Viaje al Norte de Laos y al Este de Tailandia 

Noviembre 2002

Dia 1: BCN-FRA…
Dia 2: BKK-Nakom Ratchasima-Phimai
Dia 3:
Phimai-Phanom Rung-Buriram
Dia 4:
Buriram-Surin Festival-Khong Kaeng

Dia 5: Khong Kaeng-Udon-Nong Khai-Vientiane(TLF)
Dia 6:
Vientiane (That Luang Festival)
Dia 7:
Vientiane-Vang Vieng
Dia 8:
Vang Vieng-Louang Prabang
Dia 9:
Louang Prabang
Dia 10:
Louang Prabang-Cataratas Kouang Si- LP
Dia 11:
Louang Prabang-Houay Xai-Chiang Rai
Dia 12:
Chiang Rai-Chiang Mai
Dia 13:
Chiang Mai-BKK..
Dia 14:
BKK-BCN

 

 

 

 

     ALBUM DE FOTOS

R E S U M E N del V I A J E

 

Tras una fugaz estancia de 2 días en aquel ya lejano Agosto de 1997 por la rural Vientiane -al hacer escala en la vuelta mi viaje por Vietnam, y antes de tomar el avión en Bangkok rumbo a casa-,  donde los pocos extranjeros que andábamos por sus calles, casi todas de tierra, éramos el centro de atención; ahora se presentaba una buena excusa para volver a Laos, en el otoño de 2002: La celebración de su Festival más importante  el That Luang Festival, que coincide cada año con la Luna Llena del mes de Noviembre.

Aprovecharíamos la coyuntura, para visitar otras ciudades de Laos: la paisajística Vang Vieng y la monumental Louang Probang; y otro Festival que se celebra el tercer fin de semana de Noviembre en el este de Tailandia, principalmente en honor a los elefantes: el Surin Festival, además de las ciudades antiguas Khmer de Phimai y Phanom Rung, no tan espectaculares como los Templos de Ankgor de Camboya –que había visitado en 1999- pero que se disfrutaban casi en solitario.

 

 

Respetando el texto que escribí al volver del viaje sobre el That Luang Festival,y de Laos en general:

 

“Laos es otro país donde su mejor tesoro es su gente. Todavía no demasiado masificado por el turismo encuentras sonrisa y curiosidad vayas donde vayas. Si hay un evento que reúne gente de toda condición y de todo el país, ese es el "That Luang festival" que se celebra en la semana de la luna llena del mes de Noviembre, en Vientiane: gentes de todo el pais vienen para rezar y circular alrededor del That Luang-el simbolo más religioso de Laos- portando sus ofrendas y vistiendo sus mejores galas.

El último día -que coincide con la luna llena- , antes de la salida del sol, monjes venidos de todos los rincones del pais esperan el TACBA, miles de laosianos llenarán todo el recinto interior y exterior del That Luang, y realizarán sus oraciones y sus deseos de tener un buen año trayendo y ofreciendo multitud de donaciones en forma de dinero y comida para llenar los cazos traídos por los monjes que servirán en gran medida para su manutención en el siguiente año..... sencillamente un espectáculo inenarrable”.

 

Vang Vieng se caracteriza por el paisaje kárstico que la rodea. Por aquellas fechas era como un punto de encuentro de mochileros y hippies anglosajones, con cerveza barata y películas americanas cada tarde, en los bares del pueblo; pero, perdiéndote con una bicicleta por los caminos de tierra de los alrededores, ibas descubriendo  poblados, con gentes mayoritariamente sonrientes y –todavía- no demasiado acostubradas a ver turismo; sobretodo, cuanto más te alejabas.

 

Louang Prabang es la ciudad de los Templos de Laos. Cada día, a la salida del sol, los monjes paseaban por las calles esperando las donaciones de sus conciudadanos. Además de la exquisitez de sus Templos, tiene unas puestas de sol sobre el Mekong espectaculares. Las cataratas Kouang Si –a unos 30 km- son una buena excursión de medio día.  Visitando los alrededores se puede llegar en bicicleta hata el poblado de Ban Phanom . Por el camino vimos como un hombre hacía trabajar a su elefante. En el otro lado del Mekong –se puede cruzar en barca constantemente- el ritmo de vida parecía mucho más tranquilo.

 

 

El Este de Thailandia no estaba en los principales circuitos turísticos del país, y se agradecía. Las ruinas de las ciudades Khmer de Phimai y Phanom Rung, eran una gozada porque parecía que estaban sólo para ti. Y el Surin Festival, -que siempre me había llamado la atención por ver en la TV a esos elefantes jugando a futbol-, es una buena excusa para conocer los trajes, folklore e historia de esta zona de Tailandia –además de ver los números de circo y el partidillo de los paquidermos-. La gente de la ciudad te agradecía repetidamente la visita.

 

Home                        2007 Copyright  Marc Coral