El yaraví melgariano




Breves notas sobre el yaraví arequipeño o "melgariano"


     Arriero tañendo la vihuela [en una chichería] - Leo Ugarte, 1989


Aún cuando está constatada su  importancia como lenguaje poético-musical identitario, el yaraví ha sido objeto de muy pocos estudios en el Perú. El denominador común de los pocos trabajos que existen  ha sido el enfoque por regiones y la aproximación hipotética en base a indicios fragmentarios debido a la alta vulnerabilidad de las memorias populares y orales frente al creciente proceso de "modernización" aculturadora de décadas recientes.  Otra debilidad ha sido la falta de interdisciplinariedad entre antropología, historia  musicología, literatura y filología, a fin de poder entender este fenómeno cultural de la mejor forma posible.  El gran proyecto  de  registro y  estudio cualitativo (comparativo e interpretativo) de los distintos estilos de yaraví, como una de las más antiguas y principales formas poético-musicales mestizas pan-peruanas, aún está por hacerse.  Este gran proyecto tendría que ampliarse en una visión regional de conjunto, al Ecuador por el norte y a la Argentina por el sur,  donde también se practican variantes  o emulaciones de esta forma musical.   Sólo así se podrá llegar a entender las dinámicas de relación socio-económica y por lo tanto cultural, que se han dado históricamente a nivel  inter-regional e intra-regional en un espacio  que coincide  con la expansión que tuvo la jurisdicción virreinal, y que se reflejan en las variantes  (triste, pechada, muliza, vidala, vidalitá...), estilos afines e influencias que este género ha alcanzado.

En un trabajo reciente, Música popular tradicional del Valle del Chili  (2012) me he acercado al yaraví arequipeño con clara conciencia de la focalidad del trabajo, y de sus resultados incompletos. Cabe puntualizar que se trata del yaraví que se cultiva en la provincia de Arequipa, pues  existen   variantes estilísticas en las otras  provincias del departamento, sobretodo las que han  tenido intenso trajín arrieril  (como Condesuyos  y La Unión).  Otro aspecto importante es que este estilo melgariano se cultiva también en las vecinas provincias de Castilla (dep. de Arequipa) y  de Puquina (dep. de Moquegua), con las cuales la ciudad ha tenido permanente e intenso flujo demográfico y socio-económico.  En ellas el estilo tradicional del Valle del Chili aún resuena al presente de mejor manera, ya que la presión urbanística ha sido menor.

