COLECCION DE BUENAS MANERAS


Cuando usted hace una donación en la calle y presume que ella será utilizada por el receptor para mantener sus vicios, usted es responsable de las consecuencias.

Usted con sus limosnas a niños en el semáforo, puede estar contribuyendo a su explotación. Y eso puede ser complicidad.

Cuando hay tanto vivo en las calles, es mejor orientar el impulso de su sensibilidad social a través de organizaciones reconocidas de ayuda a los pobres.

No puede usted pensar simplemente que no importa lo que el otro haga con el dinero que usted le da. Cuidado, puede estar fomentado el vicio o el crimen.


Alcalde: ¿En tu ciudad a quién le duele tantos niños y jóvenes muertos con tanta frecuencia?

Alcalde: Son buenas tus intenciones, tus denuncias, tus programas ¿pero por qué no cesan las muertes?

Alcalde: Por qué no aprovechas tu liderazgo y movilizas a todos los ciudadanos que creen en ti a grandes manifestaciones contra la muerte? Convoca.

Alcalde: Los muertos de las comunas más pobres exigen que las demás comunas se levanten en protesta por esas muertes.

Sí alcalde, nada en contra tuya, sólo que estamos obsesionados con la incapacidad del Estado para detener tanto homicidio.


¿Por qué hay tanta corrupción en gobiernos que han jurado combatirla?

¿Cómo puede afirmarse que hay seguridad ciudadana cuando hay tantos muertos, tantos atracos, tantos secuestros, tantos abusos contra mujeres y niños?

¿Por qué nos están lavando el cerebro para hacernos creer que es normal que en cualquier “sociedad civilizada” haya asesinatos, violaciones, secuestros, atracos, extorsiones, por mínimas que sean?

¿La persona, la familia, los amigos de quienes sufren esta violencia, si verán que eso es normal?

Gobernante ¿por qué ese conformismo tuyo con los índices de violencia?

Sean maldecidos todos aquellos que asesinan niños.


REFLEXIONES

¿Es legítimo que un periodista obtenga información confidencial dando dinero a la fuente para que viole la obligada reserva?

¿Por el hecho de que existan tantas aberraciones humanas, eso sólo basta para legitimarlas?

¿Si lo común es la mentira, la deshonestidad, la vulgaridad, entonces, la gente que respeta la verdad, que es honesta, que es caballerosa, está fuera de moda?

¿Por qué será que a la gente buena se le cree estúpida, mientras que a la que juega sucio se le admira por viva?

¿Por qué será que sólo hay una universidad colombiana entre las quinientas mejores del mundo? ¿Cómo se puede competir así?


Y DE LAS BUENAS MANERAS ¿QUÉ?

Ese motociclista que ves violando todas las disposiciones de tránsito para llegar temprano a una cita, es el gerente de una empresa.

Ese comunicador que es un excelente relacionista público en su empresa, trata inhumanamente a la persona que se le acerca a pedirle limosna en el semáforo.

Ese gobernante que te habla bellezas de su vocación y trayectoria democrática, discrimina, presupuestalmente, a los alcaldes que fueron elegidos por partidos diferentes al suyo.

Ese pastor que predica el perdón y el amor, azuza el odio en su feligresía contra aquellos que tienen otras concepciones religiosas.

Tanta ciencia y tan poca esencia.


Y DE LAS BUENAS MANERAS ¿QUÉ?

Ese que ves ahí, en esa reunión donde se está hablando mal de compañeros que están ausentes, es el rector del claustro.

Ese señora que va hablando por su celular, sin utilizar “manos libres”, cuando maneja su carro, es jefe de seguridad en su empresa.

Ese, que a todo perrito callejero que ve en la carretera le tira el carro encima, es un profesor universitario.

Ese que cuando se vara en carretera, y que sin piedad alguna arranca las ramas de los árboles que hay a la vera, para ponerlas como señal de varada, es profesor en la facultad de agronomía de una universidad.

Tanta ciencia y tan poca esencia.


Y DE LAS BUENAS MANERAS ¿QUÉ?

Ese señor, que grita a su secretaria, es un egresado del programa de administración de empresas de una importante universidad del exterior.

Ese señor que agrede a ese joven porque no cree en lo que le dice, es un pastor.

Esa señora profesional que le enseña a sus hijos la convivencia en paz, insultó delante de ellos al operario de la vía, porque las señales le estorbaban para seguir más rápido en su vehículo.

Ese universitario que lo tiene todo porque sus padres tienen un buen trabajo, no se cansa de burlarse del compañero pobre porque no tiene los vestidos de marca que él usa.

Tanta ciencia y tan poca esencia. 


Y DE LAS BUENAS MANERAS ¿QUÉ?

Ese señor del piso de encima, que saca sus gatos para que hagan sus necesidades en las áreas comunes de su condominio, sin importarle sus vecinos, es todo un doctor.

Ese señor que conduce un costoso carro, y que no se detiene para que una pareja de ancianos pase una vía difícil, es todo un doctor.

Ese señor que ve que un niño va corriendo tras un balón y acelera su vehículo para arrollárselo porque en la calle no se juega, es todo un doctor.

Esa señora que conoce los riesgos de contaminar a otros y no se protege cuando estornuda o tose, es toda una doctora.

Ese joven que, hasta altas horas de la noche, pone su música a todo volumen, sin importarle que el sueño de sus vecinos se turbe, es todo un doctor.

Ese señor que en los restaurantes llama a los meseros como a sus perros, tiene un pomposo título de doctor.


El servidor público que solo cumple su deber cuando el juez se lo ordena por una acción de tutela, está en el lugar equivocado.

Es hora de que las instituciones se revisen a fondo para higienizarse, pues muchos de sus servidores públicos son indignos de estar en ellas.

Cuando la institución de servicio público se demora o es renuente en sanear su equipo de trabajo, tiene consecuencias enormes en su prestigio y credibilidad.

Ninguna entidad pública puede tener ánimo de lucro. Así sea una empresa pública.

Toda empresa de servicio público tiene que buscar formas de autosuficiencia en la prestación de ese servicio, lo que es muy distinto a buscar lucro a costa de sus usuarios.

“Sé que mis palabras no se perderán”


Al circo político todos seguimos asistiendo así sean malos sus artistas. ¿Por qué?

Las estadística sigue mostrando que el Congreso de la República es una de las instituciones en la que menos creen los ciudadanos. ¿Por qué?

Los políticos probos han resultado incapaces de cambiarle el talante a la política. ¿Por qué?

Es decepcionante ver a políticos jóvenes, utilizando las mismas artimañas de la vieja política. ¿Por qué lo hacen?

Todo político que se cae, cae parado. ¿Por qué?


Se ha vuelto de común uso lanzar epítetos, insinuaciones, frases de doble sentido, mentirasamenazantes contra las personas que no están de acuerdo con las tesis políticas de otras.

Hay políticos, que sin pruebas para ello, lanzan mantos de duda sobre instituciones del Estado, cuanto autores desconocidos cometen crímenes.

Se ha vuelto común que líderes políticos digan que absolutamente nada se ha hecho en el país por sus etnias, cuando son observables los procesos de reconocimiento e inversión en ellas.

Se observa que hay “padres de la patria” que se aprovechan de sus curules para su enriquecimiento personal.

Entonces, ¿dónde queda la ética en la política? ¿Dónde el ejemplo a las jóvenes generaciones políticas?


Es admirable la actitud de empresarios que anteponen a sus intereses económicos, el respeto y la dignidad de la patria.

La ofensa que se le hace a la patria, se le hace a cada ciudadano. Quien no lo sienta así no tiene patria.

El ciudadano se desconcierta cuando ve a los organismos del Estado, cada uno remando en dirección contraria al beneficio de todos.

Las relaciones bilaterales de los países amigos tienen que regirse por el respeto mutuo y el común entendimiento de sus problemas.

El lenguaje virulento de líderes políticos estremece la paz de la nación.

Es excelente que muchas empresas estén ganando muchísimo dinero en esta época de dificultades, pero ello tiene que incidir también en el incremento del empleo. Responsabilidad social.

¿Cómo creer en un servidor público cuando hay tanto mentiroso?


Es innoble criticar las acciones de otros cuando uno tuvo la posibilidad y la autoridad para ejecutarlas y no lo hizo.

Resulta ser un golpe bajo que un país diga ser amigo de otro, cuando le conviene para sus planes de defensa, y lo trate como si fuera su enemigo cuando este requiere de más apoyo comercial.

Es vergonzoso y más en un político joven, que salga a la televisión a atacar a sus adversarios diciendo de ellos que se rumora... Se dice...

¿Con qué autoridad moral un país certifica a otros en respeto a los derechos humanos cuando él no es claro en su respeto a ellos?

A uno le entristece ver que a nombre de la democracia se tolera todo desmán, todo irrespeto, toda injuria, toda calumnia, todo asesinato, toda impunidad, toda corrupción.

Es triste ver a comerciantes oponiéndose, por plata, a las medidas de la autoridad para controlar los crímenes.


Cuida de tu salud con esmero, es parte de tu responsabilidad personal en el trabajo.

No discutas con acaloramiento temas relacionados con el trabajo, aprende a presentar tus argumentos con dominio de ti mismo.

Si te dejas llevar por el ardor o la pasión en la exposición de tus razones, simplemente quedarás a merced de los demás.

Busca atemperar, con preguntas, a quienes se ofuscan cuando tus argumentos son claros pero diferentes a los de ellos.

Tu trabajo no es una mercancía. Es un aporte importantísimo a la construcción en conjunto de una obra de mucho valor.

Futbolista: ¿Por qué aceptas que se diga que te vendieron o te compraron como si fueras una mísera cosa?


Administrador: ¿Qué necesidad tienes de humillar a quienes han servido durante tantos años a la empresa, con tu actitud altanera y soberbia?

Administrador: ¿No crees que si hay cambios importantes en la empresa, que afecten a los buenos trabajadores que tendrán que seguir contigo, deberías ser más participativo y comprensivo?

Administrador: ¿No crees que los profesionales que trabajan contigo y que por tantos años lo han hecho bien, deben ser tratados con dignidad y con respeto?

Administrador: Deja esa actitud déspota con gente que no ha hecho sino entregar lo mejor de sí a la empresa.

Administrador: Todos sabemos que hay dificultades, que los cambios no son fáciles, que hay personas que se demoran más en asumirlos, pero ¿por qué tienes que ser tan incomprensivo?

Administrador: ¿Te das cuenta del clima que creas en tu equipo de trabajo cuando eres injusto con alguno de ellos?


Muy frecuentemente las autoridades interrumpen la movilidad vehicular para dar paso a eventos culturales o sociales, sin calcular los costos que tienen que asumir los conductores, sus empresas y la competitividad.

¿No hay quien haga respetar las normas de tránsito a tantos motociclistas que las violan?

¿Cuántos jóvenes se espera que mueran para que la autoridad cumpla su deber de corregir a los motociclistas indisciplinados?

¿Por qué las autoridades de tránsito permiten que en los semáforos personas en sillas ruedas pidan limosna, poniendo en grave riesgo sus vidas y la tranquilidad de los conductores?

El respeto por el ambiente no se promueve con manifestaciones ruidosas.


La disciplina formativa es fundamental para el alineamiento de esta generación con respecto a la ley.

