“Y los hijos de Coré se levantaron para alabar con gran clamor a Yahvé, el Dios de Israel, y marchando al frente de los guerreros, cantaban en honor de Yahvé: «¡Alabad a Yahvé porque es eterno su amor!». Y en el momento en que comenzaron las aclamaciones y las alabanzas, Yahvé puso emboscadas contra los enemigos y fueron derrotados.”   

2 Cro 20, 19-22
 
 
 

HIJOS DE CORÉ somos un grupo de rock católico de la Diócesis de Valencia (España) fundado durante el curso 2005-2006. 

Nuestro propósito no es otro que pasarlo bien con la música que nos gusta al mismo tiempo que alabamos y bendecimos al Señor y ofrecernos a las Parroquias e instituciones de la Iglesia que lo deseen sin ánimo de lucro.

Pedimos a nuestros amigos y a todos aquellos que nos siguen que hagan una pequeña oración al Señor por nosotros y por nuestra labor  




Alabad al Señor con arpas y cítaras, con tambores y danzas, con platillos sonoros y platillos vibrantes. Aleluya (Salmo 150)

Los Salmos son una representación de la felicidad de cuantos, como los sacerdotes del templo, tienen una morada fija en la Casa de Dios, gozando de su intimidad y de su paz (Sobre los salmos de los hijos de Coré. Juan Pablo II. Audiencia 28-8-2001).

La música es un lenguaje universal. La humanidad necesita la belleza de la música, la cual interpreta el espíritu, relaja el alma, eleva la sensibilidad y ayuda a levantar nuestra mirada con un sentimiento de gozo.
Juan Pablo II

Es nuestra vida, más que nuestra voz, la que debe cantar el cántico nuevo(de los comentarios de San Agustín sobre los salmos. Salmo 32)



La historia bíblica de los hijos de Coré

Coré se rebeló contra Moisés y él y los que lo secundaron perecieron en un corrimiento de tierras "pero sus hijos no murieron" tal como dice Num 26,11 puesto que no secundaron la rebelión de su padre. 

Mucho después, sus descendientes, que recibían también el nombre de "los hijos de Coré", ejercían de salmistas y ostiarios en el templo de Jerusalén, cantando en las ceremonias y custodiando la entrada del Sancta Sanctorum. Recibían con sus cantos de fiesta a los peregrinos que acudían a Jerusalén, marchaban al frente de las tropas de Israel al entrar en batalla bendiciendo a Yahvé e implorando su protección (sus alabanzas consiguieron el favor de Dios, ver 2 Cro 20) y en la Biblia han quedado 11 salmos compuestos por ellos que, tal como afirman los exégetas, son probablemente los de mayor calidad literaria de todos. 

Suyos son los salmos "Como la cierva..." "Qué deseables son tus moradas", "Eres el más hermoso de los hijos de Adán", "El Señor fundó Jerusalén, ciudad de Dios..". 

hijosdecore@gmail.com

web statistics
Estadisticas