Ideas generales:
  • En lo musical ofrece mestizaje equilibrado: se fusionan elementos del cromatismo occidental con la pentafonía indígena. 
  • En lo poético es señorial y romántico:  se entronca con la poesía trovadoresca del amor fino o cortés, y con elementos del romancero lírico [cf. Dammert 2003].   Expresa  sólo penas de amor no correspondido, ausente o imposible, de un varón plebeyo a una dama impasible (noble o ennoblecida),  en pulido  y antiguo castellano [cf. las letras de los audios de ejemplo].   La métrica es variable, por lo general corta, con uso frecuente del pie quebrado.   Las principales figuras retóricas  utilizadas son: el uso de seudónimos  para nombrar a la amada, masculinizados en el caso de sustantivos (MelisaSilvia, Tirano Dueño, Mi BienMi Dueño... seudónimos que al popularizarse se despersonalizan; por ello ya no hay en los yaravíes melgarianos populares del XIX al presente, alusiones directas a Melisa o Silvia), el uso de la figura lírica llamada imposible [cf. p. 162 aquí ] ,  la alegorización de los amantes como aves (que simbolizan fidelidad), frecuentemente nombradas en diminutivo (palomita, palomitay, pajarillo...),  el amor eterno que trasciende a la muerte, pura introspección sentimental y existencial , no hay entorno físico -paisaje, pueblo, ciudad, calle... (a menos que se use metafóricamente). Ejemplos cabales de música y letra de este estilo son: Delirio, Picando la flor, Aún la nieve se deshace, Con que al fin habéis tomadoRuegos, Paloma blanca, Los imposiblesEl pajarillo, El prisionero,  etc.  [cf. los audios de ejemplo]. 
  • El antes y después del rol de Mariano Melgar como héroe, más que político, cultural,  tiene que ver con la trascendencia del contenido retórico puramente amoroso de sus canciones [la parte más popularizante de su variada y aún no bien despejada obra literaria] , al  carácter cívico nacionalista de la forja colectiva  de una identidad musical nacional ("mestiza"):  ...Una de las pruebas más convincentes de que un poeta sea esencialmente nacional, es que sus cantos tengan resonancia en su pueblo, que se repitan en todos los confines de su patria [...] Bajo este aspecto, Melgar es el verdadero poeta del Perú, porque no hay un pueblo en que no se conozcan sus yaravíes, en que no se canten logrando conmover, arrancando lágrimas, a todas las almas sensibles... [Ernesto Boza, citado en Carrión O. 1995 : 117].  En esa forja colectiva el legado autógrafo del héroe es tornado en arquetipo que  fructifica, que se plastifica en innumerables re-creaciones  de aporte anónimo.  Así, el  yaraví melgariano -entendido como un estilo de componer, interpretar y dinamizar la práctica del género-, investido de prestigio, pudo viajar  de boca en boca, y llegar a imprimir variable influencia en los muchos otros estilos de yaraví mestizo existentes en el actual territorio peruano y países de la región andina.
  • En su forma popular convencional los intérpretes son varones de voces potentes: solistas con guitarra o dúos de primera y segunda voz y primera y segunda guitarra. Se acompaña sólo con instrumentos de cuerda como vihuelas, bandurrias, guitarras
  • En su forma académica, se concibe para piano y canto, o sólo piano.  El músico académico arequipeño más antiguo de que se tiene data, que  incorporó el yaraví en sus creaciones,  es Pedro Ximénes Abril y Tirado (1780-1853).
  • No tiene fuga de huayno.  Se daba en un contexto ritual  en secuencia ad libitum.
  • El carácter mesocrático de la sociedad arequipeña  hasta mediados del siglo XX (cuando lo hispano era aún bastante fuerte, situación revertida al presente  hacia lo indígena debido a la constante migración altoandina),  posibilitó amalgamar un mestizaje musical logrado  en diferentes géneros, destacando sobretodo su yaraví señorial.  Las fluidas dinámicas  de inter-fluencias entre lo urbano y lo rural explican el aporte significativo que tuvo el loncco chacarero  en este mestizaje.
  • La  convención de la interpretación masculina no impidió su práctica por mujeres en espacios más privados que públicos, sobretodo de los estratos señoriales.  Francisco García Calderón  [1878]  anotaba: ...por muchos años se ha mirado en Arequipa como un ramo de la educación del bello sexo, el aprendizaje de la letra y música de los yaravíes de Melgar...   Ahí estuvo por ejemplo la dama Cristina Bustamante, acompañada al piano de Manuel F. Escobedo, cantando celebrados yaravíes melgarianos o cantos del país, en las tertulias literarias que Juana Manuela Gorriti organizó en Lima los años 1876-77.  El rol de la mujer en el desarrollo del yaraví arequipeño (más allá del de musa inspiradora) como género poético-musical,  está aún por dilucidarse.
  • Es sólo para ser escuchado, no se baila.  Hasta mediados del siglo XX conservó su carga ritual:  escenificación  aleatoria (ad libitum) entre dos o más intérpretes, en espacios públicos (principalmente chicherías o serenatas) o privados (reuniones familiares o de amigos)
  • Es este contexto ritual en que la música se ha recreado incesantemente de forma espontánea, que no había estrictamente títulos, que éstos se tomaban aleatoriamente de los versos de las coplas, frecuentemente el primero de la primera.  Por eso una misma canción suele ser conocida con diferentes títulos en diferentes lugares,  y mezclar en diferente orden las coplas más popularizadas de lo que fueron series interminables.  La  confusión aumenta cuando una misma matriz lírica es cantada con distintas melodías.  La estructura musical es permanente, el contenido poético vivo, variable.  Esto pasa cuanto más oralizado está un género, cual es el caso del yaraví melgariano.  Recordemos al respecto, que el principal músico que escribió repertorio popular arequipeño, B. Ballón Farfán, siendo buen compositor, no destacó por componer yaravíes sino antes bien, por recopilarlos y arreglarlos de la tradición popular.
  • Este  yaraví melgariano es el estilo  característico de Arequipa, pero como expresión de procesos de evolución más complejos, se han producido también en menor medida,  yaravíes arequipeños no melgarianos que incorporan temática más variada, no sólo romántica, como loar a la tierra, a la madre, etc.
  • Por estas  consideraciones, es posible proponer la tesis de  que el yaraví arequipeño  es un yaraví mestizo de tradición señorial  que fue  muy apreciado entre los sectores mistis de provincia, donde aún perdura [cf. las respectivas  tesis del yaraví criollo  en Varallanos 1989  y en Torres  2015].  Hasta inicios del siglo XX  este yaraví señorial -incorporado prontamente en la retórica oficial del país mestizo-,  fue muy apreciado y practicado en Lima.   El otro gran corpus de clasificación del yaraví en el Perú sería el  yaraví mestizo de tradición indígena, que sí incorpora versos en quechua en sus letras por derivar directamente del harawi, puede ser de temática profana o sagrada, y acompañarse de instrumentos indígenas  o indigenizados (como la quena y el pampapiano); sus expresiones culto-populares más notorias están en los himnos católicos quechuas promovidos desde la Colonia temprana por la Iglesia Católica, interpretados  (a diferencia del yaraví señorial), por nutridas  masas colectivas de fieles indígenas. 
En el libro se encuentra un desarrollo más completo de estas ideas.

Marcela Cornejo D.
oct. 2013
[ultima actualización: 20 ago. 2015]








Consulta sugerida:


En línea:

Veladas literarias de Lima, 1876-1877 - Juana Manuela Gorriti [1892] 

Notas para una biografía del yaraví - Raúl Porras Berrenechea (1946)

Historia y leyenda de Mariano Melgar - Aurelio Miró Quesada (1978)










Impresa:

El libro Poesías de Don Mariano Melgar, de  Manuel Moscoso Melgar y Francisco García Calderón (1878, re-editado en el 2015)

El artículo El yaraví de Consuelo Pagaza Galdo (Folklore Americano.  Lima, 1961,  año VIII, N° 8-9, pp. 75-141)

El libro El yaraví arequipeño: un estudio histórico social y un cancionero de Juan Guillermo Carpio Muñoz (Arequipa, 1976)

