14. Hotel del Comercio

El Hotel del Comercio fue abierto en 1877, en la calle Zamora nº 20 frente a la Plaza de los Bandos, dotando a la ciudad de un alojamiento de calidad ante la inminente llegada del ferrocarril a Salamanca. 


Pedro Antonio de Alarcón se alojó en el hotel en octubre de 1877, en una escapada turística junto a tres amigos, y así nos lo narra en su obra "Dos días en Salamanca"
"....y era que, como no habíamos consultado a nadie antes de salir de Madrid, ni avisado a ningún amigo de nuestra llegada a Salamanca, ignorábamos cuál era el mejor hotel, hallándonos, por tanto, en la situación que los franceses (y va de afrancesamiento) denominan embarras du choix.
No era cosa de equivocarse en punto de tamaña trascendencia. Preguntamos, pues, a un guardia civil (autoridad infalible, de tejas abajo), y éste nos recomendó (confidencialmente) el Hôtel del Comercio.
-¡Al Hôtel del Comercio! -dijimos nosotros entonces con absoluta confianza, penetrando en el ómnibus de aquella advocación.
Y partimos. "
“Del almuerzo que nos esperaba en la fonda debo decir, no como dato oficioso y trivial, sino para instrucción de los viajeros que vayan a Salamanca, que nada tenéis que temer, y si muchos goces que prometeros, por muy gastrónomos y delicados que seáis.- El Hôtel del Comercio se encargará de no desmentirme.
¡Qué tortilla! ¡qué truchas! Y ¡que jamón! Y ¡que peras...de cristal! (Este era su nombre). –lo único medianejo fue el vino....”


Su primer director fue D. José Santos y lo fue hasta que en 1897 lo sustituyó D. José Cea Iglesias (Pepe Cea), su co-socio en la sociedad mercantil José Santos y compañía, formada además por D. José Lisardo y Francisco Núñez Izquierdo, sociedad que dispuso de otros establecimientos hosteleros en Salamanca como el café Suizo. Con el tiempo, la dirección del hotel y la propiedad del edificio recayó en Francisco Núñez y su familia. 



Cumplió su función como Gran Hotel recibiendo la visita de muchos personaje ilustres, literatos como D. Benito Pérez Galdós en octubre de 1904, que vino en visita turística y reconoció su desconocimiento de la ciudad de Salamanca cuando escribió los Episodios Nacionales y que fue D. Ventura Ruiz Aguilera quien le proporcionó un plano detallado de la misma, o como Dª Emilia Pardo Bazán en marzo de 1905, para asistir a la velada en honor a Gabriel y Galán en el teatro Bretón; Pintores , como  D. Joaquín Sorolla, en diciembre de 1910 y en mayo de 1912; personajes de la realeza como Dª Matilde de Sajonia hermana del rey Federico Augusto III de Sajonia en marzo de 1907 o los príncipes D. Carlos de Borbón y Dª Luisa de Orleans en octubre de 1917; y políticos como Romanones en 1913, o Alejandro Lerroux en 1919.
Pero sobre todo cumplió su función comercial al servir de alojamiento a multitud de representantes de casas comerciales, médicos, ortopedistas, oculistas,.. viajeros que utilizaban sus dependencias como gabinetes para sus consultas o exposiciones para sus  muestrarios.
Sirvió de alojamiento de toreros e incluso en sus últimos años de equipos de futbolistas. Fue lugar de reuniones políticas y de infinidad de banquetes de bodas y homenajes.
Con el paso del tiempo, las nuevas necesidades de servicios y alojamiento de calidad e incluso de lujo ya habían sido cubiertas desde 1930 por el Gran Hotel Salamanca, más tarde solo Gran Hotel, y en 1933, después de más de cincuenta años en servicio, el hotel del Comercio fue cerrado y el edificio, un año más tarde, derribado  para la construcción del Banco de España, tras su venta por la familia Núñez al Ministerio de Hacienda.

Postal del Hotel del Comercio. Una Habitación

Postal del Hotel Comercio. Salón de Lectura