Liturgia y Cantoral

Desde el Curso Nacional de Organistas Litúrgicos consideramos que los organistas son magníficos músicos que egresan de los conservatorios o centros de formación con una gran preparación técnica y una competente capacidad interpretativa.

Sin embargo, observamos que, a la hora de adaptar su formación profesional al escenario de las celebraciones litúrgicas, -al no estar esta competencia generalmente contemplada en los planes de estudios de la especialidad de órgano- no siempre cuentan con la formación necesaria en ese campo, el de la liturgia; que será muchas veces su principal campo de acción, junto con la actividad docente o concertística. Este hecho genera que el organista sepa tocar, pero que en muchas ocasiones no sepa cuándo debe hacerlo ni qué tipo de obras son las más apropiadas dependiendo de cada tipo de celebración o del tiempo litúrgico.

De esa manera consideramos necesario el conocimiento no sólo del aspecto técnico del instrumento, sino de la liturgia de la iglesia y del escenario litúrgico en el que, en muchas ocasiones, el organista va a tener un papel de gran relevancia, responsabilidad y protagonismo.

Esta asignatura tiene por objetivo ofrecer al organista una formación litúrgica básica, adaptada a su perfil y asociada al ejercicio de su labor en el contexto de las celebraciones litúrgicas, dándole a conocer la normativa al respecto y la orientación sobre aquellos momentos o lugares dentro de las distintas celebraciones litúrgicas en los cuales el órgano va a intervenir en sus distintas posibilidades, bien como instrumento solista o bien como acompañante de la asamblea litúrgica, de un coro, de un cantor o animador del canto, de un grupo instrumental, etc.

Ligado a la asignatura de Liturgia está la asignatura de Cantoral. En estas sesiones los profesores D. Oscar Valado (Presbítero de la Archidiócesis de Santiago y responsable del Departamento de Música en el Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEE) y D. Guillermo A. Ares (director de coro, y organista litúrgico autorizado en la Catedral de León) nos mostrarán una amplia selección de cantos enfocados hacia un paulatino enriquecimiento y renovación del repertorio litúrgico, así como orientaciones, sugerencias, ideas, posibilidades, bibliografía y documentación para que con todo ello el organista pueda elaborar una amplia paleta de recursos con los que poder llevar a cabo, de forma más ortodoxa, su labor dentro de las celebraciones litúrgicas.

Este año se enfocará la asignatura hacia el estudio de la liturgia y la música aplicada al ámbito de los Sacramentos, Sacramentales y Liturgia de las Horas"