NUESTROS PROYECTOS EN 2017

(haga click en los íconos para obtener información de los avances individuales de cada proyecto)

HIGHLIGHTS POR PROGRAMA

El proyecto de seis años con la Fundación C&A para desarrollar un modelo rentable de cultivo de algodón entre pequeños productores del semiárido brasileño entró en su segundo año. Para hacer frente a las sequías, el proyecto distribuyó 32 kits de riego por goteo que casi triplicaron la productividad promedio y lleva instaladas ya 52 unidades demostrativas. El proyecto facilitó asimismo el proceso para que ABRAPA convalide el estándar BCI para pequeños productores, de modo que los agricultores de la región puedan acceder a sus beneficios, y realizó estudios en relación a los impactos de la agricultura en la capas freáticas que ayuden a garantizar la sostenibilidad de la intervención. También se llevaron a cabo entrevistas a las mujeres de las familias participantes para identificar de qué formas podrían beneficiarse del proyecto. En base a ellas se realizará un piloto para comprobar el re uso de aguas grises en las huertas familiares.

El proyecto ELO en Brasil finalizó su cuarto año asistiendo a 2.100 productores de caña de azúcar a través de soluciones digitales y realizando pruebas con una nueva aplicación móvil para extensionistas. Asimismo, se realizó un intercambio de experiencias sobre el uso de soluciones digitales en campo entre miembros de las asociaciones Socicana de Brasil y Procaña de Colombia, que participan de los proyectos "Top Cana" y "Fénix" (este último, a través de la Plataforma de Comercio Sostenible). Finalmente, el ingenio "La Providencia" de la empresa Arcor de Argentina se convirtió en el primero fuera de Brasil en certificar Bonsucro dentro de Sudamérica.

Solidaridad, que ya ha consolidado su modelo de café climáticamente inteligente en Colombia y Perú, ha asumido en 2017 la administración de la implementación local de la Plataforma Global del Café (GCP, por sus siglas en inglés) en Colombia. Asimismo, ha desarrollado estudios económicos para apoyar inversiones y ha ampliado la oferta formativa a través de su plataforma Agrolearning. En Perú, se ha escalado el modelo de café climáticamente inteligente de dos formas. Primero, a través del reconocimiento como referencia sostenible en el sector cafetero, a través de un proceso liderado por el PNUD y, segundo, a través del desarrollo de una estrategia de financiamiento del sector. En Brasil, hacia donde se espera ampliar el programa en 2018, se realizó un estudio de referencia para Nestlé con el fin de identificar oportunidades de mejora entre sus principales proveedores.

Los avances para desarrollar un modelo comercial de agricultura a pequeña escala libre de deforestación en la Amazonia brasileña, se han acelerado en este tercer año de implementación. El mayor logro en 2017 ha sido completar las pruebas de una herramienta de balance de carbono adaptada al perfil del agricultor amazónico. Esto proporcionará datos sobre factores de emisión específicos que apoyen la formulación de políticas públicas e inversiones en sistemas con bajas emisiones de carbono. Asimismo, Solidaridad ha presentado esta iniciativa dentro de Tropical Forest Alliance 2020, el Festival de Chocoa y la Alianza para la Restauración de la Amazonía.

El Proyecto Qori Suma, Oro Bueno en Bolivia, está gestando las principales bases para la generación de políticas públicas para una minería cooperativista de oro responsable. En 2017 se organizó el Simposio del Oro, liderado por la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (FERRECO) y la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de la Paz (FECOMAN), con el apoyo de Solidaridad. En este evento se logró obtener 27 recomendaciones para la generación de políticas públicas, procedentes de representantes del sector minero, cooperación internacional, academia y gobierno. Además, Solidaridad presentó el primer análisis de género del sector minero boliviano, Mujeres mineras en Bolivia, que complementa el realizado en Perú en 2016 con las Pallaqueras, mujeres mineras. En los Andes peruanos, Minera Yanaquihua logró capacitar a 350 mineros y alcanzó la re-certificación del Responsible Jewellery Council (RJC). Además se viene trabajando el escalamiento del modelo de negocio de valor compartido entre la empresa minera media o grande y los mineros artesanales que generalmente trabajan en sus concesiones. A través de este modelo existe un claro beneficio mutuo que apoya una minería más responsable y sostenible.

