Los apodos de Consuegra


Quedaron impresos en dos poesías realizadas por dos personas distintas.

La primera, titulada "La Merendola" fue redactada por D. José Marina Encabo, que fue notario en Consuegra en los años setenta y cuyos trabajos fueron publicados en la revista "Ecos Lasalianos" del Colegio La Salle, y así mismo en la reivista local "La Centinela", según información comunicada por Don Julio García Ortiz.

La segunda de ellas, llamada "Los olvidados a la Merendola y los invitados a la próxima" fue realizada por Dictinio, según él mismo explica en una introducción.

A continuación esa introducción, y el vínculo a las poesías.


No sé de donde, de quien, ni cuando, recibí esto que más abajo he reproducido en fotocopia, de una pequeña revista que editaban en Consuegra —creo que el Ayuntamiento— hacía los años sesenta llamada ECOS. En ella escribía por última vez —por cambio de residencia— esté Sr. que durante unos quince años, residió allí, ejerciendo la profesión de notario —Don Jo sé Marina—. El cual escribió estos versos con apodos del pueblo. Yo, al empezar de escribir ¿Por qué?, sabía que tendría muchos nombres o personas, de las que no conocería el apelli­do, pero sí el apodo, por lo cual decidí de agregar está hoja, para que vosotros veáis, to dos los apodos que había, pero que en dichos versos, faltan muchos más.

Hablando de esto con una buena amiga de Argamasilla —por teléfono, en Paris donde resi­de, Maria Cruz Lopez Rubío— me dijo: —Te voy a enviar, todos los apodos que recuerde del pueblo.

Así de esta forma, he continuado, los versos de esté Sr., con los apodos, que no puso de Consuegra; con un viaje a Argamasilla, agregando los de allí.

Lo mismo que esté señor, digo: Nadie se de por ofendido, mi intención es de alegrar a las personas que lo lean, prueba de ello, que el primero cuarto, son los mios y de mi familia.