La formación en todos los niveles educativos, en cuanto al respeto a las normas de tránsito y a las responsabilidades en relación con la movilidad, no puede tomarse a la ligera.

En las universidades, paralelo a la educación, deben sancionarse drásticamente las violaciones internas de movilidad de vehículos. Las trampas hay que corregirlas desde allí.

Un profesor o un universitario irrespetuoso de las normas al interior de su establecimiento educativo, lo será igual en las vías públicas.

Creemos en la capacidad de la educación de transformar las sociedades, pero también creemos en la enorme dificultad que tienen los educadores de formar, si los educandos sólo ven malos ejemplos.

Por eso a esta generación hay que disciplinarla, y duro, como modo de formación, para evitar que las nuevas generaciones se contaminen.


Un servidor público responsable de la movilidad ciudadana tiene que ser una persona de singular carácter.

Dado el caos creciente de movilidad en las grandes ciudades, es un imperativo la aplicación de la disciplina formativa.

Está claro que, en la actual generación, la mayoría sólo responde a la disciplina fuerte porque ha desasimilado las normas de tránsito. Por ello, hay que aplicar mano dura, aunque duela.

No se puede seguir jugando con la vida de los demás por la tolerancia estulta de autoridades incapaces de aplicar la disciplina, por miedo o por laxo talante político.

No se pueden seguir tolerando las violaciones de las señales de tránsito. Hay que aplicar mano dura, aunque duela. Es ejemplarizante.

A los motociclistas hay que ordenarlos. Hay que aplicar mano dura, aunque duela. Es ejemplarizante y salvador de muchas vidas.


El sistema bancario convencional tiene que comprometerse más a fondo con el esfuerzo empresarial por salir adelante.

La prudencia en el manejo del crédito debe ser muy tenida en cuenta en aquellos negocios que supervivieron a la crisis o que tuvieron que cambiar de actividad para salir adelante.

Los negocios espléndidos de mañana están ligados a la capacidad creativa de su Talento Humano. Revísela. Actívela.

Hay empresas que en la recesión tuvieron la oportunidad de rediseñar su mercado y hoy sus productos en el exterior les permiten mantener el empleo y sus utilidades.

Las empresas paquidérmicas en su administración suelen mantenerse en posición crítica.


Miles y mildes homicidios en el país en un año, sea por la causa que fuere, es una cifra espeluznante.

Está clara la falta de más seguridad ciudadana.

Los gobernantes se están rajando en su capacidad de enfrentar la delincuencia.

La falta de autoridad de los gobernantes en el manejo de la movilidad está demostrada en la escandalosa cifra de muertes por accidentes de tránsito.

Los gobernantes de los entes territoriales se lavan las manos, aún a sabiendas de que constitucionalmente la responsabilidad de la seguridad está en sus manos.

La forma de presentar las estadísticas gubernamentales hace creer que es un éxito tener solo 15.000 homicidios.

¿Qué vale entonces la vida? ¿Y si la vida no vale nada, qué valen los bienes y la honra?

Los ciudadanos tienen que hacerse sentir: Muchas familias están sufriendo.


Administrador debes poner cuidado a las siguientes limitaciones:
La debilidad de carácter. Un carácter débil no es apropiado para orientar Talento Humano.
La indiferencia ante la diferencia. En todo grupo de trabajo hay personas con más fortalezas que otras. Pero con todas hay que trabajar.
El abandono de los débiles. Con los más débiles hay que esforzarse para que superen sus limitaciones con formación y capacitación.
Dejar hacer dejar pasar. Cuando hayas instrumentado acciones para ayudar a quienes tienen limitaciones, y éstos no quieren superarlas, tienes que actuar con disciplina formativa
El abuso de las oportunidades. Está bien que dés dos o tres oportunidades a quienes trabajan contigo, pero más, es pérdida de autoridad.
La prepotencia. No es necesario alzar la voz ni amenazar para lograr acatamiento.
Administrador debes tener las siguientes certezas:
Te miden por los resultados.
Esos resultados no son solamente tuyos, también del equipo de trabajo que orientas.
No puedes lograr los resultados a como dé lugar.
Hay unos límites para obtenerlos, basados en los conceptos de dignidad y de aportante de Talento Humano.
Difieren fundamentalmente con el administrativo arcaico de “manejar gente”.
Hay funciones en las que tienes que tener todo el conocimiento y desarrollar toda la habilidad necesaria: Orientar, investigar y analizar problemas, tomar decisiones, comunicar, controlar. Sobre esto, en tu equipo, nadie puede saber más que tú. Es tu gran fortaleza.
Necesitas de un saber profundo sobre factores humanos aplicados al trabajo.
La soberbia administrativa te enceguece y tiraniza.
Libro de los Proverbios
Los tesoros de la Sabiduría

Yo, la Sabiduría, habito con la prudencia y poseo la ciencia de la reflexión.

... yo detesto la soberbia, el orgullo, la mala conducta y la boca perversa.

A mí me pertenecen el consejo y la habilidad, yo soy la inteligencia, mío es el poder.

Por mí reinan los reyes y los soberanos decretan la justicia; por mí gobiernan los príncipes y los nobles juzgan la tierra.

Yo amo a los que me aman y los que me buscan ardientemente, me encontrarán.

 Conmigo están la riqueza y la gloria, los bienes perdurables y la justicia.

Mi fruto vale más que el oro, que el oro fino, y rindo más que la plata acrisolada.

Yo voy por el sendero de la justicia, en medio de las sendas de la equidad,  para repartir posesiones a los que me aman y para colmar sus tesoros.


La Sabiduría, Libro de los Proverbios

Escuchen, hijos, la instrucción de un padre, presten atención, para poder comprender:lo que yo les doy es una sana doctrina, no abandonen mi esperanza.

Yo también fui un hijo para mi padre, tierno y muy querido a los ojos de mi madre.

Él me decía para instruirme: Que tu corazón retenga mis palabras, observa mis mandamientos y vivirás.

Adquiere la sabiduría, adquiere la inteligencia, no olvides las palabras de mi boca ni te desvíes de ellas.

No la abandones, y ella te protegerá, ámala, y ella te cuidará.

El comienzo de la sabiduría es tratar de adquirirla; con todo lo que poseas, adquiere la inteligencia.

Apréciala al máximo, y ella te encumbrará; te glorificará, si tú la abrazas.


La democracia es la mejor manera que la humanidad ha encontrado para el gobierno por parte del pueblo.

Si la democracia es lo mejor para la humanidad, se espera de sus organismos un ejercicio transparente.

Cuando los poderes elegidos por el pueblo se corrompen, entonces no se entiende la debilidad de la democracia para subsanarlo.

Democracia y corrupción deberían ser dos términos antónimos.

Seguimos creyendo que el sistema democrático es mejor que cualquier otro sistema, pero nos duele ver el avance, en los países democráticos, de la perversidad, de la corrupción, de la venalidad, de la impunidad, de la facilidad con que se quita honra y fama.


No prometas a la ligera algo que no sabes si podrás cumplir o no. Puede que a ti se te olvide, pero a quien le prometiste, jamás.

El príncipe que promete y cumple es considerado hombre de bien. El que promete y no cumple es un politicastro.

Gobernante: tantos consejos comunales, tantas reuniones con tu pueblo, son una farsa más en esta democracia, si no estás cumpliendo lo que prometes en ellos.

Político: Cuando se te acuse de algún delito, nunca jures, ni por la memoria de tu madre, que eres inocente sin serlo. Di que te sometes al fallo de la justicia, pues si obraste mal y seguiste la senda equivocada, hay mayor dignidad en reconocerlo.


Puede que a ti no te importe tu vida en las carreteras, pero un accidente por tu culpa podrá acarrear muchas víctimas.

Pero si no te importa tu vida, ¿que van a importarte las de los demás?

Tu desespero por llegar un poco antes te hace adelantar en sitios de la carretera que están prohibidos. ¿Pero si calculas los riesgos?

Cuando te dan un pase de conductor de vehículos, consideran que eres inteligente, pero con semejantes conductas erradas al conducirlo, ¿realmente lo eres?

¿Eres de los turistas que llegan con ínfulas de todopoderosos y dejan sus vehículos tirados en cualquier parte de los lugares que visitas?


Un ser racional, formado en los valores de su cultura, tiene las limitaciones propias de toda libertad en el uso que haga de su cuerpo.

Uno como que se decepciona cada día más del natural humano, agresivo, violento, insolidario, egoísta, pero vuelve y retoma su fe en él cuando ve ejemplos de tanta solidaridad en muchos humildes y tanta nobleza en muchos poderosos.

Los supermercados tienen que obrar con enorme transparencia y difusión en el uso de las donaciones que recaudan de sus clientes.

Hay empresas que cacarean su responsabilidad social y la olvidan al primer asomo de dificultad económica.

Tantos y tantos niños que carecen de todo.


El administrador hospitalario no puede encubrir las negligencias de sus profesionales que perjudican a sus usuarios.

La rutina médica de algunos especialistas endurece el aspecto humano que debería exigirse a los científicos de la salud.

Duele ver tantas personas indigentes en la calle, cualquiera sea la razón o la culpa de quien fuere.

Pero duele más cuando las recogen, las guardan o las tiran a las calles de otras ciudades, para ocultarlas.

El uso de la dosis personal de la droga está llevando a muchos jóvenes a la desgracia de su vida.

La droga, como el alcohol, está metiéndose más en la vida de los escolares.


Un hospital tiene que luchar contra la rutina de sus profesionales de la salud, a través de reentrenamiento, más autocontrol y control.

Está desbordada la indisciplina de los conductores de vehículos en lo que respecta a velocidad y atención a los semáforos. ¿Y de las autoridades qué?

La cultura ciudadana de solidaridad y buenas manera no se ve puesta en práctica por los conductores, en las calles de tu ciudad.

Hay muchas excusas para no pagar oportunamente las cuotas de administración de las urbanizaciones, pero no se admite ninguna cuando la administración no tiene con qué atender las necesidades de la copropiedad por culpa de los morosos.

Bendice al empresario que, pese a sus dificultades, hace todo el esfuerzo por conservar tu puesto de trabajo.


El periodista comprometido con cualquier ideología, se aleja muy fácilmente del rigor de la objetividad.

El periodista que decide ser veedor ciudadano tiene primero que ser un profundo y hábil investigador para no caer en el juego de las fuentes interesadas.

El periodista que no ciñe su información a la realidad por mala fe, por insuficiente o mal informado, pierde, de todos modos, credibilidad.

¿Por qué será que la gente tiene tantas reservas con el periodista? ¿En qué contribuyen a ello los periodistas?


Si estás pensando en cambiar de empresa es importante que peses bien los pro y los contra de las alternativas que tienes. No es momento para poner en riesgo tu trabajo.

La prudencia exige mayor análisis de las decisiones en este momento.

Hoy es una gran ocasión para aportar importantes ideas para superar la crisis de tu empresa. Hazlo sin esperar recompensas.

Hoy más que nunca, pon especial cuidado a esos gastos que por rutina no controlamos. Proponte, personalmente, una meta de reducción de costos. No esperes que te la pidan.

Donde veas nuevas o mayores posibilidades de mercadeo de productos o servicios de tu empresa, infórmalo.

