SOBRE NOSOTROS

MIS COMIENZOS

Siempre me gustaron los animales; pero el impacto que produjo en mi la película "El Planeta de los Simios", me hizo tomar conciencia de que, el hombre, había llegado a alcanzar el poder suficiente para acabar con la vida en este planeta.

No obstante, no me decidí a actuar hasta 1986 en que el referendum para la entrada en la OTAN fue el detonante. Ese año, al no conocer ningún grupo ecologista en Alicante, me hice socio de Greenpeace y de Los Verdes. Un par de años más tarde, los turbios trapicheos del líder Verde, Abelardo Lloret, me hizo abandonar ese grupo político.

LA SOCIEDAD PROTECTORA DE ANIMALES DE ALICANTE

En 1989, el entonces recién elegido Presidente de la Sociedad Protectora de Animales de Alicante, Felipe Briones, me pidió que fuera Secretario de esa asociación. Acepté y al año siguiente pasé a ser el Vicepresidente. Durante esos dos años, la Junta Directiva intentamos aprovechar el potencial de esa asociación para convertirla en el primer grupo ecologistas-animalista de nuestro país; y así ocuparnos de todos los animales y de la Naturaleza; pero la vieja guardia, aún con mucho poder, obstaculizaron nuestra labor haciendo que la Protectora se limitase a la recogida de perros abandonados y a debatir sobre los criterios que deberíamos seguir para matar a unos y proteger a otros. Como no queríamos mancharnos con la sangre de inocentes perros, cargar con la responsabilidad de los perros que otros abandonaban y no nos dejaban probar otras formas de solucionar el problema, acabamos dimitiendo en pleno.

Durante mi estancia en la Protectora, conocí algunos grupos ecologistas locales. A un par de ellos, les ofrecimos nuestro local para que tuviesen un lugar donde reunirse. Incluso colaboré con la Colla Ecologista dÁlacant en la campaña que se estaba haciendo en todo el país contra las centrales nucleares (una Iniciativa Legislativa Popular que pedía su prohibición).
 

ANDA-ALICANTE

En 1991, los que formábamos la Junta Directiva de la Sociedad Protectora y algunos socios más, decidimos crear un grupo donde poder hacer lo que el resto de la Protectora no nos dejaba. Así nos pusimos en contacto con ANDA (Asociación Nacional para la Defensa de los Animales) para crear en Alicante una Delegación con total autonomía pero con el apoyo de una entidad nacional (apoyo que nunca se notó).

En ese mismo año redacté la primera Ordenanza Municipal para la Protección de los Animales, que aprobó, con los esperados recortes (la prohibición de las corridas de toros) el entonces Alcalde de Alicante, Ángel Luna. Esa misma ordenanza la introdujimos en otras localidades como Benidorm, Villena, Santa Pola, Elda, Petrel, Alcoy, etc. Por fín, se establecían medidas preventivas al abandono de perros y se protegían otros animales.

También organizamos nuestras primeras manifestaciones contra las corridas de toros, campaña contra la peletería, denuncias que obligaron al matadero de Alicante a utilizar métodos de aturdimiento previo para evitar el sufrimiento de los animales que allí se mataban (para ello nos infiltramos y tomamos las imágenes de video que podéis ver en esta Web), etc.

Durante este tiempo estrechamos lazos de colaboración con grupos ecologistas de la provincia (con los que participábamos en manifestaciones, plantado de árboles, campañas y ferias alternativas. También nos relacionamos con grupos del resto del país inscribiéndonos en la CODA (Coordinadora de Organizaciones de Defensa Ambiental). Solo empezamos a tener problemas con un grupo: La Colla Ecologista d'Alacant. Incomprensiblemente, ese grupo al que habíamos ayudado dándoles un lugar donde reunirse, de manera inexplicable, empezó a crearnos problemas.

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN - ALICANTE

Durante 1998 y 1999, la CODA empezó a plantearse que para aumentar la eficacia de los grupos, deberíamos iniciar un "proceso de unificación" que consistía en transformar esa Coordinadora en un grupo nacional federado. Este grupo se podría poner al nivel de Greenpeace e incluso lo podía superar ya que, aunque no tuviera los mismos socios, si que los superaba en número de activistas (unos 300) y nos dedicaríamos a asuntos locales, nacionales e internacionales; al mismo tiempo, dado la heterogeneidad de los grupos, podríamos ocuparnos de temas de animales domésticos, salvajes, exóticos, medio ambiente, ecologismo, paz, derechos humanos, etc. En definitiva, el grupo ideal para el que tiene muchas inquietudes. Así nació Ecologistas en Acción (por cierto, el nombre fueuna propuesta mía).

Sin embargo, al mismo tiempo que nacía Ecologistas en Acción (EeA), nacían los problemas. Unos éramos partidarios de una unificación completa (la unión hace la fuerza), mientras que otros preferían que la unificación no incluyera el abandono de sus "sagrados y prestigiosos nombres". Así nosotros pasamos de ser ANDA-Alicante, a ser Ecologistas en Acción - Alicante; otros, como La Colla Ecologista d'Alacant no quería perder su nombre y otros optaban por la "opción del apellido"; o sea añadir "Ecologistas en Acción" o "EeA" detrás de sus nombres de siempre.

