01 - Los primeros pasos

Como es lógico, lo primero que debemos hacer es instalar en nuestro ordenador el software que nos hemos descargado. Se trata en el caso de los dos sistemas operativos en los que está disponible, de un único fichero de instalación (.msi en el caso de Windows y .dmg si nuestro ordenador es un Mac). Por si acaso, en los enlaces que están al final de esta página tenéis el fichero de instalación de la versión Windows del intérprete o lenguaje de programación que vamos a utilizar. La versión que tenéis aquí es la de marzo de 2016, la más actualizada en estos momentos.


Cuando iniciamos el programa tendremos a nuestra disposición la ventana de edición, que se parece bastante a la de Scratch:



A la izquierda está el bloque de instrucciones básicas y la zona blanca es el espacio en el que construiremos nuestros programas. En el mundo de internet hay un guiño a sus inicios, que es utilizar la expresión "¡Hola, mundo!" (en realidad "Hello, world!") para presentarla en la pantalla, como prueba de que el código funciona bien. En los sistemas de control de dispositivos empleados para el aprendizaje, se suele considerar "Hola mundo" al programa que permite poner en modo intermitente un led, que habitualmente es la primera práctica que se realiza cuando nos iniciamos en este mundillo. El programa consiste en mandar alternativamente un nivel alto y uno bajo por una de las salidas de la tarjeta de control, dando a cada uno de dichos niveles un tiempo de retardo. Así lograremos que el led parpadee de modo intermitente.

En Crumble será sencillo hacerlo. Basta con seguir los pasos siguientes:
  1. Arrastrar a la zona de edición la orden "program start", necesaria siempre para poner en marcha un programa.
  2. Colocar debajo la orden que genera un bucle indefinido. Las órdenes se van engarzando como las piezas de un puzzle. En este caso para ello elegiremos la "ficha" do forever / loop.
  3. Dentro de ese bucle tendremos que colocar la orden que ponga la salida que vamos a usar en valor "1". Debajo insertaremos la orden de control que define el tiempo de retardo. Yo he elegido el valor 500 milisegundos y esa orden no está en la zona básica, así que hay que cogerla de la zona de control.
  4. Después colocaremos debajo la orden que ponga la salida que estamos utilizando en valor "0".
  5. Volvemos a poner el tiempo de retardo de 500 milisegundos, arrastrando nuevamente la orden adecuada debajo de la anterior.
Y así ya tendremos construido nuestro primer programa, nuestro "¡Hola, mundo!" electrónico:


Ahora lo cargaremos en la tarjeta, que debe estar conectada a un puerto USB con el cable que viene con ella. Evidentemente, debemos tener también un led conectado a la salida elegida, que en este caso ha sido la "D".

¡Atención!

Un led no se puede conectar de cualquier manera ya que es un diodo polarizado. Tiene un polo positivo (ánodo) y otro negativo (cátodo), que se identifican de un modo sencillo, porque la patilla positiva es más larga que la negativa. Y además, cuando lo montemos, tiene que llevar una resistencia para evitar que se queme, del valor adecuado al tipo de led que utilicemos -hay muchos-. En nuestro caso, para el tipo de led que vamos a utilizar en este montaje, le hemos conectado una de 220 Ohmnios. El montaje del circuito es extremadamente sencillo, pero si no se quiere que el alumnado haga el montaje, podemos prepararlo nosotros o, si no somos mañosos, se puede recurrir a módulos de led que ya se comercializan montados con su propia resistencia.

Aquí podéis ver el sencillo montaje y el resultado:






ċ
crumble-0.25.1.msi
(15769k)
Jose Mari Macías,
2 may. 2016 2:13
Ċ
Jose Mari Macías,
29 ene. 2016 4:55
Comments