Sinakt

CircoTeatroDanza








Nosotros

De niña, cada año frente a mi casa, ví a un circo levantar su gran carpa. Llegó con caravanas cargadas de todo tipo de objetos más raros que ellos solos. Yo -fascinada- lo observé. Un día, a cambio de algún trabajito, me regaló una mágica y brillante entrada llena de aspectativas ...

De noche soñaba con volar. Al principio y con un gran esfuerzo de concentración, apenas conseguía levantame de la silla. Pero noche tras noche, volar se volvió más fácil y podía moverme libremente por el aire a todas las partes de la casa.


Elisa Waldner