Desde Ecologistas en Acción Alicante, seguimos con nuestra defensa de los animales de compañía, de granja, de peletería (visones, zorros, caimanes, etc.), de experimentación (cobayas, monos, perros, etc.), de los silvestres autóctonos y también de los alóctonos. Por lo tanto, nos oponíamos al abandono de animales, a las granjas industriales, a la industria peletera, las corridas de toros y demás festejos populares donde se maltratan animales, a las peleas entre animales, a la utilización de animales

en experimentación, a la caza y pesca deportiva en todas sus modalidades, al tráfico de especies, tanto vivas como de sus partes (marfil, pieles, coral, etc.), a los circos, zoológicos, acuarios y delfinarios y a la destrucción de los hábitats naturales, tanto terrestres como acuáticos.

Participamos en la elaboración de las distintas Propuestas de Ley de Protección de los Animales que se han presentado en el Parlamento Español, seguimos el cumplimiento de la Ley 4/94 de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad Valenciana y para ello, empezamos a divulgar su contenido, hacer todas las denuncias que sean posible y llevar su seguimiento.

También realizamos campañas en defensa de los animales víctima de la industria peletera, en contra de los cazadores, en favor de un centro de recuperación de animales silvestres, repoblaciones forestales, censo y protección de águilas, conferencias, manifestaciones antitaurinas, denuncias, etc. En esta Web podéis ver todo nuestro trabajo.

 
EL FIN
Como miembros de Ecologistas en Acción, automáticamente entramos a formar parte de la Federación Valenciana de Ecologistes en Acció. Allí, nuestro grupo era el único que defendía la total integración y unificación de los grupos, mientras que los 18 grupos restantes optaban por la conservación de sus respectivos nombres. Esto supuso que nuestro grupo era candidato a ser eliminado a la primera oportunidad posible.

Al mismo tiempo, dentro de nuestro grupo había gente que quería continuar con la tradicional "guerra" entre proteccionistas de animales y ecologistas y no veía bien nuestra integración. Yo les propuse hacer un referendum entre nuestros socios para que aquellos que quisieran volver a ser ANDA, lo hicieran y aquellos que apostasen por que los ecologistas y los proteccionistas estuviéramos unidos, se quedasen. Pero, mientras organizábamos y participábamos en una de nuestras manifestaciones antitaurinas, el grupo "disidente" encabezado por su promotora, Maruja Cortés, decidió dar un "golpe de mano"; con la colaboración de nuestro Tesorero, y se quedaron con las cuentas y el listado de socios.

Aquello provocó mi abandono inmediato. Uno está en esto, poniendo todo su tiempo y dinero de manera desinteresada, por los animales y la naturaleza y no tiene porque aguantar traiciones ni puñaladas por la espalda. Sin embargo, nuestro compañero y abogado, José Luis Bordera, dijo que esto no se podía quedar así; que los socios habían confiado en nosotros sus datos personales (nombre, dirección, teléfono y hasta su número de cuenta corriente), que el robo de estos datos y la facilitación a terceros está tipificado como delito en el Código Penal y nuestra obligación era denunciarlo a las autoridades. Y así lo hicimos.

Esta crisis era la que estaba esperando la Federación Valenciana de Ecologistas en Acción para apartarnos. En la reunión siguiente nos presionaron para retirar la denuncia y encubrir el delito; a lo cual nos negamos.

A partir de entonces, bloquearon toda comunicación con nosotros, no volvieron a comunicarnos fechas y lugares de reunión (para justificar una expulsión ya que según nuestros estatutos, dos faltas sin justificar a las reuniones eran motivo de expulsión) y no nos volvieron a decir el número de cuenta donde ingresar nuestra cuota para así tener otro motivo.

Como nunca hay dos sin tres, otro socio nuestro, Francisco Javier Barbero, había ido a Holanda para, aprovechando sus contacto, buscar financiación para campañas antitaurinas. Las consiguió pero en vez de dedicarlas a esas campañas, la utilizar para crear su propio grupo "OLGA" y con él hacer lo que le ha caracterizado el poco tiempo que ha estado funcionando: tratar de eliminar a todo el que le haga la competencia para quedarse como único grupo anti-taurino; y empezó boicoteando nuestra última manifestación anti-taurina.

Al final, casados de tanta pelea entre supuestos colegas, abandonamos.

Afortunadamente, por aquellas fechas, una amiga, Paula Casal, y colaboradora del "padre del animalismo", Peter Singer, me pidió que le ayudase a crear Proyecto Gran Simio, y así lo hicimos.

Ahora, Proyecto Gran Simio (PGS) es un grupo fuerte y de éxito. Los que no conocen nuestra trayectoria, nos acusa de dedicarnos a los simios y tener abandonados a los demás animales. Ellos no saben que si no hacemos nada por los animales de compañía es porque animalistas como Maruja Cortés, ha hecho todo para impedirnoslo (ahora ella y sus colaboradores, no hacen nada); Francisco Javier Barbero y su grupo OLGA, nos elimino de la lucha antitaurina (ahora su grupo ha dejado de funcionar, solo organizó una manifestación: la que utilizó contra nosotros) y los ecologistas de la Colla Ecologista d'Alacant, junto con Ecologistes en Acció del País Valenciá, nos apartó de la defensa del medio ambiente (ahora ellos han acabado llamándose Ecologistes en Acció de Alacant, la Federación ha quedado reducida a 4 grupos de los 19 que éramos cuando nos echaron y su actividad se limita a poner trabas a proyectos urbanísticos.

Comments