Recuerda que si tu empresa se hunde, te hundes con ella. Pellízcate.


PREGUNTAS

Político, si obraste mal, no empieces a gritar en los medios que eres inocente, para terminar acogiéndote a sentencia anticipada.

Político, si nada debes, al hablar con los medios manifiesta con humildad tu inocencia y acógete a la justicia donde podrás probarla.

Político, si eres de los honestos ¿qué estás haciendo para acabar con tanta corrupción?

Político, si eres de los honestos ¿qué estas haciendo para borrar esa pésima imagen que se tiene de los cuerpos legislativos de tu país?

Político, ¿cuál es tu aporte práctico y efectivo, para sacar adelante al país, de este período de recesión de la economía global?

Político, ¿qué estás haciendo por los pobres de tu país?


PREGUNTAS

Alcalde ¿qué vas a hacer en esta época en la que todavía hay tanto desempleo para absorber el Talento Humano que aún anda vacante después de la recesión?

Alcalde ¿eres consciente de que es bien importante redefinir prioridades en tu proyecto de ciudad para dar mayor garantía al trabajo, vida, honra y bienes de tus conciudadanos?

Alcalde al finalizar tu gobierno no puedes entregar una ciudad peor que la que recibiste.


PREGUNTAS

Alcalde ¿por qué en tu ciudad hay tanto homicidio?

Alcalde ¿por qué en tu ciudad todavía hay niños quemados por la pólvora?

Alcalde ¿por qué en tu ciudad hay tanto desaseo?

¿Alcalde, ¿por qué en tu ciudad hay aún tantos hombres y mujeres que conducen embriagados sus vehículos?

Alcalde ¿por qué en tu ciudad matan o se matan tantos motociclistas?

Alcalde ¿por qué en tu ciudad la tasa de pobreza sigue tan elevada?

Alcalde ¿por qué en las calles de tu ciudad hay tanta inseguridad?

Alcalde ¿eres de los que creen que todo ello es normal en cualquier ciudad civilizada? ¿Sí?

Alcalde, entonces, ¿para qué te eligieron?


¿Para qué recibes la rabia que te quieren regalar los otros?

¿Por qué tienes que creer que quien usa el pito, cuando vas manejando tu vehículo, lo hace para fregarte la vida?

¿Por qué tienes que estar siempre en plan de ganársela al otro?

¿Por qué tu tienes que ser el que se quede amargado, cuando el otro se quedó plácido cuando recibiste su rabia?

Nunca recibas, a nadie, su rabia. Es de él. Deja de ser tontuelo. No te amargues tu vida por otro.


Ahora resulta que los que, a sabiendas, fueron engañados buscan que los demás ciudadanos paguemos sus errores con nuestros impuestos.

Ahora resulta que es más importante el interés de unos pocos, que el interés de toda una nación.

Ahora resulta que para obtener beneficios para algunos hay que perjudicar a todo el país.

Ahora resulta que la piedra, el garrote, las papas bombas, el insulto, son la forma de la verdadera expresión democrática.

A pesar de tanto desastre y tanta muerte, no puedes dejar que la solidaridad muera en tu corazón.

Talvez nunca se había visto el país con tantas dificultades, al mismo tiempo. Pero ¿cuál es tu actitud frente a ellas?

Las ciudades cada vez están más deterioradas, más sucias, más ruidosas, más contaminadas. ¿Tienes conciencia de tu aporte a ese deterioro?

¿Por qué, cuando vas conduciendo un vehículo, no piensas un poco en los demás?

Ahora que te gradúas como profesional, cual es tu visión, a tres años, con respecto a tu actividad laboral?

¿Vale la pena seguir por donde vas?

¿Es hora de redireccionarte en la vida?


- ¿Usted es de los que para donde van, van, sin importar los demás?

- ¿Usted todavía cree que el único objetivo del hombre o la mujer que trabajan, es el salario?

-¿Usted es de los que todavía creen que todo empresario es un ser inhumano?


- De las empresas de salud del estado o de las que no tienen ánimo de lucro, se esperan mejores prácticas administrativas de atención al cliente, que de las que tienen ánimo de lucro.

- Las empresas de salud estatales o las que no tienen ánimo de lucro, deben trabajar más intensamente en la ejecución de su actividad como servicio.

- Se cree que por ser estatales o no tener ánimo de lucro, los clientes son sus súbditos o mendicantes de sus servicios.

- Hay hospitales que crearon una hermosa imagen de ser hospitales con alma, pero cuyos servicios vienen dejando mucho qué desear. Se están durmiendo sobre los laureles.

- El buen servicio en empresas con ánimo de lucro propende por su rentabilidad. El buen servicio en empresas estatales y sin ánimo de lucro propende por su rentabilidad y por el cumplimiento de su vocación o mandato constitucional.


- Si tienes bajo tu responsabilidad la atención a quejas y reclamos en una institución de salud, preocúpate más por la formación de todo el personal de tu empresa en la atención al cliente.

- Cuando desde la oficina de atención al cliente sólo te limitas a responder palabras amables y llenas de sentido de compresión al reclamante, enderezas el error cometido, pero no previenes los futuros errores.

- Enseña que cuando se le haga directamente algún reclamo por parte del cliente enfermo o familiar, a un trabajador de tu empresa de salud, revise primero su propio comportamiento. Tal vez allí esté la primera causa del reclamo.

- Enséñale también que cuando el reclamo se cause por razón de una política empresarial, ha de tener la prudencia, el tacto, la calidez y la serena argumentación para explicarla.


-El consultor comercial sabe que la confianza :

-Es factor sin el cual el proceso de compra se reduce a un simple negocio.

-Así como es difícil de construirla, es fácil de perderse.

-Es la base del posicionamiento de un producto o servicio en forma perdurable.

-Es el cimiento de la credibilidad en que el producto solicitado u ofrecido es el que realmente va a satisfacer la necesidad del cliente.

-Salvaguardar la confianza, exige, a veces, que el propio consultor comercial tenga que recomendar el producto de otra empresa.

(Basado en una conferencia de Christian Betancur)
-El consultor comercial sabe que:

- Tiene que centrarse en la necesidad del cliente.

- Captar la atención del cliente.

- Despertar su interés por ser ayudado en el proceso de compra.

- Reforzar el deseo del cliente de satisfacer su necesidad.

- Asesorarlo en su decisión de compra.

- La eficacia de su asesoría es la satisfacción del cliente.

- La evaluación del proceso de asesoría y la corrección de sus debilidades le enriquece y le hacen mejor consultor.

(Basado en una conferencia de Christian Betancur) 


- Administrador, no te hagas el sordo. El sistema de administración ha cambiado. ¿Tú has cambiado?

- Mientras menos comercio exterior haya, más desempleo habrá en el país. Eso lo tienen que entender los trabajadores, los sindicatos y los políticos.

- Ya no hay vendedores. Hay consultores comerciales.

- El consultor comercial que miente a su cliente, pierde su capacidad interior de ayuda.

- El consultor comercial se centra en la satisfacción de la necesidad de su cliente.


- El clima laboral no depende únicamente del jefe-líder. Todo el equipo es responsable de él.

- Cuando tengas problemas en tu grupo, analiza primero qué parte de responsabilidad tienes en ellos.

- El miedo que le tienes a tu jefe-líder puede nacer de tu prevención o tus malas experiencias con la figura de la autoridad.

- El temor a perder el empleo es algo racional, pero no puede convertirse en miedo. El miedo no deja usar la razón.

- Si tienes algo que sentir de tu jefe-líder, trátalo con él directamente, en forma respetuosa pero franca.

- Cuando creas que has cometido un error no vaciles en reconocerlo y en aceptar las consecuencias que ello te pueda acarrear.


- No dejes de hacer de una vez lo que tengas que hacer. Si lo dejas para después, con seguridad que te olvidas de hacerlo, y eso te traerá consecuencias.

- Cuando creas que, sin intención, has defraudado a un amigo es importante que se lo manifiestes, que no lo ocultes. Si es tu amigo sabrá comprenderte, si no tendrás el corazón limpio.

- Recuerda poner un aviso con tu propia letra sobre el escritorio de tu auxiliar, que diga: “Gracias por la ayuda que me prestas” y mira a ver que pasa.
- Claro que puedes exponer tus desacuerdos en tu trabajo. Pero que siempre prevalezca la razón y el tacto cuando tengas que manifestar con vigor tus discordancias.

- Cuando tengas dificultades con tu salud en el trabajo, sé explícito con tu jefe-líder para que no se preste a malas interpretaciones.

- Abandona esa actitud de hombre o mujer de hierro, eres un ser humano.

- Recuerda poner un aviso en tu lugar de trabajo que diga: "Aquí siempre hablamos bien de usted" y mira a ver que pasa.

- Administrador: Los habitantes del condominio deben conocer los sucesos adversos en materia de seguridad, para no quedar expuestos.

- Administrador: La falta de justicia en tu actuar, ocasiona lesiones profundas en las relaciones entre los habitantes del condominio.

- Administrador: No debes privilegiar a quienes te adulan y tener actitudes de rechazo con quienes te informan sobre tus debilidades.

- Administrador: Una unidad limpia, bien tenida, con buena convivencia entre sus habitantes, es excelente carta de presentación de tus resultados.


- El estar en estrato seis no garantiza que se sea el más educado o capacitado para la convivencia humana.

- Cuando tenga un disgusto con su vecino, busque los medios para presentar sus excusas.

- Si su vecino no acepta sus excusas, usted demostró su capacidad de convivencia.

- En las asambleas de su condominio defienda sus proposiciones con argumentos o debata, aquellas con las que no esté de acuerdo, con razones. Pero no alce la voz ni ofenda ni sea sarcástico o irónico.

- Hay habitantes de condominios que tratan al administrador como si fuera un esclavo suyo.


- Si usted no se siente capaz de convivir en un sistema de condominio, no invierta allí su dinero, es mala inversión presente y futura para usted.

- Nadie, en un condominio, fuera del Administrador, tiene derecho a dar órdenes y menos a tratar mal a los porteros o ronderos.

- Sólo al administrador, bajo la orientación de la Junta Directiva, corresponde la dirección de los variados procesos que se relacionan con el aportante de Talento Humano, en un condominio.

- Usted sólo tiene poder en asamblea.


- Puede que a usted le encante determinada música, en todo momento y a todo volumen, pero su vecino puede que no tenga sus mismos gustos o su permanente disposición para escucharla.

- ¿Por qué no se acostumbra, especialmente en las horas de la noche, a caminar descalzo en su apartamento para evitar el horrible taconeo?

- Salude a su vecino, aunque no lo conozca. Es lo mínimo que se espera de la cortesía de quien comparte un condominio.


- Las mascotas suelen causar serias desavenencias en condominios.

- Perros, sin bozal o sueltos para que hagan sus necesidades en cualquier parte, causan muchas molestias y los dueños lo saben, pero no les importa.

- Loros que parlan todo el día, aún con palabras groseras que los dueños alegres les han enseñado, destrozan el silencio residencial esperado.

- Los ladridos y aullidos de los perros dejados solos en apartamentos, agotan la paciencia de cualquiera.


- La convivencia debe basarse en la comprensión, más que en la tolerancia.

