Circinaria

ESTUDIO Y CONSERVACIÓN

DETENER LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD


La pérdida de Biodiversidad por causas humanas comenzó hace 10.000 años con la generalización de la agricultura.

En los dos últimos siglos, la revolución industrial y el incremento demográfico están reduciendo drásticamente la Biodiversidad, provocando la extinción de especies animales y vegetales.

A día de hoy, cada 24 horas desaparecen 48 especies.


DESTRUCCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD

La mayor amenaza para la Biodiversidad es la destrucción de los ecosistemas. Es imposible mantener una alta diversidad de especies sin contar con gran número de diferentes ecosistemas.

La extracción de recursos, la urbanización, las infraestructuras, la deforestación, la generación de desechos, la caza y las prácticas que lleva asociadas (empleo de venenos, exterminio de predadores, fragmentación de hábitats por vallados, introducción de especies exógenas), la explotación de especies animales con diferentes fines y las alteraciones del clima por la actividad antrópica, degradan y hacen desaparecer los ecosistemas.


ESPECIES EN EL PLANETA

En la Tierra habitan 5.000.000 de especies, de las cuales conocemos 1.700.000. El resto son, en su mayoría, invertebrados de las zonas tropicales. De las clasificadas, 400.000 son plantas, 1.300.000 invertebrados, 21.000 peces, 3.125 anfibios, 5.115 reptiles, 8.715 aves y solo 4.170 mamíferos.

A lo largo de la historia natural del Planeta, han existido 500 millones de especies, de las que solo un 1%, lo habita en nuestro tiempo, resultado de complejos procesos de selección natural.

Esto nos puede dar idea de la magnitud que supone la pérdida de cada una de ellas.


ECOSISTEMAS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

La Península Ibérica contiene la mayor riqueza biológica de toda Europa. Los diferentes climas y el relieve, dan lugar a múltiples y diversos ecosistemas.

Dividida en dos zonas climáticas, templado-cálida y templado-húmeda, cuenta con variadas áreas de transición, incluso, con ecosistemas propios de clima templado-frío nórdico.

Esta singularidad, unida al tardío desarrollo industrial, dan lugar a una Biodiversidad sin igual en Europa.


NUESTRAS ESPECIES

Contamos con 1.700 especies endémicas.

Nuestro territorio contiene 10.000 de las 12.000 especies de plantas europeas, 25.000 especies de invertebrados y 121 de los 226 tipos de Hábitat declarados de interés especial por la UE.

Asimismo ocupamos el primer lugar en número de especies de mamíferos, aves y reptiles, y el tercero en anfibios.


SU ESTADO DE CONSERVACIÓN

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en 2016, de las 3.716 especies evaluadas en nuestro país 127 se encuentran en peligro crítico de extinción, 190 en peligro de extinción y 275 clasificadas como vulnerables.

Estas cifras empeoran año tras año.

Muy preocupante la situación de la aves en general, con 143 especies en grave regresión, debido, en gran medida, a las prácticas agrícolas industriales con empleo masivo de fitosanitarios altamente nocivos, autorizados por presiones de las multinacionales.

A lo que podemos añadir otras autorizaciones como el uso de medicamentos veterinarios con principios activos nocivos para nuestras necrófagas (diclofenaco), poniendo en grave riesgo en territorio nacional el 95% de la población reproductora europea de estas.

El Catálogo Español de Especies Amenazadas en 2016, elaborado por el Ministerio de Agricultura Pesca y Medio Ambiente , incluye 941 especies , de las cuales 192 están declaradas en peligro de extinción, 134 preocupación menor y 615 en régimen de protección especial.

Esto supone un alto grado de hipocresía por parte del MAGRAMA, reconociendo la pésima situación de gran número de especies, y simultáneamente, ignorando la obligación de transponer la legislación de la UE referente la conservación de hábitats, a la normativa legal española.


Las deficiencias políticas en cuanto a la gestión de la Biodiversidad, se extienden a las Comunidades Autónomas, en relación a las premisas que dictan la Directiva de Hábitats y sus anexos.

Sirva de ejemplo la Comunidad de Madrid, que incumple la obligación de declarar Zona Especial de Conservación el hábitat de una especie prioritaria como el Lobo Ibérico, o de la Junta de Castilla La Mancha, en la redacción del Plan de Recuperación de la misma especie.

Mientras tanto , la pérdida de nuestra Biodiversidad, continúa de manera implacable e irreversible.

Es responsabilidad de todos nosotros, detener este proceso.