3.- Las historias

Mientras la historia con mayúsculas, la más conocida, ocupa las páginas de los periódicos y sus portadas, otras historias en minúscula están pasando como si fueran el decorado de la anterior. No las cubre la prensa tradicional normalmente, pero como los reporteros de La Avanzadilla sois especiales y ya os posicionásteis en vuestro primer editorial al lado de los más débiles, de los no privilegiados, sí vais a darles voz a una serie de personas reales y personajes de ficción, porque es necesario sacarlos de las sombras para que, poniéndonos en su lugar, intentemos vivir lo que sintieron y cómo lo sintieron. 
Aquí un avance de las portadas, las que podrían haber sido y nunca fueron, con las que empezaremos a desarrollar la empatía. A ver hasta dónde somos capaces de llegar.