- La comprensión facilita que entiendas a tu vecino, pero que a la vez le ayudes con información sobre comportamientos que te perjudican.

- La tolerancia en cambio puede llevarte a tener que vender tu apartamento porque terminas por no soportar al vecino que nada hace por los perjuicios que te da.

- En apartamentos de lozas tan delgadas hay que tener mayor cultura para la convivencia.


- Si tu vecino de apartamento te causa perjuicios, no te quedes callado, pero haz tus reclamos sin enfado.
- Si a pesar de tus frecuentes reclamos justos y respetuosos, tu vecino te sigue causando dificultades, acude a las autoridades.
- Con tu vecino sé respetuoso, pero que también te respete.
- No debes confundir la tolerancia con ingenuidad. Si no, tendrás sirirí permanente.
- No seas terco pero sí constante.
- No seas ambicioso pero ten aspiraciones.
- No seas orgulloso, pero conserva tu dignidad.
- No seas violento, pero exige respeto a tus derechos.
- No seas vanidoso, pero preocúpate por tu adecuada presentación.
- No seas un recurso más de la producción, sé un talento humano que aporta a la empresa.
- Respeta a los demás, pero que también te respeten.
REFLEXIONES…

- Hay periodistas que han hecho del chisme su principal fuente de información.

- Hay periodistas de la farándula cuya audiencia depende de sus chismes sobre los famosos.

- Hay periodistas que buscan su fama calumniando a los afamados.

- Hay directores de periódicos que en sus códigos de ética proclaman no rendir culto a la personalidad y en sus páginas fungen de turiferarios.

- Hay periodistas locutores que pierden la objetividad en las narraciones de deportes o de sucesos en desarrollo y se convierten en azuzadores.

- Hay publicaciones periódicas a las que constantemente sus lectores tienen que rectificar porque no se investiga suficientemente.

- Y tú ¿cómo eres?


REFLEXIONES…

- Hay periodistas que han hecho de su profesión un instrumento de exacerbación de las pasiones.

- Hay quienes, por sistema, se oponen a todo lo que otros proponen, aunque interiormente les reconozcan razón y beneficio.

- Hay quienes confunden el servicio con el servilismo.

- Hay quienes, si no existieran los vigilantes, se apropiarían de bienes que son de la empresa.

- Hay administradores que se creen dioses.

- Hay personas a quienes no les basta una insinuación, para corregir sus comportamientos inadecuados.

- Y tú ¿cómo eres?


REFLEXIONES…

- Hay quienes creen que en administración se las saben todas y no vuelven a leer jamás un texto sobre la materia.

- Hay jóvenes administradores que olvidan sus propósitos estudiantiles de productividad humanizada, cuando asumen un cargo.

- Hay directores de periódicos que en sus códigos de ética rechazan el amarillismo, pero editan suplementos donde le dan rienda suelta. ¿Una vela a Dios y otra al diablo?

- Hay personas que harían cualquier cosa por dinero.

- Y tú ¿cómo eres?


REFLEXIONES…

- Hay quienes, por cualquier insignificante favor, esperan enormes manifestaciones de agradecimiento.

- Hay ingenieros de carreteras que no aplican toda su ciencia en los contratos, porque buscan derivar beneficios económicos de las posteriores fallas.

- Hay directores de entes territoriales que no atienden las quejas de la comunidad y después salen a los medios a lavarse las manos cuando ocurre un desastre.

- Hay personas que todo lo esperan del gobierno, en vez de enfrentar con energía lo que ellas mismas pueden solucionar sin ayuda.

- Hay quienes al conducir un carro sólo piensan en ellos, como si no fueran parte de una comunidad.

- Y tú ¿cómo eres?


REFLEXIONES…

- Hay administradores que creen que la ética es buena para que la practiquen los demás.

- Hay personas que se acostumbran a trabajar mucho cuando el jefe las ve y poco cuando no.

-Hay administradores que creen que el trabajador es perezoso e irresponsable por naturaleza.

- Hay trabajadores que piensan que todos los que orientan su trabajo solo buscan explotarlos.

- Hay quienes no confían ni en su propia sombra.

- Hay políticos que cuando legislan lo hacen pensando que los ciudadanos son ángeles y no seres humanos.

- Hay gobernantes que en campaña se untan de pueblo, y cuando son elegidos sienten fastidio cuando el mismo pueblo se les acerca a exigirles sus derechos.

- Y tú ¿cómo eres?

 

563

 


REFLEXIONES…

- Hay personas que creen que escampándose debajo de un árbol no se mojan.

- Hay personas que siempre están esperando ganarse la lotería para emprender sus planes.

- Hay personas que juran que son inocentes y después se les comprueba lo contrario.

-Hay personas que lloran por cualquier insignificancia, y hacen de ella una gran pena.

- Hay personas que tratan a sus padres como si ellas nunca fueran a llegar a viejas.

- Hay quienes andan en busca de chismes en la empresa para contarlos y congraciarse con su jefe.

- Hay personas que no diferencian entre la lealtad y la complicidad.

- Hay personas a quienes les gustaría que sus amigos se enterraran con ellos.

- Y tú ¿cómo eres?


REFLEXIONES…

- Hay personas que cuando van en contravía, creen que los equivocados son los demás y no ellos.

- Hay personas que se quedan esperando que los demás los saluden para iniciar una relación.

- Hay personas que se enojan cuando otra les ofrece una ayuda desinteresada en un trance difícil.

-Hay personas que se quedan esperando que todo el mundo cambie, para ellas cambiar.

- Hay personas a quienes les duele muchísimo el bien ajeno.

- Hay personas que siempre están buscando el lado débil de los demás.

- Hay personas que ante el primer fracaso desisten de sus intentos por conseguir algo benéfico para ellas.

- Hay personas a quienes el dolor de los demás, nada les importa.

- Y tú ¿cómo eres?


MALHAYA…
- Los responsables directos o indirectos de la muerte de niños por desnutrición.
- El funcionario que permanece impávido ante la muerte de tanto motociclista.
- El que ejerce de sicario.
- El que creyéndose Dios, cree que tiene derecho a tomar una vida.
- El que incita desde los medios las pasiones humanas.
- Los que asesinan a civiles indefensos.
- Los que hacen de la venganza un propósito.
- Los que no asumen la responsabilidad por las muertes que directa o indirectamente causan sus decisiones.
- Quienes contaminan lo ríos y quebradas que, desbordados, arrastran muerte en sus borrascas.

MALHAYA…

- El juez que a sabiendas condena a la cárcel a un inocente.

- El político que, sabiéndose culpable, jura que es inocente.

- El mandatario que por ganar popularidad entre la gente de su nación, ataca verbalmente o con sus actitudes a otra nación.

- El gobernante que a sabiendas, se dejó seducir por los dineros de los narcotraficantes.

- Todo aquel que secuestra a una persona por dinero, por política o por llamar la atención de los medios internacionales.

- Todo aquel que sea capaz de prenderle fuego a una persona sea policía o delincuente.

- El pariente que abusa sexualmente de los niños.

- Toda persona que cobra justicia por su propia mano.


- Da tristeza oír el vocabulario de algunos universitarios, hombres y mujeres, aún en aquellas universidades en las que menos se espera.

- Sobre las mesas de las cafeterías universitarias, otros se sientan o encaraman los pies, sin respeto alguno por la higiene. Y son universitarios. Sólo hemos visto ese comportamiento en seres no racionales.

- Muchos claustros y campos universitarios, antes tan respetados, hoy en día difieren poco de otros establecimientos de comercio tolerado.

- Los claustros universitarios deben volver a posicionarse como centros de sabiduría, centros de ciencia, centros de tecnología, centros de expresión del pensamiento y de cultura, más que otra cosa.

- Y eso también es responsabilidad de los rectores, de los consejos directivos y de los profesores, aunque no lo crean.
-La puntualidad es una señal de respeto al otro.
- Sólo un hecho extraordinario te puede excusar de cumplir una cita prometida.
- Nadie cree ya en tus repetitivos “mil perdones por haber llegado tarde”.
- La impuntualidad es un hábito y como mal hábito es un defecto asqueante.
- Si eres el jefe, tu impuntualidad causa mayores pérdidas, porque el mal ejemplo se pega. - Qué impresión tan mala se lleva un cliente de una empresa, que descubre que son mentirosas las razones aducidas para el incumplimiento de una cita.
- Si en la universidad llegas tarde a clase, y aduces cualquier pretexto, no real, es muy seguro que así te comportarás en la empresa.
- Y si no respetas al otro, ¿cómo podrás respetar los pactos de cumplimiento de entrega de productos?
- Claro que el cliente te mide, a ti y a tu empresa, por tu puntualidad.

-Es triste ver un país donde la libre empresa es la bandera de su desarrollo, y unos empresarios pusilánimes e incapaces de defender esa filosofía de la que también se benefician, y mucho.

- Los empresarios mismos o no creen en el sistema de libre empresa, o les da miedo pregonarlo porque, de pronto, los critica la izquierda.

- ¿O resultará mejor para los empresarios un régimen que los tenga bajo la amenaza permanente de nacionalización de sus empresas?

- Uno no ve una posición fuerte de los empresarios, asociados o individualmente, frente a los últimos acontecimientos con el TLC, o ¿es que también creen que es suficiente para el desarrollo del país, quedarse en el mercado interno?

- ¿Cómo puede crecer el Producto Interno Bruto de un país, si es tan débil su competitividad internacional?- Y, entonces, en último término, de los pobres ¿qué?


- Aún siendo la persona del aseo en la empresa, estás mostrando con tus actitudes, una imagen de ella, que puede ser muy real.

- A veces el administrador cree que el compromiso y la lealtad es únicamente de su colaborador y no del administrador con el.

- Fomentar el sentido de pertenencia a la empresa tiende a ser un rezago de los vicios del paternalismo.

- Lo que hay que fomentar en la empresa es el compromiso y la lealtad mutuos, como reconocimiento a la dignidad humana de los aportantes de capital y de talento.

- Olvídese, una empresa no es una familia, ni se comporta como una familia. Una empresa es una empresa y tiene su propio sistema de relaciones internas diferente del sistema de relaciones de familia.


- Cuando conduzcas un vehículo piensa en los demás. Serás menos agresivo.

- Las sanciones que te aplican las autoridades de tránsito, tienen que contribuir a tu formación ciudadana.

- Las campañas educativas para la movilidad ciudadana son importantísimas, pero hay quienes sólo aprenden con las multas. ¿Eres uno de esos?

- El caos vehicular lo fomentas cuando te parqueas donde a ti te da la gana.

- Puedes tener todo el afán del mundo, pero eso no te da derecho a violar las normas y a agredir con tu vehículo a los demás conductores.

- Aunque tengas con qué pagar todas las multas que te impongan por violar las normas de tránsito, ¿con qué dinero vas a pagar la vida de una persona o un animal que atropelles?

- Ponte a pensar en los vicios que has adquirido al conducir un vehículo y detecta aquellos que pueden causarte desgracias. Empieza a trabajar en vencerlos.


