Curiosidades


PIONEROS  VENEZOLANOS
 

Tte. CARLOS MEYER BALDO

Nace en Maracaibo el 21 de Abril de 1895,  aviador  Venezolano  que  se destaco durante la Primera Guerra Mundial y uno de los fundadores de la Fuerza  Aérea Venezolana.

 

Su educación la completa en  Alemania  en tiempos de guerra, decide presentarse como voluntario en el ejército Alemán al comenzar el conflicto. Es destacado al 3° Escuadrón del  Regimiento de Caballería Dragón Nr.9  y transferido al frente oriental en Noviembre de 1914. En el año de 1916, presenta su admisión al  Luftstreitkräfte, donde es admitido tras completar su entrenamiento.

A fines de Junio de 1917, el Capitán Manfred Von Richthofen (El Barón Rojo), comandante del Escuadrón de Caza N.° 1 , que había sido creada apenas el 26 de Junio,  buscaba pilotos para su Escuadrón de Caza Nro. 11 ,  Meyer es asignado  y se incorpora al Escuadrón de Elegidos del  Jasta Nº 11, el cual estaba al mando del Capitán Wilhelm Reinhard, escuadrón que formaba junto con  la unidad de aviación "El Circo Volante de Richthofen".

En  1917 consigue su primer derribo mientras patrullaba el cielo durante la Batalla de Ypres,  un R.E.8 del Teniente A. J. Longton de la Real Fuerza Aérea. En Agosto obtendría una nueva victoria cerca de Ypres. En 1918 derriba al Spad S.XIII del As francés René Montrion del Servicio de Aire Francés.

El 18 de Julio de 1918 se convierte oficialmente en un As de caza tras haber derribado un Sopwith Camel,  luego se retiró de la zona por el fuego antiaéreo al que se vio sometido.  Meyer Baldó consiguió un record de 7 derribos durante la guerra, durante el inicio de la Segunda Batalla del Marne, Baldó obtuvo su cuarta victoria.

En Septiembre de 1918 es enviado como instructor  a la Escuela de Escuadrones de Caza Nº  II,  luego  con su avión caza  realiza labores de defensa y  vigilancia en Hamburgo, ciudad que se encontraba agitada por la llamada revolución Espartaquista  en 1918.

En  1931 regresa  a la Aviación Militar Venezolana,  influenciado por la llegada de  la Misión Alemana (1931-1933), que  asesoran la reestructuración del  cuerpo aéreo  y  por el primordial deseo de volver a volar.  Contacta con  Florencio  Gómez, quien intercede por él ante el Presidente  Juan Vicente Gómez  para   ingresar ese mismo año a la naciente aviación de Venezuela.

Su último vuelo ocurrió sobre los cielos de Maracay a bordo de un biplano  Stearman C-3B y acompañado por el mecánico Héctor Arias. El 27 de Noviembre de1933, murió trágicamente en accidente aéreo al deformarse el plano superior derecho de la aeronave y caer ésta a tierra donde actualmente se encuentra la Avenida Las Delicias de Maracay, fue enterrado con honores en el Cementerio General del Sur en la ciudad de Caracas


 

CARLOS RIVERO SOLAR
 
En 1868 muy secretamente se dedica a construir unas grandes alas para imitar el vuelo de las aves. En una montaña denominada la Soledad, en la Serranía de Coro se da cita la multitud, Carlos Rivero sujetando bien sus alas en la cima de la montaña emite un grito estridente, de lanza al vacio logrando por breves segundos descender suavemente, luego pierde el dominio y fue a caer en la copa de un Bucare todo mal trecho y herido. Es el primer venezolano que intenta la conquista de los cielos.

 

 

 

 

Ing. PEDRO COLL FONT

 

 

 

 

Ingeniero, precursor de la aviación en Venezuela. Hijo de Pedro Coll y Sánchez  y de María Josefa Font Pérez. Se dedicó a estudios de aeronáutica,  inventando una máquina  voladora cuyo movimiento estaba determinado únicamente por la gravedad, sin que fuera necesaria la acción de un motor. Al mismo tiempo, esbozó los principios de la aeronavegabilidad, instalando un timón de cola para efectos de dirigir su aparato volador. En 1883, durante los actos conmemorativos del centenario del nacimiento del Libertador, Coll Font pidió permiso al gobierno

para realizar una demostración, lanzándose  con su máquina  desde El Calvario, en Caracas.

La demostración no llegó a realizarse por fallas mecánicas  en el aparato, pero los altos personeros del gobierno quedaron satisfechos con el invento, a tal punto que Nicanor Borges, encargado de la Presidencia de la República, le otorgó la patente solicitada el 17 de octubre de 1883. Ese mismo año publicó un manual sobre la Navegación  área. A pesar de que no logró desarrollar su patente, la cual caducó en 1895, Coll Font en una carta dirigida al periódico parisino Le Monde Illustré, reclamó en 1893, los derechos correspondientes por haber sido el primero

en descubrir los principios de la navegación aérea que se le atribuían a Otto Lilienthal.

En abril de 1914 fue reivindicado como precursor de la aviación a través de una serie de artículos publicados en el periódico El Universal de Caracas.


 

Arturo Iribarren Arrivillaga

Apodado por sus amistades El Sapo, hom­bre de pequeña estatura, inteligente y hábil, quien fabrico un avión de madera y tela en el patio de la casona donde residía, dándose el lujo de practicar lo aprendido durante el año 1918 en la Eagle Aviation Scholl, academia de pilotaje ubicada en Nueva York. Cuando regreso a Venezuela, no obstante el ambiente era poco propicio para sus objetivos como aviador, Iribarren se dedico a construir su propio avión de tipo biplano, como se observa en la fotografía  tomada en el año 1920.

Documentos conservados por la familia de este larense, revelan que los conocimientos adquiridos en los Estados Unidos fueron de Aviación Militar e Ingeniería Astronáutica, fundamentales para el diseño y realizar los planos para este  proyecto.

La aeronave logro volar para satisfacer el gusto  por la altura y la velocidad, de aquel inquieto e ingenioso hombre cuyo gusto por pilotear aeronaves lo condujo también a la cárcel. Para los gobernantes de su época no era agradable las ocurrencias de este hombre futurista.

Vinieron tiempos mejores y fue alentada la moderna ciencia de la aeronáutica, Arturo Iribarren  colaboro en la fundación del Aero Club de Barquisimeto, donde militó hasta morir aferrado al deseo de volar y trabajar en ingenieria mecánica de aviación.

Comments