Portada

"No hay libro tan malo que no tenga algo bueno."
Miguel de Cervantes 

"Quema de libros", fragmento de un artículo de

 Wikipedia


Mucha gente considera la práctica de quema de libros como algo ofensivo por diferentes razones: para algunos, es una forma de censura que los líderes políticos o religiosos aplican contra aquéllos que se oponen a sus ideas. El ejemplo más famoso fue el de la quema de libros durante el régimen de Hitler en la Alemania nazi acaecido en la Bebelplatz de Berlín, el 10 de mayo de 1933. [...]

Para otros, la quema pública de libros significa una publicidad gratuita cuyo efecto es atraer la atención sobre libros que de otra manera quizá no habrían llegado a conocerse ampliamente. [...]

Sin embargo, existe una práctica distinta, aunque muy minoritaria, de quema de libros que la entiende como un acto privado e individual de amor a la literatura. A diferencia de la quema como censura y represión cultural, estos otros quemadores de libros no pretenden eliminar todas las copias de un mismo libro para evitar que los demás puedan leerlo, sino que ejecutan ritualmente ciertos ejemplares concretos como un acto de purga de la propia biblioteca, en declaración de amor al resto de ejemplares de la misma...

La ladrona de libros (fragmento)

Nota aclaratoria



Los integrantes del Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES Chaves Nogales amamos, de diferentes maneras, profundamente los libros. 


Lo que aquí se propone es un recorrido literario e histórico por célebres "quemas de libros". De esta manera tan peculiar pretendemos celebrar el "Día del Libro", reflexionando sobre el papel que ocupan los libros en nuestras vidas y el lugar que han ocupado o podido ocupar en otros momentos de la Historia y de la Literatura.