- La vida familiar y empresarial están íntimamente ligadas. No te expreses mal de ellas porque socavas sus cimientos.
- Preocúpate intensamente por tu presentación personal en tu campo laboral, refleja el estado de tu alma.
- Sindicato: ¿Si has logrado uno de los mejores ingresos del país para tus asociados, por qué los lanzas a la huelga por peticiones imposibles de aceptar para la empresa?
- Recuerda que una de tus primeras responsabilidades como trabajador es mantenerte sano de cuerpo y de espíritu. Haz ejercicio periódicamente.
- Que tu lengua y tu corazón estén regidos por tu mente y no al revés.
- No importa cuantas veces te equivoques, levántate, reconócelo y corrige, porque si no lo haces, terminas por destruir tu vida.
- Piensa en todas las cosas buenas que te han sucedido, en vez de quedarte rumiando los hechos dolorosos del pasado.

-En las asambleas de los condominios observa un trato cortés con los demás asociados, recuerda que está en juego la tranquilidad de tu vida de hogar.

- Tienes que entender que las juntas directivas de los condominios aportan horas de trabajo para administrar la unidad y lo hacen adhonorem. Su buena fe merece gratitud.

- Si tienes quejas sobre quien administra la unidad, esas quejas se deben expresar con respeto y sin ofuscación.

- No olvides que ni el administrador ni los trabajadores de la unidad son tus esclavos. Si tu apartamento es el más costoso eso no te da derecho a la arrogancia.

- Las asambleas no pueden convertirse en campo de batalla de personas que tienen que convivir en los mismos edificios.

- Se espera que la gente con mayor capacidad económica, tenga también mayor demostración de su educación recibida. ¿O no?


- Cuando llegues a un arreglo con tu opositor, hazlo con sinceridad, porque de lo contrario se observará el odio en tu mirada y el rencor en tu silencio o en tu actitud.

- Periodista: Aunque pareciera que tus colegas de mayor éxito son aquellos que buscan los errores de los demás para construir su audiencia, mantente fiel a tus principios de objetividad y veracidad.

- Empresario: A veces por el afán de las utilidades, te alías con quien no debes aliarte. Sé precavido.

- Cuando todos arremetan contra ti porque eres fiel a tus principios, yérguete con dignidad y con decoro. Ahí está tu valía.

- Si en un conflicto no obras por propia convicción, sino por influencia de otro, eres como un títere, a quien el titiritero podría darle la espalda en razón de sus propias conveniencias.


- ¿Si no eres capaz de actuar como Talento Humano, qué puedes esperar de quien te orienta?

- ¿Por qué hay que estar recordándote cuales son tus responsabilidades en el trabajo?

- ¿Por que no eres capaz de ser tú mismo el primer controlador de la forma como realizas tu trabajo?

- ¿Por qué no eres más creativo en el cumplimiento de tus obligaciones?

- ¿Por qué no pones toda tu voluntad en realizar lo que te corresponde?

- ¿Eres de los que creen que el jefe tiene que estar presente para que puedas hacer bien el trabajo?

- ¿Si amas tu profesión, por qué eso no se ve reflejado en el ejercicio de tu cargo?

- ¿Por qué inventas tantas excusas cuando no llegas oportunamente a tu puesto de trabajo?

- ¿Te sientes y actúas como talento humano, o te crees un recurso igual que un trapeador, una silla, un basurero?

- Mientras no te sientas, pienses y actúes como Talento Humano, van a trapear contigo.


- Administrador: Esmérate en sobresalir por tu capacidad de orientar el Talento Humano.

- Administrador: Recuerda que estás hecho de la misma levadura con que está hecho aquel a quien tu orientas.

- Administrador: Pon tu razón al servicio de tu tarea, pero también tu corazón en ella.

- Administrador: La disciplina formativa te ayuda a no tener que cargar con la culpa de la desgracia de un hombre o una mujer que pierde el empleo.

- Administrador: Recuerda que tú también te puedes equivocar.

- Administrador: No mientas.

- Administrador: Se justo, con tu empleador, con tus orientados, contigo mismo.

- Administrador: Se consigue mayor efectividad, mejor competitividad, si además de tu ciencia, cultivas los valores que tu cargo exige.

- Administrador: ¿De qué te sirve que le gente te tema? ¿No es mejor que te ame?


- Las basuras que arrojas desde el vehículo, desdicen de ti y de los que viajan contigo.
- Al usar los baños públicos has de tener especial cuidado para dejarlos limpios.
- Malbaratar los servicios públicos de la empresa, eleva los costos. Puede que no lo sientas a corto plazo, pero a largo plazo te perjudica a ti y a tu institución.
- A pesar de la tendencia moderna, tu trabajo en la empresa te exige modas acordes con tu oficio.
- Sácate de la cabeza la idea de que eres un recurso humano, y actúa y compórtate como un verdadero talento humano.
- Unete a quienes rechazan el secuestro como sistema de lucha socio-política.
- Si recibes un panfleto, tíralo a la basura sin leerlo. Quien no es capaz de firmar sus propias denuncias, no merece tu atención.
- Cuando alguien tenga una queja de ti y te la manifieste, escúchale con atención. Puede ayudarte.
- Piensa que también hay gente muy buena al volante de los vehículos que pasan a tu lado. El único, no eres tú.
- Si como jefe-líder te dejas influenciar por algunos de tus colaboradores, hasta el punto de cometer injusticia, ten por cierto que al resto del grupo con recta conciencia, no le quedará fácil respaldarte.

- Detén tu vehículo si un peatón trata de pasar la calle, irresponsablemente. Si lo atropellas, aunque no sea tu culpa, tendrás grandes dolores de cabeza.

- En los condominios, cuando acompañes a tus mascotas a pasear, está pendiente de recoger sus excrementos. Tus vecinos no tienen porqué soportarlos.

- Esmérate en tu aseso personal, en el cuidado del aliento de tu boca, en quitarte el sudor de tus manos y de tu rostro, sobretodo cuando tengas que acercarte a tus compañeros de trabajo.

- Si eres miembro de una junta directiva de una empresa, sé excesivamente puntual en el horario de inicio de la reunión. Es señal de respeto a tus compañeros. Sólo causas de fuerza mayor podrían excusarte.

- Cuando veas que tu grupo se está dividiendo, antes de cualquiera otra acción, revisa tu forma de liderazgo. Allí podría estar la causa.


Cuando prometas a un cliente que le darás la información solicitada en un plazo determinado, cúmplele. Todo lo que digas por justificar tu incumplimiento, sonará como excusas.

Mientras no te conste que un hecho sea cierto, no propales las debilidades de los demás. Si tienes la certeza, no debes estar divulgándolo y si es tu deber hacerlo, hazlo por apropiados canales.

Si deseas alcanzar el reconocimiento de los demás, búscalo por lo que eres, no por lo que tienes.

Cuando necesites imponer una orden, la fuerza del argumento no está en la voz fuerte o alta, sino en el mandato claro.

Recuerda que no eres monedita de oro.


No resulta prudente, en el trabajo, responder con igual tono a las palabras de un compañero ofuscado.

Una pregunta sobre la razón de su ofuscación puede ayudar a atemperar los ánimos.

El jefe líder no puede ignorar las desavenencias de los miembros del grupo, ni dejar de tomar acciones al respecto, si quiere mantener la cohesión grupal.

Recuerda que tu jefe puede equivocarse, por eso es importante que tengas la entereza de comentarle tu opinión.

Los que ya gozan de empleo no pueden encerrarse en sus ideologías políticas para poner trabas a las iniciativas de desarrollo que faciliten reducir las tasas de desempleo en países con tanta pobreza.

Para mantener tu buen estado de ánimo cuando conduzcas un vehículo, si alguien hace sonar su bocina, piensa que te quiere hacer una advertencia o te quiere prestar una ayuda.

No recibas las ofensas que te hace los mendigos cuando te niegas a darles limosnas. A no ser que tengas culpa en su miseria.


Las debilidades de tu amigo, compréndelas, pero ayúdale a superarlas.
En la amistad no puedes ser cooperador de lo que puedas considerar que sea injusto de parte de tu amigo.
En la enfermedad es cuando más se siente la ausencia del amigo.
La amistad derivada de los negocios o del trabajo presenta mayor fragilidad.
La amistad que se construye alrededor de un servicio a la comunidad adquiere gran profundidad.
La amistad no puede medirse en términos de tamaño o costo de las atenciones recíprocas.
Las debilidades comunes entre amigos, no reconocidas ni aceptadas, suelen socavarla.
La soberbia, el afán de demostración o de imposición, la incomprensión, suelen deteriorar los lazos de amistad nacida del servicio a otros.
Cuando no se respetan los convenios tácitos o explícitos en los grupos formales de amigos, se deteriora su estructura.
Aunque creas que tu amigo se haya equivocado, no le cierres tus puertas. Errores cometemos todos.
No resulta prudente, en el trabajo, responder con igual tono a las palabras de un compañero ofuscado. Una pregunta sobre la razón de su ofuscación puede ayudar a atemperar los ánimos.
El jefe líder no puede ignorar las desavenencias de los miembros del grupo, ni dejar de tomar acciones al respecto, si quiere mantener la cohesión grupal.
Recuerda que tu jefe puede equivocarse, por eso es importante que tengas la entereza de comentarle tu opinión.
Los que ya gozan de empleo no pueden encerrarse en sus ideologías políticas para poner trabas a las iniciativas de desarrollo que faciliten reducir las tasas de desempleo en países con tanta pobreza
Para mantener tu buen estado de ánimo cuando conduzcas un vehículo, si alguien hace sonar su bocina, piensa que te quiere hacer una advertencia o te quiere prestar una ayuda
No recibas las ofensas que te hace los mendigos cuando te niegas a darles limosnas. A no ser que tengas culpa en su miseria.
¿Agradecer a los secuestradores la libertad de sus víctimas, no es reconocer bondad en su malvada acción?

El diálogo no es la panacea que todos creen cuando hay mala intención en quien dialoga.

¿Los empresarios serían capaces de sacrificar negocios en el exterior para alinearse con la patria ofendida?

Hay momentos para dialogar, pero todo diálogo tiene que estar inscrito en los términos de la ley.

¿Porqué tanto gobierno extranjero pisotea la soberanía de nuestro país?

¿Con tantos muertos en las comunas, con tantos quemados por pólvora, podrá afirmarse que una ciudad es la más educada? ¿No muestra también falta de autoridad?

¿Hasta cuándo la autoridad seguirá tolerando la indisciplina ciudadana decembrina de elevar globos con mechas encendidas? Cavernícolas.

Hay gobernantes que, definitivamente, es mejor que se callen.


REFLEXIONES EN UN TRANCON

¿Por qué será que el primero de la fila, por lo general, está distraído cuando el semáforo pasa a verde?

¿Por qué será que los de atrás, en la fila del semáforo, son más rápidos con el pito que el de adelante con el arranque?

¿Por qué será que hay tanto incivil que tiene que invadir el otro carril, cuando la mayoría hace fila ordenada en un trancón?

¿Por qué será que muchos que son pacíficos se vuelven tan agresivos cuando conducen un vehículo?

¿Por qué será que las vías públicas no son intervenidas en forma planeada para evitar que un día se rompan y se tapen para el alcantarillado, otro día para las redes de agua, otro para el gas, otro para las líneas de conducción eléctrica, otro para la semaforización, otro para las telecomunicaciones?

¿Por qué será que las autoridades permiten que personas en sillas de ruedas invadan los carriles para pedir limosna? ¿Constitucionalmente, no son, acaso, responsables de su vida?

