Hay pruebas suficientes que demuestran que la alimentación con leche materna, posee importantes ventajas para los neonatos prematuros o de muy bajo peso al nacer.
La trasmisión de factores inmunoprotectores y de crecimiento puede prevenir complicaciones como ser la enterocolitis Necrosante y la infección masiva.
El vínculo de madre e hijo precisa de contacto físico y de interacción,
siendo la lactancia Materna facilitadora dichos aspectos. 


Recientemente se ha demostrado con estudios que los niños que nacieron prematuros o de muy bajo peso al nacer y han sido alimentados con la leche materna, han mejorado su cociente de desarrollo en comparación a otros que han sido alimentado con leche de formula. Por lo tanto, la leche Materna es el alimento de elección, para los bebes recién nacidos.


Pero no siempre hay suficiente leche disponible de su propia madre debido a diferentes factores. Como ser la angustia que atraviesa esta mamá por ser separada de su bebe internado en la UTI neonatal, la larga estadía en esas unidades, entre otros, hacen que la producción de leche empiece a decaer.
Es en estos casos donde la leche de madre donante es la mejor alternativa.



Un Poco de Reseña Histórica

La donación de leche humana ha existido durante toda la historia. A principios del siglo XX, ante la dificultad de encontrar mujeres adecuadas que quieran ser nodrizas para hospitales e instituciones, en las que atendían a niños, la lactancia materna tuvo épocas de florecimiento y retroceso.

Las causas fueron múltiples. Entre ellas, enfermedades como por ejemplo, el HIV, cambios económicos y culturales que llevaron a las mujeres a trabajar fuera del hogar. Así como también el crecimiento de la industria, que llevó a que los profesionales consideren las fórmulas lácteas industrializadas, como el mejor alimento para los niños.

El Primer Banco de Leche Humana se abrió en 1909 en Viena, para mejorar la alimentación de los bebés, y como estrategia para erradicar la práctica del nodrizaje. Otros dos siguieron en esa década, en Boston y Alemania.


Bancos de Leche Humana en el Mundo

Durante los últimos años tras el avance del cuidado del bebé prematuros y patológicos se han ido abriendo nuevamente B.L.H. Habiendo prácticamente dos modelos:
El Modelo Anglosajón y El Modelo Brasileroque a la actualidad, cuenta con 256 centros, con criterios comunes y estándares de calidad bien establecidos.

A partir de esta red de Bancos, se ha constituido La Red Iberoamericana de B.L.H, en la cual, participan los siguientes países: Argentina, Brasil, Paraguay, España, Colombia, Venezuela, Ecuador, Chile, Andorra, Perú, Guatemala,
Honduras, México, Bolivia, Uruguay