Chaya Mansa

'Una planta que quiere que la regalen!


Estoy en el campo como un tábano sobre un noble caballo para avivarlo y mantenerlo despierto"

  Tábano

 También y próximanente:  más sobre plantas maravillosas: cajanus cajan, huaje (brosima), etc.

MENÚ

PRINCIPAL: EL TÁBANO...

Lo que creo de la Agricultura Orgánica: el por qué, el cómo y el para qué.

La Neta sobre la Agricultura Orgánica

Moringa oleifera (El Maná Verde delTrópico)...

Micorrizas...

Biofertilizantes...

Probióticos de pescado...

Ecotecnologías

CONJUROS PARA ABRIR LAS PUERTAS DEL CIELO


Planta de origen maya que hay en muchas otras regiones de clima cálido a semicálido (o con invernadero), de seco a húmedo. Es alimenticia (mucho) y medicinal, existiendo diversas variedades.

· Nombre vulgar: chaya, chaya mansa, chaya col.

· Nombre botánico: Cnidoscolus Chayamansa Mc Vaugh, familia de las eufordiáceas.

· Descripción.- El nombre españolizado viene del maya “chay”. Es un arbusto muy común, aunque poco conocido fuera del sudeste de México. Crece de lo alto de un árbol bajo condiciones favorables. Sus tallos viejos son café-cenizos y los jóvenes son verdes. Sus hojas tienen de tres a cinco puntas, con largo peciolo que al cortar secreta jugo lechoso; son mas anchas que largas, de color verde intenso. Algunas variedades tienen espinitas en el peciolo, causantes de irritación al tocarlas, lo mismo que sus flores, blancas y agrupadas. Al no dar fruto se reproduce por estacas, prestándose a ello por su hábito de formar muchas ramas/nudo.

· Composición química.- Las hojas tienen sales de hierro, calcio, fósforo, magnesio, vitaminas A, B y, sobre todo, la C y compuestos proteínicos, simples y complejos.

· Propiedades medicinales.- Muchísimas, como se deduce de lo que sigue.

· Dosis y preparación.- Según la receta. Cuando sea té, use de 3 a 5 hojas/litro. Cuando se coma cruda, píquela y agréguele limón o alguna fruta ácida, sea para agua o ensaladas.

En alimentación el guiso mas conocido es el tzotobilchay, un tamal hecho con masa de maíz, pepita de calabaza molida, hojas de chaya (picadas dentro de la masa y envuelto, pero para comerse, en otras hojas de chaya) y huevo cocido, envuelto todo en hoja de plátano o de platanillo (de flor) ¡un alimento completo, nada le falta! Herencia de la cocina de Yucatán.

Tiene las siguientes aplicaciones:

Medicinales y depurativas.

1.- Como complemento alimenticio, ya veremos cuantos valores tiene. Vale la pena decir que un caldo (incluso una infusión) de chaya tiene mas proteína que un caldo de carne.

2.- Es útil contra la arteriosclerosis ya que se puede reducir o suprimir la ración de carne. Por lo mismo sirve para reducir de peso, ya que proporciona la proteína necesaria con menor consumo de carbohidratos.

3.- Estimula la función hepática (del hígado), mejorando la asimilación de los alimentos y facilidad de la digestión. Al permitir la expulsión de la bilis y tener fibra, es magnifico laxante natural que no provoca depresión ni diarrea.

4.- Mejora la circulación sanguínea y la condición general.

5.- Sirve para mejorar la vista, evita o alivia el dolor de ojos, tomada en infusión al menos por 15 días.

6.- Es diurético (agua o té en ayunas) y tónico a la vez.

7.- Obscurece, al rejuvenecer el pelo.

8.- Ayuda en tratamientos y desinflama hemorroides y venas.

9.- Sirve en piquetes de alacrán (sobre todo la variedad llamada huaco). Mastique 4 hojas y tome mucho té, de inmediato.

10.- La savia (o "leche") sirve para acabar granos “enconados” (enterrados) al aplicarse gotitas localmente.  

11.- Ayuda a bajar el colesterol, preparada en té o agua.

12.- Previene la eclampsia o preclampsia de las embarazadas. (por su alto contenido de vitaminas, sobre todo C)

13.- Previene los catarros, por su elevado contenido en vitamina "C" y los valores completos de su alimentación.

14.- Acaba las verrugas, poniéndoles "leche" de los tallitos.

15.- Evita la inflamación de encías y endurece los dientes.

16.- Agudiza el oído, usada en té o en agua fresca.

17.- Tonifica el sistema nervioso central.

18.- Previene dolores en senos o glándulas mamarias.

19.- Mejora la piel reseca y áspera, los "jiotes" y otras muestras de desnutrición, tomada con constancia.