El libro El harawi y el yaraví.  Dos canciones populares, de José Varallanos (Lima, 1989)

El libro Mariano Melgar de Enrique Carrión Ordóñez (Lima, 1995)






Repertorio (parcial)
[las transcripciones son de oído, lo que está en duda va entre paréntesis, lo separado por  barra diagonal significa dos opciones)






Yaravíes melgarianos:
(Del S. XIX, de tradición popular oral)



Instrumentales:

Yaraví 1, Yaraví 2, Yaraví 3  - Tres yaravíes recopilados por Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz en 1851 

El pajarillo   - Arreglo de Claudio Rebagliati.  Piano: Flor Canelo 

El pajarillo   (otro) - Conjunto Ancashino Atusparia 

Los imposibles  -  Arreglo de Claudio Rebagliati 

Los lamentos / Un adiós -  dos yaravíes de fines el siglo XIX.  Piano: Omar Carrazco  

"El Miserere" de Melgar (S. XIX) - piano: Omar Carrasco




Con letra:

Tirano Dueño  (o Con qué al fin tirano Dueño) - Dúo Montes y Manrique (1911)

Con qué al fin Tirano Dueño
tanto amor, clamores tantos,
tantas fatigas
!tantas fatigas!
No han conseguido en tu pecho
más premio que un duro golpe
de tiranía
!de tiranía!
Tu me intimas que no te ame
diciendo que no me quieres
ay vida mía
!ay vida mía!
Y que esta ley tan tirana
tenga de/haya de observar, perdiendo
mi triste vida
!mi triste vida!
Yo procuraré olvidarte
y moriré bajo el yugo/cepo
de mis desdichas
!de mis desdichas!
Pero no por eso juzgues
deje de hacerte sentir
mis justas iras
!mis justas iras!
Muerto yo, tu llorarás
el yerro de haber perdido
un alma fina
!un alma fina!
Que aún muerto sabrá vengarse
este misero viviente
que hoy tiranizas
!que hoy tiranizas!
A todas horas mi sombra
llenará de mil horrores
tu fantasía
!tu fantasía!
Y acabará con tus gustos/dichas
el melancólico espectro
de mis cenizas
!de mis cenizas!



Con que al fin habeis tomado  (La Resolución) - Interpreta: Dúo Salas y Marroquin
La fatal resolución  (Con que al fin habeis tomado - Crueldad- Interpreta: Jorge Miranda Ponce
La Resolución (Con que al fin habeis tomado - Crueldad) Interpreta: Nelly Munguia

¿Con que al fin habéis tomado
la fatal resolución de abandonarme?
¿[al tormento/a la pena] más atroz
al rigor [de tus crueldades/más inhumano]
[has de/quieres] matarme?
Habéis pues, firmado ya
la sentencia de mi muerte
!Dueño tirano!
He de tener que beber
el veneno que tus manos
me han preparado
Venga el [tósigo/veneno] fatal
y termina/acaba con mi vida
tan miserable
Habeis logrado tu intento
ya me veis cadáver frío
y sin aliento
Pero cruel, teme a mi sombra
que con voz horrenda y triste
siempre te nombra
Cubre pues, mi amante cuerpo
con la (gala) que le es propia
ya que [ya ha/está] muerto

(letra transcrita de la versión de Salas y Marroquin)



El prisionero (A nadie le ha sucedido,  La Ingratitud) - Interpreta: dúo Salas y Marroquín (1928)

A nadie le ha sucedido
lo que a,
lo que a mi solo me pasa
desgraciado en la fortuna
!ay!, ventu,
venturoso en la desgracia
Me es azaroso el vivir
ausen,
ausente del Bien que quiero
Nada gusto, sufro y lloro
!ay!, mais/mas no,
mais/mas no quisiera existir
Seguid tus nuevas pasiones
deja,
dejadme a mi padecer
que buen fin no ha de tener
!ay! quien a,
quien ama dos corazones
Vengo a hacerte una pregunta
o a to,
o a tomarte un parecer
si queréis llorarme muerto
!ay!
o aje,
o ajeno en otro poder
Si te quise no te quiero
si te a,
si te amé no se porqué
El amor que yo te tuve
!ay! confor,
conforme vino y se fue
Ya de esta tierra me voy
porque, 
porque en ella soy ajeno
Porque no es bueno/justo que esté
!ay! un ma,
un malo entre tanto bueno



Yo te dejaré de amar - Dúo Velarde y Medina (1913)
(Yaraví con la figura retórica del "imposible")

Yo te dejaré de amar
se acabará mi pasión
seré ingrato a tus favores
y en otra pondré mi amor
!Yo te dejaré de amar!
Cuando deje de alumbrar
el sol de oriente a poniente
cuando se consuma el mar
y muera todo viviente
!Yo te dejaré de amar!
Cuando a todo corazón
se le acaben sus latidos
y cuando no haya canción
de las aves en su nido
!Se acabará  mi pasión!



