Hemos finalizado nuestro proyecto. A lo largo de esta semana hemos sido testigos de historias de generosidad, alegría, compasión, apoyo... granos de arena que han sido para nosotros signos de esperanza.

Hemos experimentado que es más feliz el que da que el recibe. Hemos vivido momentos en los que hemos sentido la presencia de Jesús en los demás.

¡Cuántos rostros solidarios! ¡Cuántos ejemplos de ternura! ¡Cuánta gente buena!

¡GRACIAS DE TODO CORAZÓN!