Ideario

La educación que se imparte busca lograr la conjunción cultura-fe, teniendo en cuenta que educación y evangelización son acciones que interactúan para formar un hombre nuevo.

Este hombre nuevo debe ser considerado como un ser racional libre, dueño de sí, único, creativo, perfectible aunque limitado por su propia naturaleza.

Debemos formar un ser:

  • En relación filial con Dios.
  • Con una actitud crítica que dé respuesta  frente a las necesidades de sus hermanos.
  • Integral, que obtenga lo mejor de sus capacidades humanas y espirituales.
  • Que centre su vida en los valores que nacen de la enseñanza evangélica: dignidad del hombre  y su realización como ser humano en actitud de servicio para el bien de los demás.
  • Que reconozca y valorice la diversidad como inherente a las personas y a la sociedad.
  • Estos principios se irán desarrollando en los apartados que se encuentran a continuación.