¿Dónde vas?  (¿Dónde vais?  Palomita dónde vais, Palomita dónde vas) - Dúo Velarde y Medina (1913)

Palomita dónde vas/vais
que de tu dueño te alejas
Sin saber a donde irás
sin saber lo que has perdido
Este amor que te divierte
míralo bien, no te engañes
No sea que después llores
tu ceguedad, pero tarde
Ayer con soberbias alas
remontaste alto vuelo,
no seya que después vuelvas
con las alas por el suelo.
Ese amor que te divierte
míralo bien, no te engañes,
no sea que después llores,
tu ceguedad, pero tarde.
La que se ausenta queriendo
tiene sentencia de muerte
cuidado que después vuelvas
con halagos al ausente
Ese amor que te divierte
míralo bien, no te engañes,
no sea que después llores,
tu ceguedad, pero tarde


El pajarillo (o "Un pajarillo cantaba...") - Dúo Montes y Manrique (1911)
El  pajarillo  - Lida Uquillas (versión de Ecuador en género albazo)
El pajarillo -  Carlota Jaramillo y Alberto Valencia (versión de Ecuador en género tonada)
Un pajarillo cantaba...    -  tres versiones

Un pajarillo que cantaba
una mañana serena (bis), 
a unos les das el alivio 
y a mí me aumentas las penas (bis)
Porqué con tanto rigor,
abandonasteis mi amor
mi sombra te ha de hacer falta
cuando te fatigue el sol (bis)
abandonasteis mi amor
mi sombra te ha de hacer falta
cuando te fatigue el sol (bis)
Siempre que pienso en mi [fama]
maldigo la suerte mía (bis)
[fama] para qué te quiero 
si no tengo compañía
Porqué con tanto rigor
abandonasteis mi amor
mi sombra te ha de hacer falta
cuando te fatigue el sol...




¡Ay amor!  -  arr. de Benigno Ballón Farfán, voces de Margarita Cueto y Carlos Mejía, de México [grabado en NY en 1929, no en 1923 como indica el video]

[letra autógrafa de Melgar]

Ay, amor
ay amor dulce veneno
Ay, tema
Ay tema de mi delirio
Ay, amor
ay amor dulce veneno
Ay, lleno

Ay lleno de mi delirio
Solicitado martirio
Ay, de males todo lleno
Ay, amor
ay amor dulce veneno
Ay, lleno

Ay lleno de mi delirio




Tu separación (o Desde tu separación) - Mariano Escobedo y Domingo Núñez (1913)
Desde tu separación  - Trío Yanahuara

Desde tu separación
la tristeza no de deja (bis)
olvidar quisisera mientras
pero el corazón se queja (bis)
Siempre voy/yo padeciendo
pesares, melancolías
y llorando noche y día
por tu amable compañía
Desengáñate Bien mío
mirá que muero por ti (bis)
Acabar con mi existencia
si en amarte te ofendí (bis)
(...)



Aún la nieve se deshace  (La nieve o Delirio)- Alcides Briceño y Francisco Aguirre del Pino (1920)
Delirio - Dúo Cerpa-Llosa
La Nieve  (o Delirio) - Oscar Augusto Berengan (versión de Jujuy-Argentina).  Notemos que no pronuncia Mi Dueño, sino mi sueño.
Delirio - Víctor Angulo Llerena.  Notemos que en este caso, pronuncia Mi Dueña, no Mi Dueño, como corresponde al estilo.
Delirio - arreglo: Luis Justo Caballero, interprete: Mario Zedog

Dime Mi Bien hasta cuándo
¡ay!,  Mi Dueño,
he de tener que agotar
mis sufrimientos
Sin darme consuelo
sin darme esperanzas
sin poderme llamar tuyo
en algún tiempo
Aun la nieve se deshace
ay, Mi Dueño
cuando el sol le comunica
su calor lento
De mi amor la llama
este vivo incendio
cómo abrasar no ha podido
tu helado pecho
Al fin (duélete) Bien mío
ay, Mi Dueño
de este amante que te adora
con tal extremo
Siempre te he querido
nunca tuve premio
y recibi por finezas
tu menosprecio

(letra del dúo  Salas Rodriguez 1917)



Picando la flor  (o Trabajos estoy pasando)- Jaime Díaz Orihuela (piano)
Trabajos estoy pasando (o Picando la flor) - Hermanas Velasco

Trabajos estoy pasando,
padeciendo estoy,
con la mayor tiranía,
por desgraciado que soy.
Sin duda estaré pagando,
padeciendo estoy,
alguna soberbia mía,
por desgraciado que soy
Pajarillo
Picando la flor estás
cuidado pues con la liga
!padeciendo estoy!
no te vayas a pegar
por desgraciado que soy 



El volcán - yaraví  melgariano del S. XIX
(en Arequipa no tiene fuga de huayno)

¿Quién a visto aquel volcán
todo cubierto de escarche?
quién ha visto a dos amantes
sin motivo separarse?.
¿Quién a visto aquel volcán
todo cubierto de nieve?
que aparenta frialdad
aunque por adentro queme
(....)




Amor infame -  versiones de  Hermanas Velasco y Hermanos Neves
Amor infame - Blanca Ascensio y Carlos Mejía (de México, grabado en NY en 1928)

Habiendo a un bosque frondoso entrado/En lo frondoso de un verde prado 
a un desgraciado/desdichado la voz oí
Que entre sus ayes y sus lamentos
con triste/dulce acento, cantaba así:
Amor infame, dime hasta cuándo
quieres cruel mando tener en mí
Por más que quiero de mi memoria
borrar la gloria que conseguí
Por todas partes cruel me persigue
siempre me sigue
siempre, !ay de mi!
Amor infame, dime hasta cuándo
quieres cruel mando tener en mí
Procuro en vano no dar oído
a aquel gemido que un día oí
Cuando mi prenda juró ser mía
y me decía: sere de tí.
Amor infame dime hasta cuándo
quieres cruel mando tener en mí. 



