Aulas multigeneracionales

APRENDIZAJE INTERGENERACIONAL


Proyecto de Innovación educativa y desarrollo curricular

La diversidad de alumnado desde el punto de vista de los grupos de edad matriculados en la Escuela Oficial de Idiomas “Sierra Morena” en sus diferentes modalidades (presencial o semipresencial) supone a la vez un reto y una oportunidad a la hora de adaptar las metodologías a las diferentes motivaciones, aptitudes y actitudes de estos alumnos. Nacidos entre 1945 y 2005, comparten aulas, pero no siempre objetivos y expectativas hacia el aprendizaje. Encontrar la metodología más adecuada para cada grupo se complica si, además, perseguimos el objetivo de aprovechar el factor intergeneracional para crear sinergias positivas y enriquecer las situaciones de aprendizaje.

Surge pues la necesidad de reevaluar y actualizar los espacios y dotarnos de herramientas curriculares (guías de aprendizaje, acuerdos de aula, dinámicas y programaciones de aula) que tengan en cuenta esta diversidad de edades y que favorezcan el aprendizaje de los idiomas por parte de todo tipo de alumnado en un entorno de colaboración e interacción positiva.

El Presente proyecto, coordinado en su primer curso por Isabel Montes García, pretende consolidar en forma de materiales educativos para alumnado y profesorado una realidad que ya venimos abordando en las EEOOII , el carácter multigeneracional de nuestras aulas, donde conviven y aprenden idiomas personas de 14 a 80 años.

Mediante las reuniones, interacciones y reflexiones del profesorado participante, pretendemos canalizar el análisis, reflexión y abordaje pautado de esta realidad, haciendo partícipe al alumnado, independientemente de su edad, en la elaboración en la reflexión sobre las necesidades y oportunidades específicas que plantea esta diversidad de edades, niveles formativos, culturas digitales y expectativas hacia el aprendizaje de idiomas.

En el primer año del proyecto, las actividades se centraron en el aula de los 3 idiomas y en la reflexión sobre los diferentes estilos de aprendizaje de las generaciones que abarcan de los Baby Boomers a la Generación Z, la última en incorporarse a las aulas de las Escuelas Oficiales de Idiomas.

En el segundo curso de aplicación del proyecto se suman al mismo docentes de la EOI Carlota Remfry de Linares y la coordinación pasa a manos de Pilar Rodríguez Marín.

Al finalizar el proyecto, esperamos contar con materiales para profesorado, alumnado y familias que ayuden a identificar y aplicar buenas prácticas metodológicas en el aprendizaje de idiomas que potencien las sinergias intergeneracionales de nuestras aulas.


El aprendizaje intergeneracional gira en torno a una serie de principios:

  • Beneficio mutuo y recíproco: todas las generaciones participantes deben obtener un provecho.

  • Raigambre cultural: los contextos de las necesidades y actitudes de las diferentes culturas pueden ser muy distintos. Por este motivo, un planteamiento puede dar buenos resultados en un ámbito y no ser necesariamente eficaz o pertinente en otro.

  • Participación: los participantes deben implicarse plenamente en la configuración de la actividad y adquirir un sentimiento de apropiación que actúe como nexo entre generaciones.

  • Los lazos con la comunidad y el fomento activo de la ciudadanía: debe implicarse a las distintas generaciones para promover vínculos positivos y estimular comunidades más sólidas y cohesivas, dotadas de mayor capital social y una ciudadanía más participativa.

  • Basado en puntos fuertes: las iniciativas deben basarse en las fortalezas para generar experiencias positivas, comprensión y respeto mutuo.

  • Combatir el edadismo: tanto los jóvenes como los ancianos son víctimas del edadismo. Al ponerse en contacto, ambos colectivos pueden analizar quiénes son verdaderamente y lo que pueden aprender los unos de los otros.

  • Una buena planificación: conviene estimular cambios positivos complementarios a los procesos que tienen lugar naturalmente.

  • Multidisciplinario o interdisciplinario: es preciso ampliar la experiencia de los profesionales para que tomen mayor contacto con los planteamientos inclusivos y adquieran una visión mucho más profunda sobre cómo llevan a cabo su actividad.