La tercera fase del programa "Soy Fast Track Fund", que instaló siete pilotos de mesas de gobernanza en áreas de suministro de soja en Brasil y Paraguay, culminó en 2017. A partir de la publicación de los aprendizajes de esta experiencia, se resaltó la importancia del diálogo entro todos los actores presentes en un mismo paisaje para cerrar la brecha entre las políticas públicas y privadas sobre sostenibilidad y su implementación a nivel territorial. Solidaridad está ahora también facilitando el diálogo público-privado en Bolivia y el norte de Argentina para mejorar la gobernanza del uso de la tierra, y está fomentando intercambios con China para estimular el comercio sostenible de soja. Por otro lado, se apoyó el proceso de certificación RTRS del primer grupo de pequeños productores de la región de Goias, en Brasil, haciendo foco en soluciones creativas para cumplir con los requisitos del estándar, aun con limitados recursos financieros.

En Paraguay, comenzó a funcionar el Proyecto Mejoragro para el mejoramiento continuo de la producción de soja, con la Coop. Colonias Unidas apoyado por Cofco Internacional. Los primeros resultados dan cuenta del levantamiento de cien Guías de Horizonte Rural, cada uno con su respectivo Reporte Individual y correspondiente Plan de Acción.

El cambio climático continúa impulsando nuestras intervenciones en la región. En 2017, se instaló una mesa de gobernanza del paisaje en el Chaco Seco Paraguayo que está probando una serie de soluciones productivas para mejorar la resiliencia de los rebaños lecheros a las sequías que puedan incorporarse al diseño de políticas públicas de alivio, además de facilitar el acceso al crédito en el caso de emergencias climáticas. En Brasil, se comprobó el balance de carbono de distintos tipos de gestión de pasturas para desarrollar un modelo de agricultura baja en carbono en la Amazonía. A nivel de mercados, Solidaridad está impusando la demanda china de carne libre de deforestación proveniente de Sudamérica.

Solidaridad busca integrar a los pequeños productores a las cadenas de suministro sostenible de aceite de palma de las principales empresas de la región. En 2017 fue una de las partes que firmó el primer acuerdo de palma libre de deforestación en Colombia y, a través de la Plataforma de Comercio Sostenible, se alió a Wilmar International para reducir la deforestación, la turba y la explotación laboral entre pequeños productores. En Perú se estableció una alianza con Grupo Palmas. A través de esta alianza, Solidaridad viene trabajando con pequeños productores con el objetivo de reducir la brecha para la producción de una palma sostenible en la Amazonía peruana.

En alianza con la empresa internacional S&D, se reanudó el programa de apoyo a pequeños productores de té en Argentina, que busca fortalecer sus capacidades para proveer té de forma sostenible y profesional a empresas comercializadoras. El modelo se enfoca en un abordaje de mejora contínua de la gestión de la producción, incluyendo rentabilidad agrícola, cumplimiento legal y la conservación de recursos naturales dentro de la finca y a nivel del bioma de la Mata Atlántica. En 2017 culminó la primera etapa de formación de formadores y se completó la plataforma digital para organizar la asistencia técnica hacia la certificación del estándar Rainforest Alliance.

EnPerú, el proyecto "Incremento de los ingresos familiares para la actividad del banano orgánico en la región de Piura", ha cosechado buenos resultados después de tres años de apoyo técnico, a pesar de los efectos de El Niño Costero a inicios de 2017 y la escasez de agua. La productividad de los productores de banano orgánico aumentó en un 83% y se generaron 95,004 nuevos puestos de trabajo, un equivalente a un 87.5% en relación al cumplimiento de meta del proyecto. El proyecto llegó a convertir 5,950 hectáreas de banano a fincas gestionadas con técnicas sostenibles y de buenas prácticas agrícolas contribuyendo a la sostenibilidad de esta fruta, primer producto de agroexportación de la región.

En Brasil, se completó con éxito la convalidación de la guía de mejora contínua en cítricos con el estándar de SAI Platform. Esto permitirá a los productores evaluar su desempeño frente a varios estándares a través de un solo cuestionario e incrementar la eficacia en la asistencia técnica a partir de 2018.

CON EL APOYO DE

FOROS Y ALIANZAS