4. Temas legales‎ > ‎

Diferencia entre Patria Potestad y Custodia

FUENTE:http://www.aa-divorcios.com

Diferencia entre Patria Potestad y el término Custodia

Son conceptos que muchas veces se utilizan como sinónimos, aunque no lo son, puesto que la Patria Potestad es mucho más amplio, y engloba a la Custodia. Trataremos de señalar la fina línea divisoria, que existe conceptualmente entre ambos términos.


Comenzaremos por explicar que el término Custodia, hace referencia únicamente a la convivencia, y, por tanto, no implica más derechos para el progenitor que la tiene encomendada, que la mera tenencia física de los hijos consigo mismo, y por ello, no supone un status privilegiado de un progenitor respecto del otro, en todo caso, supone una mayor carga y asunción de responsabilidades.

Pero en ningún caso debe entenderse que el padre que ostenta la custodia sea superior desde el punto de vista de jerarquía legal al que no la ostenta.

El problema de la no comprensión del concepto de patria potestad ha llegado a ser tan generalizado, que en una reunión anual de Jueces y Magistrados de Familia, celebrada en Madrid en el año 2008, se llegó a la conclusión de que debía explicarse, en las Sentencias Judiciales, en qué consistía el contenido de la Patria Potestad.

Así, nos encontramos muchas Resoluciones Judiciales, donde se comienza explicando que la Patria Potestad es conjunta, es decir que la titularidad la tendrán los dos cónyuges, los cuales deberán comunicarse todas las decisiones que con respecto a sus hijos, adopten en el futuro, así como todo aquello, que conforme al interés prioritario del mismo, deban conocer ambos padres.

Éstos deberán establecer el cauce de comunicación que mejor se adapte a sus circunstancias o condiciones personales, obligándose a respetarlo y cumplirlo.

En muchas Sentencias, por ejemplo, se señala que la comunicación deberá hacerse por escrito, pero, es evidente que podrá realizarse también por burofax, email, telegrama, por carta u oralmente.

El contenido será el que mejor se adapte a cada caso en concreto, y el otro progenitor deberá contestar a la comunicación que se le haya efectuado.

Si no contesta podrá entenderse que presta su conformidad. Ambos padres participarán en las decisiones que con respecto al hijo tomen en el futuro, siendo de especial relevancia las que vayan a adoptar en relación con la residencia del menor, o las que vayan a afectar a su ámbito escolar o sanitario, así como las relacionadas con las celebraciones religiosas.

Sobre esa base, se impone la decisión conjunta para cualquier tipo de intervención quirúrgica o de tratamiento médico importante, tanto si entraña un gasto, como si está cubierto por la Seguridad Social o por una Compañía de Seguros Privada. 

Se impone igualmente la intervención y decisión de ambos padres en lo relativo a las celebraciones religiosas, tanto en lo relativo a la realización del acto religioso como el modo de llevarlo a cabo en sí mismo, sin que al respecto tenga prioridad alguna, el progenitor al que corresponda el fin de semana al día en que vayan a tener lugar los gastos.

Los dos padres deberán ser informados por terceros de todos aquellos aspectos que afecten a su hijo, y concretamente, tienen derecho a que les facilite toda la información académica y boletines de evaluación.

Así mismo tienen derecho a obtener información a través de las reuniones habituales con los tutores o servicios de orientación del centro escolar, tanto si acuden los dos o lo hacen por separado. De igual manera, tienen derecho a obtener información médica de sus hijos y a que se les faciliten los dictámenes que cualquiera de los dos soliciten. El progenitor que en ese momento se encuentre en compañía del hijo podrá adoptar decisiones respecto al mismo, sin previa consulta, en los casos en que exista una situación de urgencia, o en aquellas decisiones diarias poco trascendentes o rutinarias, que en el normal transcurrir de la vida ordinaria con un menor puedan producirse.

¿Qué Derechos comprende la Patria Potestad?

En todo Procedimiento de Separación o Divorcio, la norma general es que se atribuya la custodia de los hijos menores a uno de los Cónyuges, sin perjuicio de que la Patria Potestad, o Autoridad Familiar sea compartida. 

En primer lugar, comenzaré por dar una breve definición de lo que debe entenderse por Patria Potestad, ya que la misma, se confunde en muchas ocasiones, con la Guarda y Custodia.

Por aquélla, entendemos, un complejo entramado de Derechos y Deberes derivados fundamentalmente de la procreación, retroalimentándose del respeto y cariño que debe nutrir toda relación paterno-filial, y cuya finalidad esencial, es la protección del menor para ayudarle en su proceso de desarrollo individual. Por ello, la Patria Potestad, es un derecho amplio y abstracto, que engloba dentro del mismo, la Custodia, y, que salvo Decisión Judicial en contra, siempre será conjunta. Únicamente son los Tribunales los que están facultados para extinguir el derecho de Patria Potestad a un progenitor y por causas legalmente tasadas. Dichos motivos, serán siempre supuestos muy graves, que encajen dentro del concepto legal. La Custodia es un derecho más específico y menor que la Patria Potestad, pues supone la mera tenencia física del hijo, en el sentido más material, que como todos sabemos, puede ser Monoparental o Compartida. 

Continuando en la línea de la Patria Potestad, ésta, es siempre Compartida, lo cual, genera grandes dudas a los esposos, y no pocas confrontaciones Judiciales. ¿Qué significa esto?: Que es necesaria la intervención de ambos Cónyuges para la toma de decisiones relevantes, concernientes a sus hijos, aunque la Custodia la tenga atribuida solamente uno de los progenitores.  Ello implica, que los Progenitores, deberán tenerse al corriente de cuantas circunstancias importantes de salud, viajes, formación etc, afecten a sus hijos.

Vamos a citar una serie de ejemplos, sin que tal descripción pueda considerarse como una lista cerrada:

Así pues, ambos decidirán a qué tipo de Colegio (Público, Concertado, o Privado) debe asistir el Menor, si es procedente el cambio de Centro Escolar, o de modelo educativo. Los dos padres tienen Derecho a tener noticia de la evolución formativa de los niños, a que se les facilite la información académica y boletines de evaluación, y a asistir a cuantas reuniones y tutorías se establezca, ya sea juntos, o por separado.

Igualmente, ambos de Común Acuerdo decidirán sobre las salidas al extranjero, o, por ejemplo, las Colonias Infantiles o Campamentos de Verano. En caso de enfermedad padecida por los Menores, el cónyuge a cuyo cuidado estuvieran en ese momento, se lo comunicará al otro de forma inmediata, acudiendo ambos al Hospital caso de ser necesario. Se decidirá entre los dos, las circunstancias relativas a tratamientos, facultativos, Hospitales, Públicos o Privados, en definitiva sobre cualquier tipo de intervención física o psicológica de entidad, a salvo de que sea una decisión de urgencia o riesgo vital, que será asumida por el padre que en ese momento se encuentre con el menor, aun cuando deberá notificarlo al otro, a la mayor brevedad posible.

Comments