Vals tango - 1941 - Sebastián Piana - Caserón de tejas

¡Barrio de Belgrano!

¡Caserón de tejas!

¿Te acordás, hermana,

de las tibias noches

sobre la vereda?

¿Cuando un tren cercano

nos dejaba viejas,

raras añoranzas

bajo la templanza

suave del rosal?

¡Todo fue tan simple!

¡Claro como el cielo!

¡Bueno como el cuento

que en las dulces siestas

nos contó el abuelo!

Cuando en el pianito

de la sala oscura

sangraba la pura

ternura de un vals.

¡Revivió! ¡Revivió!

En las voces dormidas del piano,

y al conjuro sutil de tu mano

el faldón del abuelo vendrá...

¡Llamalo! ¡Llamalo!

Viviremos el cuento lejano

que en aquel caserón de Belgrano

venciendo al arcano nos llama mamá...

¡Barrio de Belgrano!

¡Caserón de tejas!

¿Dónde está el aljibe,

dónde están tus patios,

dónde están tus rejas?

Volverás al piano,

mi hermanita vieja,

y en las melodías

vivirán los días

claros del hogar.

Tu sonrisa, hermana,

cobijó mi duelo,

y como en el cuento

que en las dulces siestas

nos contó el abuelo,

tornará el pianito

de la sala oscura

a sangrar la pura

ternura del vals...