Empresa

Proyectar un puente o construir una carretera es mucho más que una operación de ingeniería. Es el resultado del esfuerzo y de la ilusión de todo un equipo de profesionales, cuya labor es formular una apuesta de calidad. Una apuesta adecuada para el presente y también para el futuro que debe responder a varias exigencias: eficacia, adecuación, belleza y responsabilidad social y con el medio ambiente.

En TCE somos conscientes del calado de este compromiso. En cada puente, en cada carretera, en cada solución logística que llevamos a cabo nos planteamos el más alto nivel de exigencia: en el campo de la investigación y las aplicaciones tecnológicas, en la incidencia de las actuaciones en la calidad de vida de las personas y en el respeto a la integridad del territorio y del paisaje. Sólo así es posible, a nuestro entender, dar respuesta a las necesidades actuales garantizando el desarrollo inmediato y también a largo plazo.

La voluntad de integrar valores como juventud y experiencia, versatilidad y especialización, creatividad y eficacia, ha dado forma al equipo de profesionales que hacen realidad el proyecto. Un equipo compacto, estimulado por la investigación y el intercambio de conocimiento, que trabaja con el propósito de dar soluciones para hacer la vida más fácil. Formamos parte del centro de investigación I+D+I Casa Ragué, un lugar de encuentro y trasvase de ideas e información entre ingenieros, arquitectos, asesores y especialistas de diversas procedencias que nos permite avanzarnos en la investigación tecnológica.

El trabajo en red, a escala humana, apostando por la excelencia y la calidad, la formación continua y la investigación, son los valores que nos singularizan. Porque más allá de proyectar puentes o de construir carreteras, en TCE construimos el presente con voluntad de construir el futuro, poniendo la tecnología al servicio de las personas, del progreso colectivo, del territorio y del medio ambiente.



El Equipo

Ingenieros, geógrafos, delineantes, economistas, arquitectos, ecólogos, diseñadores, etc. Distribuidos en departamentos especializados (departamento de proyectos, departamento de dirección de obras y departamento financiero y de administración), unidos por una filosofía de trabajo que pone el acento en el valor del saber colectivo, en la suma de las aportaciones de cada uno de los profesionales.

La solidez de la experiencia y la eficacia se combinan con la innovación tecnológica y la creatividad para dar respuestas adecuadas a cada entorno, en un proceso de trabajo que incorpora criterios de control y evaluación de calidad. Y que es sensible a los factores que favorecen la articulación de equipos compactos, implantando medidas para la conciliación de la vida
laboral y familiar, estimulando la formación continua y la actualización de conocimientos.

La capacidad de poner en común el saber específico permite así abordar proyectos diversos, desde un conocimiento directo de la realidad del territorio y del entorno. La capacidad de innovación, una estructura organizativa ágil y dinámica y la garantía profesional singularizan la respuesta de un equipo profesional comprometido con su trabajo.


Casa Ragué