¿Por qué será que los trancones son cada vez más largos?


¿Por qué será que la única forma efectiva de hacer que la gente se discipline en el manejo vehicular en las vías públicas, es con multas fuertes?
Por qué será que la gente, cuando comete una imprudencia de tránsito que casi le cuesta la vida, se ríe?

¿Por qué será que hay quienes sólo respetan los semáforos cuando los agentes de tránsito están cerca? Cafres que son.


¿Por qué cuando el trancón es causado por un motociclista atropellado, los demás motociclistas pasan, miran al muerto y siguen cometiendo los mismos errores del infortunado?

¿A las administraciones municipales les quedó grande la movilidad en las ciudades?

¿Se justifica tanta demora en la atención a un accidente de tránsito?

¿Quién paga el lucro cesante, los gastos de combustibles, las horas improductivas por ausencia, a causa de un trancón?

¿Por qué siguen circulando vehículos que producen tanta contaminación ambiental, si hay obligación de controlar de emisión de gases?

La ciudad pensada ¿sí está contemplando la movilidad como factor fundamental de la competitividad?

¿Para qué reducir los corredores vehiculares con parqueos autorizados o no que impiden la movilidad normal?

¿Para qué se construyen triadas si las autoridades no son capaces de hacer respetar la libre circulación vehicular por ellas?

El trancón de hoy fue bastante largo.

ETICA Y POLITICA

- No pueden justificarse los ataques malintencionados a líderes políticos, religiosos, sindicales o empresariales, en el interés por aumentar la audiencia del medio.

- Las enemistades personales de los periodistas con los líderes no pueden llevarse a los medios, disfrazadas como afán de beneficio patriótico.

- La fórmula maquiavélica de atacar a los líderes simplemente porque lo son, para conseguir fama y fortuna, tiene que estar fuera del comportamiento del periodista digno.

- Los profesores universitarios de ética que son a la vez periodistas y comentaristas de ética no pueden dejarse enceguecer por la pasión política. Débiles serían sus principios.

- Cuando los líderes comenten errores es preciso denunciarlos, pero con justicia, no con sevicia.

- Los periodistas así como denuncian los errores de los líderes, también deben reconocer sus aciertos,

aunque esto no dé tantos dividendos.


- La búsqueda del voto, no legitima las alianzas con narcotraficantes, subversivos u otros criminales.

- Calumniar, deshonrar o mentir sobre el opositor es arma sucia y cobarde.

- Cuando se tenga información sobre conductas ilícitas de un elegible, es preciso tener certeza sobre ella antes de difundirla.

- No todo lo que se dice de la oposición es verdadero. La pasión política enceguece.

- El voto por la conveniencia personal, por encima de los intereses de la patria, facilita el camino a la compra de votos.

- El estudio de los programas de los elegibles y de sus antecedentes, aporta información necesaria para decidir por quién votar en conciencia.

- La disciplina de partido no puede primar sobre la conciencia en el momento de votar.


Claro que la fatiga en el trabajo existe, como existe en el deporte, en la recreación, en todas las actividades de la vida.

Hay muchas personas que ponen en juego su puesto de trabajo con actitudes irresponsables porque olvidan los sufrimientos que tuvieron cuando estaban desempleadas.

Generalmente, las empresas no echan a nadie, es uno el que se echa.

Cuando, por tus actitudes en el trabajo, empiezas a generar desconfianza en tus superiores, ten por seguro que perderás tu trabajo.

Es muy difícil trabajar con una persona que genera desconfianza.

Administrador: No cometas la tontería de ir a trabajar enfermo. Tu primera responsabilidad es curarte. Cuando trabajas en mal estado de salud hay una circunstancia que puede afectar tu estilo de dirección y tus resultados.


Pon mayor cuidado a las relaciones con tu pareja.

¿Sabes cuánto te vale decir “gracias” por un trabajo bien hecho? ¿Y sabes, cuánto obtienes al darlas con toda sinceridad?

Borra del disco duro de tu cerebro y de tus labios esa frasecita: “Yo le pago para que trabaje bien, con eso es suficiente”. Es solo una excusa para eludir el reconocimiento.

Trabajar únicamente por la plata te vuelve mercenario. Mercancía al mejor postor. Y tú no eres eso. ¿O sí?

Trabajar por tu bien ser, tu bien estar, tu bien tener y contribuir desde tu puesto de trabajo al bienestar de la nación, es trabajar con ideales dignos.

¿A cuántos cursos de capacitación y formación has asistido este año?- No desperdicies la oportunidad que te da la empresa de capacitarte y formarte mejor, es una compensación adicional que beneficia a ti y a la empresa.


¿Eres un gerente con alma?

¿En tu relación diaria, tus compañeros y subalternos alcanzan a descubrir tu lado espiritual?

¿Tienes temor a que te vean débil en la administración, porque le pones razón y corazón a tus decisiones?

¿Crees que gerenciar es mandar?

¿Ves a tus compañeros y subalternos como medios de producción?

¿Ves a quienes te acompañan en la ejecución de la tarea diaria, como personas que aportan su capacidad física e intelectual para lograr los objetivos del equipo de trabajo?

¿Crees que quienes te rodean tienen, también, nobles y altruistas expectativas con su vida?

¿Te gusta orientar a la gente que trabaja contigo?

¿Administras pensando en los valores económicos, humanos y éticos que deben ser el centro de tu actividad directiva?


Definitivamente, las leyes del mercado terminan por beneficiar a los empresarios honestos.

Una empresa construida sobre el engaño, la mentira, la deshonestidad, termina por derrumbarse.

La solidez de un grupo empresarial no se basa solamente en lo económico, porque de nada sirve una hermosa y enorme edificación, si sus bases son de barro.

Los valores corporativos empresariales son las bases sólidas que requiere la construcción de una empresa exitosa.

Puede que la publicidad haga creer que alguna empresa busca cumplir a conciencia con su responsabilidad social, pero si esa publicidad no corresponde a la realidad, vanos serán sus esfuerzos por demostrar lo contrario.

Hay que hacer auditoría social a los balances sociales de las empresas.


Cuando estés buscando consensos en tu grupo de trabajo, define claramente cuál es el consenso al que se ha llegado.

Si consideras que los acuerdos logrados son aparentes, tienes que confrontarlo, porque consensos basados en apariencias traerán mayores problemas posteriores.

De los desacuerdos entre las personas, según su complejidad, pueden quedar lesiones que es necesario restaurar, para bien de las relaciones de grupo.

Las tácticas hipócritas en los desacuerdos terminan por ser descubiertas por el grupo que se orienta.

Nunca subvalores el concepto que el otro tiene del motivo de su desacuerdo. Puede que para ti no sea importante, pero para él puede tener una importancia inmensa.

Esa frasecita: “eso no vale la pena”, puede resultar hiriente de la autoestima del otro.


La generosidad obliga a que, en la amistad, se tengan que sacrificar opiniones, posiciones, para conservarla, pero nunca los principios.

Cuando nos subimos a un vehículo para manejarlo, pareciera que dejáramos sobre el piso todos nuestros valores, para asumir características de conductor agresivo, beligerante, oportunista, regañón, vulgar. Cuando nos bajamos, como que los volvemos a recoger.

La cohesión de los grupos basada únicamente en tolerancia y no en comprensión y corrección, suele deteriorarse porque a nadie le gusta ser siempre el trompo pagador.

A veces los organismos de control se dan un aire de prepotencia tal que como que gozan inspirando miedo a las personas honestas de la organización.

Cuando usted empiece a perder interés por su trabajo, si no es capaz de revivirlo, cámbielo. Su desinterés terminará por influir en su rendimiento y en su efectividad, y usted tendrá que ser el cambiado.


Frente a la envidia, la murmuración y la maledicencia, acostúmbrate a volar alto, y cuando tengas que enfrentarlas, hazlo con dignidad, elegancia, decoro y fortaleza.

¿Tienes un plan para tu vida? ¿Si tu vida no está planeada, cómo pretendes llegar a tener el éxito con que sueñas?

Las denuncias que tengas que hacer en tu trabajo hazlas sin lanzar frases o epítetos ofensivos. Son más firmes las adhesiones obtenidas por la razón que por las ofensas.


No arrojes basura a la calle o a la carretera cuando viajes en un vehículo. Es nobleza mantener limpia la ciudad, aunque no sea la tuya.

No hagas bromas al recién llegado, recuerda que a ti no te gustaron.

Mantén limpia tu zona de trabajo, es reflejo del aprecio que le tienes.

Que no sea la primera impresión la que te lleve a evaluar a tus nuevos colaboradores. Conócelos a fondo.

Cuando ocupes un nuevo cargo, entiende el valor de la fidelidad de tu nuevo grupo al dirigente que reemplazas.


¿DE QUÉ TE SIRVE?:

-Tener toda la plata del mundo si no puedes vivir, ni una sola noche, con el ser que más amas?

- Tener toda la plata del mundo si estás añorando tener treinta años menos?

- Tener toda la plata del mundo, si te ves lleno de señalamientos por la forma como la has conseguido?

- Tener toda la plata del mundo si vives con la zozobra y el miedo de ser asaltado, secuestrado, atracado, perseguido por la justicia?

- Tener toda la plata del mundo si vives como los miserables?

- Tener toda la plata del mundo si no puedes disfrutar racionalmente de ella?

- Tener toda la plata del mundo si no tienes un hijo a quien amar ni un nieto a quien consentir ni una compañera a quien adorar ni un amigo en quien confiar?

- Tener toda la plata del mundo, si la pobreza espiritual de tu alma es inmensa?

- Porque tener sin ser es un calvario.


PRECAVETE:

- De quienes dicen saber de todo u opinan sobre todo, porque suelen ser poco profundos en sus conocimientos y te pueden llevar al error o a la mediocridad.

- De aquellos líderes sindicales que personalmente te reconocen la razón en la aplicación de las disciplinas laborales, pero van y dicen todo lo contrario ante sus compañeros de asociación.

- De los jefes que únicamente tienen palabras elogiosas para ti, cuando te necesitan.

- Del compañero que todo lo está contando o hasta inventando para congraciarse con su superior.

- De aquellos superiores que te aconsejan tener una vida ordenada, cuando se conocen sus desórdenes en su hogar, en la bebida, en el juego, en la relación con sus compañeros administradores. Porque quien no se gobierna a sí mismo ¿cómo podrá gobernar a otros?

- De quienes quieren que les firmes un documento sin leerlo detenidamente, por más inocente que parezca.


PRECAVETE:

- De aquellos que de su dolor buscan sacar beneficios económicos, prolongando, más allá de lo racional, sus papeles de víctimas.

- De quienes tienen la costumbre de utilizar la nobleza de tus principios para manipularte en beneficio de su falso liderazgo.

- De quienes creen que porque tienes claras actitudes éticas pueden golpearte una y otra mejilla cuantas veces les dé la real gana porque creen que la bondad es sinónimo de bobería.

- De quienes piensan que la tolerancia es la principal virtud de la convivencia humana y se la exigen a los demás, pero no a ellos mismos.

- De los que, en los grupos filantrópicos, utilizan la amistad en provecho personal y no para la causa social interna o externa.