20.- Tomada aumenta el calcio en huesos. Local/externa, ayuda en fracturas y desmineralización. Para fracturas en gallinas y otros animales pequeños, conviene entablillarlos con tallos de chaya pelados parcialmente.

21.- Descongestiona y desinfecta pulmones.

22.- Repone el hierro de la sangre, evitando la anemia.

23.- Ayuda al mejor funcionamiento del cerebro y a la memoria.

24.- Es de lo mas nutritivo pues tiene proteínas (38%), vitaminas, minerales y fibra, muy completa y sabrosa!

25.- Colabora contra la artritis, tomando diario varios vasos de té y agua de chaya.

26.- Regula y controla la menstruación.

27.- Ayuda en problemas de diabetes, tomada en té y agua de uso.

28.- Regula funciones de la tiroides y otras glándulas de secreción interna.

· Precaución.- Hay muchas formas de comer la chaya, pero es muy importante que sea siempre cocida o con frutas ácidas. Al hervirla o almacenarla no será en trastes de aluminio (reacciona tóxicamente, provoca diarrea). Use barro, peltre, vidrio, etc. Al prepararla cruda hágalo con limón, piña, guayaba, etc., ácidas.

· Parte empleada.- Hojas y pecíolos.

La chaya es mejor que todas las verduras (alfalfa, espinaca, acelga, etc.) Por su valor alimenticio y medicinal, Así como por la enorme variedad de recetas como se prepara, y su buen sabor. Tiene el doble de la proteína de la alfalfa, 2 1/2 veces el calcio de la leche (por peso), el doble del hierro de la espinaca, mas vitamina "A" que la zanahoria, de 5 a 10 veces la vitamina "C" del limón, vitaminas del complejo "B". Buena fibra, todo; con la ventaja de ser una hortaliza "de árbol", rústica y adaptable desde el calor húmedo al seco ¡g e n i a l!

Aprovechemos este gran recurso natural, herencia los mayas. Haz tu vivero casero, escolar y comunitario; siémbrala por todos lados, caben muchas en cercas, pedacitos de terreno y macetas. Pide plantas o ramas en el distrito, a tus vecinos, con XOCHICALLI,....

En la mixteca y alrededores hay varios parientes de la chaya; a veces se conocen con otros nombres: huaco, “cacahuate de árbol”, etc. Aunque algunas no son tan alimenticias y utilizables, siempre son muy importantes en medicina.

Multiplicarla es muy fácil: corte una rama y siémbrela. Incluso le sirve a la planta madre cortar las que le sobran (salen demasiadas en los nudos), ya que luego produce mas ramas que hojas.

En resumen la chaya es un complejo vitamínico y complemento alimenticio, un tónico para todos y a cualquier hora, y... comida.

· Uso alimentario.

Como dijimos antes, esta planta es una de las “reinas” de la alimentación, pues contiene vitaminas, proteínas (finas y de fibra), minerales y otros valores alimenticios, depurativos y medicinales. Además se produce muy bien en muchisimas partes del país, desde el trópico húmedo hasta el seco y en una gran variedad de suelos y altitudes; la única limitante es el frío, que se puede resolver con cuidados, protegiéndola en donde haya frío en invierno o cultivándola en invernaderos (que incluso pueden ser de patio, en una pared al sur) donde en todo el año haya insuficiente calor (lo hemos hecho en la ciudad de México). Sobrevive a sequías y requiere pocos cuidados. Para producir siempre de forma abundante lo que necesita es que comprendamos su noble papel de alimento humano, animal y de plantas: si somos egoístas y no damos ramas al podarla, menos produce; si no le cortamos suficientes hojas (también si cortamos de más), tampoco nos proporcionará tanto como puede. Es cuestión de encontrar el justo equilibrio de nuestras plantas (depende de su variedad, clima, suelo, etc.). Si no le cortamos las ramas excedentes que produce en cada nudo, dejando solo una o dos a lo mas, producirá ramas y ramas, casi sin hojas; si le dejamos hojas de mas habrá muchas amarillas, alargándose innecesariamente las ramas, haciendo difícil su cosecha mas adelante; si le cortamos hojas de mas, casi no cosecharemos mas que hojitas. Piense como, cuanto y hacia adonde quiere que crezca, desrame con cuidado, amor y regale, enseñe como se usa y para que sirve, aliméntela, riéguela y protéjala... Y siempre tendrá plantas frondosas, abundantes. Incluso se da asociada con otros árboles grandes, bajo ellos, o con café y cacao, sombreándolos; en cercas, bardas, patios, laderas, bordos, macetones, botes, .... , donde quiera y pueda, ahí nos da todo, solo pidiendo cuidado y cariño.

 

· Recetas con Chaya·

(comenzaremos de lo simple a lo complejo).