Oh Espantosa soledad - Los Payadores Mistianos (Hermanos Neves Cortés - inicios del S. XX)
Oh espantosa soledad - Hermanos Azpilcueta

!Oh espantosa soledad!
triste fría, espectadotra, 
del llanto mío
Por dónde se va aquel Dueño
que llamé con la ternura
de mi cariño
Te vas Mi Bien y me dejas
cómo me consolaré
si no te miro
corazón yo no sé
cómo sufrir tantas penas
tanto martirio
El conjunto de tus gracias
tu  mirar encantador y seductivo
se lleva mi corazón
dejándome en triste angustia
mortal herido
Bien podrías dulce Dueño
al menos si no me llevas,
darme el abrigo
si me hallare en apuro,
con que poder mitigar
mi cruel martirio
Al fin te vas y te apartais,
dejando mi amante pecho
adolorido



Paloma Blanca  (o Los Cazadores) - Lily Hurtado - acompañamiento: Luis Palomino y Gilberto Urquizo
(este yaraví fue recopilado por Daniel Alomía Robles en Arequipa, a inicios del siglo XX)

Paloma Blanca
alas de plata,
piquito de oro;
no te remontes
por esos montes,
porque yo lloro
Dentro de mi pecho
hay una jaula
donde te has criado
criaste alas, [cortaste] plumas
y me dejaste
Los cazadores
tiran su tiro,
tiro perdido
No te mataron
porque [estaba]
junto a tu nido



Las Quejas - dúo Montes y Manrique (1911)
Las quejas  (o Ruegos) - Trío Yanahuara

Si atendieras a los ruegos
de un desventurado amante
que por ti muere
quizás no soportarías
el que viva padeciendo
quien bien te quiere
Te amé, te amo y te amaré
aunque me [tengas en vilo]
de tal amor
y alimentaré en mi pecho
esta pasión que me causa
tan cruel dolor
Finalmente al cielo invoco
que favorable decida
de mi destino
Entonces conocerás
mi excesiva voluntad
y mi Amor Fino



Un pajarillo cautivo - Hermanos Delgado
Pajarillo cautivo - Victor Angulo Llerena
Pajarillo cautivo - Arturo Salas
Pajarillo cautivo - Hermanos Velapatiño (de Huanta-Ayacucho)

Un pajarillo cautivo
se halla sin,
se halla sin poder volar
Pobre de aquel pajarillo
cautivo y sin libertad
Las tijeras de amor
le han cerce,
le han cercenado las alas /plumas
y sin dejarle ninguna
todo el due,
todo el duelo le han dejado
¡Ay de su  puerto perdido!
Donde consuelo no encuentra
con razon pues se lamenta
un paja,
un pajarillo cautivo
(...)



El imposible - Gaspar Andia (guitarrista ayacuchano)
(José María Arguedas indica un origen ayacuchano, pero el estilo  musical y semántico, indica más bien un  estilo melgariano; cf. con la versión de Escobedo)

Un Imposible me mata
por ese imposible muero
imposible es que consiga
el Imposible que quiero
Mejor será el morir
sin mi Amada que quiero
Ahora llorando les digo
por un imposible muero
ayayay,
Blanca palomita
tú me has robado el alma
toditay, todititita
Unos ojos me miraron
por esos ojitos muero
esos ojos han de ser
de mis males el remedio
Ayayay,
Blanca palomita
tu me has robado el alma
toditay, todititita
tu me has robado la calma
toditay, todititita


Los imposibles 
[letra del pueblo; yaraví ejecutado en Lima en  la velada del 13 set. 1876 por Manuel F. Escobedo (piano).  En: Veladas literarias de Lima 1876-1877 - Juana Manuela Gorriti.  Buenos Aires 1892, p. 395]

Un imposible me mata
por un imposible muero
imposible es que consiga
el imposible que quiero
Si el conseguir fuera fácil
los amores de una ingrata
para no vivir diciendo
"un imposible me mata"
Mejor me será el morir
si no me ama la que quiero
y llorando he de decir
"por un imposible muero"
Pasión es la que me mata
y que me acaba la vida
y el encontrar quien me quiera
imposible es que consiga
De mis tormentos apenas
justo testigo es el cielo
lloraré si no consigo
el imposible que quiero




Palomita dónde vais - Trío Yanahuara
Palomita dónde vais -  CD El llanto del yaraví

Palomita dónde vais
que de tu nido te ausentas
sin saber a dónde irás
sin saber lo que has perdido
Porqué pues, Paloma
Porqué pues, conmigo
de la noche a la mañana
has formado nuevo nido
La que se ausenta queriendo
tiene sentencia de muerte
por más lejos que se vaya
siempre tiene mala suerte
Porqué pues, mi vida
Porqué pues, conmigo
de la noche a la mañana
has formado/buscado tu retiro



Pues no pueden mis clamores - Dúo Rodríguez Santillana (Manuel "El Fiero" Rodríguez y Eduardo Santillana)
Mis clamores - Los Plebeyos del Sur

