BIOENERGIA PSIQUICA

cursos online de las teorías y prácticas de oriente

disciplinas chinas - cursos a distancia

programa integral de estudios presenciales y clases regulares

acompañamiento a distancia online

programa holístico de terapias alternativas y sabiduría ancestral

http://www.centrodeltao.com/

o bien

http://www.centrodeltao.com/01a-Cursos-Online-a-Distancia-y-Presenciales.htm

TAICHICHUAN - CHIKUNG - MEDITACIÓN - FILOSOFÍA TAOÍSTA - TAO

Alquimia Interior Taoísta NEIDAN-TAOCHI - Conocimientos Elevados del Taoísmo

Métodos de Bioenergía Psíquica - Psicoterapia Bioenergética

Prácticas Terapéuticas - Métodos de Armonización y Sanación

Acompañamiento Terapéutico - Prácticas Psicofísicas Reparadoras

Vitalidad y Longevidad - Salud y Bienestar

taijiquan - qigong - daoyin - taochishench´iching

ICHING (yijing) - ASTROLOGÍA (zodíaco) - TAROT

autoconocimiento - autoayuda - consultas - guía

actividades grupales e individuales

CONOCIMIENTOS INICIÁTICOS DE LA TRADICIÓN MILENARIA

ver estudios y cursos regulares presenciales y virtuales a distancia online

http://www.centrodeltao.com/01a-Cursos-Online-a-Distancia-y-Presenciales.htm




CURSOS ONLINE
ESTUDIOS PRESENCIALES
TRATAMIENTOS TERAPÉUTICOS


DESCARGA DE ARCHIVOS - PROGRAMAS



 

TERAPIA BIOENERGÉTICA

 

METODOLOGÍA  HOLÍSTICA

DEL

TRATAMIENTO  BIOENERGÉTICO

 

 

Técnicas de Ajuste Cinético-vital

Armonización Nerviosa Corpórea-Mental

Fisiología Cuántica del Psiquismo Substancial

 

 

Introducción a los Métodos Prácticos Terapéuticos:

 

Toda terapia y sanación se llevan a cabo a partir de un factor indispensable capaz de facilitarlas o provocarlas.  Es decir, hay una manera efectiva de subsanar absolutamente todas las patologías, o bien, como mínimo, lograr un mejoramiento substancial del estado de salud en general.  Este factor imponderable se refiere a la “transformación”.

Pues, téngase en cuenta que sin una transformación profunda no es posible ninguna curación.

 

Ahora bien, existen varios recursos que pueden adoptarse para tal fin, ya sean adecuados o no tanto para impulsar más o menos dicha transformación.

Uno de estos recursos es mediante la suministración de fármacos con las consiguientes consecuencias colaterales indeseables y con la siempre presente inseguridad de garantías en cuanto a la sanación definitiva de las patologías estrechamente relacionadas con los diversos desequilibrios bioenergéticos.

Otro de los recursos posibles adoptados con frecuencia es el tratamiento mediante el análisis o el razonamiento discursivo centrado, la mayoría de las veces, en la perorata positivista dialéctica de la newage, aunque esta modalidad se encuentre siempre confinada al plano relativo de la especulación donde las buenas ideas suelen terminar en meras utopías y los grandes esclarecimientos vuelven a empantanarse al poco tiempo en desalentadoras oquedades internas.

 

Asimismo, también se cuenta con el recurso de las medicinas blandas y el apoyo externo, como, por ejemplo, la acupuntura o la magnetoterapia y los masajes de la reflexología, que brindan un leve alivio temporal a los desequilibrios crónicos, sin establecer una mejoría cualitativa y definitiva.

Es obvio que para establecer una restauración más concreta y duradera a los problemas de salud que aquejan se requiere de una transformación profunda y tajante que sólo sucede cuando el cambio se produce desde adentro y no desde afuera.

Sin embargo, considero que una integración abarcadora, una adecuada combinación de recursos y una inteligente complementación de variadas medicinas, tanto externas como internas, resulta ser la mejor metodología para que todo tratamiento devenga en un éxito terapéutico notable y permanente.

 

De todos modos, no dejo de ratificar lo mismo, una y otra vez:  si el cambio no se produce desde adentro, desde lo más íntimo y fundamental del Ser, entonces, ninguna indicación médica o receta terapéutica proporcionará una sanación duradera.

