Chabuca Granda y el Himno Nacional del Perú

 
 
 
 
 

 

 
El Himno según Chabuca

 

 
 

 

Por: César COLOMA PORCARI

 
Presidente del Instituto Latinoamericano de Cultura y Desarrollo

 

 
 

Ahora que está de moda rasgarse las vestiduras en una lucha inútil por cambiar la primera estrofa del Himno Nacional, so pretexto de que no nos favorece en nada, por otra que tampoco lo hace (es decir, pelear para cambiar mocos por babas, como lo diría Ricardo Palma, nuestro tradicionista), nos atrevemos a hacer una propuesta que, estamos seguros, provocará la ira de los enemigos del Perú, es decir, de los que se prenden de las faldas de algunos países cercanos como si fueran nuestros tutores o “hermanos mayores”, agradeciéndoles eternamente por habernos “regalado” nuestra existencia como país soberano.

 

Y ellos exigen que en nuestro Himno se declare que somos independientes única y exclusivamente gracias a la generosidad de héroes extranjeros.

 

Todo esto es una mentira más grande que el Misti, ya que fue en el Perú donde se inició la Emancipación de América Latina, el 4 de noviembre de 1780, gestada por el peruanísimo príncipe don José Gabriel Thupa Amaro Inga (Túpac Amaru), descendiente directo de los incas y por lo tanto, heredero de los derechos al Trono imperial.

 

Y además, la Independencia latinoamericana fue sellada definitivamente por los peruanos en el combate del 2 de mayo de 1866, en el Callao, contra la escuadra española.

 

Por ello, lo que debemos hacer es cambiar definitivamente todas las estrofas del Himno Nacional y reemplazarlas por una letra que sí represente nuestra verdadera historia, proclamando urbi et orbi que el príncipe Túpac Amaru, con su grito libertario, inició la independencia no solo del Perú, sino de todo este continente.
 
 

 

 
La letra más hermosa e históricamente correcta es la que compuso en 1959 la genial Chabuca Granda, quien vivió profundamente el Perú y en sus canciones, que son verdaderas joyas de la poesía nacional, manifiesta su admiración por todo lo nuestro.

 

Por ello le preocupaba, obviamente, que no tuviéramos una letra del Himno Nacional digna de nuestra patria y que representara la verdad de los acontecimientos históricos.

 

Es muy importante el comprobar que nada menos que el insigne Dr. Raúl Porras Barrenechea le propuso compusiera una letra que sustituyera tanto el cuestionado “Largo tiempo el peruano oprimido” como todas las demás estrofas existentes, por un texto que ensalzara las glorias del Perú y que manifestara que nuestro país se independizó solo, y no solamente esto, que en el Perú se inició la Emancipación de América Latina, liderada por Thupa Amaro Inga (Túpac Amaru).

 

Hay que tener presente, como lo afirma el Dr. Alberto Tauro del Pino en su “Enciclopedia ilustrada del Perú” (Lima, Peisa, Empresa Editora el Comercio S.A., 2001, tomo 7, página 1096), que Chabuca Granda “Tuvo desde muy joven afición por la música” y que en el año 1948 “ganó un concurso de composiciones criollas” que convocó la municipalidad del Rímac (Abajo el Puente), con el vals Lima de veras.

 

El Dr. Tauro agrega que en 1950 estrenó dos nuevos valses: Zaguán y Callecita encendida, los cuales “le dieron reconocimiento como autora de fina sensibilidad y evocadora de estampas tradicionales” (Idem).

 

Años después, en 1956, compuso su famoso vals La flor de la canela, el cual, según el Dr. Tauro, “rememora la Lima de antaño y elogia el donaire de…la morena Victoria Angulo”, agregando que “es una canción que pronto ganó fama más allá de las fronteras peruanas” (Idem).

 

Este notable autor concluye la biografía de la genial artista señalando que “Sus canciones han sido interpretadas por muchos artistas internacionales, y en particular La flor de la canela es considerada una pieza clásica de la canción popular latinoamericana” (Idem).
 
 

 

 
En cuanto a la letra del Himno Nacional compuesta por Chabuca Granda, ella escribió ésta, de su puño y letra, fechada el 27 de julio de 1959 y dedicada “a Raúl Porras B.”, en texto que reproducimos por primera vez, gracias a la gentileza de su hija, doña Teresa Fuller Granda. La letra es la siguiente:

 

 

            Gloria enhiesta de antiguos milenios

            fue moldeando el sentir nacional

            y fue el grito de Túpac Amaru

            el que alerta, el que exige,

            y el que impele hacia la libertad;

            y el criollo y el indio se estrechan

            anhelantes de un único ideal

            y la entrega de su alma y su sangre

            dio el blanco y dio los rojos

            del emblema que al mundo anunció

            que soberano se yergue el Perú

            para gloria de Dios.

 

            Julio 27

            1959

            a Raúl Porras B.

 

 

Dos años después, en la revista “7 días del Perú y del mundo” de “La Prensa” (Nº 175, Lima, domingo 29 de octubre de 1961, página 5), se publica la letra definitiva compuesta por Chabuca Granda (perfeccionando la original de 1959), indicando que la escribió “a pedido especial del Dr. Raúl Porras Barrenechea”. Esta letra es la siguiente:

 

 

            Gloria enhiesta en milenios de historia

            fue moldeando el sentir nacional

            y fue el grito de Túpac Amaru

            el que alerta, el que exige,

            el que impele hacia la Libertad;

            y el criollo y el indio se estrechan

            anhelantes de un único ideal

            y la entrega de su alma y su sangre

            dio el blanco y los rojos

            del emblema que al mundo anunció

            que soberano se yergue el Perú.

 

           

Estamos seguros que todos estarán de acuerdo en que la letra de Chabuca Granda, nuestra más grande compositora y poetisa del Perú, es la más adecuada para sustituir las actuales y cuestionadas estrofas de nuestro Himno Nacional. Por ello es necesario que se dé la ley respectiva a fin de oficializar esta letra.

 

 

Publicado en “Caretas” Nº 1884, Lima, 27 de julio de 2005, páginas 56-58.
 

 

 

          

 

              

 

 

 

Comments