- De los servidores de algunas empresas públicas que a toda hora están pidiendo mil perdones o expresando lo mucho que lo lamentan, pero son tardos en corregir errores, carameleos o incumplimientos.


PRECAVETE:

- De aquellos medios que, de la calumnia, la injuria y la deshonra, hacen su botín económico.

- De aquellos profesionales del periodismo que, consuetudinariamente, tienen que estar rectificando sus informaciones.

- De aquellos que suelen hacerte chanzas y en honor a la amistad se las aceptas, porque cuando tú se las haces, generalmente ellos se enojan.

- De aquellos que, cuando te ven, te abrazan y palmotean fuertemente tu espalda pero que cuando te ausentas sientes que te descuartizan con su lengua.

- De aquellos que en las reuniones guardan silencio hasta el final de las mismas para luego darse el gusto de desbaratar todo lo que has construido, con su comentario inoportuno.

- De los desleales, porque también lo serán contigo.


POLITICO:

El pueblo es capaz de notar tu oportunismo cuando haces declaraciones de apoyo a minorías que están en desacuerdo con proyectos de beneficio común. Pescas en río revuelto.

A ver. Explícanos ¿Por qué cuando la gente te necesita, tú no estás para ella, pero cuando eres tú quien necesita de la gente, ahí si recurres a todas las formas posibles para hacerte ver y sentir?

Cuando desempeñas en doble papel de político y directivo sindical, tienes que tener enorme cuidado y responsabilidad en tus firmas, en tu presencia a eventos nacionales e internacionales, porque lo que puede beneficiarte como político puede perjudicar tu agremiación.

Qué bueno que tú fueras uno de aquellos que verdaderamente entienden que la razón de ser de tu profesión es servirle sinceramente a la nación. No servirse de ella.

Controla la pasión en tu discurso.


GOBERNANTE:

Quizás fue Maquiavelo quien instruyó sobre la importancia de atacar al príncipe exitoso, para obtener, perniciosamente, ventajas beneficiosas particulares.

El éxito económico de algunos medios de comunicación se está logrando por la estrategia de resaltar los errores que usted ha cometido y no por lo bueno que ha entregado a la patria. La objetividad tiene que hacer que se resalten unos y otro.

Las voces de los áulicos no le permiten escuchar las informaciones de retorno de quienes tenemos el sincero deseo de que usted tenga éxito en su misión empresarial pública, para su bien, nuestro bien y el bien de la patria.

¿Para qué insistir tanto en mirar los errores de sus antecesores, en vez de enmendarlos, si es posible?

Aunque usted ha tenido que incursionar en la política, para llegar a desempeñar el cargo de gobernante, recuerde que las debilidades humanas de los políticos son más de las humanamente esperadas.


PRESIDENTE:
Sentimos y comprendemos el dolor de los familiares de las víctimas del narcotráfico.

El acuerdo humanitario tiene que buscarse, pero la contraparte tiene que dar muestras fehacientes de humanismo, si no, se extenderá más el flagelo del secuestro, del asesinato y de la extorsión.

Tiene usted el deber de salvaguardar la vida, la honra, la libertad de los ciudadanos.

Nos dolería muchísimo una patria doblegada por cobardía, por ingenuidad o por manipulación del dolor de las víctimas.

El diálogo, como excelente camino, tiene que basarse en la buena fe. La contraparte tiene que reconstruir la confianza en su voluntad demostrable de diálogo sincero. De lo contrario, nada garantizará que el diálogo sea exitoso.

No deje de insistir en la búsqueda de nuevas alternativas para la paz, que al final aparecerá una luz que le permitirá salir airoso sin que queden maltrechas las instituciones democráticas. Mantenga en ello toda su creatividad y toda su alma.


Cuando sin querer, hieras a un amigo, busca su perdón, insístele, que aunque no te perdone, siempre tendrás abierto tu corazón.

La vocación de servicio se pone a prueba cuando se presenta la tentación de servir para liberar culpabilidades o para sobresalir.

El trabajo de voluntario en las organizaciones sociales es bien exigente en compromiso. En él se responde con el honor.

Da tristeza observar cómo la injuria, la calumnia, la mentira va cobrando fuerza en las confrontaciones democráticas y en los medios de comunicación.

Fácil es lanzar una acusación, difícil es recobrar la honra cuando se ha comprobado que la acusación es falsa.

La cantidad de rectificaciones desdice de la capacidad investigativa de un medio.


No hagas la tarea que a otros corresponde. Enséñales, apóyales, pero déjales que aprendan a volar.

Cuando asumes las responsabilidades que corresponden a otro, este aprende a delegártelas todas, aunque seas su superior.

Hay quienes en un momento dado necesitan de tu ayuda, pero también hay quienes buscan aprovecharse de la generosidad de tu corazón.

Es enormemente feo, asqueroso, que cuando hagas un favor, digas o pienses: “Hoy por ti y mañana por mí”. Es el refrán más egoísta que pudo haber creado la humanidad. Y a eso llaman solidaridad.

¿Has pensado que muchas de las barreras que pones a las acciones de tus hijos, no son para evitarles sufrimientos, sino para evitar tus sufrimientos?

Tu solidaridad es genuina cuando responde a esa necesidad que sientes de ayudar a otro, sin mirar a quien. O es de campanillas, cuando tú necesitas que te vean y te lo reconozcan.


Uno no entiende por qué hay gente que corre tanto para llegar a pararse al mismo semáforo donde paran los prudentes.

Uno no entiende por qué para progresar en la vida muchos tienen que hacerlo a punta de codazos.

Uno no entiende por qué algunos para alcanzar un ascenso en la empresa tienen que desprestigiar al que está por encima.

Uno no entiende por qué tienen que morir tantos motociclistas, antes de que las autoridades de tránsito tomen las medidas correctivas apropiadas.

Uno no entiende por qué se mata un árbol con tanta facilidad.

Uno no entiende por qué hay quienes, en el trabajo, sienten tanto placer en herir a los demás con sus ironías.

Uno no entiende por qué hay administradores que aún usan palabrotas de arrieros.

Uno no entiende por qué aún hay trabajadores que piensan, obran y se sienten como un recurso.


Si, cuando te levantas, sientes que ir al trabajo es como una pesadilla, tienes que revisar tu responsabilidad en la construcción de ese ambiente.

Ama tu trabajo, tu profesión, comprométete con ella y tendrás asegurado tu futuro.

Claro que es difícil cambiarle la actitud negativa al equipo de trabajo que recibiste. Haz que tu liderazgo facilite ese proceso.

No toleres, jamás, en tu equipo de trabajo, a personas que no se hablen entre sí. Van a perjudicar los resultados grupales.

Está bien que exijas el cumplimiento a cabalidad de los compromisos, como responsabilidad. Pero recuerda que responsabilidad también es capacidad de responder por los actos, adecuados o no. Forma tu gente en ello.

¿Qué te impide ser feliz en el trabajo?


En los correos electrónicos, no sigas el juego de quienes difaman, aunque tu ideología política esté cerca de ellos. Mantén tu rectitud.

No todo lo que dicen esos correos es cierto. Antes de reenviar, comprueba la veracidad de la información. Puedes ser culpable por hacerlo.

La honra y fama de los demás es su mayor patrimonio, y es muy fácil destruirlo con un simple correo electrónico.

Si tienes pruebas suficientes para denunciar las malas prácticas de un supermercado, hazlo. La comunidad necesita saberlo. Pero si no, no contribuyas a desprestigiarlo. Destruyes una fuente de empleos.

¿Crees que, porque es tu amigo, las denuncias que hace por correo electrónico, son ciertas? Puede que no. Es posible que esté equivocado de buena fe. Pero equivocado.


RECOMENDACIONES.

A los grandes almacenes que despliegan amplia información sobre sus realizaciones sociales, que en la registradora no pueden ser pésimos en la atención al cliente.

A los supermercados que dicen tener los precios más bajos, que cuiden la atención en las cajas, para que el momento de pago no sea un dolor de cabeza para sus clientes.

A los supermercados con grandes expansiones por la geografía de las ciudades, que no desconcierten a los clientes, en caja, con falsedad en las promociones.

A los grandes almacenes que gastan fortunas en publicidad, que cuando un cliente llegue a buscar un producto, halle quien lo atienda, no reciba información errada, ni encuentre trabajadores perezosos que no sean capaces de acompañarlo para indicarle correctamente su localización.


Puede que tu patria sea la más mala de todas las patrias, pero como con tu madre, aunque sea la más mala de todas las madres, nunca renuncies a ella. Ayuda a mejorarla.

En el trabajo, las personas empiezan a desconfiar de ti cuando das muestras de tu falta de veracidad.

Es posible que creas que lograste engañar con tus respuestas a tus compañeros o superiores, pero si no eres sincero en ellas, cuando menos lo pienses, caerás porque caerás.

Si estás sintiendo que en tu empresa están desconfiando de ti, analiza tus actitudes, tus comportamientos, tu conducta. Con seguridad que vas a encontrar razones para ello y es tiempo de trabajar en reconquistar su confianza. Difícil, pero se puede, si quieres.

Profesor: En la Universidad no toleres las trampas en los trabajos de grupo ni en las pruebas, acostumbrarás a los futuros profesionales, a ser tramposos en las empresas donde trabajen.


No pretendas hacer que todo el mundo se organice como tú quisieras. Hay diferentes formas de organización a la tuya.

No seas tan intenso con los demás. A veces no les das ni respiro.

Si tu estilo de dirección hace aburrir a las personas que orientas, tienes que adquirir formación académica para tu efectividad.

Cuando trabajas en equipo no puedes aislarte de la discusión, para presentar tu opinión al final. Tu participación tiene que ser oportuna, para que el equipo no pierda tiempo, si tu participación extemporánea le hace revisar todo su trabajo.

No es bueno decir: Te lo dije. Suena a desquite o a satisfacción porque al otro le fue mal o a amenaza irónica o a señalamiento de terquedad.

Es mejor decir: Ese error que cometiste lo hiciste con plena advertencia y por lo tanto debes asumir sus consecuencias.


Abandona todo lo que estás haciendo cuando un usuario o cliente, se acerca a pedirte un servicio.

Es imperdonable que descuides la atención al cliente por estar entretenido en los cuentos de tus compañeros.

Limpia las suelas de tus zapatos antes de entrar a una oficina o casa.

Recoge la basura que encuentres tirada a tu paso en los corredores de la empresa, es tu lugar de trabajo.

Nunca arrojes basura en los corredores o calles de tu empresa, aunque no te vean, es tu lugar de trabajo.

Si cometiste el error de hacer un código de ética para tu empresa, sin participación de todos, sal de ese error socializándolo y explicando, detalladamente, tus expectativas.

Si divulgas la misión y la visión de tu empresa, no puedes dejar de divulgar sus valores. Parecería como que la empresa careciera de ellos.


¿Por qué será que a algunos no les importa tirarse en el país con tal de hacerle daño a una persona?

¿Por qué será que el empresario privado guarda tanto silencio cuando se están atacando las bases de la democracia que garantizan la libre empresa?

¿Por qué será que quienes creen en la importancia del libre mercado, se quedan tan callados, cuando otros argumentan con el anacronismo del sólo mercado interno?

¿Por qué será que quienes también se beneficiarán de los grandes tratados comerciales con otros países, empresarios y trabajadores exportadores, se quedan tan callados cuando se amenazan las posibilidades de concretarlos?