En este sentido, he de confirmar que la Terapia Bioenergética está centrada en provocar desde el inicio mismo de su puesta en práctica, un concreto cambio desde adentro, desde lo más profundo de la persona, y, desde esa profundidad, desencadenar una transformación real y contundente.  Y la Terapia Bioenergética actúa en profundidad porque el sólo hecho de referirse a la movilización de la bioenergía implica activar la substancia del Ser ya sea en lo fisiológico y orgánico, en lo mental y psíquico, y hasta en lo espiritual, puesto que todo es energía.  Por lo tanto, puede decirse que, únicamente, a partir de una activación tan profunda puede desatarse una auténtica transformación.

Por eso, digamos, hay muchas maneras de emprender un tratamiento curativo, pero, es a través del cambio bioenergético que se logran modificar efectivamente las vibraciones más profundas y subliminales del Ser, las raíces y substrato más elementales de toda bioquímica, el mismísimo núcleo psicosomático de su particular composición como identidad individuada, su propia mentalidad y psicología conformada como única y personal, como así también, puede modificarse la causa original que ha modelado el carácter y las proclividades y tendencias, gustos y aversiones que le son afines para beneficio o perjuicio.

 

De esta manera, el tratamiento bioenergético es, en un sentido especial, la medicina primordial e insustituible a la que toda persona con alguna dolencia o desarmonía debiera acudir;  porque, todo individuo acuna en su interior una fuente de bioenergía de incalculable potencial latente que ha de despertar a partir de la desenvoltura de su máxima capacidad de expresión.

 

Así, experimentar vivencialmente las variadas herramientas que la naturaleza ha puesto a disposición del ser humano para modificar el estado de su propia bioenergía con el propósito de elevarse por encima del deterioro y la decadencia, es el modo de mejorar la calidad de vida y de alcanzar un nivel de excelencia, en cuanto a la satisfacción, al grado de bienestar, al sentimiento de serena aceptación y sensación de completitud.  Para ello, la estrategia y táctica conducentes a tales logros se podrá asumir plenamente si se comprende con amplitud la metodología de la Terapia Bioenergética del Reajuste Cinético-Vital fundamentada en la pedagogía de los métodos interculturales.

 

Sumado a todo lo anterior, es un hecho que la transformación y cambio profundos se sustenta en el autoconocimiento, y, aquí se cierra un nuevo círculo virtuoso, puesto que el autoconocimiento sucede, sin duda alguna, a través de la integración, el eclecticismo y la metodología holística;  es en esto mismo que estriba la gran importancia de ahondar el tratamiento bioenergético desde los Conocimientos Iniciáticos de la Sabiduría Ancestral según se expone de manera práctica en los 36 métodos del programa ESIA, ya sea como estudio regular o como sesiones terapéuticas.



TRATAMIENTO BIOENERGÉTICO  -

ESTUDIO PRÁCTICO DE BIOENERGÍA  -

TERAPIA BIOENERGÉTICA RECONSTITUYENTE  -


El enfoque medular del Tratamiento Bioenergético de las «Ocho Sesiones» consiste en elevar el estado general de la persona consultante, mediante una serie de medidas prácticas que inciden notablemente en el aumento de la vitalidad y el vigor, en el fortalecimiento del sistema nervioso y bioeléctrico, y repercute profundamente sobre el sistema inmunológico elevando las defensas, sobre la mente y las emociones armonizando la estructura psicológica de cada personalidad, proporcionando una equilibrada actividad a la función neurológica y en cuanto a la normalización de las secreciones glandulares.  Se trata de una metodología práctica basada, fundamentalmente, en diferentes ejercicios y técnicas milenarias para el sobre-desarrollo de la capacidad auto-sanadora que se encuentra latente en todo organismo.

 

La Terapia Bioenergética de rehabilitación y mantención permanente de la vitalidad en base a la aplicación de distintos métodos articulados entre sí según las necesidades de cada tratamiento terapéutico, se orientan al acondicionamiento psicofísico, postural, a la sincronización cinética especial y movimientos singulares, a la implementación de las visualizaciones que estimulan la salud vital y mental, y a ciertos ajustes minuciosos de respiraciones energéticas que afectan positivamente la capacidad de respuesta orgánica para encontrar el propio balance de equilibrio, bienestar y armonía.

 

El programa del Estudio Práctico de la Bioenergía que comprende los «36 Métodos Interculturales» se encuentra configurado de manera holística en función de los conocimientos ancestrales concernientes a los aspectos internos que configuran la substancia misma del ser humano.  A través de la puesta en práctica de esta metodología se mejora la calidad vibratoria del organismo y, por ende, el funcionamiento de los órganos vitales, la calidad del cuerpo, la mente y el espíritu, que impulsa a un renovado estado de conciencia que aporta a un mejor nivel de vida.

 






Comments