gentes-8
 
                    Sus tierras y sus gentes:  Los años prósperos (3)
 


Tradiciones, 'instituciones'  y profesiones perdidas 


 Tradiciones

  • El pan de horno. El horno que había en el pueblo para hacer el pan funcionaba por turnos. El pan se hacía para 10-15 días. El grano para la harina se molía en los molinos de Río Quintanilla, Quintanaopio o Salas de Bureba. Asar patatas en las ascuas al concluir la hornada era una agradable y sana  costumbre. 

Un horno de pan


  • La sidra casera. La sidrera del pueblo estaba en los bajos del Ayuntamiento.   Había una máquina para machacar las manzanas y la correspondiente prensadora, que aún se conserva. En algunas bodegas del pueblo no solía faltar la rica sidra (fresca y natural) para gustar, especialmente, en los días más calurosos del verano en medio de las largas jornadas de trilla.

 


  • La matanza. Primer acto. "Era todo un rito. Solía fijarse el día con antelación. Se avisaba a los familiares y amigos que habrían de tomar parte en la ceremonia. El ama de casa preparaba el material adecuado: calderas, barreños, gamellas, trébedes, parrillas..., así como lo necesario para la posterior tarea de tratamiento de la carne, para su conservación, y la consiguiente elaboración de chorizos, morcillas, lomos y embuchados, jamones, sazonados, etc.: aceite, sal, arroz, pimienta, pimentón y otras especias al uso y gusto del lugar, aparte de las cebollas y los ajos de 'cosecha propia'. Muy de mañana llegaban los invitados, que eran recibidos en torno una mesa en la que no faltaban las pastas, el anís, el coñac o el orujo. 

 

 
Útiles para la matanza
 
 
  • Segundo acto. Superado exitosamente el primer paso del ritual, se pasaba a 'lo serio'. El maestro de ceremonias daba las oportunas órdenes  y cada cual ocupaba su puesto. A la 'hora cero' salía de la 'corte' el protagonista del drama (mejor, tragedia) para dirigirse ¿inconsciente? al patíbulo, que le aguardaba unos metros más afuera. Justo cuando iba a llegar al banco, el matarife tomaba el gancho (en forma de 'S') y lo clavaba en la papada del puerco, sujetándolo a una de sus piernas y, en unas décimas de segundo, todos a una, lo echaban sobre el banco. Sin pérdida de tiempo, el matarife clavaba certeramente en el animal el cuchillo, bien afilado y de larga hoja, adecuado y preparado para la ocasión. (Es lo que se conoce como 'muerte por degüello'). Antes de escaparse el primer borbotón de sangre, diligente se hallaba una mujer con un balde en sus manos para recoger hasta la última gota, y sin dejar de removerla a fin de evitar su solidificación. El porcino gruñía y se agitaba con fuerza resistiéndose a morir. Los chiquillos de la casa -que aquel día habían hecho 'novillos con autorización paterna'- también tenían su protagonismo y lugar (aunque secundario) en la ceremonia: tirar del rabo del cerdo, que sería al final su trofeo y manjar, una vez asado, además de la 'bochincha' para jugar...  El animal, casi desangrado, ha dejado ya de gruñir y de moverse.

 

Evisceración clásica


  • Tercer acto. Concluido el sacrificio se daba paso al chamuscado/escaldado de la piel, la evisceración (extracción de las vísceras), limpieza de asaduras y vientre.  Hecho eso, se dejaba orear la canal (la parte más importante y valiosa del cerdo) durante 24 horas, antes de proceder a su despiece: 1) trozos para el consumo fresco e inmediato, 2) carnes magras, 3) perniles, 4) hojas de tocino, 5) pellas de manteca, 6) huesos y 7) recortes. Para poder consumir la carne del animal con tranquilidad era preciso pasar la preceptiva inspección veterinaria, dados los hábitos omnívoros del cerdo (riesgo de triquinosis). (27-b) 

 

  • Tradiciones y juegos infantiles. La fiesta de "la santa Águeda", en febrero (con muñeco incluido), la "Ronda de los aguinaldos", en Navidad ...·. Juegos: marro, pita, calva, pincho, tapulero, guía...

 

 'Instituciones' 

 

  • El alguacil, algo más que una profesión. Hablar del alguacil de Hozabejas es hablar de una persona concreta con nombre y apellidos. Sin embargo, siguiendo la norma que nos hemos impuesto de no citar nombres (de alcaldes, por ejemplo), tampoco lo haremos en este caso, si bien todos los que vivimos aquella época sabemos perfectamente a qué persona nos estamos refiriendo. Quien esto escribe no conoció en el pueblo más que una persona que ejerciera este cargo. Nos atreveríamos a decir que porque nadie reunía las múltiples cualidades naturales que adornaban a aquel hombre. Era, además de un alguacil polifacético, sacristán mayor. Ninguna otra persona -ni siquiera el párroco-  sabía cantar, en las misas solemnes de las fiestas aquellos 'kyries', 'gloria' o 'credo'..., de cuya procedencia nadie, hasta el presente, nos ha podido dar pista ni referencia. ¡Y qué decir de la singular subasta de las 'piezas' del ramo ("¿hay quién mejore la postura?", "... ¡y que buen provecho le haga al pooooostor!"), que cada año preparaba un vecino, con las ofrendas a la Virgen de la Piedad, Patrona del pueblo.  La subasta se sigue haciendo en la actualidad, pero... ¡no es igual!


  • El Teleclub.  No sé si podemos atribuirle la categoría de 'institución', pero a efectos prácticos y mientras pervivió sí lo fue, no sólo en Hozabejas sino en muchísimos otros pequeños pueblos de la España de 'los años sesenta'. Porque el teleclub era 'lugar de encuentro', era 'foro', era 'ventana abierta al mundo' para unas gentes que, con la TV, ya no tenían que imaginárselo, lo podían ver; únicamente era preciso ponerle 'color', pero de eso ya se encargaba la imaginación y la fantasía de cada cual. Los espacios 'estrella'  (no podía ser de otro modo tratándose de un paisano), eran los del  Dr. Félix Rodríguez de la Fuente, trágicamente desaparecido. (Escuchar archivo sonoro que hay al final de la página y ver la entradilla del programa de TVE). Otros acontecimientos que se vivieron con especial interés fueron el asesinato del Presidente de los EEUU, John F. Kennedy, en noviembre de 1963, o la llegada del primer hombre a la Luna, aquel 20 de julio de 1969.  La inauguración de la primera TV fue todo un acontecimiento social en el pueblo, como se observa en la foto inferior.
 
 
 
Inauguración (con pastas) de la primera TV 
 
  
 
 
SERIE "EL HOMBRE Y LA TIERRA"
 
(entradilla del programa de TVE ...)
 
 

                                                                                                                     
 
                                                              siguiente>>

 


Ć
ElLobo-inicio-sr.mp3
(640k)
Alberto Alonso G.,
26 nov. 2009 10:04