Pues no pueden mis clamores
mis ansias ni mis suspiros
cruel, ablandarte
Llegará el día fatal
en que puedan mis desgracias
horrorizarte
Insensible a mis querellas
has nublado mi existencia
en su mañana
Y contenta con mi llanto,
con mis martirios y penas
vives ufana
Ya tu bárbara sentencia,
tus rigores y crueldades
estoy cumpliendo
más me exiges que te olvide
y esto no podré cumplir
sino muriendo
Ay, si después de la muerte
ahí adentro del sepulcro
amor reinara
Desde allí cual fiel amante
Silvia mía encantadora
reunido con los muertos
yo te adorara



La partida (Si tu te apartáis de mi) - Dúo Cerpa-Llosa

Si tu te apartáis de mi
cuando me quierais buscar
en el mundo no has de hallar
ni las noticias de mi.
Más si tu vienes a mi
con pasion de buena fe...
Dime cómo viviré
ay, si tu te apartais de mi
Como permites Bien mío
que yo viva sin quererte
Es otro modo de muerte
con qué quitarme la vida
Advierte que una partida
parte el alma y dice así:
!cómo he de vivir sin ti!
!sin el amor de Mi Dueño!
advierte que todo es sueño
ay, !si tú te apartáis de mí!



Amargo desengaño  (La partida)- Dúo Cerpa-Llosa
La  partida - Marco A. Flores Polanco (instrumental)

Recuerda en el tiempo
que yo te he amado
con la loca efusión
de mis quince años
y mi pecho alimentabas
!bajo el (temor)
de un amargo desengaño!
Mas si tu quieres
olvidar, olvida
que el olvido es un bien
para el/del alma ingrata
cuando se siente
la conciencia herida
!por un recuerdo
que te cura y mata!
Adiós, adiós
todo ha terminado
y sepulta ese/este amor
que hemos tenido
en la funebre tumba
del pasado
!cubierto está
con la losa del olvido!



Desdén - Trío Yanahuara (más bien el dúo Cerpa-Llosa, que  fue parte de este trío)

En el río del desdén
fabrica un puente Cupido
con barandillas de amor
y travesaños de olvido
Yo por ti dara/diera la vida
mas te mostrasteis infiel
buscasteis tu buen amado
y me dejasteis aislado
Y me dejasteis aislado
en el río del desdén
Amáis a otro más que a mi
porque lo veis tan/más  lucido
Ese te dará un recibo
para que sepas amar
y no vuelvas a formar
travesaños de olvido



Sin ver tus ojos  - J.G. Carpio M. - R. Gallegos - L. Cuadros

Sin ver tus ojos
mandas que viva
mi pecho triste,
pero el no verte
y tener vida
es imposible.

Las largas horas
que sin ti paso
son insufribles,
vivo violento,
nada me gusta,
todo me aflige.

El sol me envía
para alegrarme
luz apacible,
mas si no trae
tu imagen bella,
¿de qué me sirve?

En mi retiro
aguardo solo
hasta que viste,
de negro luto
el orbe entero
la noche horrible.

Mientras los astros
van silenciosos
al mar a hundirse,
yo revolviendo
estoy las penas
que el pecho oprimen.

En mi desvelo,
mi amor, mi pena
suelo decirte,
pero estás lejos,
no oyes mi llanto,
ni por mí gimes.

Por largas horas
mi amarga queja
mi alma repite,
hasta que el cielo
para mal mío
de luz se viste.

Entonces veo
ser todavía
más infelice,
porque el desahogo
que me da el llanto
la luz me impide.

¡Ay! así vivo
dando a mi pena
giros terribles;
y así muriera
si eterna fuese
la ausencia triste.

Hacer, tú puedes
¡Ay, vida mía!
que yo respire,
amando fina
a quien tan solo
de tu amor vive











Yaravíes melgarianos no canónicos
(compuestos en su mayoría en el siglo XX, se concentran en las penas de amor del varón hacia la dama,  pero desmarcándose en mayor o menor medida de los antiguos códigos retóricos del amor cortés,)


Yo no i venido a llorar   Hermanos Azpilcueta
(Por lo menos del siglo XIX.  Parece  inclasificable)

Yo no i venido a llorar
sino, a cantarte Bien miyo (bis)
y a preguntarte
que tal, te ha idó
durante mi ausencia (bis)
Hermoso sol de los soles
donde estuvisteis ayer
Que te buscaron mis ojos
y no te pudieron ver (bis)
Si tu te vais
yo también me voy, lleváme
y si no lo hacís así
tomá este puñal matame (bis)
A la prenda más amada
debo de sacarla al campo (bis)
Que me diga los motivos
porqué me hace sufrir tanto (bis)
Yo padeciendo i venido
no traigo más deligencias (bis)
Que preguntarte Bien miyo
qué tal te va con mi ausencia
Si tu te vais
yo también me voy, lleváme
y si no  lo hacís así
tomá este puñal matame




La despedida - Los Dávalos
(Del siglo XIX.  No es de Lino Urquieta, es anónimo)

Ya me voy a una tierra lejana,
a un país donde nadie me espera
donde nadie sepa que yo muera,
donde nadie por mi llorará.
Ay, qué lejos me lleva el destino,
como a hoja que el viento arrebata,
Ay de mí, tú no sabes ingrata
lo que sufre este fiel corazón
Estos ojos llorar no sabían
El llorar les parecía locura
hoy pues lloran su triste amargura
de una sola y ardiente pasión
Bajaré silencioso a la tumba
a (embarcar) mi perdido sosiego
de rodillas Mi Bien te lo ruego
que a lo menos te acuerdes de mi



El cisne - Trío Yanahuara

Cisne, mi dolor lamento
¡Ay ansia pena y tormento!
Así, cuando siento canto
Más no canto lo que siento
Ya llega el fin de mi vida
a dar alivio a mis penas
y a quitarme las cadenas
que me puso una homicida.
Seas muerte bienvenida
a dar fin a mi tormento,
suspende el golpe violento
siquiera por un instante...
mientras que con voz amante,
cisne, mi dolor lamento
(...)



