Agradecimientos y contribuciones individuales

Esta edición de Recursos Mundiales es la decimotercera de una serie que comenzó en 1986. Ha evolucionado de su objetivo inicial de ofrecer una valoración global de las tendencias de medioambiente y desarrollo, a ofrecer un profundo análisis político sobre los principales problemas que derivan de la dependencia humana y el impacto sobre el medioambiente. En esta edición ha vuelto a evolucionar, adoptando un nuevo modelo para llevar a cabo las investigaciones y para involucrar al público desde el principio, en lugar de esperar a su publicación. El papel de Internet y la gran variedad de herramientas de comunicación que ofrece este informe han tenido un papel mucho más importante que en ediciones anteriores.

El Informe de Recursos Mundiales (WRR) sigue siendo el fruto del trabajo de una colaboración especial entre el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Banco Mundial y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI).

En esta decimotercera edición de Recursos Mundiales, nos gustaría expresar una vez más nuestra gratitud al Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega. Han sido su confianza en este nuevo enfoque y su profunda preocupación por el cambio climático y la adaptación lo que han hecho posible este informe.

También estamos muy agradecidos al Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda, a la Agencia Suiza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (SIDA), y a la Agencia Danesa para el Desarrollo Internacional (Danida), que pertenece al Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca. Gracias por su dedicación y apoyo continuo en la elaboración de este Informe de Recursos Mundiales. También nos gustaría agradecer su especial contribución a los Fondos de Inversión en el Clima y su Programa Piloto para la Resiliencia Climática, pertenecientes al Banco Mundial.

Contribuciones Individuales

La adopción de un nuevo modelo para el Informe de Recursos Mundiales nos presentó una serie de problemas inesperados. Queremos agradecer la paciencia y los consejos de nuestros compañeros a medida que trabajábamos para resolverlos.

Peter Gilruth, del PNUMA; Warren Evans y Glenn-Marie Lange del Banco Mundial; y Bo Lim, Charles McNeill y Jennifer Baumwoll del PNUD han sido unos compañeros extraordinarios. Nuestro más sincero agradecimiento a Ian Rector, que dirige el Programa de Adaptación de África del PNUD desde Dakar (Senegal), cuyo asesoramiento ha sido de vital importancia.

Este nuevo modelo también creó unas necesidades logísticas y de gestión que nos pusieron a todos a prueba. Contamos con la colaboración de más de 100 expertos, funcionarios y profesionales en nuestros esfuerzos de investigación, y su trabajo creó un cuerpo impresionante de material que está disponible al público en la página web del WRR (www.worldresourcesreport.org). Nuestros colaboradores aparecen enumerados al principio de este informe.

Además, los borradores de este informe han sido revisados de forma exhaustiva por todos nuestros colaboradores, así como por funcionarios del gobierno, investigadores y otros profesionales. Su tiempo, su preocupación y sus puntos de vista han contribuido enormemente a la elaboración de este informe, y no hay palabras para expresar nuestra gratitud. En la página siguiente, enumeramos a las personas que nos han ayudado a desarrollar y revisar nuestro trabajo.

Tuvimos la suerte de contar con el apoyo desinteresado de diversos organismos e instituciones en nuestra búsqueda de información y datos para apoyar gráficamente e ilustrar de forma concisa elementos importantes de lo impactos emergentes del cambio climático. Gracias a Felix Portmann de la Universidad de Frankfurt (Alemania), Alex de Sherbinin del Centro para la Red Internacional de Información de Ciencias de la Tierra (CIESIN) de la Universidad de Columbia, Giuseppe Molinaro de la Universidad de Maryland, Ashbindu Singh de la Oficina Regional para Norteamérica del PNUD, y Lauren Monrone y Barbara Eubanks del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Este informe también contó con la ayuda de Greg Mock (un habitual en la serie de Recursos Mundiales), que aportó una nueva perspectiva a nuestro trabajo.

El personal del Instituto de Recursos Mundiales obtuvo un asesoramiento oportuno y sólido, por no hablar de la gran flexibilidad a medida que trabajábamos en este nuevo enfoque. Nuestro más sincero agradecimiento a: James Anderson, Athena Ballesteros, Steve Barker, Maggie Barron, Hyacinth Billings, Edward Cameron, Lalanath De Silva, Aarjan Dixit, Kathy Doucette, Joseph Foti, Peter Hazlewood, Norbert Henninger, Tim Herzog, Frances Irwin, Stacy Kotorac, Heather McGray, Robin Murphy, Jack Nelson, Michael Oko, Cliff Polycarp, Samantha Putt del Pino, Ashleigh Rich, Kim Thompson, David Tomberlin, Elsie Velez-Whited, Bob Winterbottom, Lauren Withey y Davida Wood. También nos gustaría agradecer la oportuna colaboración de Mark Holmes.

Durante este tiempo, hemos tenido la suerte de contar con un extraordinario grupo de internos que han aportado un gran talento y energía a este informe. Monika Kederman, Kirsten Luxbacher, Radha Neelakantan y Vincent Palacios han realizado valiosas aportaciones a esta edición de Recursos Mundiales. En cada etapa de este informe, uno o más de estas talentosas personas nos prestaron su ayuda.

El personal del WRR reunido para elaborar este informe nos ha prestado su tiempo con una gran dedicación y de forma desinteresada. Si bien no tiene mucho sentido describir detalladamente las contribuciones de cualquiera de los miembros, cada uno de ellos, Kelly Levin, Polly Ghazi y el talentoso Brian Lipinski, ha dejado una huella imborrable en este informe, y todos han respondido a múltiples desafíos una y otra vez.

Dan Tunsall, que deja el WRI este año, ha participado en cada número del WRR desde su primera edición en 1986, cuando era Director de Investigación. Tanto en cargos formales como informales, ha formado parte de cada uno de los informes. Su larga experiencia y su fe en la fuerza de la información se reflejan en ellos.

Tanto Manish Bapna como Janet Ranganathan han hecho malabares para responder a múltiples responsabilidades en el WRI y aún han encontrado tiempo y energía para orientar de forma sensata al equipo del WRR y analizar su trabajo de forma rigurosa. Con esto demuestran lo mucho que les importa este informe.

En esta edición nos agrada destacar el empeño de Ángel Muñoz, nuestro editor en español, el más veterano ya entre los que hacen ediciones en otros idiomas del informe bienal y que nunca ha fallado a los lectores en español. Su olfato periodístico siempre ha cosechado destacadas referencias en los medios de comunicación de su país para Recursos mundiales y esto amplifica de forma eficaz el valor de los descubrimientos de la obra en América Latina y España.

Por último, no podemos terminar sin reconocer la gran deuda que tenemos con Jonathan Lash, que ha sido el Presidente del Instituto de Recursos Mundiales durante los últimos 18 años. Este es el último de ocho informes que llevan su nombre, y es el único que refleja su desafío personal de hacer que el informe fuera más accesible, y el único que involucra a la población directamente y desde el principio. Afortunadamente, hemos contado con una investigación exhaustiva a lo largo y ancho del planeta, una supervisión y revisión consideradas, y unos socios totalmente comprometidos con este proyecto desde el principio. Esperamos haber hecho pleno uso de estos recursos. Por supuesto, cualquier error o inexactitud es nuestro, y sólo nuestro.