Presentación edición en español

La adaptación al cambio climático debe integrarse en todas las planificaciones vinculadas a los sectores que son potencialmente vulnerables

Miguel Arias Cañete

El cambio climático representa el gran reto ambiental del siglo XXI. Los últimos informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señalan las evidencias de que el calentamiento del sistema climático es inequívoco. Numerosos estudios ponen en evidencia, también, que los impactos del cambio climático ya están afectando a muchos sectores y sistemas en diferentes regiones del planeta, tales como los sistemas hidrológicos y costeros, los sectores agropecuario y forestal o, incluso, la propia salud humana.

Por ello, se están llevando a cabo importantes esfuerzos, en el ámbito nacional e internacional, para la lucha contra el cambio climático, a través de acciones de mitigación; es decir, impulsando la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera y promoviendo su secuestro. No obstante, el objetivo último de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) -la estabilización de las concentraciones atmosféricas de GEI- está aún lejos de alcanzarse, a pesar del amplio consenso científico existente sobre los escenarios de cambio climático para los próximos decenios. Por ello, las actuaciones de adaptación al cambio climático que se proyecta, son absolutamente necesarias, como complemento a las de mitigación.

Así, la adaptación al cambio climático debe integrarse en todas las planificaciones vinculadas a los sectores que son potencialmente vulnerables al mismo. Y esta integración debe coordinarse en un marco político que promueva un proceso continuo de generación de conocimiento, creación y fortalecimiento de capacidades, comunicación y participación de los actores clave y de la ciudadanía en general. En definitiva, la adaptación al cambio climático es un reto de enorme relevancia, que exige una gran labor colectiva, con estrecha colaboración de las administraciones y de la sociedad.

Además, cabe subrayar que la adaptación al cambio climático ofrece oportunidades para la innovación y el desarrollo sostenible a través de la modernización en las formas de planificar, gestionar, producir y consumir, impulsando economías más sostenibles y competitivas. También moviliza respuestas tecnológicas en ámbitos diversos. Tanto las tecnologías asociadas a la observación y anticipación de los fenómenos climáticos, como las vinculadas a los recursos potencialmente afectados, experimentarán un desarrollo importante en las próximas décadas. Por ejemplo, las que impulsan la eficiencia en el empleo de agua, la desalación o la depuración, así como las herramientas de planificación y consultoría, de modelización y de apoyo.

España se ha dotado de un marco estratégico, el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC), cuyos resultados contribuyen a afrontar mejor los impactos del cambio climático en sectores tan importantes como los recursos hídricos, las zonas costeras, la agricultura, la biodiversidad o la salud.

Pero para lograr la máxima eficacia en el proceso de adaptación al cambio climático es, sin duda, fundamental disponer de los datos adecuados, actualizados y fácilmente accesibles. En este sentido, esta nueva edición de Recursos Mundiales es una herramienta importante, que proporciona información relevante para la toma de decisiones, orientaciones y directrices para el diseño y refuerzo institucional, además de recomendaciones para fomentar la participación ciudadana. Igualmente, propone instrumentos para la planificación y desarrollo de políticas. Los estudios de caso ofrecen ejemplos concretos de aplicación de dichas recomendaciones, que permiten extraer interesantes conclusiones.

La traducción al español de este recurso permite su difusión entre la comunidad hispanohablante, y muy especialmente, en la Iberoamericana, muy vulnerable a los impactos del cambio climático. España promueve activamente, a través de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC), iniciativas de adaptación al cambio climático en la región, que se ha convertido ya en una de las pioneras en la materia.

Miguel Arias Cañete