Planta del desierto - Trío Yanahuara

Yo soy planta del desierto
que en el invierno nací
yo soy la hoja desprendida
que del árbol me caí
sí, las pasadas glorias
y aventuras perdidas
recuerdo de triste historia
ay son, hojas desprendidas
Yo, ya me voy
y sin tu amor moriré
Hojas del árbol caídas
juguete del viento son
las ilusiones son hojas
caídas del corazón
Dejá que mis ojos viertan
raudales de amargo llanto
sobre la tumba 
de mi amada muerta
y a quien yo recuerdo tanto



Sueños - Hermanos Azpilcueta

Ay, soñaba 
que ella era un lirio del río 
ay, blanca y pura cual ninguna 
hecha de rayos de luna, 
y de gotas de rocío 
ay, y de gotas de rocío 
Ay, soñaba 
que maltrataba a mi amor 
ay, qué dolor al pecho mío 
no hay silencio más sombrío, sombrío 
que el silencio del dolor 
ay, que el silencio del dolor 
Ay, soñaba 
que mi corazón te hiere 
ay, ya mi vigor se deshace 
que cada ilusión que muere, que muere 
es una cana que nace 
ay, es una cana que nace 
Ay, soñaba 
soñaba que descansaba 
ay, de este mundo de tormentos 
de tormentos y lamentos, soñaba 
soñaba que descansaba 
ay, soñaba que descansaba. 



Amor, amor, te he perdido -  Voces: Hermanos Azpilcueta; Guitarra: Félix Valdivia Cano

Los besos son como el adiós, 
que entrega el viento en su partida 
caricias que el tiempo da, 
borrando cualquier herida 
Aquí, junto a tu olvido, 
nada puede la distancia 
si perdida mi esperanza 
veré cuando te hayas ido 
El amor es gratitud, 
que el corazón entrega 
al alma noble y buena, 
que por buena no mendiga (bis) 
Los besos son como el adiós, 
que entrega el viento en su partida 
caricias que el tiempo da, 
borrando cualquier herida 
Aquí, junto a tu olvido, 
nada puede la distancia 
si perdida mi esperanza, 
veré cuando te hayas ido 
Al caer la tarde 
el sol, rezará junto conmigo 
y en su oración te dirá 
amor, amor, he perdido 
y en su oración te dirá 
amor, amor, yo te he perdido



Porqué te fuiste paloma  (Los Arcanos) - Voces: Hermanos Azpilcueta; Guitarra: Félix Valdivia Cano

Yo te busqué con mi vida
y te busqué con el alma
en los profundos arcanos
que tiene mi corazón
y no hallé ni tu sombra
Porqué te fuiste paloma
estando caliente el nido
que te sirvió de mansión
En sus vastas soledades
solo encontré una memoria
de nuestra pasada historia
que al tocarla se perdió
En la bruma del pasado
mustias rugían de pena
luego desaparecían
para nunca más volver
Y hubo silencio, hubo calma
en su desierto infinito
luego desaparecían 
para nunca más volver
En sus vastas soledades
solo encontré una memoria
de nuestra pasada historia
que al tocarla se perdió



Dos suspiros - Errantes de Chuquibamba (prov. de Condesuyos-Arequipa)

Escucha este ruego
mi adiós postrero
adios lastimero, ay ay ay ay ay
del que va a partir.
Estos ojos míos
lloran la osadía
hoy se han convertido, ay ay ay ay ay
en profundos mares.
Fiel a tal gemido,
pese a tus enojos
te buscan mis ojos, ay ay ay ay ay
con el corazón.
Cuando venga la muerte
daré dos suspiros
uno por mi madre, ay ay ay ay ay
el otro por tí.



Trigueña - Errantes de Chuquibamba 
(muy popular en la zona altoandina del departamento, en la provincia de Arequipa no tiene fuga de huayno)

Trigueña de mis amores
porque me haces tanto daño
mas vale hoy un desengaño
que mañana una traición (bis)
Porque con tanto rigor
abandonasteis mi amor
mi sombra te ha de hacer falta
cuando te fatigue el sol (bis)
Calla y no llores
triste corazón
que con llorar ni se apaga
el ardor de una pasión
ayay, no llores corazón



Amar amando - Elena Rojas.  Compositores: Jesús Flores y Edmundo Loayza (Prov. de La Unión - Arequipa)