¿Por qué será que dirigentes de los Estados Unidos de Norte América, tienen tanta capacidad de hacer que sus amigos se conviertan en enemigos?

¿Por qué será que un pueblo es capaz de quedarse mudo ante su propia dignidad ofendida?


Las mentiras son las que mayor desconfianza generan en el administrador y en el administrado.

A veces, los hechos, como las palabras, también nos engañan.

Juzgar un hecho exige informarse a fondo sobre el qué, el quién, el cuándo, el dónde, el cómo y el por qué de tal hecho.

La confianza se pierde muy fácilmente y reconstruirla demanda claridad en el obrar y demostración y comprobación de su rectitud.

Habla de tus limitaciones de salud con tu médico y con tu familia, pero no estés contando a todo mundo tus enfermedades. Inspiras compasión.

Cuando tengas que referirte a tus enfermedades no uses la terminología médica que por razón de ella aprendiste; los demás no te entienden. Suenas petulante.


No puedes esperar que todo mundo te sea simpático.

No puedes esperar que todos compartan tus mismas creencias y valores.

No puedes esperar que tu concepto de la belleza sea igual para todos los demás.

No puedes esperar que todos se comporten de igual manera frente a los mismos acontecimientos prósperos o adversos.

No puedes esperar que todos los seres humanos sean como fotocopias o clones.Pero sí puedes buscar que en el pluralismo de creencias, actitudes y valores, todos, en la empresa, nos podamos poner de acuerdo en unos éticos mínimos universales para la convivencia humana.


Administrador: Es importante que escuches las palabras o leas las expresiones del rostro, de aquellos que no están de acuerdo con lo que propones.

Administrador: Sé claro en el uso de tu autoridad. No delegues en el grupo lo que no debes delegar. Asúmelo con firmeza.

Administrador: Cuando en tu proceso de participación acuerdes objetivos con tus orientados, sé exigente en su cumplimiento. No hacerlo es invalidar el acuerdo.

Administrador: Sé comprensivo de las situaciones que se le pueden presentar a tus orientados en el cumplimiento de sus metas, pero no seas blandengue.

Administrador: De vez en cuando pregúntate: ¿Y si yo estuviera equivocado? Esa pequeña duda, en asuntos de importancia, te haría revisar de nuevo tu decisión antes de comunicarla. Y eso es bueno, porque reversarla después es comprensible, pero su frecuencia genera desconfianza.



No puedes esperar que todo mundo te sea simpático.

No puedes esperar que todos compartan tus mismas creencias y valores.

No puedes esperar que tu concepto de la belleza sea igual para todos los demás.

No puedes esperar que todos se comporten de igual manera frente a los mismos acontecimientos prósperos o adversos.

No puedes esperar que todos los seres humanos sean como fotocopias o clones.

Pero sí puedes buscar que en el pluralismo de creencias, actitudes y valores, todos, en la empresa, nos podamos poner de acuerdo en unos éticos mínimos universales para la convivencia humana.


Administrador: Es importante que escuches las palabras o leas las expresiones del rostro, de aquellos que no están de acuerdo con lo que propones.

Administrador: Sé claro en el uso de tu autoridad. No delegues en el grupo lo que no debes delegar. Asúmelo con firmeza.

Administrador: Cuando en tu proceso de participación acuerdes objetivos con tus orientados, sé exigente en su cumplimiento. No hacerlo es invalidar el acuerdo.

Administrador: Sé comprensivo de las situaciones que se le pueden presentar a tus orientados en el cumplimiento de sus metas, pero no seas blandengue.

Administrador: De vez en cuando pregúntate: ¿Y si yo estuviera equivocado? Esa pequeña duda, en asuntos de importancia, te haría revisar de nuevo tu decisión antes de comunicarla. Y eso es bueno, porque reversarla después es comprensible, pero su frecuencia genera desconfianza.


Siempre que emprendas un viaje en tu coche, recita esta oración: Dios mío, te pido, de todo corazón, que hoy no me corresponda el accidente estadístico del motociclista, y que, si me corresponde, no sea yo el culpable.

Haz señales de gratitud cuando otro conductor reconozca tu derecho a la vía, o cuando, teniendo él su derecho, te la ceda.

No estés esperando gratitud por todo acto generoso que realices. Esa espera amargará tu generosidad y te volverá un insensible social.

La soledad en que dejes a tus pequeños hijos hoy, será la misma soledad de tu vejez, mañana.

Nunca olvides que trabajando con compromiso y lealtad, estás contribuyendo a la generación de empleo para los que no tienen trabajo.

No creas que la responsabilidad social es solamente de la empresa. Tú, como trabajador de ella, también tienes obligaciones con la comunidad.


El mal trato a los animales domésticos, puede demostrar violencia incontenida desplazada.

No es fácil convivir con un vecino si no se percibe como alguien que me necesita y del cual necesito.

¿Cómo puede ser, que en pleno siglo XXI, aún haya quienes vean en un hombre la reencarnación de un dios? El mundo moderno exige mayor racionalidad.

¿Y de qué sirve tener todas las distinciones, los premios, los reconocimientos culturales, artísticos, literarios, si se carece de expresiones de responsabilidad social o no se aprovechan para el beneficio social de la humanidad?

¿Y cómo puede explicarse, en pleno siglo XXI, que personas que dicen creer en un mismo Dios se guarden tanto rencor? Tienen que ser falsos creyentes.

Aunque tropieces mil veces en tu camino, no te quedes postrado. Levántate. Esfuérzate. Continúa. La lucha es permanente.


El tono desafiante de algunos porteros y celadores, que, cuando un visitante se siente maltratado por ellos dicen: “vea este es mi nombre para que me aviente”, deja un sabor amargo de su organización.

Uno no puede esperar que un portero tenga suficiente criterio gerencial para analizar situaciones que se salen del reglamento. Su deber es otro. Por ello uno no debe enojarse por su apego a la norma. Por el contrario, hay que reconocérselo.

Hay que entender los controles como ayuda para los resultados organizacionales, no como persecución.

Cuando empiezan a desconfiar de usted, analice sus actitudes, comportamientos, y expresiones. Pueden estar dando margen para ello.


Usted, como asesor empresarial, ¿tiene la suficiente entereza de decirle a su asesorado, aquellas cosas que observa en la empresa, pero que el empresario no quisiera oír?

Usted, como administrador, ¿tiene la suficiente entereza de decirle al trabajador, a quien le hace una evaluación de resultados, aquello que le observa como una dificultad, pero que él no quisiera oír?

Usted, como trabajador, ¿tiene la suficiente entereza de decirle a su superior que le ha dado una orden equivocada, las consecuencias de su decisión, aunque él no quiera oírle?

Usted, como compañero de trabajo, ¿tiene la suficiente entereza de decirle a otro compañero a quien le ve actos indelicados en la empresa, aquello que usted le observa, aunque él no quiera oírle?

Porque la entereza, entendida como fortaleza y firmeza de ánimo, es una virtud que tiende a desaparecer en la medida en que, en las relaciones humanas empresariales, aparece la hipocresía zalamera.


¿Cómo es que llega un cliente a tu establecimiento y tú continúas en tus labores de organización, en vez de atenderlo de inmediato?

No seas zalamero en el trato con tus clientes, una cosa es servir, otra es ser servil.

¿No te has dado cuenta que como trabajador de una universidad, aunque no seas profesor, también enseñas con tus comportamientos?

Si barres bien, si trapeas bien, si tienes las aulas bien organizadas, eso enseña organización.

Si administras una universidad donde se enseñen modernas teorías de administración, tienes que ser el mejor administrador del mundo. Eso es lo esperado.

¿Cómo puede ser que si en tu universidad enseñan los más avanzados conocimientos de ingeniería, se caiga un edificio que se construye en ella?


Cuando has adquirido un mal hábito, es bien difícil deshacerse de él.

Recomendar a una persona que tenga fuerza de voluntad, cuando quiere trabajar en erradicar un mal hábito, puede aumentar su frustración.

Los malos hábitos son como los ovillos de seda, se van formando paso a paso.

Para deshacerse de un mal hábito es preciso utilizar el mismo método de irlo deshaciendo paso a paso.

Hay quienes son capaces de erradicar un mal hábito de una manera radical y tajante. Pero no todas las personas pueden hacerlo.

Haz una lista de tus hábitos inadecuados (mentiras, impuntualidad, apropiación de bienes ajenos, chismes, deslealtad, deshonra de otros, rebeldía sistemática, falta de diligencia u otros) y proponte acabar con el que consideres más perjudicial para ti, en este año. Si caes, vuelve a empezar.


¿Te has dado cuenta, que en tu hogar, tus pequeños hijos están aprendido la importancia del buen trabajo, con tu ejemplo, con tus actitudes y con tus referencias a él?

¿Has observado el valor de tu ejemplo en tus hijos mayores, cuando han empezado a asumir sus responsabilidades laborales?

Tienes que entender que una inteligencia ética para el buen trabajo, se construye con lo que tú como padre o madre, aportas; con la enseñanza de aquellos educadores a quienes confiaste tus hijos, y con las propias experiencias de ellos en su medio. ¿Esto, qué te hace pensar?

Si el buen ejemplo que has dado, ha sido seguido por tus hijos, excelente. Si no, no te acongojes, cumpliste con tu misión, lo demás es responsabilidad de ellos.

Da ejemplo de buen trabajo y no tendrás, jamás, remordimientos.


Nunca utilices la palabra “negro” para dirigirte a una persona de descendencia africana. Siempre refiérete a ella como “persona negra”.

Cuando dices “persona negra”, estás dándole un valor sustantivo como persona.

Cuando dices “negro” usas un calificativo discriminatorio irracional.

Igualmente, habla siempre de “persona blanca”. Haces un reconocimiento a su valor humano.

Cuando dices “blanco” usas un calificativo discriminatorio esclavizante.

Una persona blanca, igual que una persona negra, puede equivocarse, a la entrada o la salida.

No selecciones a tus trabajadores por el color de su piel, selecciónalo por sus competencias humanas.

Hay personas blancas, con el alma negra.

Hay personas negras, con el alma blanca.


Qué poca autoridad demuestran los gobernantes con el problema de la pólvora. Incompetentes.

Cómo son de desobedientes los ciudadanos a las normas de las autoridades con respecto al uso de la pólvora. Salvajismo precavernario.

Cómo hay de padres y madres tan estúpidos, brutos o ignorantes, que aún permiten a sus hijos jugar con pólvora.

Los mensajes de las personas que dejan quemar con pólvora a sus niños, suenan a tontos arrepentimientos tardíos frente a su grave culpa.

¿Y qué decir del padre de familia que en Navidad se embriaga y se gasta en atención a los amigotes lo que en derecho debe a su familia? Irresponsable.

Si sabes que el abuso del alcohol te convierte en una bestia, no intentes siquiera beberlo. Estímate un poco.

----------

En esta Navidad acuérdate de los que sufren, de los que tienen hambre, de los que están desplazados de sus hogares contra su voluntad, y llena una de sus mesas vacías con tu amor y con el amor de tu familia, para que tu felicidad sea una felicidad solidaria. (Campaña anual del Correo de la Etica)


1

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments