Ficha personal

NOMBRE: Antonio Maeso

FECHA DE NACIMIENTO: 1 de enero de 1979

LUGAR: Madrid (España) aunque almeriense de acogida de toda la vida.

ALTURA: 173 cm

PESO: 72 kg "en seco" en la activa...

ESTUDIOS: Licenciado en Psicopedagogía. Diplomado en Magisterio. Master en Profesorado de Secundaria. Técnico Superior en Comercio Internacional y Marketing. Técnico Superior Gestión Comercial y Marketing. Certificado de Inglés C2.

AFICIONES: running, baloncesto, música, MTB, etc gasolina (y electrones)!!

Ver Palmarés deportivo

GUSTOS Y PREFERENCIAS...

COCHE: Opel Combo, cabe de todo para ir a las carreras y se usa como un coche durante la semana, y un Smart para la city, que es lo que conduzco ahora. Los coches no me gustan en general, muy grandes y lentos, pero quizás un Porsche 911... bueno, esto lo escribí hace unos años, tengo que añadir que con un smart electric y una Tesla P100D empezarían los coches a gustarme un poco, aunque de los que he probado ha sido un Lexus Gs 300 el que me dejó impresionado como el mejor coche en el que me he subido jamás.

MOTO: MV F4 1000, F3, etc, la marca es solo la guinda a unas motos que cuando las ves en directo... crees estar ante una obra de arte, y por supuesto mi Yamaha R1, con ella he tocado el cielo con tantas victorias y campeonatos ganados. Luego vino la BMW S1000RR que es una moto muy especial, un avión de dos ruedas. Para la calle he tenido más de 100 motos en mi vida, así que soy un afortunado, pero destaco últimamente la KTM Duke 690 que simbolizan lo que más me gusta, ligereza y potencia suficiente para ir más que rápido por carretera, con total control. Ahora ando en PCX por la ciudad y en CB500X de paseo con la peque.

MÚSICA: Rap, Hip Hop, Black Music, Dance, clásica y toda aquella que tenga ritmo y me haga sentir sensaciones positivas y me transmita energía. ¿se puede escuchar a Eminem y a Bisbal? yo lo hago, uno dice lo que pienso y el otro siente como me gusta vivir. Escucho música anglosajona principalmente y todo lo que me ocurre en la vida tiene una canción para recordarlo y así me gusta que sea.

COMIDAS: Chocolate, helados, dulces... jajjaja todo lo que no puedo comer¡¡. Realmente como algo de pasta, frutas, verduras y cereales que también me gustan. Y de vez en cuando...

PELÍCULAS: Do the Right Thing, la vida en NY en los comienzos del Rap y la controversia social de los 80 (Spike Lee), Por Siempre Jamás (nunca creí que una peli de este tipo me gustara), Forest Gump (mi lado americano), Un Niño Grande (por un momento vi mi vida reflejada en esa peli (Hugh Grant), y 8mile (el rap en el nuevo siglo es diferente a lo que fue cuando ozono y turbina bailaban break dance en electric bogaloo), como no?

FAMILIA: mi mujer Patry, mi hija, mi madre Carmen, y mi padre Antonio y mi perra Nexus (descansen en paz),.....más toda la gente que me mire con buenos ojos, mucha gente me aprecia y soy muy afortunado con ello.

RESUMEN PERSONAL DE LA CARRERA DEPORTIVA

" Mi carrera deportiva empezó gracias al empresario y amigo D. Luis Contreras Muñoz. Yo tenía unos 14 años y un día hablando con mi amigo Ignacio, decidimos ir a ver al Sr. Contreras, pues Ignacio lo conocía y quería decirle que yo corría en moto y se me daba bien. De aquella presentación surgió la posibilidad de correr la Copa Yamaha TZR 125 y ese hecho marcó el comienzo de lo que ha sido mi vida hasta estos momentos. Nunca tendré palabras suficientes de agradecimiento hacia aquel gesto.

Yo nunca había participado en carreras de velocidad (sí de campo, con una Beta de 50 de la mano de una persona a la que tengo la más alta consideración y estima, José Egea Carvajal) ni conocía mucho de ellas, aunque seguía ávidamente las evoluciones de unos pilotos que marcarían mi entendimiento de la competición, me refiero a Wayne Rainey, John Kocinski y Kevin Schwantz. Ellos fueron mi escuela estratégica, de donde forjé mi filosofía de la competición. Todavía hoy cuando salgo disparado de una curva con la moto cruzada y la rueda al aire, estoy sintiendo una felicidad interior y una garra que era la misma que "podías ver" cuando estos pilotos salían a pista en la que fue para mí la época dorada del motociclismo. Esa garra especial es la que me hace llegar a la siguiente curva e intentar derrapar un poco más y levantar la rueda para celebrarlo... felicidad.

Después de unos comienzos ilusionantes, hice el Nacional de Criterium con una TZR 80 RR y la Copa Yamaha. Ese año compartí pista con unos cuantos chavales que como yo querían hacerse un hueco en el mundo de las carreras. Entre ellos estaban Maturana, García, Molina, Xaus, Ramírez, Sardá, etc. Pilotos que han llegado a conseguir grandes metas en el mundo de la competición. Yo no llegué tan rápido. Aquel año, como digo, me di cuenta de que este deporte no era solo... darle al gas¡¡ No, había primero que tener una moto competitiva y aquí era donde venía la dificultad. Hacía falta muuuuuuucho dinero. Mi padre y yo decidimos mirar para otro lado y continuar con nuestra utopía.

Años de peregrinación me hicieron tener que aprender mecánica para extraer yo mismo la potencia de los motores ya que contactar con un técnico no estaba en mis posibilidades. Esto fue muy duro aunque más tarde se convertiría en una ventaja respecto a mis rivales, carentes la mayoría de conocimientos técnicos.

Y empecé a ganar. Fue con Honda ya que Luis Contreras no disponía en su marca de una moto de 125 c.c. Campeón de Andalucía, Castilla la Mancha, Murcia, Open Interterritorial, una etapa inolvidable donde crecimos mucho en conocimientos y reconocimiento de nuestra labor (hablo en plural por que "el equipo" siempre fuimos mi padre y yo).

Tras aquellos años de éxito y una vez que eliminaron el Criterium que era donde yo corría, estuve a punto de dejarlo. No teníamos medios ni patrocinadores, a pesar de los 4 títulos regionales conseguidos.

Por segunda vez en mi vida, Luis Contreras cambia el curso de mi carrera deportiva al ofrecerme correr en SuperBikes con un sueño de moto: la Yamaha R1 de 1000c.c.. De nuevo fue otra "deuda" a la que nunca podré responder por lo que significó para mí. Todo fue desde entonces como siempre debió ser. Una moto fiable, rapidísima, y el binomio Contreras-Maeso conseguimos ser la referencia en este tipo de motos en el ámbito nacional. Ganamos prácticamente todo en lo que participamos durante los dos años que duro el proyecto, culminando con el Campeonato de España de R1 en el Circuit de Cheste en el 2001.

En el 2002 recibí la oferta de Salvauto-Aprilia para hacer el CEV en la nueva Fórmula Extreme, la cual acepté. Desgraciadamente, la ilusión puesta por Ricardo Salvador (dueño del equipo) y la mía propia se han ido diluyendo a lo largo de la temporada merced a un reglamento que claramente beneficiaba a las máquinas de 4 cilindros en detrimento de las bicilíndricas como la Aprilia con la que he participado. Un año en el que además me hice daño debido a dos fuertes caídas de las que me recuperé lentamente.

Para el 2003 fiché de nuevo con mi equipo de siempre volviendo a utilizar una Yamaha R1 en su versión 03 que me ha dado muchas satisfacciones consiguiendo cerrar un año histórico en el que he vuelto a hacer doblete y conseguir pleno, Campeón de Andalucía y Campeón de España de la Challenge Yamaha 2003, un sueño hecho realidad después de una temporada en la que he trabajado durísimo por alcanzar el éxito y demostrando que puedo ser un profesional de este deporte al máximo nivel.

En el 2004, renuevo con Yamaha y Luis Contreras, una moto nueva muy potente y mucho trabajo por delante para conseguir nuevas victorias, pero estas no llegaron debido a falta de motivación y sponsors en una categoría en la que ya lo había ganado todo. No obstante, llegué a la final Nacional de la challenge con opciones y de no haber sido por una incorrecta elección de neumáticos (estaba húmedo y cambié a intermedios cuando debí haber dejado los Rain), podía haber conseguido mi tercer título nacional.

Para el 2005 intenté hacer el Nacional de formula extreme con Neugrip competición, pero de nuevo la falta de sponsors nos llevó a un callejón sin salida y no pudimos ni terminar la temporada. Más o menos igual que como lo hizo la 2006, que aunque empezaba de manera totalmente diferente al haber encontrado un patrocinador de muchas posibilidades, estas se esfumaron debido a la falta de experiencia del equipo.

El 2007 vió como mi carrera deportiva cambió radicalmente al inscribirme en el mítico Tourist Trophy de la Isla de Man, gracias a que estaba yo dando un cursillo de conducción a unos ingleses en el Circuito de Jerez, y por casualidad paseando por el paddock, veo unas motos dentro de un box que llevaban el logo de la Isla de Man. De repente me acordé de lo que me había hablado mi padre sobre la leyenda de la Isla .."...los pilotos consideraban la Isla como lo máximo, ganar allí era más importante que el mundial en sí..." y me acerqué a ellos a saludarles. " Hola, es que sois de la Isla o algo?, Pues si Antonio, somos de allí y hemos corrido en el TT course... joder!! pues es un honor conoceros y que sepáis que conozco sobre la carrera y se de su importancia, se que es lo más grande que ha habido en carreras de motos de velocidad, para mi sería un sueño poder ver mi nombre en la lista de inscritos algún día.... bueno Antonio, encantado de conocerte, este el mi mail, si algún día decides intentarlo, todo lo que esté en nuestras manos será de tu ayuda..... gracias, mil gracias..." y de aquello surgieron 6 participaciones en el TT de la Isla de Man que habrán cambiado mi vida para siempre y sobre las que puedes leer y ver fotos en esta página web.

11 réplicas de bronce, 3 veces entre los 20 primeros, 6 participaciones y mil vivencias después, llegó mi retirada a causa de un accidente en la propia Isla de Man en 2013. A día de hoy, agosto de 2017, sigo enfrascado en la rehabilitación que me permita volver a ser quien era y, quien sabé, seguir escribiendo esta historia sobre ruedas y banderas a cuadros.

Pasado otro año más después de las últimas líneas en esta mini biografía, hoy puedo decir que tras el accidente de 2013 he vivido los peores momentos de mi vida por una sucesión de desgracias entre las que aconteció el mencionado percance. Sin embargo, tras la peor travesía del desierto vivida en mi carrera profesional y personal, en 2016 vuelvo a abrir el libro de la competición que llevo escribiendo desde niño, para coger mi pluma y disponerme a escribir un capítulo más. ¿El último? No. Conseguí volver a las carreras en 2016 de una manera milagrosa, participando en la International NorhtWest 200. En 2017 he vuelto allí, con un a moto íntegramente hecha en mi garage, y he puesto la guinda a mi recuperación volviendo a la Isla de Man participando en la categoría de motos eléctricas donde he conseguido mi mejor resultado en Man de toda mi carrera terminando en 5ª posición... Ya no digo que está habrá sido mi última carrera, ya creo que nunca jamás aseveraré rotundamente nada, 'por siempre jamás'"

Antonio Maeso.