1.- Agua. Corte unas 4 hojas grandes, lávelas y licúelas bien en 3/4 lt. de agua para beber. Cuele el agua en coladera plástica media, guardando lo que queda en ella para otros usos que adelante daremos. Nuevamente ponga el agua colada en la licuadora, agregando o el jugo de un buen limón o la mitad de él completo (depende del gusto, aunque si usa este ultimo el agua debe consumirse en 1/2 hora máximo, para que sepa bien) y azúcar o miel al gusto, licuando otra vez y colando si usó el limón entero. Una vez hecho complete 1 lt., Tápela y consúmala lo mas rápido posible para que no pierda vitamina "C". Otra alternativa es usar guayaba, piña o naranja ácidas para prepararla en vez del limón. Recuerde, no se debe comer la chaya cruda o sin un poco de acidez. Es un tónico, úsela diario, a cualquier hora, además de ser muy fresca, sabrosa y de color atrayente. revive de verdad a cualquiera, alimentando de modo completo y baratísimo.

2.- Uso del colado. Con lo que queda en la coladera, si no le puso fruta o azúcar, puede condimentar, mejorar y preparar muchos guisos. Solo agréguelo a cualquier sopa o guisado al final de cocerlo (no se necesita y sí conviene que no hierva, asi no indigesta ni pierde valores). También haga tortas de papa, yuca, etc.

3.- Arroz verde, .hay variantes: usar el colado de 8 hojas, que alcanza para 5 a 6 raciones, o las licúa en el caldo o agua con la que lo va a cocer, sustituyendo al jitomate. El arroz se prepara como de costumbre. Puede quitar la mitad de la chaya y licuar un chile poblano “soasado'“ y, si gusta, desvenado. Para quien asi lo prefiera puede usar perejil, pimiento verde, etc. Con todos combina y aumenta su valor alimenticio y sabor ¡pruébelo!

4.- Sopas de verduras, caldos, moles, pancita, etc., Cualquier guiso que use yerbas puede mejorarlo agregándole chaya picada o colado al final de la cocción. Pruebe sus cantidades al gusto.

5.- Sopa de papa, chícharos y chaya. Para 1/2 kg. de papa cocida y 1 taza de chícharos, también cocidos, se precocen 15 hojas de chaya. Todo se licúa con el agua donde sancocho la chaya. Se sofríe cebolla y ajo al gusto en una cucharada rebosada de mantequilla o margarina, con sal y pimienta al gusto, vaciando y acabando de cocinar con ellas la sopa. Sirve unas 8 raciones.

6.- Ensalada de chaya. Se sancocha 1/2 kg. De hojas de chaya, cortándola en tiritas. Se pica 1/4 a 1/2 cebolla, si desea chile verde y perejil o cilantro, y se mezcla todo, agregando limón, sal y pimienta al gusto. Otra variante es agregar un aderezo de vinagre, aceite de oliva y yerbas de olor en vez de limón.

7.- Gorditas de masa y chaya. Para 1/2 kg. de masa de maíz se usan de 10 a 15 hojas de chaya, sal al gusto y, si desea, chile verde o poblano. Se muele la chaya y el chile (si uso) y se amasa todo. Se fríen en aceite o manteca. Se comen solas, con frijol, queso, crema y salsa. También se hacen con “clales” (de chicharrón), tuétano,..; Hacer quesadillas con el amasijo,... | invente !

8.- Espaguetti con chaya. Para 1/2 kg. De hojas de chaya se usan: 1/4 kg. de espaguetti, 1/4 de lt. de crema, 100 grs. de queso (puede usar del que gratine y hornearlo; otra, que sea de rayar y ponérselo al servir), sal y pimienta, y, si desea, trocitos de jamón, tocino, etc. Los espaguettis se cuecen en agua hirviendo, con su sal, aceite y una poca de cebolla (sazonar); ya cocidos se escurren y se enjuagan con agua fría. La chaya se sancocha con sal y se muele como puré (podría ser el colado del agua), friéndose en mantequilla o margarina, sazonando con pimienta. Engrasa con mantequilla o margarina un refractario o cazuela vidriada y vaya colocando al menos tres capas sucesivas de espaguetti y de chaya, terminando con la chaya. Cubra con crema y trozos finos de mantequilla o margarina, acabando con tiras de queso. Meta al horno a temperatura media a que gratine.

 9.- Albóndigas con chaya. Se prepara toda la mezcla de carne molida como acostumbre, rellenando con chaya picada fino o colado en vez o además del huevo duro. Puede agregar hojas al caldillo.

