permiso a la familia Haedo propietaria de las tierras, de manera que Hargain fue el primer poblador en forma de la zona específica de lo que sería posteriormente la ciudad de Fray Bentos.

En 1858, un grupo de empresarios uruguayos, ingleses, alemanes e irlandeses, provenientes de Montevideo, compraron tierras en la zona y donaron al gobierno uruguayo las manzanas suficientes como para fundar allí lo que inicialmente se llamó "Villa Independencia" (16 de abril de 1859).

Durante 1861, el ingeniero de Hamburgo (Alemania) George Christian Giebert, trajo la idea de instalar una industria que cambiaría el mundo, el "extracto de carne", elaboración que se llevaría adelante con la fórmula del químico alemán Justus von Liebig, llamado y reconocido como "el padre de la química orgánica". Surge así la "Giebert et Compagnie" en 1863. El producto se hizo tan famoso que durante las dos grandes Guerras, Fray Bentos fue considerado la cocina del mundo, proveyendo de diversos subproductos derivados de la carne a Europa. La Liebig Extract of Meat Company dominó el panorama económico de Fray Bentos y de buena parte del Uruguay rural durante varias décadas. Con el tiempo e iniciada la producción además de carne conservada (Corned Beef) para las fuerzas aliadas, el impacto de Fray Bentos en la sociedad europea, aumentó de gran manera. Su fama mundial cobró mayor notoriedad mucho antes, tal vez desde que el extracto de carne fue elegido por Julio Verne para ser el desayuno de los personajes de su obra el viaje a la Luna ("Au détour de la Lune").




Información extractada del libro Historiografía de la Ciudad de Fray Bentos (1857-1881) de René Boretto Ovalle.




DOCUMENTACIÓN PARA AUMENTAR INFORMACIÓN de este tema:

NOTAS HISTORIA FRAY BENTOS.

ABORIGENES RIO NEGRO.