Internet Comunitario

Introducción

El acceso a Internet comunitario consiste en sustituir (o no) las conexiones particulares de cada domicilio por una o varias conexiones contratadas por la comunidad y compartidas por todos sus vecinos.

Con la instalación de nuestro sistema puede compartir una única conexión a Internet con una única cuota mensual (de la operadora de telefonía) para toda la comunidad y para el uso de todos los vecinos del edificio, tanto desde sus viviendas como desde las zonas comunes.

Este sistema ofrece todas las propiedades que se esperan de una red informática profesional: transmisión de datos a alta velocidad, calidad de servicio para la conexión estable de las diferentes aplicaciones de la red y un intercambio seguro de los datos con codificación AES.

  • Económico y sencillo. El sistema se configura una única vez durante la puesta en marcha inicial. El coste de mantenimiento es 0€.

  • Rápido y limpio. La instalación del equipamiento se realiza sin acceder a las viviendas. No se requiere ninguna nueva instalación de cables por dentro de su casa, no es necesario perforar y no se ensucia nada. Sin obras ni cables por medio.

  • Ventajas

    Los vecinos son libres de elegir la operadora de telefonía y la tarifa deseada. Es posible contratar varias líneas.
    Los vecinos pueden acceder a Internet y a sus equipos desde cualquier punto de la zona comunitaria.
    Cada unidad familiar dispone de su red privada. No es posible acceder a los dispositivos de otra unidad familiar.