Si el corazón
te dicta no quererme
porqué bebo 
el veneno de tus labios
porqué vivo 
el desdén de tu desprecio
Caro estoy pagando 
este martirio
ay, ay, ay
¡qué triste vida!
¡Oh Santo Dios!
eterno padre mío
qué sentencia 
por castigo estoy cumpliendo
porqué sufrir 
la condena de tu olvido
Caro estoy pagando 
este martirio
¡ay, ay, ay!
¡qué triste vida!
Si tan fatal
elegiste mi destino
porqué no hallar
el sosiego a mi delirio
quizás tal vez,
en la tumba del olvido
Mis despojos serán
fiel testigo...
¡ay, ay, ay!
¡qué triste vida!
¡ay, ay, ay!
amar
sin ser amado









Yaravíes arequipeños no melgarianos



Interpretación instrumental: Violines de Lima
Disco: Blanca ciudad del eterno cielo azul [Arequipa : Banco del Sur del Perú, 1990]


Como vuelan a la distancia
las palomas mensajeras
por los campos, lomas y (...)
muy ligeras
como flores hechiceras
esparcen con abundancia
su fragancia (bis)
Arequipa flor preciosa
que al pie del Misti engalanas
blanca paloma graciosa
que en tu campiña verdosa
semejás a una sultana (bis)
Al sonido de las quenas
de (...) y rumores
estas horas tan bellas y serenas
quisiera cantar las penas
como cantan los pastores
sus dolores (bis)
Asi cual esta mudanza
vaga cual una obsesión
es esta vida que avanza
alentando la esperanza
de este pobre corazón (bis)
Arequipa flor preciosa
que al pie del Misti engalanas
blanca paloma graciosa
que en tu campiña verdosa 
semejás a una sultana



Amargura -  autor: Lionel Cuadros, canta: Rebeca Pacheco

Quisiera irme lejos
a buscar la calma
que mi corazón reclama, 
que mi corazón reclama.
Quisiera encontrar
un lago sereno
un copo de espuma
y echarme a soñar
y olvidar
las conciencias arrugadas
y olvidar
las conciencias arrugadas
por fin quisiera tener
el brillo y la savia viril
y doblegar la amargura
que es el flagelo del mundo
y doblegar la amargura
y buscar la paz
quisiera encontrar
Quisiera encontrar
un lago sereno
un copo de espuma
y echarme a soñar
y olvidar
las conciencias arrugadas
y olvidar
las conciencias arrugadas
por fin quisiera tener
el brillo y la savia viril
y doblegar la amargura
que es el flagelo del mundo
y doblegar la amargura
y buscar la paz


Agua del Milagro - autor: Jorge Azpilcueta; canta: Lufa Trillo

Rumoroso manantial

que cantas junto al camino
de mi pueblo 
fresco, claro como el trino de un jilguero
A la vera de tu lecho 
Ay, prenda tan querida, mi embeleso
yo me entregaba a la dicha, en cada beso
Y mi amada voló al cielo,
en las alas de la muerte
por eso vengo a tu fuente,
a llorar mi triste suerte
A tí entrego hijos y cantos
vuelvo a mirar tus encantos
reflejándose en sus ondas,
arroyito de mi pueblo
En tu remanso sereno,
flotan y se arremolinan mis recuerdos
mis alegrías declinan sin su aliento
En esta plácida fronda
donde amé con frenesí, arroyito,
con esta pena tan honda
te canto mi yaraví


Adiós volcán de Arequipa - Hermanos Portugal

Adiós volcán de Arequipa
tronco de toda morada
ya se va tu hijo querido
salido de tus entrañas
Por tus caminos, tan lejos
sabré yo donde iré a dar
pero voy con el deseo
de volver (...)
(...) nos fuimos al muelle
en conversación los dos
allí fueron los lamentos
con que yo le dije adiós


Madre querida - Hermanos Portugal  (parte de la letra proviene de un antiguo tango argentino del mismo título)
Madre querida - Conjunto Ancashino Atusparia

Pobre mi madre querida
cuántos disgustos te he dado
llorando muy afligida (bis)
siempre me has perdonado
ay, pobre mi madre querida
Ay, madre, para qué tuviste
un hijo tan desdichado
Antes de que tu murieras
porqué no lo has sepultado
ay, pobre mi madre querida
Cuando yo vaya al panteón
iré de luto cubierto
para llorar a mi madre (bis)
que sufrio en todo momento
ay, pobre mi madre querida




Quebradita de Chilina -  Hermanos Neves Bengoa
(parece  más bien un yaravi-canción)

Quebradita de Chilina
vidita
donde yo te conocí
Mientras regaba la alfalfa
vidita
te cantaba un yaraví
De Characato he venido 
vidita
para poderte encontrar
Junto a la toma del agua
vidita
donde solías cantar
Y no la encontré
a mi palomita que tanto yo amé
Arreando cabalgaduras
vidita
triste me puse a cantar
Por caminos de herradura
vidita
donde tu rastro encontré
Cómo han creciu los maizales
vidita
así creció mi dolor
choclitos blancos tus dientes vidita
wirito (de maiz) dulce tu amor.
Y no la encontré
a mi palomita que tanto yo amé
wirito (de maiz) dulce tu amor.
Y no la encontré
a mi palomita que tanto yo amé






 Una forma de citar este texto:

Cornejo Díaz, Marcela
2015    El yaraví.  En: Poética al pie del volcán.  Recuperado de:  https://sites.google.com/site/arequipaenletras/home/el-yaravi  [día/mes/año]