Bienvenidos y bienvenidas al sitio web del Colegio de la Reconquista, tradición familiar de verdadero interés por los demás, el bien común, por el amor al conocimiento, a la educación como factor incuestionable de movilidad social.

Institucional

Fundadores: Luisa Greggi-Ariel Rodolfo Arballo-María Virginia Bernuchi

Comenzó el 9 de marzo de 1988

Desde entonces nos propusimos acompañar a los niños, niñas y jóvenes mediante nuestra tarea.

En el Colegio de la Reconquista nos proponemos desarrollar en los estudiantes valores que nos hacen cada vez mejores: respeto, responsabilidad, solidaridad, compromiso, amor, compañerismo.

En el Colegio de la Reconquista los docentes están comprometidos con el enseñar y aprender, generando compromiso con el aprendizaje en nuestros estudiantes.

En el Colegio de la Reconquista consideramos que se crece y aprende mejor si se hace con otros, por todo lo humano que tenemos en común. Al mismo tiempo, respetando las diferencias, por todo lo humano que nos hace irrepetibles y singulares.

En el Colegio de la Reconquista creemos que para ser verdaderos estudiantes son necesarios hábitos y condiciones: atención, concentración, esfuerzo, fortaleciendo la autoestima de quien aprende.

En el Colegio de la Reconquista generamos experiencias que desarrollan el pensamiento crítico y flexible en un clima de libertad responsable.

En el Colegio de la Reconquista, leer, comprender, pensar, escribir, expresar y crear se logra a través de diferentes lenguajes y técnicas, desde el juego y cada disciplina, brindando herramientas que generan en nuestros jóvenes cada vez mayor autonomía.

Por último y en todo momento en el Colegio de la Reconquista propiciamos el encuentro porque sabemos que los mejores y mayores logros se obtienen en un clima de empatía, cordialidad, cortesía y buen humor.

Un poco de historia

Nuestro Colegio abrió sus puertas el 9 de marzo de 1988.

Sus fundadores: Luisa Greggi - Ariel Rodolfo Arballo - María Virginia Bernuchi

El origen del Colegio de la Reconquista se remonta a dos generaciones atrás.

Tradición familiar de verdadero interés por las y los demás, el bien común, el amor al conocimiento y a la educación como factor incuestionable de movilidad social.

El abuelo, Don Pedro Greggi, desempeñó el cargo de Director de la Escuela Secundaria de la localidad de San Javier, Provincia de Santa Fe, entre los años treinta y cuarenta del siglo pasado.

Junto a su esposa, Josefa Zanoni tuvieron cuatro hijas. Todas dedicadas a la educación. Directoras reconocidas, por su vocación y entrega, en escuelas públicas del distrito de Tigre. La menor, Luisa, continuó su carrera docente concursando para Inspectora de Enseñanza Primaria. Función que desempeñó durante varios años.

La nieta, María Virginia Bernuchi, hija de Luisa y Victorino Jorge, desarrolló su formación entre el psicoanálisis, el arte, la psicopedagogía.

Estudio, práctica, experiencias compartidas, interrogantes: “cómo se aprende, cuáles son los procesos y condiciones para crear, cómo debe ser hoy una institución educativa al servicio de esos procesos, al servicio de niñas, niños y jóvenes fueron tierra fértil, entre historia y presente (1988) para gestar junto a Ariel Arballo el Colegio de la Reconquista".

Estaba clara la orientación pedagógica con bases sólidas, en la convicción de que la educación es la vía de perfeccionamiento individual y social, en la valoración de la profesión docente como irreemplazable para hacer realidad ese progreso, en el respeto por cada estudiante en su condición de ser único con capacidades y talentos a desarrollar, en la comprensión y aceptación de las diferencias, en el seguimiento personalizado de los progresos; en las ventajas de crear un ambiente emocional grato y estimulante para que aprender resultase satisfactorio en el camino de continuar aprendiendo toda la vida

Saberes, responsabilidad y compromiso se sumaron para dar nacimiento y crecimiento a este proyecto de amor a la vida, a las niñas, niños y jóvenes, a la comunidad, a la educación.

Hoy a más de treinta años de su inicio fueron muchos los profesionales docentes y no docentes que sumaron y suman vocación, entusiasmo y compromiso para seguir “… construyendo juntos la educación “

NUESTRO NOMBRE

El nombre evoca el hecho histórico más relevante del Partido de Tigre en el año 1806, el desembarco de Liniers a orillas del Río de las Conchas, hoy Río Reconquista. Estaba camino a participar con sus tropas en la reconquista de Buenos Aires en poder de los ingleses. Numerosos vecinos se unieron a dichas tropas según consta en documentación de la época, resguardada en el actual Museo de la Reconquista, lugar donde pernoctó Liniers.

También el nombre se refiere a la permanente reconquista de valores que consolidan la dignidad del ser humano. La reconquista de relaciones que hagan de éste un mundo más justo y generoso, en el cual puedan plasmarse las aspiraciones en realidades.


NUESTRO LEMA

Porque la educación se construye día a día al interactuar los unos con los otros, al tejer una trama compartida. Porque es indispensable andar juntos familias y quienes hacemos Colegio, elegimos nuestro lema:

”…construyendo juntos la educación”


NUESTRO LOGO

Anselmo Piccoli, destacado artista plástico perteneciente al grupo del Maestro Berni, fue quien formó en artes visuales a María Virginia durante varios años. Con el generoso asesoramiento del Maestro tomó forma la imagen inicial:

Las letras C y R entrelazadas en un campo dorado que las ilumina a manera de sol.

Los colores rojo y negro expresan sentido otorgado por la pintura, la psicología, la literatura, así como del diseño la dimensión de las líneas, base del logo.