10.- Albóndigas de chaya. Para 1/2 kg. de hojas de chaya se usan 3 tazas de arroz cocido, 100 grs. de tocino, 2 huevos, 1 cebolla chica, 2 bolillos duros remojados en leche, 100 grs. de queso rayado, 2 cucharadas de puré de tomate (enlatado o hecho por usted), aceite, sal, pimienta y yerbas de olor, esto ultimo al gusto. Se cuece la chaya y se pica fino, sofriéndola en aceite con la cebolla picada. Se muelen el tocino, los panes remojados, un poco de cebolla y perejil; luego se mezcla con el huevo, el arroz cocido, el queso rayado (que podría ser tofu o queso de soya), el puré de tomate y la chaya, sazonando al gusto y formando las albóndigas. Hace su caldillo al gusto y luego agrega las albóndigas para que hiervan unos 10 minutos. Puede usar colado.

11.- Sopa de chaya. 1/2 kg. De hojas o colado de chaya, dos papas y 1 huevo cocidos, 1 cebolla, 2 cucharadas de mantequilla, margarina o aceite, 1/4 de bote de leche evaporada, 15 gr. De harina y sal, pimienta y nuez al gusto. Pique todo, acitrone la cebolla con la mitad de la mantequilla, agregando la chaya, leche, sal, pimienta y la nuez, hasta que se cueza. Se muele todo con la mantequilla restante. Tueste la harina (sin dorar) y agréguela a la mezcla anterior, poniendo algo de agua y a fuego medio. Al espesar poco agregue los huevos y la papa u otras verduras.

12.- Chaya con huevo. Para 1 taza de chaya picada y sancochada se usan 2 huevos, una cucharada de leche (para que no se pegue al sartén) y sal al gusto. Bata los huevos con sal y leche, agregue la chaya, friendo en sartén limpio casi sin aceite, a fuego medio para que no se pegue o queme.

13.- Chaya con plátano no maduro. Use 1/2 kg. De chaya o colado para 1 kg. De plátano no maduro o verde (lo menos posible); 2 chiles dulces, 2 cebollas, 2 ajos y 2 jitomates, todos picados; sal, pimienta, cominos y naranja agria. Sancoche y pique la chaya, cociendo el plátano pelado en  poca agua y sal. Sofría bien la cebolla, ajo, chile dulce y jitomates picados, agregando la chaya, el plátano, la sal, pimienta y comino, dejando todo unos 20 min. Al servir agregue el jugo de las naranjas agrias.

14.- Pathe de chaya. A 3 tazas de chaya o colado cocidos agregue 50 gr. de pimiento dulce, 50 gr. De hígado de pollo cocido y 1/4 kg. De queso; sal, yerbas olor, pimienta y crema al gusto. Muela poco a poco con la crema hasta conseguir consistencia y sabor.

15.- Tacos de chaya. Cueza 1/2 kg. de chaya o colado, 2 papas, 1 zanahoria y algún otro recaudo; también puede usar okara o pasta de cacahuete (lo que queda después de sacar la leche de soya o de cacahuete). Escurra y sofría con 1/2 kg. de jitomate, un diente de ajo y 1 cebolla, picado todo, con sal y pimienta al gusto. Ya frito haga los tacos con 1/2 kg. de tortillas y fría. Haga por separado una salsa de jitomate, cebolla, ajo y chile, al gusto. Sírvalos con ella y crema. El agua de cocer úsela en sopas, etc.

16.- Quesadillas de chaya. Cueza 1 kg. de colado o chaya picada fino; escurra y sofría con 1/2 kg. de jitomate, 1 cebolla, ajo y chile al gusto, picados. Haga las quesadillas con 1 kg. de masa, rellene con chaya y fría. Sirva con salsa, crema, cebolla, ...

17.- Tamales de tzotobilchay. Para 1 kg. de masa use 3/4 kg. de manteca, 1 kg. de tomate verde, 2 cebollas, 1/4 kg. de pepita molida, 6 huevos duros, 1/4 kg. de chile serrano, sal al gusto y 3/4 kg. de chaya. Cueza el tomate y muela con el chile, agréguelo a la cebolla friendo todo con su sal. Bata la masa con 1/2 kg. de chaya picada o colado, colocando bolitas en hoja de chaya  para luego ponerla sobre hoja de plátano, platanillo (de flor) o maíz, donde se le agrega la salsa, huevo rebanado y pepita espolvoreada. Enrolle bien y cueza en vaporera. Sírvalo solo o con mas salsa y pepita, queso, crema, etc.

18.- Ñoquis de chaya. Para 1 Kg. de masa. Se mezcla la masa con 8 a 12 hojas de chaya cocidas y picadas, se agrega un huevo y se mezcla bien, se hacen bolitas del tamaño de una nuez y se cuecen en el agua en que se coció la chaya. Se prepara una salsa con una cebolla picada fino y sofrita a la que luego se le agregan 4 jitomates bien picados o licuados, se condimenta la salsa con chili chipotle o con orégano y ajo (1 diente finamente picado. Se ponen las bolitas cocidas y coladas en una fuente y sobre ella se pone la salsa. Con un queso picoso y seco espolvoreado por arriba quedan riquísimas.