Coloquio del 20/10/2011

Teorías físicas de El Niño / Oscilación Sur

Ken Takahashi

Instituto Geofísico del Perú

Lugar:

Auditorio de Física PUCP

(Av. Universitaria cdra. 18, San Miguel, Lima)

Fecha y hora:

Jueves 20/10, 12:30 p.m.

Trabajos recientes proponen la existencia de un fenómeno nuevo, similar a El Niño-Oscilación Sur (ENOS), pero con diferencias en los detalles de sus características (e.g., Ashok et al., J. Clim. 2007). En particular, las anomalías en la temperatura superficial del mar (TSM) asociadas se ubican principalmente en el Pacífico ecuatorial central y con señal casi nula en el oriental. Utilizando la técnica de las funciones ortogonales empíricas se puede encontrar dos índices, que por construcción no tienen correlación entre sí, donde la principal (en términos de varianza explicada) se puede asociar al patrón dominante de ENOS, mientras que el segundo es atribuído al otro supuesto fenómeno, conocido como "El Niño Modoki" (seudo-El Niño), entre otros nombres.

En un estudio reciente (Takahashi et al., GRL 2011), se revisitaron estos dos índices y se encontró una fuerte relación no-lineal entre ellos, sugiriendo que ambos describen aspectos de un mismo fenómeno (i.e., ENOS). Para los meses de verano, se identificaron dos regímenes, uno correspondiente a los eventos fríos, neutros y moderadamente cálidos, y un régimen correspondiente a los eventos cálidos intensos. En cada régimen los patrones espaciales son distintos. En el primero, las anomalías de TSM en verano se encuentran más concentradas en el Pacífico ecuatorial central, lo cual corresponde a la fase madura de tanto los eventos "canónicos" (Rasmusson y Carpenter, 1982; Cane, 1983), tanto cálidos como fríos, como de los eventos tipo "El Niño Modoki". En El Niño canónico, en el año previo se observaba un calentamiento precursor en la costa sudamericana que está ausente en los eventos tipo Modoki. Por otro lado, en los eventos cálidos extraordinarios (i.e., 1982-83, 1997-98 y, en menor grado, 1877-78), el calentamiento en la fase madura de verano es más intenso en la costa de Sudamérica.

Con respecto a cambios de largo periodo en El Niño, observaciones (Lee y McPhaden, GRL 2010) y y algunos modelos climáticos (Yeh et al., Nature 2009) indican una tendencia hacia eventos más confinados al Pacífico central. Esto parece contradecir el que los dos eventos El Niño más extremos registrados hayan ocurrido solo recientemente, con quince años de separación. Sin embargo, separando los dos regímenes hallados en este estudio, se ve que existe una tendencia negativa en la variabilidad en el Pacífico oriental asociada a los eventos fríos y moderadamente cálidos, pero que no se puede hacer afirmaciones sobre las tendencias en los eventos cálidos extremos. (Click aquí para ver el afiche.)

Ingreso libre. Habrá café y galletas.

Informes: mbustamante@pucp.edu.pe