INICIO‎ > ‎

Confidencialidad

El principio de confidencialidad se basa en que la Informacion es del paciente. Es el quien decide y autoriza que información se ingresa al sistema y es el quien asume el riesgo de que su información pueda ser vista por personas no autorizadas. El paciente al solicitar una cita, o atención por parte de un medico que esta incluido en el sistema, esta autorizando para que este vea su historia. Cano el paciente llega al consultorio a recibio un Servicio, se identifica y autoriza al medico a consultar e ingresar los datos del servicio recibido. Si el paciente no esta en el sistema, el medico lo crea en el sistema, con esa primera consulta y los datos que el paciente provea. 

El medico que es autorizado a ver una historia, puede ver TODA la información pertinente de ese paciente. Se crean niveles de acceso para el personal auxiliar. El personal de citas por ejemplo esta autorizado a ver datos de identificación y del seguro pero no información detallada de contenido medico. Una vez que un medico esta autorizado para ver una historia lo puede seguir haciendo en cualquier momento a menos que haya una solicitud expresa del paciente de excluirlo. Si el paciente no quiere que algo de su informacion medica, sea visto por alguno de sus medicos, DEBE EVITAR AUTORIZAR EL INGRESO DE ESA INFORMACION A LA HISTORIA.

Se incluye una alerta o botón con la frase ´”INFORMACION CONFIDENCIAL”. Si el paciente o el medico activan esa alerta, que estará siempre visible al revisar la historia, quiere decir que se ha omitido información, por considerarse confidencial. Así los prestadores estarán alerta a completar esta información con el paciente cuando lo consideren pertinente. Se asume que en un alto porcentaje la información no tiene un grado significativo de confidencialidad, no hay inconveniente en que sea vista por las personas que autoriza el paciente y representa poco riesgo si es vista por personas no autorizadas. Este mínimo riesgo has sido el freno para el desarrollo de sistemas en salud y tiene una muy pobre justificación. Además si se compara con el sistema actual de historias en papel, es fácil entender que la confidencialidad se viola mucho mas fácil con una carpeta que circula fácilmente de mano en mano por hospitales y clínicas, que en un sistema bien diseñado. Por otro lado hay médicos o centros que manejan ya la historia clínica sistematizada y basan su confidencialidad en que son dueños del equipo donde esta guardada la información. Estos centros pequeños no tienen por lo general los recursos para establecer buenas  barreras de seguridad a su sistema. La confidencialidad esta mejor protegida en un servidor WEB que tiene buenas barreras de seguridad.

Se creara una UNIDAD DE CONFIDENCIALIDAD cuyo objeto es mantener actualizado el sistema con las mejores garantías para impedir acceso no autorizado, recibir las quejas o solicitudes de usuarios, como retirar información que entro al sistema y consideran confidencial. Además revisa periódicamente los casos en que una cita es programada pero no se presto el servicio, para definir estadísticamente si hay patrones de abuso.

La barrera de la confidencialidad se presenta como la mas difícil de aceptar por parte de los médicos. Es necesario que  médicos y público se eduquen en el tema de confidencialidad cayendo en cuenta de los siguientes aspectos:

-la confidencialidad esta menos protegida en papel que en un sistema seguro.

-las ventajas de tener la información medica completa, disponible legible para prestar una buena atención, sobrepasan con creces el pequeño riesgo de violación de la confidencialidad

-para violar la confidencialidad en un sistema robusto y bien protegido se requiere de una motivación y una ganancia. Para la gran mayoría de los casos, se puede asumir con tranquilidad, que la información médica tiene un gran valor para el dueño de ella y casi ninguno para los demás, excepto los médicos tratantes. Por tanto la motivación para robar información medica, simplemente no esta allí.

-asimismo la violación de la confidencialidad por médicos no tiene mucho sentido. Programar citas fraudulentas a pacientes, por parte de médicos inescrupulosos, es una posibilidad en la imaginación pero de muy poco interés practico. La mayoría no tienen tiempo ni motivación para estar mirando historias de pacientes que no están tratando. Por otro lado en el acuerdo de inscripción en el sistema, queda claro que esta es una violación al acuerdo y a la ética medica.

Comments